Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gobert’

Francia, otra vez..

Martes, 16 Agosto 2016

¿Qué hacemos con los niños?, ¿Dónde vamos de vacaciones? y ¿Cuándo jugamos contra Francia en baloncesto? pueden ser algunas de las preguntas que se repiten en muchos hogares cuando se acerca el verano. En efecto, el enfrentamiento contra la selección “vecina” en algún cruce decisivo es todo un clásico y se repite cada verano en el último lustro.

España ha vuelto a demostrar en su encuentro frente a Argentina que se maneja perfectamente en los partidos de “todo o nada”. Por eso, porque la “historia” con Francia juega a su favor y por el nivel de sus dos últimos partidos, podemos ser optimistas respecto a las posibilidades de nuestra selección. Conviene estar preparados, eso sí, para un partido durísimo, en el que España tendrá muchos problemas para jugar al mismo ritmo que contra lituanos y argentinos ya que el seleccionador francés sabe que las opciones de su equipo pasan por llevar el partido a media pista, a posesiones largas y donde la superioridad física de su equipo tenga más peso que el mayor talento español.

Comparto con Scariolo la apreciación de que Francia es, después de Estados Unidos, el rival más duro para España. La madurez y el talento de De Colo, en el mejor momento de su carrera, el conocimiento del juego de Parker y Diaw, la intimidación de Gobert y los chispazos de Batum y Heurtel son sólo algunos de los argumentos de un equipo que ha confirmado en los Juegos una irregularidad que ya apuntó en los partidos de preparación. No acaba esta Francia de ser un equipo “redondo” (aunque estuvo a punto de dar un susto a Estados Unidos) pero eso no quita para advertir de su potencial.

España llegará reforzada a su partido de Cuartos de Final. Sus dos últimos partidos han sido de un gran nivel pero Francia puede destapar algunos asuntos tácticos sobre los que se puede dar mejor respuesta. Uno de ellos será la defensa del bloqueo directo que jugarán permanentemente Parker y De Colo. Otro,  la tendencia a abusar del bote que muestra el equipo cuando las defensas rivales suben líneas y  por último, sigue echándose en falta algo más de claridad en el juego sin balón cuando Gasol recibe en situaciones cercanas al aro. El partido tendrá en el rebote uno de los factores claves para conocer su desenlace. Si España domina el rebote, las posibilidades de conseguir superioridades aumentan y muchos jugadores parecen sentirse más cómodos. Destacable en este sentido la contribución de Rudy Fernández. A su habitual actividad defensiva en el trabajo en las líneas de pase, en las segundas y terceras ayudas y en rebote, el balear está añadiendo una confianza en ataque inusual desde hace varios (muchos ) meses. Fernández, en este nivel, es un activo de máximo nivel en Europa y un factor diferencial que convierte a un buen equipo en un aspirante a todo. Buenísima noticia para nuestra selección.

Más allá de la implicación emocional porque juegue España, como aficionado al baloncesto, los partidos España-Francia siempre ofrecen detalles muy interesantes. España luchará por imponer su estilo rápido compaginándolo con la superioridad de Gasol sobre sus pares. Francia intentará trabar el encuentro y evitar que los de Scariolo jueguen con margen desde el comienzo. Será importante que Ricky Rubio muestre la agresividad del día de Lituania para que Parker tenga que preocuparse de “jugar” también en defensa. Sobre la pista varios duelos individuales de primer nivel y muchas cuentas pendientes generadas en los últimos años. Un “clásico” que llega antes de lo que merece el potencial de ambos equipos pero que llega en cuartos de final por la preparación con la que llegaron los dos equipos a esta cita. A disfrutar¡

Historia

Jueves, 17 Septiembre 2015

Hay partidos y momentos que permanecen en la memoria deportiva de cada uno. Esta victoria frente a Francia ocupará un lugar privilegiado en el particular museo de muchos aficionados. Más allá del enorme significado del triunfo (clasificación para los Juegos Olímpicos y optar a un nuevo título), el encuentro ha aportado matices extraordinarios, de aquellos que llegan a la piel por la emoción, intensidad y pasión con las que ha competido España.

