Blogs

Entradas con etiqueta ‘Bojan Bogdanovic’

España y el cántaro

Lunes, 8 Agosto 2016

Muchos componentes del equipo español se habían encargado de anunciar que el equipo llegaba corto de forma a la cita olímpica. Las dificultades en las semanas previas en forma de lesiones y ausencias puntuales de jugadores y, sobre todo, el hecho de no contar con Gasol hasta las dos últimas semanas habían determinado la preparación para la cita olímpica.

Una de las virtudes del ciclo Scariolo ha sido evolucionar al equipo durante las competiciones identificando aspectos de mejora cuando aún había tiempo y margen para optar a todos los objetivos. En Brasil, la capacidad de lectura del técnico italiano y sus ayudantes volverán a afrontar otro reto después de la primera derrota ante Croacia.

Más allá de la sorpresa del resultado, me ha llamado la atención que España haya dejado escapar el encuentro después de dominar con autoridad durante la mayor parte del mismo. La táctica croata de flotar descaradamente a Ricky Rubio y dedicar a su hombre a ayudar permanentemente en situaciones interiores afectó mentalmente al base de los Wolves pero no tuvo grandes efectos prácticos porque España jugó buenas situaciones de pase dentro-fuera y porque aceleró la puesta en escena de un Sergio Rodríguez que tuvo momentos brillantísimos. A los mandos del “Chacho” y con Gasol y Mirotic muy acertados, España parecía que no tendría problemas para llevarse el partido porque su actividad defensiva bastaba para que los croatas, muy dependientes de Bogdanovic, no parecieran inquietar demasiado.

Si España no sentenció el encuentro se debió a que muchos jugadores no acabaron de engancharse al partido. Rudy Fernández aportó mucho en defensa pero se mostró bastante dubitativo y poco participativo en ataque, Claver no encontró su sitio (creo que jugando de cuatro aportaría más)  y Navarro y Rubio tampoco encontraron el aro en ningún momento. Veremos si Scariolo revisa una rotación muy anunciada desde la preparación y da más espacio a Abrines y Calderón, inéditos contra Croacia.

No hay que desmerecer a Croacia, un equipo justo de talento pero con más corazón que otros grupos recientes y bien dirigidos por Petrovic. Además de “despreciar” a Rubio supo jugar situaciones contra elementos débiles de nuestra defensa e insistió a sus jugadores en la importancia del rebote en ataque para evitar que España jugara situaciones rápidas. Las mayores costuras de nuestra selección actualmente se ven en el juego en media pista. Si España no juega en transición es más previsible porque muchos jugadores (Llull, Rudy, Ricky) encuentran más problemas para aportar. Asumiendo que en ataque los ajustes irán llegando poco a poco, España debe engancharse a su trabajo defensivo para ir consiguiendo victorias. En este aspecto será básico que Gasol deje a un lado cierta pasividad y que, como se logró durante muchos minutos contra los croatas, los jugadores exteriores limiten la circulación fluida del balón. La mejora en ataque vendrá desde el trabajo en defensa y rebote.

El próximo partido contra Brasil será otro reto complicado, los brasileños perdieron con Lituania pero su segunda parte les reforzará para próximos eventos. En esos 20 minutos avisaron de lo que nos espera, dureza defensiva al límite, agresividad en el rebote de ataque y cierta anarquía ofensiva que es el terreno donde mejor se desenvuelven varios de sus jugadores. España tiene argumentos de sobra para enfrentar las virtudes de Brasil pero necesita ser más constante en su intensidad defensiva y encontrar recursos ofensivos para los minutos en los que Gasol no esté en pista.

El Rookie del año

Jueves, 20 Noviembre 2014

Decían que la generación actual de novatos de la NBA era una de las mejores de los últimos años. Los Wiggins, Parker, Embidd, Randle, Gordon, Exum y compañía se presentaban como proyectos de futuras estrellas. Las lesiones de Embidd, antes de comenzar la temporada y Randle nos privarán de especular cuál será su impacto y progresión en la competición hasta que estén recuperados mientras que Wiggins, Parker y Exum están demostrando que  son chicos con gran talento pero también algo inmaduros técnica y sobre todo tácticamente, algo lógico si atendemos a su edad e inexperiencia en el baloncesto de alto nivel.

De los tres, Jabari Parker parece el más preparado en este momento y no parece un riesgo aventurar que acabará la temporada como el jugador-franquicia de Milwaukee Bucks y levantando el trofeo de Rookie del año. En cualquier caso, si el trofeo se decidiera ahora mismo, el ganador en mi opinión debería ser Bojan Bogdanovic, el jugador croata de los Brooklyn Nets.

La trayectoria deportiva de Bogdanovic tiene apuntes curiosos. Su destacado nivel en categorías inferiores llamó la atención a los responsables de cantera del Real Madrid . Fue quemando etapas pero parecía que según pasaba categorías formativas su nivel no progresaba de la misma manera. En categoría cadete era de lo mejor de Europa, en Junior también, pero no tanto, y después  pareció perderse en ese mar de dudas que embarga a muchos jugadores que no acaban de hacerse un hueco en la élite de manera inmediata.  El Real Madrid intentó “activarle” con su cesión a Murcia pero tampoco allí tuvo protagonismo.  A la edad que ahora tienen Wiggins y Parker, Bogdanovic regresó a Croacia y allí pareció liberarse de la presión y comenzó a responder a las expectativas. Su rendimiento en la Cibona y, sobre todo, con el equipo nacional situaron a Bogdanovic en el primer plano europeo, hecho que consolidó en su última etapa en Turquía donde, sin duda, fue de lo poco destacable del errático Fenerbahce.

El impacto de Bogdanovic en la NBA no sorprende. A sus 25 años ya tiene la experiencia de liderar equipos, ha disputado varias ediciones de la Euroliga y se ha medido con los mejores jugadores del mundo con su selección. La sensación que transmite en la cancha es de una madurez admirable mezclada con ese atrevimiento y carácter competitivo digno de su origen. Es el debutante en la NBA que más minutos juega (más de 31 por partido) y todo hace indicar que estamos asistiendo a los primeros partidos de un jugador que hará carrera y larga en la mejor competición del mundo por su conocimiento del juego y su facilidad para interpretar qué se necesita de él en cada momento.

Bogdanovic es el heredero de aquella idea que representó en su momento Ginóbili e imitaron Scola y Splitter entre otros. Frente a otros jugadores que apuestan por desembarcar en la NBA con escasas vivencias competitivas a sus espaldas, el jugador croata ha preferido demorar algo su partida para asegurar que el “salto” tuviera una red más sólida que le protegiera. Su apuesta parece tener todo el sentido del mundo y está avalada por la confianza que le está ofreciendo su franquicia, los Brooklyn Nets. En la generación de rookies más esperada de los últimos años, el jefe, a día de hoy, es Bogdanovic.