Blogs

Entradas con etiqueta ‘gasol’

El día después de Felipe

Martes, 31 Julio 2012

España ha vencido a Australia en su segundo partido de los Juegos Olímpicos. La selección ha realizado un excepcional tercer cuarto en el que ha asegurado la victoria. En ese tiempo no ha jugado Felipe Reyes, da igual, su actuación ha vuelto a ser impresionante porque su presencia en el segundo cuarto enseñó el camino a España de cuál era la intensidad que requería el partido. Felipe Reyes ha dicho que el próximo verano no estará con el equipo nacional. La noticia ha pasado de puntillas, tanto que no quiero convertirme en cómplice de un injusto olvido y hoy entre rebote y rebote del bueno de Reyes se me ha ocurrido pensar en el día después de su marcha.

- El día después de Felipe vendrá otro, igual hasta con más talento, pero no será lo mismo. Ese día los entrenadores nos quedaremos sin un ejemplo constante con el que convencer a aquellos niños ( y no tan niños) que argumentan que no rebotean porque sus rivales son más altos.

- El día después de Felipe, pensaremos cuándo acaba el margen de mejora de un jugador y nos acordaremos que el jugador del Real Madrid añadía repertorio a su juego año tras año.

- El día después de Felipe, nos desesperarán menos algunos suplentes de la selección (no diré nombres) que no tendrán a su lado otro jugador de rotación que no desprecia cada segundo del juego y que lucha por reivindicarse cada momento incluso compartiendo puesto con los hermanos Gasol y Serge Ibaka.

- El día después de Felipe, nos arrepentiremos si alguna vez dudamos de él o pensamos que su tiempo había pasado, echaremos de menos su tiro a cinco metros, sus giros siempre para acabar con su mano derecha y hasta sus protestas cuando le pitan falta o pasos (porque Felipe, como Navarro, nunca hacen falta ni pasos).

Muchos días después de Felipe, pocos hablarán de él recordando esta generación dorada, pero que nadie lo dude, junto a la dirección de Calderón y el talento descomunal de Navarro y Gasol también se hizo un hueco Felipe Reyes, ese que pedía el cambio y en la primera acción cogía un rebote.

La Lista de Sergio

Martes, 19 Junio 2012

Aún respirando las últimas bocanadas de la extraordinaria final de la Liga Endesa, los Juegos Olímpicos empiezan a abrirse paso en el horizonte con la lista de jugadores españoles que acudirán a la cita en Londres. Aunque la convocatoria no es oficial se da por seguro el único cambio de Sergio Rodríguez por Ricky Rubio respecto al pasado Europeo. Una lista continuista que intentará conseguir para España el único gran título que falta a su baloncesto. (more…)

¿Vientos de cambio en L.A.?

Martes, 6 Diciembre 2011

Si nos guiamos por aquello de “Cuando el río suena agua lleva”, parece que se avecina una pequeña revolución en Los Angeles Lakers. Las sensaciones dejadas en su serie contra los Mavericks apuntaban un equipo con demasiado plomo en las piernas y muchos anillos en los dedos como para pensar que con  la actual configuración de la plantilla pudieran luchar contra el emergente poderío sobre todo representado en las franquicias del Este.

Si hablamos de los Lakers es inevitable analizar en que situación puede quedar Pau Gasol. Su salida del equipo californiano está muy relacionada con los objetivos a los que apunten sus dirigentes. Si los tiros apuntan a “caza mayor” como Chris Paul o Dwigth Howard las opciones de que Gasol permanezca en California se me antojan escasas.

Es cierto que Bynum también puede ser un jugador apetecible por su extraordinario potencial pero su historial de lesiones le pueden hacer menos apetecible ante un jugador más veterano pero que ofrece más garantía de rendimiento como Pau Gasol. Lo cierto es que por mucho que busquemos aspectos positivos de algún traspaso para el jugador español, cuesta pensar en algún cambio que beneficie las aspiraciones deportivas y la motivación de un jugador fundamental para los éxitos más recientes de los Lakers. Los hipotéticos destinos de Pau en el año previo al único gran objetivo que le queda por conseguir en su carrera, el oro en los Juegos Olímpicos, no parecen excesivamente atractivos. Orlando Magic está lejos del nivel de Miami, Boston o Chicago (en espera de qué hace Nueva York) y New Orleans tendría problemas para ser un equipo de Play Off en el Oeste.

