Blogs

Entradas con etiqueta ‘Begic’

El Partido

Jueves, 9 Mayo 2013

Leo y escucho muchos análisis sobre la semifinal de la Final Four entre Real Madrid-Barcelona Regal de la Euroliga, por muchos partidos que hayan disputados en el último año nos afanamos por encontrar aquellos aspectos que pueden resultar decisivos para definir el resultado. A veces, intentamos rascar demasiado porque siempre hay un porcentaje que escapa de la táctica, que tiene relación con el manejo de las emociones y con la capacidad de aprovechar las oportunidades que van apareciendo con el paso de los minutos. Estamos ante un partido del que está todo o casi todo dicho pero cuyo nivel aún puede hacer que nos sorprenda.

No hay favorito. El Real Madrid ha sido muy superior en la Liga pero los últimos partidos entre ambos equipos (incluso el de la última derrota del Barcelona hace unas semanas) han mostrado que el conjunto de Xavi Pascual tiene las ideas bastante claras de cómo jugarle al Real Madrid. Las bajas de Mickeal y los problemas físicos de otros jugadores como Jawai no deben ser minusvalorados pero a estos equipazos se les debe obligar a responder ante cualquier circunstancia adversa, de otra manera no se entendería tener plantillas de más de 12 jugadores, un verdadero lujo.

La línea entre la especulación y la certeza es demasiado fina en las horas previas a un encuentro de este tipo. Cualquiera de las siguientes afirmaciones se mueve entre ambos términos. Aventuramos que Pascual empezará el partido poniendo muchos balones cerca del aro para Lorbek (un clásico entre estos equipos que los tres o cuatro primeros ataques sean buscando castigar a Mirotic cerca del aro)  y para Tomic. Quizás, por lo visto en el último encuentro, Pablo Laso responda jugando mucho con Begic intentando meter en problemas de faltas a Tomic, más ahora que Jawai está tocado. No tengo tan claro el papel que Laso otorgará a Suárez, acertaría en mi opinión si en los primeros compases trata de que el jugador madrileño tenga presencia en las acciones ofensivas de su equipo.

LLull y Marcelinho. Revisando los partidos previos entre estos dos conjuntos se deduce que Pascual no tiene muchos problemas en que Llull sea el jugador exterior con más lanzamientos del Real Madrid. Su defensor exagera las ayudas, la prioridad es que no tiren Carroll y Rudy Fernández pero no hay tanto problema en que lo haga Llull al que parecen castigarle con la ansiedad que le provoca verse tantas veces liberado para lanzar. Me provoca mucha curiosidad ver cómo responderá el jugador balear ante esta “provocación defensiva” que le suele preparar el Barcelona. Por los catalanes, siempre he defendido la influencia de Marcelinho Huertas en su rendimiento, su conexión con Tomic en el juego de bloqueo directo está perfectamente consolidada pero su nivel defensivo condena a Xavi Pascual a ese juego que tan poco gusta a los entrenadores de echar cuentas si lo que aporta en un lado de la pista lo compensa en el otro. En mi opinión, Huertas es un tipo bastante fiable en estos encuentros y es probablemente el factor clave que marcará las opciones del Barcelona porque, a priori, es una posición en la que el Real Madrid en global es superior al Barcelona.

Los de siempre y las zonas. Desde que Xavi Pascual cambió el destino de la Liga con sus defensas alternativas en el cuarto partido de la pasada final le ha cogido el gusto a plantear defensas zonales en partidos de máxima trascendencia. El Real Madrid cuenta con muchos y buenos tiradores pero no logra una circulación de balón fluida contra este tipo de defensas contra las que suele abusar del uso del dribling. La zona de Pascual no será una sorpresa para Pablo Laso pero no por eso hay que pensar que no tendrá un buen resultado, a lo mejor hasta la emplea desde el comienzo del partido.

Muchas palabras de un Real Madrid-Barcelona y ninguna dedicada a jugadores como Navarro. Aunque parezca lo contrario, es un homenaje. No hay incertidumbre, se lo ha ganado, estará impresionante, como siempre, y si no, da igual.

