Blogs

Entradas con etiqueta ‘Eduardo Ruiz’

Valladolid, método y mérito.

Martes, 18 Enero 2011

Si nos atenemos a la relación presupuesto-resultados, no hay color. El Blancos de Rueda Valladolid es el mejor equipo de la ACB hasta el momento de largo. Su cuarta posición y su clasificación para la Copa del Rey como cabeza de serie es un justísimo premio a un club corto de dinero pero sobrado de entusiasmo, química en el grupo y máxima capacidad para plasmar en el juego las habilidades de la plantilla.

Porque no nos engañemos, este juego se trata de eso, de explotar tus virtudes y esconder tus carencias, y en esos aspectos nadie se ha manejado mejor que el equipo castellano. Me cuesta encontrar un jugador en Blancos de Rueda que jugara 10 minutos en alguna de las ocho plantillas con mayor presupuesto de la ACB pero también me cuesta imaginar un entrenador que hubiera logrado lo que ha conseguido Porfirio Fisac con ese grupo.

El mérito de Fisac se defiende únicamente mirando la clasificación pero si rascamos un poquito más hallaremos un estilo de juego tremendamente atractivo, lleno de ritmo, incómodo para unos rivales que saben que sus fallos serán penalizados con rápidos contraataques. Sobre los jugadores de Blancos de Rueda no hay ningún atisbo de presión, tensión o miedo a fallar. Las victorias de principio de la competición han llenado hasta arriba el frasco de la confianza del grupo y todos los jugadores se atreven a poner en práctica en la competición aquellas acciones que luchando por el descenso se pensarían más de una vez.

Ecos del pasado. Blancos de Rueda Valladolid tiene un aire de equipo de los 80. Solo conoce dos ritmos, el rapidísimo de sus numerosos contraataques y el pausado de sus ataques posicionales donde lleva al límite la norma de buscar al compañero mejor situado. Es un equipo pequeño, con pívots que pasan los dos metros solo con zapatillas pero que tiran de inteligencia y recursos para sorprender a sus rivales. Además, salvo contadas excepciones, juega con dos aleros pequeños que casi se olvidan de rebotear en defensa para salir corriendo en cuanto intuyen que tienen la posesión del balón. Un base, dos aleros, dos pívots. Poco importa el famoso “tres alto” ni ese cuatro capaz de abrir el campo con sus lanzamientos exteriores. Si se precisa, se utiliza, pero se prioriza tener los mejores en pista y pensar cómo jugar un mejor baloncesto sin dedicar más tiempo del preciso a pensar como limitar al rival.

No he mencionado a ningún jugador, no sé a quien destacar. Todos están jugando a un nivel altísimo pero ninguno merece distinguirse en especial. Bueno, destacaré a uno, se llama Eduardo Ruiz, es el jugador menos utilizado de la plantilla pero el primero en celebrar las acciones de sus compañeros y animarles en sus momentos de duda. Ejemplar, sin duda, como sus compañeros, como el magnífico Porfirio Fisac, como el Blancos de Rueda Valladolid, el mejor equipo de la ACB.