Blogs

Entradas con etiqueta ‘Amare Stoudemire’

Steve Nash no hace mates

Mircoles, 29 Febrero 2012

Uno que mira el All Star de la NBA con cierta nostalgia de lo que fue en su momento y de lo que parece ser ahora, intenta seguir rescatando alguna imagen que le anime a seguir creyendo que ese Fin de Semana tiene algo que ver con el deporte. El partido dejó algunos saltos portentosos, unos cuantos triples de Lebron James, la certeza de lo bueno que es Kevin Durant y la imagen de un tipo preguntándose si no le habían mandado en un coche hacia el futuro, Steve Nash.

Steve Nash tiene 38 años y aún es uno de los mejores bases de la NBA, es más, si nos pusiéramos muy dogmáticos con el término BASE diríamos que es el mejor y de los pocos bases de la Liga. Pero el juego camina hacia otra cosa y, dentro de poco,  jugadores como Nash ni siquiera serán llamados bases, como mucho, tendrán la coletilla de suplentes al lado. El jugador canadiense es el último exponente de una forma de entender el puesto y el baloncesto, la de aquellos jugadores que creen que el juego pasa más por la cabeza que por las piernas. A diferencia de los fantásticos (no diré yo que no) Derrick Rose o John Wall, Steve Nash no se preocupa de morder el aro sino de acariciar el balón, de ponerlo en las manos adecuadas en cada momento y de llevarlo al ritmo que demanda cada situación.

Creo que Steve Nash ha sido un jugador enormemente reconocido en la Liga, ha conseguido que buenos jugadores como Stoudemire tengan contratos de súper estrellas y que los actuales mediocres Suns aún tengan noches más que dignas. Como en otros muchos jugadores de su “especie”, a veces se le ha acusado de falta de carácter competitivo, quizás porque no ha tenido la “habilidad” para exagerar sus virtudes que muestran otros jugadores. Su aspecto frágil comparado con sus rivales no debe engañanarnos en este aspecto. Nash es un excepcional competidor, lo demostró cuando estaba en un equipo ganador al que siempre sacó mucho más de lo que daba la plantilla y lo demuestra ahora en la peor plantilla de Phoenix Suns de los últimos años. Nadie juega a este nivel a los 38 años en la NBA sin ser un excelente competidor y sin tener mucho orgullo. Nash tiene baloncesto para dar y regalar y también mucho amor propio. La retirada se acerca pero aún no quiere abrazarla porque aún sueña con ganar un título, bien merecido que sería. Mientras tanto y aunque Phoenix Suns no motive mucho, recomiendo a los que se empiecen a aproximar al baloncesto que echen un vistazo a ese base blanco de pelo desaliñado con una ejecución de lanzamiento majestuosa. Lo sé, Nash “no la mete para abajo” pero merecerá la pena.