El Madrid y los Pívots

Mircoles, 20 Febrero 2013

En la impresionante plantilla del Real Madrid siempre se ha señalado a los jugadores interiores como los elementos más débiles. La pasada derrota en la Copa del Rey frente al Barcelona ha vuelto a poner en el centro del debate la necesidad o no de un refuerzo en esa posición. Manteniendo que los clubes del nivel del Real Madrid siempre deben estar atentos a lo que pueda ofrecer el mercado considero que en todo este debate de los pívots ha vuelto a aparecer en cierta medida ese exagerado tremendismo que acompaña cualquier tropiezo de los grandes.

Tomic y los sustitutos. El rendimiento de Ante Tomic en su temporada en el Real Madrid no daba para pensar en una apuesta firme por él en forma de un contrato alto, eso es así. El jugador croata necesita continuidad en el juego y tener mucho contacto con el balón para mantenerse mentalmente en los partidos. Compro la idea de que ninguno de los jugadores que ocupan los minutos que jugaba Tomic parece mejor jugador que el croata pero debemos tener en cuenta factores que pueden influir en su rendimiento. Por un lado debemos valorar que, salvo Mirotic y Reyes, el resto de jugadores interiores de los blancos (Begic, Hettsheimeir y Slaughter) no tienen una estabilidad de minutos garantizados y su rol depende de las necesidades del partido, de las características del rival y de su rendimiento cuando aparecen en pista. A veces disponer de una plantilla amplia tiene un lado perverso que obliga a los jugadores a estar preparados para rendir al máximo independientemente del tiempo que les toque jugar, no todos los jugadores lo logran, de hecho creo que especialmente Begic y Hettsheimeir tienen un cierto déficit de confianza cuando entran con los partidos en marcha y muestran un mejor rendimiento cuando forman parte del quinteto inicial.

El plan de juego. No creo que el sistema de juego del Real Madrid impida el brillo de los jugadores interiores,  lo que sucede es que sus jugadores exteriores son de tal calidad que no se puede pensar que pasen por los partidos de puntillas. Llull, Sergio Rodríguez, Carroll y Rudy Fernández necesitan tener el balón en sus manos. Con esta premisa, los interiores son más finalizadores que generadores aunque es verdad que en determinados momentos de los partidos de máximo nivel quizás se eche en falta un jugador que libere a los exteriores y que sea una verdadera amenaza cuando le pones el balón en el poste medio. Por ahí quizás esté el margen de mejora para próximas temporadas y digo para próximas porque creo que la marcha del equipo no da para que ningún jugador sea sustituido.

Uno a uno. Asumiendo que Mirotic es un jugador de perfil diferente de sus compañeros por su capacidad para generar dentro y fuera y que Felipe Reyes juega bien o muy bien 9 de cada 10 partidos, participe 15, 20 ó 25 minutos, queda detenerse en Begic, Slaughter y Hettsheimeir. Mirza Begic está rindiendo peor que cuando competía por minutos contra Tomic. Una paradoja o quizás no, ya que puede que esa supuesta mayor responsabilidad que él puede haber interiorizado le esté frenando más que ayudando. Slaughter está cumpliendo con lo que se esperaba de él, es un especialista que permite alternativas defensivas agresivas, un jugador interior móvil que puede acabar contraataques y jugar por encima del aro pero al que hay que darle las canastas más que hechas. Hettsheimeir aún está buscando su sitio y sería bueno que lo encontrara cuánto antes porque es un jugador con margen de mejora y que puede dar un salto de calidad a un equipo ya de por sí admirable. El brasileño es un buen reboteador y puede anotar desde varias distancias pero se está echando en falta cierta energía en el juego que sí desplegaba en sus anteriores clubes. Quien sabe si la responsabilidad le está bloqueando o aún es demasiado pronto para medirle teniendo en cuenta su reciente inactividad pero yo soy de los que piensa que el ex jugador de Cai Zaragoza tiene cualidades para ser un jugador importante en este equipo, veremos.

Y después de los árbitros ¿Qué?

