Blogs

Entradas con etiqueta ‘Francia’

Francia, otra vez..

Martes, 16 Agosto 2016

¿Qué hacemos con los niños?, ¿Dónde vamos de vacaciones? y ¿Cuándo jugamos contra Francia en baloncesto? pueden ser algunas de las preguntas que se repiten en muchos hogares cuando se acerca el verano. En efecto, el enfrentamiento contra la selección “vecina” en algún cruce decisivo es todo un clásico y se repite cada verano en el último lustro.

España ha vuelto a demostrar en su encuentro frente a Argentina que se maneja perfectamente en los partidos de “todo o nada”. Por eso, porque la “historia” con Francia juega a su favor y por el nivel de sus dos últimos partidos, podemos ser optimistas respecto a las posibilidades de nuestra selección. Conviene estar preparados, eso sí, para un partido durísimo, en el que España tendrá muchos problemas para jugar al mismo ritmo que contra lituanos y argentinos ya que el seleccionador francés sabe que las opciones de su equipo pasan por llevar el partido a media pista, a posesiones largas y donde la superioridad física de su equipo tenga más peso que el mayor talento español.

Comparto con Scariolo la apreciación de que Francia es, después de Estados Unidos, el rival más duro para España. La madurez y el talento de De Colo, en el mejor momento de su carrera, el conocimiento del juego de Parker y Diaw, la intimidación de Gobert y los chispazos de Batum y Heurtel son sólo algunos de los argumentos de un equipo que ha confirmado en los Juegos una irregularidad que ya apuntó en los partidos de preparación. No acaba esta Francia de ser un equipo “redondo” (aunque estuvo a punto de dar un susto a Estados Unidos) pero eso no quita para advertir de su potencial.

España llegará reforzada a su partido de Cuartos de Final. Sus dos últimos partidos han sido de un gran nivel pero Francia puede destapar algunos asuntos tácticos sobre los que se puede dar mejor respuesta. Uno de ellos será la defensa del bloqueo directo que jugarán permanentemente Parker y De Colo. Otro,  la tendencia a abusar del bote que muestra el equipo cuando las defensas rivales suben líneas y  por último, sigue echándose en falta algo más de claridad en el juego sin balón cuando Gasol recibe en situaciones cercanas al aro. El partido tendrá en el rebote uno de los factores claves para conocer su desenlace. Si España domina el rebote, las posibilidades de conseguir superioridades aumentan y muchos jugadores parecen sentirse más cómodos. Destacable en este sentido la contribución de Rudy Fernández. A su habitual actividad defensiva en el trabajo en las líneas de pase, en las segundas y terceras ayudas y en rebote, el balear está añadiendo una confianza en ataque inusual desde hace varios (muchos ) meses. Fernández, en este nivel, es un activo de máximo nivel en Europa y un factor diferencial que convierte a un buen equipo en un aspirante a todo. Buenísima noticia para nuestra selección.

Más allá de la implicación emocional porque juegue España, como aficionado al baloncesto, los partidos España-Francia siempre ofrecen detalles muy interesantes. España luchará por imponer su estilo rápido compaginándolo con la superioridad de Gasol sobre sus pares. Francia intentará trabar el encuentro y evitar que los de Scariolo jueguen con margen desde el comienzo. Será importante que Ricky Rubio muestre la agresividad del día de Lituania para que Parker tenga que preocuparse de “jugar” también en defensa. Sobre la pista varios duelos individuales de primer nivel y muchas cuentas pendientes generadas en los últimos años. Un “clásico” que llega antes de lo que merece el potencial de ambos equipos pero que llega en cuartos de final por la preparación con la que llegaron los dos equipos a esta cita. A disfrutar¡

El ‘lockout’ de Francia

Domingo, 11 Septiembre 2011

Resulta duro sentarse a escribir del partido España-Francia. Uno siempre ha pensado que el deporte es uno de los máximos exponentes de valores como la  competitividad, capacidad de superación y el respeto a unas normas.

Francia, hasta hoy el equipo que mejores sensaciones había dejado en el torneo, ha renunciado a medirse a España, ha privado a los espectadores y aficionados de vivir una nueva lucha entre el talento y el físico, pero sobre todo, ha faltado el respeto a la competición, al rival, a los aficionados y a ellos mismos.

