Blogs

Entradas con etiqueta ‘Celtics’

Orgullo Celta

Viernes, 6 Junio 2008

Mis primeros recuerdos de baloncesto están muy relacionados con aquellas finales Lakers-Celtics de los ochenta. Las inevitables comparaciones surgieron en cuanto observé el parquet del Banknorth Garden de Boston, parecido, pero no igual al del mítico Boston Garden. Un vistazo a los físicos de los jugadores de ambos equipos me avisaba de la evolución del baloncesto en todos estos años.

El base de aquellos magníficos Celtics era Denis Johnson, un base fuerte, poco definido y, si se me permite la expresión, bastante “culón”, pero con una extraordinaria capacidad competitiva y un apabullante conocimiento del juego. El base del actual equipo de Boston, apenas rebasa los 20 años, tiene brazos kilométricos, poderosos hombros, es tremendamente rápido y su conocimiento del juego se reduce a intentar anotar constantemente y utilizar el bote sin saber muy bien para qué. Responde al nombre de Rajon Rondo y, seguramente, en un par de años será uno de los mejores bases de la liga. Anoche, todo evocaba recuerdos, pero todo era radicalmente distinto.

Sólo hubo un factor que me resultó gratamente familiar, el orgullo de un equipo campeón que supo revolverse ante una situación adversa y honrar a su historia con una demostración de carácter que apabulló por completo al equipo californiano. En el final del segundo cuarto y comienzo del tercero, la sensación era de un dominio absoluto de Los Ángeles Lakers. Bien es cierto que la distancia nunca fue excesiva pero su juego de pases y su paciencia para encontrar la mejor opción de tiro superaba a la precipitación del equipo local. Cuando Pierce anotó dos triples consecutivo después de su “lesión” el partido cambió radicalmente. De repente, los Celtics manejaron excelentemente el pase extra y los Lakers no encontraron la respuesta adecuada en el “Bryantsistema” que esta vez no sólo no resultó suficiente sino que pareció inadecuado dado lo bien que había jugado el equipo cuando había implicado a más jugadores.

Creer o no creer en los Celtics

Jueves, 3 Abril 2008

Después de varias temporadas de transición, sin la idea de un proyecto sólido a la vista, los Boston Celtics conseguirán alzarse con el mejor  récord de la liga regular en la NBA y dispondrán de ventaja campo en todas las eliminatorias por la lucha por el título. La llegada de jugadores importantes en la competición como Kevin Garnett y Ray Allen y el crecimiento de jóvenes como Perkins, Davis y, en especial Rajon Rondo, (a buen seguro, en dos o tres años, uno de los mejores bases de la competición) han situado a la legendaria franquicia en una situación inmejorable para obtener su decimoséptimo anillo.

Bajo la dirección de Glen Rivers los Celtics han exhibido una solidaridad defensiva envidiable  y, sobre todo, se han mostrado tremendamente fiables en los partidos contra los mejores equipos de la competición, en muchos de ellos con la ausencia de Garnett. Además, los integrantes del “Big Three” formado por el propio Kevin Garnett, Ray Allen y Paul Pierce  han mostrado buena dosis de generosidad en beneficio del bien colectivo.

Sin embargo, ninguno de estos excelentes datos parecen suficientes para otorgar a los del estado de Massachusets el cartel de favoritos al título. Ni su entrenador, ni sus jugadores se libran de cierto aire de sospecha. Sobre su base titular, Rajon Rondo, la propia franquicia ha alimentado las dudas buscando durante la temporada un suplente de garantías hasta que encontraron la oportunidad de fichar a Sam Casell, un jugador en declive que suele dar un gran rendimiento en las rondas finales. Sobre sus tres rutilantes estrellas, Allen, Pierce y Garnett, las sospechas recaen sobre su irregularidad y, hasta ahora, escasa competitividad en los play offs, obviando la motivación que les puede suponer a cada uno de ellos encontrarse en una situación única para conseguir un título que ninguno de ellos posee.

Siempre que se habla del título de la NBA dirigimos nuestras miradas hacia alguno de los flamantes equipos del Oeste pero no se debería despreciar tan a la ligera el trabajo de los Boston Celtics en la liga regular. Quizás no tienen la solidez y experiencia de San Antonio, ni la exuberancia ofensiva de los Lakers,  pero han demostrado un factor diferencial de los equipos campeones, hambre por ganar un título.