Blogs

Entradas con etiqueta ‘Fran Vázquez’

Guiños al pasado y al futuro

Mircoles, 23 Junio 2010

Ya conocemos la lista de 15 jugadores que maneja Sergio Scariolo. Una selección coherente que mantienen los lazos con el periodo mágico de la selección y que avanzan los jugadores que pueden encabezar la cercana, pero no tan inmediata, reconstrucción. Esta es una de las incógnitas que nos quedan por resolver, si en los tres descartes que debe realizar el técnico italiano apuesta por la experiencia representada en jugadores como Mumbrú o Garbajosa o por el empuje de los jóvenes como Suarez, Claver o Aguilar.

 Estas son algunas claves de la Lista de 15 de Scariolo.

- Dos bases y Llull: Habitualmente siempre contábamos con tres bases en la selección definitiva. La elección de este año confirma que con la presencia de Calderón y Ricky el puesto de base está más que cubierto porque se trata de dos bases con el rol de titulares. La presencia de Llull cubre alternativas puntuales en esta posición.

- San Emeterio y Suarez Vs Claver y Mumbrú. Los dos primeros cuentan con el aval de haber realizado la mejor temporada de su trayectoria. Claver ha hecho un año discreto y Mumbrú ha cumplido en su primer año en Bilbao. Si fuera por el año realizado la elección por los dos primeros sería incuestionable, pero en Claver se piensa como uno de los referentes del futuro y puede ayudar en la posición de “cuatro”. Mumbrú, además,  es uno de los líderes del vestuario. Probablemente estamos ante la decisión con más miga que tendrá que realizar Scariolo.

- Rafa Martínez. Reconocimiento más que merecido para la excepcional temporada y continua evolución del escolta del Powers Electronics Valencia. A priori cuenta con pocas opciones de estar entre los 12 pero tengo la sensación de que es un jugador que gana en su reconocimiento con el contacto diario con sus entrenadores. Su aplicación defensiva puede ayudar a cubrir las carencias de los geniales Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro.

- El “Cuatro”. Probablemente es la posición dónde más dudas tenga Scariolo. Además, el técnico italiano es uno de los responsables de la creación y expansión de ese pívot con capacidad para abrir el campo por su habilidad para lanzar de tres puntos. Garbajosa parte con ventaja pero es lógico pensar que su rol debe ir reduciéndose en la Selección. La presencia de Aguilar suena más a Casting para el futuro que como una solución a corto plazo. Claver puede ser la solución o apostar por jugar muchos minutos con Vázquez y Marc Gasol juntos.

Garbajosa y lo que no viene

Martes, 25 Mayo 2010

Un tipo discreto, inteligente, de los que conviene escuchar cuando habla se ha convertido en protagonista de los Play Offs de la ACB. Jorge Garbajosa es muy responsable de que el Proyecto Messina no haya sufrido su revolcón más contundente. El jugador madrileño ha dado un paso al frente en un momento delicado reivindicando su papel en un equipo que empezaba a marginarle en la rotación en las últimas semanas.

Garbajosa es uno de los nombres que más circula entre los aficionados al baloncesto en la presente temporada. Su fichaje por el Real Madrid y su presencia en la selección española es motivo de debates y análisis constantes. Lo cierto es que estamos ante un jugador fundamental para entender el éxito del baloncesto español en los últimos años y una referencia táctica que ayudó a instaurar una forma de juego determinada en todo el basket continental. Porque ahora Garbajosa no goza de total unanimidad pero hace no mucho todos los equipos buscaban su Garbajosa particular, ese jugador que dotara de espacios a un pívot dominante y que supiera lanzar y pasar desde más allá de la línea de 6,25. El de Torrejón representaba el  ”cuatro” por excelencia, síntoma de un baloncesto dónde los espacios adquirieran mucha más importancia y dónde se explotara al máximo la capacidad de sumar de tres en tres de la mayoría de jugadores de los equipos.

Pero no solo me acuerdo de Garbajosa por su extraordinaria aportación en las dos victorias del Real Madrid frente al Cajasol sino también porque todos estamos empezando a elucubrar sobre la composición del equipo nacional en las próximas citas. La temporada del madrileño no invita a considerarle como uno de los fijos pero las alternativas a su presencia no parecen lo suficientemente sólidas y anticipan uno de los problemas a los que se puede enfrentar el baloncesto español en los próximos años y es la ausencia de relevos de garantías en las posiciones interiores para los Garbajosa, Felipe Reyes y Pau Gasol. En este sentido, probablemente habrá jugadores con más empuje físico que el jugador del Real Madrid pero no conviene despreciar el valor de la inteligencia y de la habilidad para saber lo que necesita el colectivo que representa Garbajosa. Es entendible que haya un cierto cansancio de determinadas caras pero no por ello se debe caer en la injusticia de menospreciar la aportación de algunos veteranos. Por todo ello y porque ninguna alternativa interior salvo Fran Vázquez parece derribar la puerta de la selección, Garbajosa, si el quiere, SÍ.