Jueves, 31 Mayo 2012

Es un poco frustrante que el debate en torno a los árbitros esté centrando una buena serie de baloncesto entre Caja Laboral y Real Madrid. Es cierto que estas cosas han pasado siempre y que al fin y al cabo los protagonistas de la polémica se benefician de la impunidad que impera a la hora de declarar cualquier barbaridad (porque no va a sancionarse Querejeta a sí mismo) pero la realidad es que el Real Madrid debió ganar el segundo partido y tuvo opciones para hacerlo. Independientemente de que pudiera ser perjudicado en acciones puntuales, esa derrota ha dejado al equipo de Pablo Laso en una opción nada agradable a priori, jugarse su continuidad en la competición en el Buesa Arena frente a un Caja Laboral en su mejor momento anímico de la temporada. (more…)

Pizarra y coraje

Domingo, 19 Febrero 2012

Leo lo escrito ayer y no evito sentirme con esa sensación de “zas en toda la boca”. Me alivia pensar que opiniones seguramente más doctas que la mía también consideraban favorito al Barcelona Regal, una condición ganada a pulso en la presente y en las pasadas temporadas.

Todo lo dicho otorga más valor a la extraordinaria victoria del Real Madrid. El equipo dirigido por Pablo Laso ha cumplido con la premisa exigida para ganar a un rival como el Barça, jugar un partido muy cerca de su mejor límite.

Pablo Laso. El técnico madridista ha asumido la iniciativa táctica desde los primeros momentos. En defensa ha concedido tiros libres a costa de mandar el mensaje al Barcelona de que el equipo se había dejado su aureola de “blando” en la caseta. El mensaje no se quedó ahí, en ataque jugó las primeras opciones con Carlos Suárez contra Pete Mickeal, traducido ” yo pienso que tengo una ventaja dónde tú crees que eras superior”. El partido necesitaba de dureza defensiva y Carroll y Sergio Rodríguez se veían perjudicados en las rotaciones. Laso esperó su momento. El de Rodríguez no llegó porque Llull estuvo dominador de cabo a rabo pero el de Carroll sí, y fue decisivo.

El momento de Carroll es muy representativo de la mentalidad con la que el Real Madrid ha afrontado el partido. El Barça apretaba y el partido tenía un tufillo similar al que disputó el equipo catalán en semifinales contra Caja Laboral. Pero el coraje en la dirección de Laso dio una vuelta de tuerca más obligando a su equipo a jugar permanentemente para castigar la defensa de Juan Carlos Navarro. Esto es, “no voy a dar un paso atrás, voy a seguir buscándote las cosquillas”. El acierto de Carroll ha otorgado más valor a la decisión de su entrenador y ha dado el empujón definitivo para un grupo que, en muchos momentos, ha ridiculizado a la mejor defensa vista en Europa en muchos años.

Llull y mucho más. Sergi Llull ha sido un merecidísimo MVP. Más sereno que habitualmente (incluso en sus modélicas declaraciones post partido) y decisivo en acciones puntuales del encuentro. Parece claro que el jugador balear explota más su físico contra bases que contra escoltas. Es cierto que aún tiene margen de mejora en la dirección pero LLull es un claro ejemplo de cómo ha evolucionado la posición de base en los últimos años. Sergi  no es menos base que el 90% de bases de la Liga Endesa. Si se deja enseñar mejorará su capacidad de dirección sobre todo cuando dentro de aún muchos años su descenso de nivel físico le obligue a pensar más. Su nivel  de la final parece mostrarnos que es un jugador que se deja enseñar, que siga así.

LLull y Carroll aparte, el nivel general del Real Madrid ha sido extraordinario. Suárez ha superado a Mickeal y ha mandado los primeros mensajes de carácter a sus compañeros, Begic ha mejorado lo que ha realizado el mermado Tomic y Pocius y Felipe han sellado las grietas que Navarro y Lorbek han generado en la defensa blanca en el tercer cuarto.

Y el Barcelona. El equipo de Xavi Pascual no ha encontrado el partido que esperaba. No pensaba que el Real Madrid iba a competir al nivel físico que lo ha hecho y se ha visto enormemente sorprendido. Desde el primer momento mostraba síntomas claros de un equipo tenso, cuestionando demasiado las decisiones arbitrales y pasándose el balón con menos frecuencia y calidad que en otras ocasiones (sólo 3 asistencias al descanso). Entrenador y técnicos se han ganado todo el crédito del mundo, el tiempo dirá que secuelas deja esta derrota.