Base, pívot, ¿los dos? Un base y un pívot encabezan las opciones de reconstrucción de los Lakers. No es casualidad si atendemos a que la franquicia californiana lleva mucho tiempo sin contar con un base All Star, confiando en que las bondades del “Kobesistema” camuflaran cualquier deficiencia. Chris Paul es uno de los mejores bases de la Liga y su juventud garantiza estabilidad de rendimiento en el puesto durante años pero en mi opinión si los Lakers sólo pudieran ”poner todos los huevos en una cesta” deberían apostar por Howard, un pívot absolutamente dominador en ambos lados del campo. Historicamente, las grandes dinastías de los Lakers se han producido con los mejores pívots del momento y el pívot del momento es sin duda Howard.

La opción de que llegaran Howard y Paul garantiza que del último quinteto titular de los Lakers sólo quedaría Kobe Bryant, una revolución en toda regla. Sentimentalismos aparte y con los cuatro últimos partidos contra Dallas Mavericks en la retina cambiar (siempre hipoteticamente) a Bynum,  Gasol y Artest (o como quiera que se llame ahora) por Paul y Howard sería una buena operación para los Lakers, otra cosa es que también tuvieran que desprenderse de Odom, ahí empezarían las dudas…

Simplemente, España

Domingo, 18 Septiembre 2011

España ha revalidado el título de Campeón de Europa de una manera brillante. Está bien detenernos en el “cómo”, porque éste, como todos los equipos de Leyenda no sólo será recordado por los títulos sino por la excelente manera de conseguirlos.

La verdad es que uno pensaba que esta Final destaparía uno de los aspectos menos conocidos de esta generación, la épica. Francia era un rival a la altura, capacidad física, talento y química entre sus mejores jugadores. Un equipo con los suficientes ingredientes para poner en dificultades a España y exigirla al máximo. Craso error el mío porque España tiene la virtud de elevar sus prestaciones según aumenta la importancia del evento y en esta ocasión no ha sido menos.

Tácticamente el partido ha respondido a un patrón extraño para tratarse de una final, ninguno de los dos equipos ha tenido excesivos problemas para anotar en su inicio y en ese perfil  de juego España es imbatible por cualquier equipo Europeo.

Rodillo y resignación. El desarrollo del partido ha seguido un modelo bastante conocido. España se ha adaptado al rival para superarle. El equipo más físico del campeonato, Francia, ha recibido 10 tapones, el equipo que más contraataques había realizado no ha sido capaz de defender el juego de transición español. Visto así, el mensaje es desolador para los rivales que como los galos “reman” con poca fe cuando se ven con el marcador en contra. Por eso fue tan destacable cómo se manejaron los macedonios en la semifinal y por eso es tan meritoria la manera en que España está escribiendo la historia.

Los nombres de la historia. Todos estos héroes merecen elogios sin parar. Navarro y  Pau Gasol son referencias del baloncesto mundial (sí, mundial), Marc Gasol ha realizado su competición más completa con España, pero me gustaría centrarme en algunos nombres que ocuparán menos espacio pero que han tenido su momento decisivo en el partido. Por un lado, José Manuel Calderón, que dio las primeras pistas al equipo demostrando a Parker que admiramos lo bueno que es pero que también sabemos sus debilidades. Después llegó el momento Ibaka, fundamental para el primer arreón de España. Emotivos minutos del congoleño cuya sonrisa es realmente iluminadora. Por último, Víctor Sada, una de mis reconocidas debilidades, prácticamente inédito en el campeonato, pero nuevamente excelente cuando le ha tocado participar.

