Blogs

Entradas con etiqueta ‘akasvayu’

Sada y Saúl Blanco, las revelaciones

Lunes, 28 Abril 2008

Cuando restan dos jornadas para la finalización de la liga regular es un buen momento para analizar ese grupo de jugadores que no han acaparado tantos titulares como los Rudy, Reyes, Gasol y compañía pero que recordarán esta temporada como una de las más importantes de su trayectoria por ser la de su consolidación definitiva como jugadores importantes en la ACB.

Dentro de este grupo de jugadores me gustaría empezar hablando de Víctor Sada. El jugador formado en las categorías inferiores del F.C.Barcelona es, junto con Raúl López el base en mejor estado de forma de la competición. A su habitual intensidad defensiva y su colaboración en el rebote está mostrando un buen criterio a la hora de dirigir y está resultando fundamental para el buen hacer del equipo gerundense que ha consolidado su posición de play offs tras sus victorias de mérito en Málaga y Las Palmas. Mientras hay jugadores que tiran la puerta que conduce al éxito de manera rápida amparados en un talento descomunal, Sada representa a ese grupo de jugadores que, amparados en su capacidad de sacrificio y su constancia consiguen poco a poco adaptarse con éxito a las necesidades que requiere una competición tan exigente como la ACB.

Otro de los jugadores destacados en estas jornadas finales está siendo Saúl Blanco. El jugador formado en el Centro Siglo XXI de Fadura está ratificando todo lo bueno que apuntó en la temporada pasada. A sus grandes condiciones físicas ha sumado interesantes mejoras en su capacidad para crearse sus opciones de anotación, consolidándose como un buen tirador al que no le tiembla la mano en los momentos decisivos de los partidos. Su aportación ha sido decisiva para la permanencia de Alta Gestión Fuenlabrada en nuestro baloncesto y, a buen seguro será una de los jugadores más cotizados en el mercado este próximo verano porque su juventud y su calidad en ambos lados de la pista le hacen un jugador muy interesante para cualquier equipo. La evolución del jugador asturiano es un perfecto manual para todos los jugadores jóvenes que pretendan consolidarse en el máximo nivel. Capacidad de superación para mejorar aquellos aspectos del juego que son prioritarios para su posición y buenas decisiones para elegir los equipos donde desarrollarse, tanto en liga LEB como en ACB prefiriendo jugar minutos que ocupar un sitio en una plantilla con menos posibilidades de juego.

El otro Gasol

Lunes, 24 Marzo 2008

Buen partido el del sábado pasado en Fontajau entre el Akasvayu Girona y DKV Joventut, frente a frente dos de los equipos en mejor momento de forma de la competición. Los de Girona demostraron que han acertado con los cambios de piezas que han realizado (McDonald es mejor escolta que base y Daniels es más versátil que Vroman) y la “Penya” echó en falta una mayor capacidad anotadora de sus pívots en situaciones cercanas al aro.

El partido sirvió para ver en acción a dos de nuestros jugadores interiores llamados a ser piezas fundamentales del baloncesto nacional en los próximos años, dos jugadores marcados por un momento común que ha determinado su trayectoria posterior como jugadores, el momento en el que Pepu Hernández tuvo que elegir entre uno de los dos para completar el equipo nacional de cara al Campeonato del Mundo de Japón 2006.

En ese momento, muchos pensábamos que Hernández Sonseca tenía más papeletas para ir al campeonato por la escasa participación de Gasol en el Barcelona de esa temporada pero el seleccionador decidió que Gasol encajaba mejor en el equipo nacional y su decisiva participación en la competición, especialmente en la final, corroboró la decisión de Pepu.

Para Gasol, esa decisión marcó un punto de inflexión en su carrera. Apostó por buscar minutos fuera del club de toda su vida y se convenció de que podía ser un jugador decisivo. Desde entonces se ha convertido en el pívot más determinante del campeonato, su evolución física le ha hecho marcar diferencias cerca del aro, ha mejorado su movilidad, ha ampliado su gama de movimientos en el poste bajo y empieza a asomar ese lanzamiento exterior que empleaba con gran acierto en categorías inferiores. Además, sus declaraciones públicas le muestran como un jugador maduro, con la cabeza bien amueblada y consciente de la necesidad de evitar cualquier paso en falso.

El siguiente punto determinante en su trayectoria vendrá marcado por la decisión que tome en verano. Deberá decidir si embarcarse en la aventura americana en un equipo poco atractivo, con un estilo poco adaptado a sus características pero con la sensación de que disfrutará de bastantes minutos o consolidarse en el baloncesto europeo tan necesitado de grandes pívots.