Blogs

Entradas con etiqueta ‘Diaw’

Francia, otra vez..

Martes, 16 Agosto 2016

¿Qué hacemos con los niños?, ¿Dónde vamos de vacaciones? y ¿Cuándo jugamos contra Francia en baloncesto? pueden ser algunas de las preguntas que se repiten en muchos hogares cuando se acerca el verano. En efecto, el enfrentamiento contra la selección “vecina” en algún cruce decisivo es todo un clásico y se repite cada verano en el último lustro.

España ha vuelto a demostrar en su encuentro frente a Argentina que se maneja perfectamente en los partidos de “todo o nada”. Por eso, porque la “historia” con Francia juega a su favor y por el nivel de sus dos últimos partidos, podemos ser optimistas respecto a las posibilidades de nuestra selección. Conviene estar preparados, eso sí, para un partido durísimo, en el que España tendrá muchos problemas para jugar al mismo ritmo que contra lituanos y argentinos ya que el seleccionador francés sabe que las opciones de su equipo pasan por llevar el partido a media pista, a posesiones largas y donde la superioridad física de su equipo tenga más peso que el mayor talento español.

Comparto con Scariolo la apreciación de que Francia es, después de Estados Unidos, el rival más duro para España. La madurez y el talento de De Colo, en el mejor momento de su carrera, el conocimiento del juego de Parker y Diaw, la intimidación de Gobert y los chispazos de Batum y Heurtel son sólo algunos de los argumentos de un equipo que ha confirmado en los Juegos una irregularidad que ya apuntó en los partidos de preparación. No acaba esta Francia de ser un equipo “redondo” (aunque estuvo a punto de dar un susto a Estados Unidos) pero eso no quita para advertir de su potencial.

España llegará reforzada a su partido de Cuartos de Final. Sus dos últimos partidos han sido de un gran nivel pero Francia puede destapar algunos asuntos tácticos sobre los que se puede dar mejor respuesta. Uno de ellos será la defensa del bloqueo directo que jugarán permanentemente Parker y De Colo. Otro,  la tendencia a abusar del bote que muestra el equipo cuando las defensas rivales suben líneas y  por último, sigue echándose en falta algo más de claridad en el juego sin balón cuando Gasol recibe en situaciones cercanas al aro. El partido tendrá en el rebote uno de los factores claves para conocer su desenlace. Si España domina el rebote, las posibilidades de conseguir superioridades aumentan y muchos jugadores parecen sentirse más cómodos. Destacable en este sentido la contribución de Rudy Fernández. A su habitual actividad defensiva en el trabajo en las líneas de pase, en las segundas y terceras ayudas y en rebote, el balear está añadiendo una confianza en ataque inusual desde hace varios (muchos ) meses. Fernández, en este nivel, es un activo de máximo nivel en Europa y un factor diferencial que convierte a un buen equipo en un aspirante a todo. Buenísima noticia para nuestra selección.

Más allá de la implicación emocional porque juegue España, como aficionado al baloncesto, los partidos España-Francia siempre ofrecen detalles muy interesantes. España luchará por imponer su estilo rápido compaginándolo con la superioridad de Gasol sobre sus pares. Francia intentará trabar el encuentro y evitar que los de Scariolo jueguen con margen desde el comienzo. Será importante que Ricky Rubio muestre la agresividad del día de Lituania para que Parker tenga que preocuparse de “jugar” también en defensa. Sobre la pista varios duelos individuales de primer nivel y muchas cuentas pendientes generadas en los últimos años. Un “clásico” que llega antes de lo que merece el potencial de ambos equipos pero que llega en cuartos de final por la preparación con la que llegaron los dos equipos a esta cita. A disfrutar¡

10 NBA que apetecen

Viernes, 28 Agosto 2015

No son necesariamente los mejores,  pero por diferentes motivos, son los jugadores que juegan en la NBA que más curiosidad y atractivo me provocan de cara al próximo Eurobasket. Dentro de una amplia nómina de jugadores extraordinarios, estos 10 hombres enriquecen la competición y elevan el nivel de sus diferentes selecciones.

- El trono de Parker.  Tony Parker es un clásico de estas listas. No aporta novedad su presencia pero sí que lidere a la selección favorita de esta edición. Después de un irregular curso en los Spurs, Parker ha demostrado en la preparación estar listo para dar ese punto de conocimiento del  juego y equilibrio que tanto valora una Francia llena de talento y de poderío físico. Dennis Schröeder hará su “presentación” en Europa tratando de ayudar a Nowitzki y compañía para que Alemania opte a puestos de privilegio. Los mejores bases de Europa no son ningunos niños y ya tenían ese estatus hace cinco años. Schröeder tiene 21 años y este Eurobasket ayudará a especular sobre su verdadera dimensión. El chico tiene personalidad y arrojo pero por muchos partidos que lleve en la mejor liga del Mundo en esta competición se encontrará con otro tipo de estímulos que ayudarán a conocer su nivel.

