Blogs

Entradas con etiqueta ‘Curry’

Pasen y Vean

Lunes, 28 Abril 2014

No pertenezco al grupo de personas que venera la NBA por encima de todo y entiende que, por sistema, todo lo que emana de Estados Unidos es maravilloso. Considero que la temporada regular da espacio para muchos partidos sin interés, que el nivel medio de los jugadores no está progresando y que la mayoría de las propuestas de juego están poco trabajadas y derivan en muchos malos tiros cada noche. Eso sí, la NBA es un modelo organizativo y una permanente escuela de cómo vender su producto, pero tampoco vendría mal que revisaran algunos aspectos de su competición.

Dicho todo esto, la primera ronda de los Play Offs está siendo absolutamente maravillosa. La competitividad que están exhibiendo todos los equipos, la lucha entre diferentes propuestas, las series entre equipos con modelos de juego parecidos, las estrellas y las que quieren serlo, los gatillazos de los mejores, la reivindicación de algún veterano y el colorido en las gradas están haciendo de estos días una auténtica fiesta del baloncesto.

Salvo los actuales campeones, Miami Heat, que tampoco se han librado de momentos de apuro frente a los voluntariosos Bobcats, todos los favoritos están viviendo momentos muy tensos y caminan con muy poco margen para el error. La emoción y el interés alcanza ambas conferencias pero es indudable que el atractivo se centra en la Conferencia Oeste donde coinciden ocho equipos espléndidos.

El mérito de Memphis. Los Thunder de Durant, Westbrook e Ibaka están padeciendo, nuevamente, lo incómodo que resulta jugar contra los Memphis Grizzlies.  El conjunto de Marc Gasol es el equipo más atípico de los que disputan los Play Offs en el Oeste. En cierto modo, Memphis es un guiño a un pasado algo lejano, por la cantidad de balones que hacen llegar a situaciones interiores. Desde allí, Gasol y Randolph anotan, generan y, sobre todo llevan el partido a un ritmo en el que no se encuentran cómodos estos Thunder. Los Grizzlies es el típico equipo al que hay que darle mérito porque son capaces, con su propuesta, de hacer que casi todos los conjuntos jueguen mal contra ellos, especialmente en los momentos decisivos de la temporada.

No esperaba que los Spurs sufrieran tanto ante estos Mavericks. Los de Popovich llegaban a los Play Offs en una dinámica muy positiva y exhibiendo la mejor circulación de balón de la Liga pero los de Dallas no han afrontado la serie como aquellos que se han clasificado en el último partido para los Play Offs sino como los campeones que ganaron el título hace tres cursos. En este contexto, los Mavericks son peligrosísimos, más aún, si Calderón muestra su faceta más atrevida y ganadora y marca diferencias con el siempre imprevisible Devin Harris. Pienso que los Spurs harán valer sus mayores recursos pero se agradece esta muestra de orgullo que está exhibiendo Dallas.

Que me perdonen los seguidores de los Clippers pero cuesta no engancharse a los Warriors mientras jueguen para ellos dos tipos como Stephen Curry y Klay Thompson. A lo mejor no les llega para seguir en la competición, pero el talento de estos dos chicos, esa manera de levantarse para tirar y la elegancia con la que desarrollan sus gestos técnicos son muy cautivadoras. Para la anécdota, merece destacarse el proceso “Benjamin Button” de Jermaine O´Neal ofreciendo muchos minutos de calidad en el mermado juego interior de los de Oakland.

Dejo para el final, el extraordinario enfrentamiento que estamos viviendo entre Blazers y Rockets. Tres partidos decididos en la prórroga, los Rockets a una derrota de ser eliminados y momentos espectaculares llenos de matices. Los Blazers empezaron golpeando por dentro con el descomunal Aldridge y los Rockets reaccionaron dando más protagonismo a Asik. Harden hace muchas cosas, no todas ellas bien, mientras que Howard está haciendo un esfuerzo importante para evitar ser muy señalado. En Portland, Lillard, se empeña en demostrar cada noche que la mayor diferencia entre los dos equipos está en la posición de base.  Una serie espectacular que merece no acabar nunca.

El estilo D´Antoni

Jueves, 13 Noviembre 2008

Vaya por delante que creo que será muy difícil que los Knicks de Nueva York alcancen los Play Offs esta temporada pero ya es gratificante verles con un récord positivo después de los ocho primeros partidos de competición.

La franquicia de Nueva York había perdido mucho más que incontables partidos en las últimas temporadas, era un equipo sin patrón, sin un concepto de juego, sin ninguna seña de identidad destacable. Desde ese punto de vista D´Antoni aportará una idea perfectamente definida para iniciar la reconstrucción de uno de los equipos que cuenta con mayor número de seguidores en todo el mundo. El técnico italo-americano ha dejado claro que tiene un plan desde el momento que aterrizó en “la capital del mundo”. Ha prescindido de jugadores poco comprometidos como  Marbury y  ha reducido la rotación a ocho o nueve jugadores como hizo con su periplo en los Suns. Además, ha vuelto a dejar claro que no cree en los grandes pívots poco móviles y ha castigado a Edy Curry al más absoluto ostracismo.

Los Knicks de D´Antoni corren como locos, tiran en cuanto ven la mínima ventaja y asumen que parten con desventaja en el juego interior. La plantilla es limitada y con carencias, pero ya no dan ganas de apagar la televisión cuando juega Nueva York, todo lo contrario, ahora sí que apetece ver los resúmenes de cada partid. Seguro que dentro de unos años recordaremos con satisfacción el atrevido juego de los Knicks de Mike D´Antoni y su apuesta cada vez menos extendida de ganar anotando una canasta más que el rival en vez de ganar recibiendo una canasta menos.

Su estilo gustará más o menos, pero es evidente que hay una idea detrás de su proyecto. Siempre he admirado a los entrenadores capaces de crearse una identidad perfectamente definida. Incluso a aquellos con los que no comparto la misma visión del juego.

En todas las modalidades deportivas los entrenadores de prestigio son los que dotan a su equipo de tal personalidad que reconocerías a sus grupos entre muchos sin necesidad de ver quién es el entrenador.  Es bueno escuchar y aprender de aquellos técnicos que han logrado ese objetivo de que un grupo más o menos grande crea y desarrolle plenamente todos los pensamientos de su técnico. Por no acudir al recurrido fútbol y no reincidir en mi admiración hacia Aíto García Reneses o Pepu Hernández me gustaría mencionar las siempre interesantes aportaciones y reflexiones de técnicos como Juan de Dios Román y Valero Rivera en balonmano o de Maurits Hendriks  en Hockey Hierba que, no solo han conseguido grandes éxitos en sus disciplinas sino que han logrado impulsar la repercusión de su deporte con un discurso tremendamente atractivo.