Creer y Dudar

Viernes, 6 Mayo 2011

Comienza la Final Four de Barcelona. La más abierta de los últimos años, con el Real Madrid como único representante español, con el reto de volver a conquistar una competición que hace mucho tiempo que se le resiste. Realizar cualquier pronóstico sobre el ciclotímico equipo madrileño es un riesgo considerable si nos atenemos por las múltiples personalidades mostradas por el grupo durante toda la temporada.

¿Por qué creer ?

- Hambre. Se supone que el equipo saldrá a morir en la pista. Es el único equipo de los cuatro que ni siquiera es el mejor conjunto de su  país. Ha logrado la clasificación de manera muy meritoria y se enfrenta a rivales, probablemente algo más sólidos, pero sin duda alcanzables a un partido, eso es lo que debe pensar.

- Recursos. El juego interior formado por Tomic, Fischer, Reyes, Mirotic y Begic debe ser el eje sobre el que gire el juego madrileño, desde las ventajas que se generen dentro pueden producirse lanzamientos exteriores más librados. El peor Real Madrid es el que apenas circula el balón, se olvida de jugar dentro e ignora que también se puede jugar en velocidad.

- Sin presión. La sensación general es que todavía no es el momento del Real Madrid, que esta Final Four es el primer paso de un proyecto que se supone crecerá en los próximos años por la juventud de muchos de sus jugadores. Esta situación, bien conducida, puede ser de mucha utilidad para q el equipo juegue liberado y sea capaz de ofrecer su mejor nivel en este tipo de partidos.

- ¿Por qué dudar?

- Irregularidad. Si el Real Madrid quiere ser campeón de Europa tendrá que realizar de manera consecutiva dos de sus mejores partidos del año. Hablamos de un equipo al que le cuesta mantener el nivel durante 10 minutos seguidos, acostumbrado a decidir la suerte de sus encuentros por pajarones monumentales o derroches baloncestísticos en un cuarto. La Euroliga solo se ganará si esto cambia radicalmente y el equipo se muestra más sólido en ambos lados del campo.

- Defensa, el uno y el cinco. La estructura defensiva del Real Madrid se ve penalizada por los problemas defensivos en las posiciones de base y pívot. Prigioni se ha sentido más cómodo defendiendo escoltas que bases y Sergio Rodríguez, aunque mejora, no es lo soficientemente sólido. En los pívots,  Tomic sufre mucho y Fischer es un gran taponador pero no un buen defensor, tiene tendencia a utiliza mal las piernas y conceder demasiadas ventajas a los atacantes.

- La estrella. El Panathinaikos tiene a Diamantidis, Siena a McCalebb y Macabi a Pargo y el Real Madrid?. Durante todo el año he hablado sobre la necesidad que tiene el grupo de encontrar una referencia exterior de primer nivel que con su presencia descargue de presión a jugadores como Llull. En ausencia de ese jugador de primerísimo nivel, jugadores notables como LLull, Tucker o Suárez deben estar a un nivel altísimo para que el Real Madrid pueda competir de igual a igual con sus rivales.

Lo mejor y peor de la primera jornada

Jueves, 10 Febrero 2011

Lo mejor:

- La defensa de Power Electronics Valencia. LLevaron su capacidad física al límite e impidieron jugar con comodidad al Blancos de Rueda Valladolid. Los pucelanos llegaban a atacar  con la lengua fuera.

- El talento: Los mejores jugadores de la primera jornada son representantes del talento en su máximo expresión.  De Colo, Claver, Carroll y Sergio Rodríguez dejaron los mejores detalles técnicos de la jornada. De Colo y Rodríguez son dos bases geniales que luchan contra los mismos demonios, la constancia, la regularidad y la defensa. Carroll es un anotador compulsivo que está acostumbrado a generarse constantemente sus propios tiros. Claver es el jugador con mayor potencial del baloncesto español desde Pau Gasol.

