Blogs

Entradas con etiqueta ‘Eliyahu’

Velickovic y Eliyahu

Martes, 24 Noviembre 2009

Llamados a ser dos de los grandes protagonistas de la ACB, Velickovic y Eliyahu viven momentos radicalmente distintos. Ambos son jóvenes y talentosos pero mientras el serbio del Real Madrid es el hombre de moda en la ACB, el israelí no encuentra su sitio en el Caja Laboral.

No hay término medio en Vitoria con Ivanovic. O te adaptas rápido al método del técnico montenegrino o los días pasarán tremendamente largos. Eliyahu, a día de hoy, está muy cerca de unirse al club de  los Ilyasova, Vázquez, Ukic, Planinic o Lakovic, todos ellos jugadores de primer nivel de los que el técnico del Caja Laboral no consiguió extraer el mejor rendimiento. Hay varios factores en contra del jugador israelí. El primero de ellos es que es bastante difícil hacer cambiar la visión de Ivanovic con la temporada en marcha y el segundo es la omnipresencia de Teletovic en campo. Cada minuto sin Teletovic en campo es un dolor de cabeza para Ivanovic de la misma forma que lo era estar sin Prigioni. Solo hay una opción para Eliyahu, que su capacidad mental, su carácter y su indudable talento le hagan dar la vuelta a la situación. De su talento no hay duda, de su mentalidad, sí.

Velickovic vive cuesta abajo. Está en estado de gracia y eso que Messina le aprieta desde la rueda de calentamiento, pero el serbio aguanta, traga y, sobre todo, escucha (cualidad en desuso, por cierto). Titubeó en los primeros encuentros y está deslumbrando en las últimas semanas. Sabe jugar de cara y de espaldas, es aplicado en defensa y tiene recursos para cada situación que se le plantea. La estructura de juego del Real Madrid es exitosa gracias a la capacidad de entender el juego de sus jugadores y a la mentalidad altruista que Messina ha instaurado. El pase extra ha pasado de ser un concepto residual en los medios de comunicación a usarse de manera abusiva gracias a la brillantez del juego colectivo madridista. Velickovic encaja perfectamente en este equipo porque es talentoso, hábil, intenso y, sobre todo, un brillantísimo pasador.