Blogs

Entradas con etiqueta ‘Darius Adams’

Lecciones de Berlín

Martes, 17 Mayo 2016

La Final Four de Berlín ha estado a la altura de toda la temporada de la Euroliga. CSKA de Moscú ha sido un justo campeón refrendando el extraordinario nivel de su juego durante todo el año. Los rusos han derrotado al excepcional Fenerbahce y a muchos de sus “fantasmas”.  Durante el ciclo de Itoudis al frente del CSKA, el equipo de Moscú ha desarrollado el mejor juego en Europa.  He conocido plantillas de los rusos en años recientes a priori mejores que su magnífico grupo de jugadores actual, pero este año las piezas parecían más encajadas, los roles más definidos y la pareja De Colo-Teodosic ha marcado diferencias.

La trascendencia de los partidos no ha limitado el nivel de los equipos. Tanto el partido entre el Baskonia y Fenerbahce como la Final fueron dos partidos magníficos, con alternativas y riqueza visual y táctica.

La Final exhibió la maestría del CSKA en la ocupación de los espacios y en su manera de circular el balón durante la primera parte y el orgullo del Fenerbahce para remontar subiendo líneas en defensa y jugando con mayor ritmo en ataque. Los detalles magníficos de De Colo y Teodosic no deben menospreciar el valor de hombres como Hines o Khryapa, absolutamente decisivos para el desenlace del encuentro y los mejores representantes de la filosofía de juego que ha impuesto Itoudis.  De Colo mereció el MVP por su madurez y su capacidad para jugar con la aceleración y la pausa.

Destaco de Fenerbahce la capacidad de Obradovic para exprimir al máximo las distintas combinaciones que les ofrece las características de su plantilla. Acostumbrados a un baloncesto excesivamente riguroso en cuanto a  las condiciones de los jugadores que deben ocupar cada posición, hemos visto como Obradovic, que utilizó como “interiores” a Kalinic y Datome en su cruce contra el Real Madrid,  ha usado durante la Fase Final el recurso de jugar simultáneamente con sus dos  “cincos”, Vesely y Udoh. La apuesta le salió mejor en algunos momentos que en otros pero valoro mucho su iniciativa por inusual en estos tiempos tan dogmáticos.

La semifinal de Baskonia reivindica el nivel y el trabajo del equipo. Sólo determinados detalles le apartaron de jugar la final.  Para mí, Darius Adams sale reforzado de este evento porque jugó con una personalidad tremenda, ayudó a que su equipo se metiera en el partido y superó una y otra vez a una defensa que había demostrado su nivel para defender a jugadores exteriores durante toda la temporada. Cierto, tomó malas decisiones en momentos trascendentes (en ningún caso el último tiro) pero también Teodosic, por ejemplo, tuvo  su cuota de responsabilidad en permitir laremontada de Fenerbahce en la Final.

Bourousis también realizó un partido acorde a su trayectoria en Vitoria. El pívot griego llegó un poco cansado al final del encuentro lo que le limitó a la hora de trabajar para conseguir mejores opciones para recibir el balón (movió más la boca que las piernas en los últimos minutos), pero su partido fue espléndido. En un baloncesto que valora cada vez más a  jugadores interiores móviles y versátiles, Bourousis marca diferencias por su capacidad para jugar de espaldas a canasta (poca variedad de movimientos pero muy efectiva), su liderazgo y su gran manera de entender el juego que expresa a través del pase.

Un gran Baskonia que además exhibió a su extraordinaria afición. Con ganas de ver si son capaces de trasladar su versión Europea a los Play Offs de la Liga Endesa. Si es así, la Liga saldrá ganando y el título tendrá un firme candidato más.

La Copa y punto.

Mircoles, 17 Febrero 2016

Ya está aquí el Fin de Semana largo de la Copa del Rey, sin duda uno de los eventos deportivos más especiales de los que se celebran en nuestro país. A Coruña es la sede de este año, a priori la más igualada del último lustro, con la sensación de que se dan todos los condicionantes para disfrutar de una edición espectacular con muchos jugadores de talento y equipos atrevidos capaces de alterar el orden lógico que implicaría un triunfo de los equipos con más presupuesto, Barcelona Lassa y Real Madrid.