- La mentalidad de Gran Canaria. Nuevamente cayó en cuartos pero hizo un partido más que digno. Huyó de lamentos por la baja de Savané y logró poner a prueba la tensión con la que siempre afronta esta competición el anfitrión.

- Messina-Mirotic. Es digna de alabar la confianza que muestra el técnico italiano en su joven perla. Realizó un partido discreto (sobre todo en la defensa del uno contra uno) pero le dio la oportunidad de jugar minutos decisivos.

Lo peor.

- Esta vez no tan valientes. El Blancos de Rueda Valladolid no había lanzado ningún tiro libre al descanso de su partido. Impresionados por el músculo y la altura del Power Electronics Valencia les faltó agresividad en sus acciones ofensivas, cuando se vieron 10 puntos por debajo, la Copa se les cayó encima. Un borrón que no empaña su excelente temporada pero que, como el equipo ambicioso que es, seguro que lamentan.

- El arbitraje del Real Madrid-Gran Canaria. Empezaron queriendo demostrar que no les impresionaba la condición de anfitrión del Real Madrid. Después se dieron cuenta de su error y fueron muy rigurosos con el “Granca” el segundo cuarto. El resto del partido fue un recital de ejercicios compensatorios en ambas canastas.

- Algunos nombres propios. Slaughter y Robinson en Blancos de Rueda no encontraron la opción de ayudar a su equipo. Clay Tucker  volvió a dar argumentos a sus críticos fallando demasiados lanzamientos fáciles y perdiendo claramente en su duelo con Jayce Carroll. Por último Jim Moran mostró de nuevo su versión 2010-2011 que dista mucho de lo mostrado en su trayectoria en el equipo insular.

Messina-Begic. A día de hoy es difícil defender el cambio Begic-Garbajosa, quizás en unos meses…

De sillas, árbitros y otras historias

Lunes, 24 Enero 2011

No era Salónica ni Atenas, era Badalona. Lástima que algún estúpido haya manchado el buen nombre de una afición excepcional con el lanzamiento de una silla al campo, un hecho tremendamente esporádico en la ACB que así debe considerarse y que debe interpretarse como un toque de atención en la labor pedagógica que todos debemos realizar para que la cordura reine en todo lo que rodea a los partidos.

Injustificable el lanzamiento de la silla y desconcertante, y van unos cuantos, el arbitraje de Badalona. Para mí, sin ninguna trascendencia en el resultado, pero irritante en cuanto a la aplicación del reglamento en tanto en cuanto las mismas acciones pueden pitarse de manera muy distinta la próxima semana. Los colegiados españoles siguen encatados de haberse conocido, se reconocen como los mejores de Europa pero cada año el nivel no hace más que bajar y bajar. La humildad es un elemento esencial para el progreso, no solo de jugadores y entrenadores.

La jornada nos deja también la nueva incorporación del Real Madrid, el lituano de 2,20 en su país y 2, 15 en España, Begic. Es el sexto pívot de la plantilla, el séptimo si contamos a Velickovic. Un buen jugador, sin duda, pero inferior a Tomic y Fisher. Nos lo intentan vender como especialista defensivo, pero es simplemente un  gran taponador, que no es lo mismo. Una oportunidad del mercado, dicen en el Madrid, aunque no deben andar muy convencidos porque nadie se atreve a reconocer la autoría del fichaje. El equipo parece mucho más sólido y los roles andan más que definidos, me temo que Begic va a tardar muy mucho en ponerse en forma…

Sorprende la nueva derrota del Caja Laboral que no ha reaccionado muy bien al fichaje de Batista, no porque el uruguayo no esté aportando sino porque su presencia ha  reducido la importancia en el juego de Barac, ya sabéis aquello de vestir un santo para desvestir otro. El actual campeón acumula ya 7 derrotas y lo más preocupante una ausencia importante de liderazgo en el campo. Se echa en falta un jugador exterior capaz de asumir la responsabilidad en ataque y no permitir que los equipos puedan cerrarse tanto sobre el juego interior vitoriano, seguro que Ivanovic ya lo ha pedido y Querejeta está en ello. Dudo que el Caja Laboral fiche otro pívot..