El instigador y los cómplices. El autor intelectual de esta fechoría es el entrenador francés, Vincent Collet. El técnico francés ha decidido elegir el calendario de cruces de su equipo en el camino hacia una presumible final. En una muestra de complejos sin precedentes, ha minusvalorado la propia capacidad de su equipo y ha decidido prescindir de sus mejores jugadores en un claro mensaje que a sus jugadores no les ha costado interpretar. Permitidme que dedique unas palabras a los cómplices de este atropello, los jugadores, que han perdido una nueva oportunidad de dignificar su profesión. Algunos de ellos forman parte de un “lock out” que tiene paralizada la NBA defendiendo sus derechos y los de sus compañeros, todos ellos montarían una rebelión si su entrenador les hiciera dobles o triples sesiones de entrenamiento. Sin embargo, sorprendentemente, asienten y consienten a obedecer la instrucción más indigna que cualquier jugador puede recibir, no hacer todo lo posible por ganar y en algunos casos ni siquiera poder competir contra los mejores jugadores del continente.

España. El equipo de Scariolo se ha visto sorprendido por la pasividad de los franceses. Su actitud de la segunda parte es ejemplificadora y alentadora. Cuando lo más fácil era entrar en el malvado juego de los galos, los nuestros escogieron el camino más digno y demostraron, una vez más, su respeto por esta profesión. La actitud francesa pone en cuarentena todo lo visto en el partido por lo que, como los franceses, guardaré fuerzas para lo que viene, aunque, eso sí,  dormiré sin ningún cargo de conciencia.

La nueva Europa

Lunes, 8 Septiembre 2008

Casi de manera desapercibida, en especial para los países que jugaron los Juegos Olímpicos, el baloncesto europeo está definiendo su nueva realidad en la Fase Clasificatoria para el próximo Campeonato de Europa.

Los 17 equipos repartidos en cuatro grupos buscarán las 8 plazas restantes para el evento que se disputará en Polonia el próximo verano. Es evidente que estamos ante una nueva época en el baloncesto europeo que está viendo como equipos tradicionalmente poderosos tienen que pasar por el trance de estas competiciones previas, que además nos permiten conocer a nuevos aspirantes a formar parte del grupo de élite continental.

Si analizamos lo sucedido hasta el momento llama poderosamente la atención las dificultades de Italia que ocupa la última posición en un grupo en el que también habitan Hungría, Bulgaria y Finlandia. Malas noticias para el baloncesto transalpino que no cuenta con la participación de sus mejores jugadores (Belinelli, Gallinari, Bargnani) algo que dice muy poco de la ilusión de estos jóvenes en situar al baloncesto de su país en el lugar donde se merece. El grupo está dominado sin alardes por Serbia donde la mejor noticia es la sensación de que Ivkovic es la persona adecuada para dirigir al combinado balcánico en esta etapa de transición, sin verdaderas estrellas pero con un amplio número de buenos jugadores para escoger.

El resto de grupos también nos ofrecen datos interesantes. El primero es que parece poco probable que la Portugal de Moncho López logre su clasificación, algo que dejaría en un espejismo el despegue del baloncesto portugués mostrado en el Europeo de España.
Por otro lado Francia se jugará su clasificación directa con Turquía y Ucrania. La selección gala parece haber encontrado una nueva perla en Nando de Colo, un jugador muy necesario porque aporta una de las necesidades perennes del baloncesto francés desde hace tiempo, un lanzador sólido. Entre tanta capacidad atlética echábamos de menos alguien que sumara talento al siempre comprometido Tony Parker.

Del igualadísimo grupo D donde Gran Bretaña, Israel, Bosnia y la República Checa han sumado una victoria me parece interesante, por novedosa, la selección británica que camina de manera firme a presentarse como una gran selección en sus Juegos Olímpicos del año 2012. A pesar de la ausencia de Ben Gordon, su compañero en los Bulls, Luol Deng y el nuevo jugador de la penya Mensah-Bonsú pueden ser argumentos suficientes para que su selección consiga la clasificación para el Eurobasket 2009.