Espero que la Copa del Rey mantenga la buena línea del baloncesto que se está viendo en la Liga Endesa. Hay que decirlo mucho más, se está jugando un buen baloncesto en nuestra competición. Eso, contando con que el nivel medio de los jugadores de la Liga ACB es bastante menor al de hace algunos años, pero los equipos están bien entrenados y hay una idea bastante generalizada de juego que apuesta por huir de la especulación e intentar jugar con menos rigidez y ocupando mejor los espacios.

A partir de estas consideraciones generales, la Copa nos expondrá los matices que diferencian a cada grupo. Valencia Basket y Barcelona probablemente son los equipos que muestran más equilibrio entre el juego exterior y el interior. Mérito de Pedro Martínez en el caso de los valencianos que en épocas más recientes se jugaban demasiada suerte de los partidos exclusivamente en el lanzamiento de tres puntos.

Sería un error no pensar en Valencia Basket como favorito al título, su nivel de juego está acreditado y ya ha ganado en dos de las canchas más difíciles de Europa. Aún así, tampoco parece justo situarles en un nivel superior de expectativas al del Barcelona y Real Madrid. Los catalanes han realizado partidos extraordinarios esta temporada que han sido diluidos con alguna derrota sorprendente. He visto momentos defensivos de los de Xavi Pascual que me cuesta imaginar en cualquier otro grupo y sus dos victorias frente al Real Madrid a domicilio acreditan que también son capaces de competir al máximo jugando a un ritmo alto y obligados a anotar muchos puntos.

También me parece sorprendente que en la encuesta de la web de la ACB entre los entrenadores que no disputan la Copa del Rey no se encuentre un pronóstico claro que piense en el Real Madrid como campeón. Los de Pablo Laso llevan una línea irregular, cierto, su defensa es altamente sospechosa, también cierto y tampoco parece que los movimientos en la plantilla hayan subido el nivel de la misma. Además, les falta Rudy Fernández una baja sensible en lo visible y en lo intangible. Dicho esto, sólo recordar que en los momentos de presión, el equipo ha respondido. Tenía que ganar en Munich para clasificarse para el Top 16 y lo hizo con solvencia, como lo hizo recientemente en la dificilísima cancha del Khimki en casi un todo o nada para seguir vivo en Europa. Si los “Sergios” juegan a su mejor nivel, no hay mejor pareja en A Coruña y este tipo de competiciones suelen decidirse desde el puesto de base…

No sólo Valencia Basket está en condiciones de alterar el criterio de la lógica. Laboral Kutxa Baskonia es probablemente el equipo que llega más en forma a la cita. Los de Perasovic son un un equipo intenso que decanta los partidos por KO físico a través de su ritmo de juego y sus variantes ofensivas. Un equipo sin estrellas pero con muchos puntos en sus manos y dos tipos diferentes, Adams y Bertans, dos jugadores diferentes a los que siempre apetece ver.

También hay vida detrás de los cabezas de serie. El entusiasmo del anfitrión, representado por el Río Natura Monbus les puede ayudar a mejorar su nivel de las últimas semanas aunque he de reconocer que su victoria frente a Baskonia sería la mayor de las sorpresas de los Cuartos de Final. Alguno pensará que sería más sorprendente que Montakit Fuenlabrada ganara al Real Madrid. Por supuesto que sería un hecho histórico pero hay muchos detalles en la manera de jugar del “Fuenla” que son realmente incómodos para los de Pablo Laso.

Aíto García Reneses representa como nadie ese estilo que se está imponiendo en la competición. Aíto confía en su rival de Cuartos de Final, Valencia como campeón porque hace tiempo que está jugando el partido.  A su buen ciclo en Canarias le falta una victoria de “ruido”. Me gusta mucho Alen Omic, un grande móvil con capacidad para anotar al que Aíto está puliendo a la perfección.  Tampoco lo tendrá fácil, ni mucho menos, Sito Alonso y su Dominion Bilbao Basket en su enfrentamiento frente al Barcelona pero Alonso tiene recursos para complicar la vida al equipo catalán que deberá cuidar esas rachas tremendas de los múltiples lanzadores con los que cuentan los vascos.

A disfrutar¡¡