- Bargnani o “la tomadura de pelo”. Igual el bueno de Phil Jackson se ha pasado un poco en sus calificativos a Bargnani pero lo cierto es que el jugador italiano nunca ha tenido un rendimiento acorde a su elección de draft y, lo que es peor, a sus condiciones. Bargani es uno de los aspectos que me hace sospechar de una Italia talentosa pero con tendencia a diluirse en esfuerzos individuales y a exhibir poco esfuerzo en defensa.

- El “fenómeno griego”. Gianis Antentokoumpo está llamado a ser uno de los referentes del baloncesto europeo en la próxima década. Los partidos de preparación han dejado claro que su peso en Grecia será mucho mayor que en el pasado campeonato del Mundo. Las reglas FIBA penalizan algo más su escasa amenaza en el lanzamiento exterior pero su impacto en el juego es total por su envergadura, velocidad y capacidad para romper defensas.

- Gobert y Koufos.  Rudy Gobert fue  uno de los grandes culpables de la dolorosa derrota de España en el pasado Campeonato del Mundo. Su trabajo defensivo y su actividad en el rebote compensó la teórica ventaja que exhibía España con los Gasol e Ibaka. A priori, la versión de Gobert que veremos en este Eurobasket debe ser aun mejor. Su temporada en la NBA ha sido muy  buena y poco a poco está siendo capaz de ir depurando sus limitaciones técnicas. Pocos jugadores juegan tan por encima del aro como el jugador francés cuya trayectoria ejemplifica la paciencia que se debe tener con los jugadores grandes que no tienen una evolución tan previsible. Kostas Koufos disputará su primera gran competición con la selección absoluta griega. A diferencia de Gobert, Koufos pareció no cumplir con las expectativas que apuntaba en edad juvenil. Ahora es un jugador algo más asentado que apetece verle medirse contra los grandes jugadores interiores del continente en una edición que presenta una  nómina de jugadores interiores impresionante.

- El reto de Hezonja. Tengo curiosidad por ver si Hezonja será ya un jugador importante en este Eurobasket. Lo lógico es que tenga minutos en los que deslumbre y otros en los que exhiba aquellos aspectos mejorables  (manejo de balón, lectura del juego y pase) propios de su edad y su carácter. Croacia será uno de los equipos a seguir aunque a priori está un escalón por debajo de selecciones como Francia, España, Grecia y Serbia.

- El tiro, el pase, el talento. Nowitzki, Diaw y Mirotic comparten posición y mucho talento en sus manos. El alemán vuelve a implicarse con su selección para buscar otra experiencia olímpica. Que todos deseemos que aparezcan “nuevos” jugadores no debe hacernos despreciar a tipos como Nowitzki, historia de este deporte. Boris Diaw es otro “clásico” para paladares algo más exquisitos, un “base” desde el poste bajo que rinde al máximo en su selección nacional. Mirotic, por su parte, representa el cambio del modelo de España. Su compenetración con Pau Gasol será fundamental para que España consiga sus objetivos.

Revoluciones e involuciones

Jueves, 30 Julio 2015

Anda uno esperando que se anime algo esto, echando de menos un poco más de chicha en espera del inicio de la súper gira de la “ÑBA”. Es tiempo de rumores, especulaciones y certezas que empiezan a consolidar sensaciones sobre determinados personajes y lo que nos pueden deparar los próximos eventos. Comparto algunas de mis inquietudes.

¿Y Claver?. El Barcelona ficha a Perperoglou y el Real Madrid parece que a Taylor. Ninguno de los dos equipos con más presupuesto de nuestro baloncesto ha caído en la cuenta de incorporar a Víctor Claver. Después de confirmarse su no continuidad en el Khimki, el futuro del jugador valenciano es una incógnita que quizás nos ayude a resolver la convocatoria con la selección española. Personalmente, pienso que Claver está en una edad perfecta y que hay pocos jugadores con sus condiciones y su versatilidad. El hecho de que aun esté sin equipo parece indicar que esta opinión no está muy extendida.