La Lista. Fran y Sergio

Lunes, 29 Junio 2009

Ya tenemos los 12 de Polonia. Un gran equipo, sin duda. Un combinado de garantías para conseguir el ansiado Oro en un campeonato de Europa que tanto se resiste a nuestro país. Aquel tiro de Holden en Madrid nos privó del campeonato de Europa pero puede haber resultado decisivo para que jugadores como Gasol y Navarro hayan dejado a un lado su cansancio y problemas físicos para comprometerse, una vez más, con el equipo nacional.

Ricky Rubio, Cabezas y Raúl López serán los encargados de intentar hacer olvidar a Calderón. Talento, Físico y Dirección son las principales virtudes de tres jugadores que intentarán evitar a toda costa quedar relegados al tan temido papel de tercer base. Este temor ha podido alejar a Sergio Rodríguez de la selección. El canario acaba de ser traspasado a Sacramento Kings y afronta con gran ilusión la posibilidad de ser un jugador importante en la NBA. La cercanía del europeo con la pretemporada americana y no tener la garantía de jugar un rol importante en España han hecho que Sergio decida no acudir a la convocatoria en una decisión respetable pero que puede tener consecuencias negativas en un futuro para el ex jugador de Estudiantes.

Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro son los dos mejores escoltas de Europa. Junto a ellos, Berni Rodríguez es un pretoriano de lujo al que Scariolo siempre le ha sacado un gran rendimiento. Mumbrú es un jugador sólido, muy necesario por su experiencia y su competitividad. Claver es la incógnita y la esperanza. Después de su lesión no ha tenido partidos esperanzadores pero el comienzo de la pasada temporada empezó a alumbrar el jugador que todos imaginamos que puede llegar a ser. Probablemente también sea utilizado en la posición de “cuatro”.

La posibilidad de que los hermanos Gasol jueguen juntos es uno de los aspectos que más me interesa observar en la etapa de Scariolo al frente de la selección. El técnico italiano apostó en su etapa de Unicaja por tener siempre en cancha un pívot capaz de abrir el campo. Esa misión corresponderá a un Garbajosa que seguro que tiene ganas de volver a ser un jugador-referencia en el combinado nacional como lo era antes de los últimos Juegos Olímpicos. Completa un gran juego interior un Felipe Reyes que siempre acaba siendo importante en este grupo por su facilidad para rendir a gran nivel sin necesidad de disputar siempre 25 ó 30 minutos por partido. Una virtud poco destacada del pívot cordobés.

Sorprende la renuncia de Fran Vázquez a disputar el Campeonato de Europa. Como ocurre en el caso de Sergio Rodríguez, su decisión merece todo el respeto del mundo, aunque los que no conocemos los entresijos de su cabeza podemos extrañarnos de cómo un jugador con infinitas condiciones renuncie a medirse todos los días a alguno de los mejores jugadores del mundo.

Una de épica

Mircoles, 28 Enero 2009

Confieso que viendo el Real Madrid-Barcelona de esta noche he tenido un cierto tufillo futbolero. No solo por la propia denominación de los equipos sino por ver en la pista a un equipo lleno de recursos y talento en todos sus puestos  y un equipo de menor calidad formado por buenos jugadores que, a falta de momentos continuos de buen juego, han hecho del orgullo y la fe su bandera, les suena, verdad?.

El Real Madrid salvó realmente un match ball teniendo en cuenta lo perjudicial que resulta perder un partido en casa en el Top 16. El partido contribuye a reforzar el ánimo de un equipo que supo sobreponerse a ir a remolque durante casi todo el partido y al que le costó culminar la remontada por no poner el balón en las manos adecuadas en los momentos decisivos.

Mucha parte de culpa en la victoria blanca hay que atribuírsela a un joven de 21 años que supo elevar el ánimo de los suyos cuando peor pintaban las cosas. El esfuerzo de Sergi Llull bien merecía el premio de la victoria del Real Madrid que, épica aparte, demostró algunas carencias que vienen repitiéndose a lo largo de la temporada, esto es, ausencia de lanzamiento exterior, irregularidad de jugadores como Mumbrú, Massey y Hosley y momentos de indolencia defensiva sobre todo de la línea exterior.

El Regal Barcelona ha dejado escapar una gran oportunidad de dar un paso de gigante hacia los cuartos de final de a la Euroliga. Realmente perder por dos puntos en campo del Real Madrid hace accesible superar a los de Joan Plaza en un hipotético empate pero seguro que Xavi Pascual no está contento de esos minutos finales de su equipo donde asomaron demasiadas dudas y se tomaron muy malas decisiones.