Y Scariolo. Es justo reconocer el gran trabajo del seleccionador español. La idea general es minusvalorar el trabajo de los entrenadores cuando tienen grandes jugadores. Mi percepción es la contraria. Los grandes jugadores tienden a descubrir la carencia de los entrenadores. Scariolo ha sabido adaptarse al grupo, ha tenido paciencia para perseverar en sus ideas y personalidad para aislarse de las poco argumentadas críticas.

Y ahora. Ahora nos queda disfrutar de este éxito, guardar todas las bellas imágenes que nos ha dejado este Europeo en la memoria y contar los días para que estos muchachos se junten en busca de su reto pendiente, los Juegos Olímpicos. Mientras tanto, GRACIAS a todos ellos y a todos los que estuvieron antes ganaran o no.

El Manual del buen suplente

Mircoles, 31 Agosto 2011

El calendario ha dispuesto que los primeros partidos del Eurobasket para España sean la prolongación perfecta de la preparación para el verdadero Campeonato de Europa que empezará en el partido contra Lituania. Afirmación un poco sobrada, seguro, viendo lo apretada de la victoria frente a Polonia, pero poco alejada de la realidad.

España ha hecho bien lo que venía haciendo bien, asumir su superioridad en el juego interior, circular bien el balón por momentos  y……. ganar el partido. En el debe hay que situar la dificultad en el rebote defensivo que incide en los pocos contraataques que se generan, el terrible desacierto en el lanzamiento exterior y una cierta relajación defensiva de los jugadores exteriores  pensando que ya vendrán los Gasol e Ibaka a arreglar el problema con sus tapones.

El partido contra Polonia también ha reforzado la sensación de los partidos previos respecto al gran número de jugadores del equipo alejados de su mejor nivel. La realidad es que pese a los esfuerzos de Scariolo que, acertadamente,  ha tenido más en mente sumar jugadores a la causa que dejar más tiempo en pista a los que funcionaban, la anotación de España ha estado poco repartida. Debemos ser pacientes en este sentido y asumir que no es fácil el cambio de roles que jugadores como Ricky, Claver, Llull, Reyes y San Emeterio tienen respecto a sus clubes. La mejor manera de integrarlos es que los titulares ofrezcan seguridad (vamos Calderón¡), que el entrenador no les condene prematuramente (insisto, creo que Scariolo ha acertado) y que cada uno de ellos encuentre unos buenos momentos en el juego que les hagan ser útiles en un campeonato que, al ser tan largo, necesitará de todos ellos.

No he mencionado entre los suplentes a los dos que han estado más brillantes. Ibaka vive su primera convocatoria con la protección que otorgan los Gasol, juega sin nervios, amparado en la ilusión de cualquier debutante sabiendo perfectamente qué debe aportar al equipo. El otro suplente es Víctor Sada, cuya foto ilustraría cualquier libro dedicado al manual del buen suplente. No ha anotado ningún punto, pero su salida a pista en el primer tiempo ha permitido ver los mejores momentos de España y acumular una renta que, a la larga, ha resultado decisiva. Sada no necesita ningún proceso de adaptación a su rol porque lleva mucho tiempo instalado en él. Lejos de resignarse hace de cada balón suelto una batalla por su reivindicación y así, poco a poco, gana minutos, adeptos y respeto.

El tiro de España

Lunes, 29 Agosto 2011

Juan Carlos Navarro en un entrenamientoEs curioso. Mis primeras imágenes del baloncesto vienen asociadas a los excelsos tiradores del baloncesto español. Epi, por supuesto, con esa extraña pero efectiva mecánica, Beirán, Villacampa, Margall. España era una selección de tiradores con pívots pequeñitos (entonces lo del “cuatro”  y el “cinco” no existía) que nunca era la máxima favorita para el oro pero que siempre era un rival más que incómodo.