Revolución azulgrana. Ya he escrito sobre esto en más ocasiones pero es que el Barcelona no para de hacer fichajes y con ello se refuerza mi sensación de que el afán por cambiar piezas está haciendo olvidar otros aspectos muy importantes para consolidar el rendimiento de una plantilla. Es incuestionable que Arroyo y Perperoglou son buenos jugadores pero los dos creo que ya han dado su mejor baloncesto. Arroyo es un base de talento que se complementará seguramente muy bien con Tomic en el juego 2×2 pero su rendimiento sólo ha sido óptimo cuando ha jugado con continuidad y sintiendo que el equipo le pertenece. Esto es muy difícil en el Barcelona actual y el matiz diferenciador y que más valoro de los bases del Real Madrid, especialmente de Sergio Rodríguez que rinde al máximo con poco más de 20 minutos de media en pista. En definitiva, la plantilla del Barcelona tiene una pinta estupenda y sobre el papel es candidata a todo. Una plantilla amplia por aquello de dosificar esfuerzos ante la dureza del calendario aunque difícil de manejar cuando estén todos los jugadores disponibles.

Italia y Francia. En clave de Eurobasket, estas dos selecciones me llaman la atención por las plantillas que presentan aunque mi pronóstico para ellas es muy distinto. Italia presenta un “roster” magnífico, el más redondo de los últimos años pero me da poca confianza porque algunas de sus presuntas estrellas no acompañan su talento con un carácter competitivo idóneo, además, no tiene mucha calidad en el puesto de base y eso le penaliza frente a otras selecciones. Francia es el máximo favorito para el Eurobasket. Físicamente es el mejor equipo del continente y cuenta con el conocimiento del juego que aportan hombres como Parker, De Colo y Diaw.

Es el tiro… Sigo con atención los campeonatos de Europa de selecciones en categorías inferiores. No hay mayor termómetro para identificar cuales son los aspectos que imperan en la formación de los jugadores y aventurar hacia donde camina nuestro deporte. Este verano confirma lo que viene anticipándose desde hace tiempo en los jugadores españoles. Hemos ganado en capacidad competitiva y contamos con técnicos muy preparados a nivel táctico capaces de formar grupos sólidos y difíciles de ganar. Por contra, se va agudizando la escasa solidez de nuestras promesas en el lanzamiento exterior. Cada vez contamos con menos jugadores fiables en el tiro, muchos de ellos son capaces de anotar (mayor versatilidad) pero pocos se les puede considerar como especialistas en el tiro. Mala selección de tiro y poco acierto.

Con permiso, Duncan

Lunes, 16 Junio 2014

San Antonio Spurs es el nuevo campeón de la NBA y una página imprescindible para entender la historia de esta enorme competición. El equipo tejano ha arrasado a unos Miami Heat con demasiados jugadores lejos de sus mejores días y sin armas suficientes para inquietar el sistema más indefendible que existe, un grupo de jugadores con un nivel de confianza tremendo en sus posibilidades y, sobre todo, en las de sus compañeros.

La longevidad en la élite de los Spurs sólo puede entenderse desde la maestría de su técnico, Gregg Popovich, capaz de plantear una propuesta de juego que tiene su paradoja principal en que es capaz de mejorar el rendimiento individual de cada jugador integrándolos dentro de un sistema de juego que desnuda principalmente a aquel que no toma la mejor decisión pensando en el colectivo.

Más allá de que la desigualdad de la Final ha sido patente, el mérito de estos Spurs es enorme por varios motivos. Primero de todo,  por la enorme competencia en la conferencia Oeste, con varios equipos de un nivel altísimo; después por la brillantez de su juego y su labor pedagógica en extender el valor del pase extra y del juego sin balón; por último, por las pequeñas historias de superación y éxito que ha propiciado encarnadas en tipos como Mills o Diaw a los que sólo Popovich ha sabido encontrar un lugar en la Liga.

Son numerosos los datos, anécdotas y récords que nos deja la Final. Ese MVP más que merecido para un chaval que no regala sonrisas pero sí mucho sacrificio como Kawhi Leonard, cuyo reto para los siguientes cursos será perpetuar este nivel de confianza con el que ha jugado los últimos tres partidos. También recordaremos los arreones de genio de Manu Ginóbili, la capacidad de pase de Boris Diaw, la madurez de Splitter después de su decepcionante final del año pasado y esas rachas de tiro asombrosas de Patty Mills. Esas imágenes no se borrarán nunca de mi memoria pero nunca superarán el respeto reverencial y admiración por uno de los más grandes jugadores de la historia, Tim Duncan.

Duncan tiene mucho más que ver con el éxito de este equipo de lo que indican sus (buenos) números. Su mentalidad y la manera de afrontar el éxito ha marcado el camino de muchos de sus compañeros que no dudan en señalar su ejemplo como uno de los elementos claves para el buen funcionamiento del grupo. La manera en que Duncan ha vivido esta final es una muestra más de su generosidad y su absoluto desapego a los focos. Su mayor velocidad la ha alcanzado para ofrecer esa mano para el compañero caído al suelo, su mayor gesto de alegría, para ese triple de uno de los suyos y  en todos sus gestos la satisfacción de formar parte de una de las mejores obras de siempre, impensable sin su presencia en tres décadas.