El equipo catalán dejó sello de equipo grande durante 36 minutos pero se vio desbordado  por el vendaval Llull. Los catalanes acusaron quizás la escasa aportación de su banquillo donde solo se salvó Fran Vázquez y la discreta actuación de sus bases, especialmente de Lakovic, que parece demasiado empeñado en olvidar que es un jugador de primer nivel.

Vázquez, eterno “bajo sospecha”

Lunes, 26 Enero 2009

El fin de semana en la ACB ha confirmado el poderío del Tau y el Barcelona, la irregularidad en el juego del Real Madrid, las malas sensaciones que transmite C.B Murcia y una nueva actuación soberbia de Fran Vázquez.

El jugador gallego es un curioso caso en nuestro baloncesto. De su explosión en el Unicaja campeón de Copa de Scariolo pasó a unas temporadas más grises en Girona y Barcelona. Sacrificó la aventura americana por grandes contratos y por la aspiración de convertirse en un jugador de referencia en el baloncesto europeo. Desde entonces Vázquez, vive bajo sospecha.
Es cierto que la irregularidad en su juego no ha sido un gran aliado en la proyección mediática del internacional español, pero también parece que sus actuaciones trascienden en menor medida que las de otros pívots. Incluso desde su propio club se ha dado la sensación de sentirse rehenes del contrato de Fran en vez de valorarle como un jugador difícil de encontrar en el baloncesto continental. Desde los medios parece que nunca se ha perdonado que renunciara a la NBA y, desde entonces sus malas actuaciones han tenido un eco mucho mayor que sus grandes partidos.

El valor que le doy a la temporada de Fran Vázquez viene dado por la dificultad que supone no saber si un partido toca jugar 10 ó 30 minutos y la madurez que está demostrando para resultar decisivo en muchos encuentros de la temporada. Si el pívot del Regal Barcelona logra la tan ansiada regularidad estaremos ante un jugador demoledor por su capacidad atlética, su velocidad y su habilidad para jugar por encima del aro, una cualidad tremendamente necesaria en los grandes equipos. Apartados ya los debates cuando apareció en la élite de si es un “cuatro” o un “cinco” (precisamente su virtud es  que puede jugar tanto con Santiago como con Ilyasova), Vázquez parece encontrarse cada vez más a gusto en el juego ofensivo del Regal Barcelona donde saca provecho de su habilidad en las continuaciones de los bloqueos directos y en su cada vez más efectivo tiro a cuatro-cinco metros.

Quizás la más que posible llegada de Sergio Scariolo a la selección pueda ser un punto de motivación extra para el gallego que, de seguir así, podría volver a jugar en el equipo nacional y completar un juego interior insuperable con los hermanos Gasol y Felipe Reyes que, sin duda, continuarán como piezas fundamentales de nuestra selección.

Los olvidados

Jueves, 9 Octubre 2008

La segunda jornada de la ACB me ha vuelto a llamar la atención por las actuaciones destacadas de jugadores que pasan desapercibidos mediaticamente y con los que considero que tenemos que valorar, en algunos casos, su progresión y en otros, su constante aportación a sus respectivos equipos.

Es curioso, parece que la faz de la tierra se ha tragado a Fran Vázquez. Nadie habla del que, en su día fuera número 11 del Draft. Es cierto que su rendimiento no respondió a las expectativas en sus primeros pasos en Barcelona, pero ya realizó unos buenos play offs la temporada pasada y sus dos primeros partidos han sido realmente esperanzadores.

 En un baloncesto que tiende a la superespecialización y diferenciación entre los puestos de “cuatro” y “cinco”, Vázquez tiene la ventaja de poder ayudar en ambas posiciones. Está en la edad perfecta para seguir progresando y, si  consigue regularidad en su rendimiento será un jugador importantísimo en nuestro baloncesto.

En la apurada victoria del DKV Joventut frente a MMT Estudiantes volvió a reclamar mi atención otro jugador tragado por la contundencia de las modas. Se llama Pau Ribas, es un jugador versátil capaz de jugar de base y escolta con un talento desbordante que pasa casi de puntillas por la penya debido a haber coincidido con dos jugadores del nivelazo de Rudy Fernández y Ricky Rubio. En el partido de ayer, Mallet metió a su equipo en el encuentro cuando MMT Estudiantes dominaba claramente el ritmo de partido y Ribas demostró su enorme personalidad anotando un triple casi definitivo.

Cierro el trío de olvidados con otro jugador que año tras año parece mejor y que es pieza clave en el continuo crecimiento de su equipo. Me refiero a Javier Salgado, base del Iurbentia Bilbao, otra de mis debilidades por su enorme capacidad para determinar qué necesita el equipo de él en cada momento. Salgado suple con inteligencia sus limitaciones físicas y es el verdadero “jefe” de un equipo que vuelve a transmitir buenas sensaciones. Sin duda, un jugador que podría jugar en cualquier equipo de la competición.