Entre 20 y 30 años después, el panorama ha cambiado radicalmente. España es la actual Campeona de Europa y máxima favorita para la edición que está a punto de comenzar y también, como ha demostrado la preparación, es una selección con pocos anotadores fiables desde la larga distancia. Alguno se tirará de los pelos cuando lea esta afirmación pero lo cierto es que necesitaremos mucho más acierto exterior para conseguir el oro, máxime si tenemos en cuenta que las defensas tenderán a cerrarse para defender a los Gasol e Ibaka.

Vale, lo sé, tenemos a Navarro pero también el trío de bases menos amenazante en el lanzamiento de tres puntos. Curioso el caso de José Manuel Calderón, un jugador sobre el que deberíamos detenernos un momento para analizar su preparación. Es cierto que estamos ante un base sólido que asegura pocos errores en los minutos que disputa, una garantía, vamos, pero asusta presenciar una versión tan robotizada en alguien que destacaba por sus exhuberantes condiciones físicas, su habilidad para penetrar y que parecía haber desarrollado una buena capacidad de lanzamiento en los últimos años. O las lesiones han precipitado su declive físico o alguien le ha engañado diciendo que para ser un buen base hay que jugar permanentemente con el freno de mano echado. Calderón asegura orden y fluidez en el juego cinco contra cinco pero ahora mismo no parece capaz de hacer jugar a España a un ritmo más acorde con nuestra historia ni de improvisar soluciones a los problemas que aparecen en los partidos. Espero que la exigencia de la competición nos muestre una versión más deshinibida del excelente jugador extremeño.

Volviendo al tema del “tiro de España”, asumiendo que hay varios jugadores capaces de anotar triples como pueden ser Llull, San Emeterio, Claver o incluso los Gasol, parece claro que ninguno de ellos tienen en el lanzamiento su mejor habilidad. Nos queda Rudy Fernández que vive en la paradoja de que ha sido especializado hasta el máximo como tirador en la NBA y hasta el momento se ha mostrado bastante errático en la suerte del lanzamiento de tres puntos.  Aún así, desacertado y todo, prefiero la versión de Rudy intentando hacer más cosas que solo lanzar, él tiene claro que la selección es su forma de reconciliarse con todas sus capacidades y su trayectoria invita a pensar que cuando el equipo le necesite anotará tiros decisivos. Más le vale a España porque si no, la defensa “a tres metros” que planteó Obradovic sobre Rubio y Sada en los play offs de la pasada Euroliga se extenderá sobre el resto de jugadores españoles como una plaga.

Lo que hay y lo que viene

Mircoles, 3 Agosto 2011

Los éxitos de las selecciones españolas sub 20 y sub 18 no hacen sino corroborar el excelente trabajo que se está desarrollando en el baloncesto formativo español en los últimos años. No se puede hablar únicamente de un éxito de la Federación Española de Baloncesto sino como un reconocimiento a entrenadores de formación de clubes y también colegios,  Federaciones territoriales y sobre todo a esos niños y niñas que dedican innumerables horas de su infancia y adolescencia a desarrollarse en una de sus pasiones.

Hay un factor diferencial en estas nuevas generaciones, su carácter competitivo. La mayoría de estos jóvenes está creciendo viendo como muchos compatriotas ganan de manera asidua. Ahora no solo sabemos jugar sino también ganar, ya no parecen temblar las piernas cuando los partidos entran en su fase decisiva.

Cuidado.  Es la hora sin embargo de alejarse de la euforia y de intentar advertir de situaciones adversas que se pueden avecinar. Sería conveniente huir de comparaciones alejadas de la realidad que solo pueden llegar a confundir a los chavales y a su entorno. Que convivan en un mismo equipo jugadores como los Gasol, Navarro y Rudy Fernández es un hecho excepcional que puede que no se repita nunca. Estamos hablando de tener al mismo tiempo a cuatro de los diez mejores jugadores del continente. Quiero decir con esto que debemos saber valorar lo que tenemos y no desvirtuar la percepción de los jugadores que vienen. Parece claro que vienen muchos proyectos de buenos jugadores pero el salto a la excepcionalidad no es nada fácil. Además, si echamos un vistazo a las selecciones inferiores observamos que empezamos a volver a acusar la ausencia de jugadores interiores grandes. Para solucionarlo, la FEB ha estado lista y ha empezado a asimilar jugadores extranjeros captados por equipos españoles en categorías de formación. No solo se trata de Ibaka o Mirotic, los más conocidos sino otros casos como Malick Fall, de Unicaja e Ilmane Diop, jugador de Baskonia, actualmente disputando el Europeo U 16 con España. Absolutamente nada en contra de la medida que solo habla de manera positiva de la previsión de clubes y Federación de anticiparse a carencias futuras que se avecinan. El siguiente paso necesario será conseguir que la FIBA autorice más de un nacionalizado por combinado, en caso contrario el debate Mirotic-Ibaka (sorprendentemente silenciado este año) será uno de los clásicos del verano.

La verdadera dimensión de Ming

Lunes, 11 Julio 2011

La retirada de Yao Ming deja una cierta sensación a historia inacabada. Las múltiples lesiones, seguramente asociadas a su descomunal tamaño, han marcado la trayectoria de un jugador con muchas más cualidades para dominar el juego que su estatura.

Ming ha sido mucho más que un jugador con un país entero detrás de su espalda, su movilidad para sus casi 2 metros 30 de estatura era admirable y su variedad ofensiva le hacía prácticamente imparable si recibía cerca del aro. Sin embargo, siempre dio la sensación de no ser un competidor excesivamente voraz, como si por momentos se conformase por ser el gran centro de todo un circo mediático y se sintiera cómodo en ese papel de rey Midas asiático. Ming tenía todos los argumentos del juego para dominar pero no supo acompañarlos con una mentalidad adecuada, quizás su papel de icono devoró al Yao Ming jugador.

Mis recuerdos del jugador chino se asociarán al impacto de su llegada a la liga, a la última frontera derribada por la NBA, a su brillante capacidad técnica (bendita utilización de las dos manos para hacer ganchos), a sus duelos con Shaquille O´Neal en la NBA y con Gasol en los Juegos Olímpicos. Pensaré en un jugador tan enorme como sus posibilidades pero limitado por sus rodillas y por esa tímida sonrisa que le hacía presa fácil de los “tiburones” con los que jugaba.

Draft 2011. Rudy y el kilo de pívot europeo.

Viernes, 24 Junio 2011

La noticia del traspaso de Rudy Fernández ha dado más relevancia en España al sorteo de un Draft que no parece que figure entre los más brillantes de la historia y que ha constatado varias tendencias que se vienen observando en los últimos años.

Los Mavericks, a medida de Rudy, ¿o no tanto?. La salida de Rudy Fernández de Portland es una buena noticia, mirada desde cualquier punto de vista. Su rol estaba absolutamente estancado y con pocas perspectivas de mejorar. El equipo del estado de Oregón ha acumulado bastante talento exterior en las últimas temporadas y el jugador español estaba muy encasillado en su juego tanto táctica como emocionalmente. El estilo de los actuales campeones favorece el dinamismo y la actividad de Rudy que deberá recordar su capacidad para generar ventajas con el balón en las manos después de mucho tiempo en Portland esperando en una esquina a que el balón le llegara. Aterrizar en un equipo campeón tiene un punto de motivación extra pero el inconveniente de que cuándo surjan las primeras dudas las miradas siempre se dirigirán a los nuevos. El tiempo dictará el grado de apuesta que realizan Rick Carlisle y compañía por Rudy.

El Draft ha vuelto a constatar que los pívots que juegan en Europa son foco principal de atención de todas las franquicias americanas. Parece evidente que el baloncesto formativo estadounidense tiene un problema a la hora de crear grandes jugadores interiores. La consecuencia es la elección en puestos altos de jugadores como Biyombo, Kanter, Valanciounas e incluso Mirotic, todos ellos jugadores de enorme proyección pero aún tiernos como para destacar en cualquier equipo de la NBA. Es bastante paradójico que el Draft preste tanta atención a los jugadores grandes mientras el juego de los equipos se aleja cada vez más de hacerles protagonistas. En el caso de estos jugadores conviene tener un punto de prudencia y recordar que los jugadores altos son los que más tardan en alcanzar su madurez y que tienen un desarrollo más lento. Los ejemplos de Gasol y Nowitzki que tratan de imitar todas las franquicias deben recordarse como jugadores que llegaron a la liga ya maduros y con suficiente bagaje competitivo, otros casos como los del griego Koufos y el barcelonista Perovic deben mantener en alerta a todos estos jóvenes así como a sus familias y a sus agentes que “seguro” quieren lo mejor para ellos.

Nowitzki y la historia

Martes, 24 Mayo 2011

Dir Nowitzki, ya había ganas de escribir sobre él, y que mejor momento que éste donde sus Dallas Mavericks están a punto de alcanzar la Final de la NBA gracias, en gran medida, a las extraordinarias actuaciones de este todoterreno alemán, con el tamaño de un cinco, el tiro de un alero y el manejo de balón de un base.

Es difícil abstraerse del asombro cuando analizas el juego de Nowitzki, ciertamente estamos ante un prodigio que ha sabido siempre  utilizar su físico para sacar el máximo partido de sus numerosos recursos técnicos. Es cierto que no es excesivamente rápido ni atlético pero su elevada estatura impide a sus defensores incomodar su letal lanzamiento. La solución sería ponerle un defensor más alto pero no hay nadie que supere los “siete pies” que se mueva como el jugador alemán, que añade a sus virtudes una excelente capacidad para elevar sus prestaciones en los momentos decisivos de los partidos

Las demostraciones de Nowitzki en estos play offs han hecho que se eleven las voces que cataloguen al jugador germano como el mejor jugador europeo de la historia. Terreno espinoso éste por la dificultad que supone evaluar diferentes épocas y jugadores que ocupan diferentes posiciones. Particularmente me cuesta poner a Nowitzki por encima de Petrovic, Sabonis o Kukoc, quizás porque el paso del tiempo hace que mitifiquemos a aquellos nombres que marcaron nuestra infancia o tal vez porque aquellos tuvieron un perfil de pioneros que ayudó en su camino a los Nowitzki y Gasol (Pau, otro que podía optar al hipotético galardón).

Si nos centramos en europeos que hayan jugado en la NBA nadie iguala las estadísticas de Nowitzki, MVP de la Liga, 10 presencias en el All Star y muchos tiros ganadores en las espaldas. La ausencia de títulos colectivos de relevancia le ponen en desventaja con los mencionados Kukoc, Petrovic, Sabonis y Gasol pero las actuaciones de la Alemania de Nowitzki lejos de desmerecer al jugador de los Mavericks le encumbran aún más por haber logrado medallas en competiciones internacionales rodeado de jugadores tirando a mediocres.

Los defensores de Nowitzki argumentan con razón que las historias de Sabonis y Petrovic tienen algo de inacabadas. Sabonis luchó contra terribles lesiones y aún así fue un jugador de primerísimo nivel durante toda su trayectoria. El Sabonis pre-lesiones superaba a jugadores ya legendarios de la NBA como David Robinson. La historia de Petrovic la cortó un fatal accidente de tráfico. El genio croata aterrizó en la liga estadounidense después de ganar todo lo posible en europa e hizo gala de su carácter para superar innumerables adversidades en sus comienzos en la Liga. La muerte le llegó en el mejor momento de su vida, consolidado como uno de los mejores anotadores de una competición con muchos menos jugadores vulgares de los que ahora la habitan.

Quizás si los Mavericks ganaran el anillo se despejarían mis dudas, de momento permitidme que no elija entre papá y mamá y siga disfrutando de Nowitzki mientras venero el altar de sus antecesores. Y vosotros, ¿tenéis claro quien es el mejor jugador europeo de la historia?