Durante varios minutos he tenido la sensación de estar viendo un partido de la España de los 80 y los 90, cuando eramos candidatos pero no favoritos y en los que, a la hora de la verdad, eramos superados por el enorme poderío físico de nuestros rivales de entonces. En seguida, Pau Gasol se ha encargado de “despertarme”. En realidad, Gasol hace tiempo que nos despertó a todos, su actuación en este Eurobasket y en particular en esta semifinal será un pasaje  imprescindible de su biografía deportiva por su absoluta superioridad ante sus rivales, su continuidad en el juego y, por encima de todo, su absoluto liderazgo en un grupo castigado por las ausencias, los problemas físicos y las pequeñas heridas mentales generadas en algunos jugadores durante la competición.

Con 35 años a cuestas, la vitrina llena de títulos y el reconocimiento universal, Gasol ha encontrado en las circunstancias que rodean a España y a este Eurobasket un impulso esencial que le está ayudando a desplegar su mejor versión. Aunque no soy partidario de las especulaciones y prefiero agarrarme a las certezas, no parece muy arriesgado aventurar que con una España al completo y con menos necesidad, Gasol no hubiera rendido a este nivel. Digo esto para valorar aun más su compromiso, deseo y ambición para prestar un pen-último servicio que posicione a nuestro baloncesto en el nivel que merece después de una década maravillosa. Quién tenga problemas para distinguir un talento técnico-táctico de un talento sólo físico que revise el apasionante duelo Gasol-Gobert.

Más allá de Gasol, merecen reconocerse otros factores como importantes para obtener la victoria frente a una gran selección como Francia. La defensa de España ha rozado la perfección en muchos momentos, tanto en el planteamiento de los técnicos como en lo ejecutado por los jugadores. No ha sido tan bueno el trabajo en el rebote, que ha mantenido a Francia en el encuentro pero que se ha conseguido igualar en los momentos decisivos por la implicación de todos los jugadores. Muy importantes también los minutos de Sergio Rodríguez, especialmente los primeros que ha disputado, por  su atrevimiento y por el mensaje que ha podido hacer llegar a sus compañeros. Emocionante y simbólico  ver como Felipe Reyes ha terminado jugando los minutos decisivos junto a su compañero de generación, Pau Gasol.  Como ocurría muchas veces en el Real Madrid, Reyes ha condenado a Mirotic al banquillo en los momentos decisivos. Seguro que el bueno de Mirotic disputará muchos encuentros como éste, pero en un partido para “tíos”, Reyes es una garantía.

A todos nos fascinaba la España que aplastaba por talento. No es mala cosa disfrutar de victorias basadas en el  esfuerzo, solidaridad, carácter y Pau Gasol. Me pregunto si este partido ha marcado el límite de lo que puede dar esta selección en sus circunstancias actuales. Probablemente sea así en compromiso y actividad defensiva, por lo menos si lo comparamos con lo mostrado en los partidos anteriores. La Final nos dará alguna respuesta más sobre esta duda. Ahí veremos si la “liberación” de haberse clasificado para los Juegos Olímpicos es un estímulo o un freno y si el gran partido por llegar que esperamos de determinados jugadores se ha guardado para decidir un título.

10 NBA que apetecen

Viernes, 28 Agosto 2015

No son necesariamente los mejores,  pero por diferentes motivos, son los jugadores que juegan en la NBA que más curiosidad y atractivo me provocan de cara al próximo Eurobasket. Dentro de una amplia nómina de jugadores extraordinarios, estos 10 hombres enriquecen la competición y elevan el nivel de sus diferentes selecciones.

- El trono de Parker.  Tony Parker es un clásico de estas listas. No aporta novedad su presencia pero sí que lidere a la selección favorita de esta edición. Después de un irregular curso en los Spurs, Parker ha demostrado en la preparación estar listo para dar ese punto de conocimiento del  juego y equilibrio que tanto valora una Francia llena de talento y de poderío físico. Dennis Schröeder hará su “presentación” en Europa tratando de ayudar a Nowitzki y compañía para que Alemania opte a puestos de privilegio. Los mejores bases de Europa no son ningunos niños y ya tenían ese estatus hace cinco años. Schröeder tiene 21 años y este Eurobasket ayudará a especular sobre su verdadera dimensión. El chico tiene personalidad y arrojo pero por muchos partidos que lleve en la mejor liga del Mundo en esta competición se encontrará con otro tipo de estímulos que ayudarán a conocer su nivel.

- Bargnani o “la tomadura de pelo”. Igual el bueno de Phil Jackson se ha pasado un poco en sus calificativos a Bargnani pero lo cierto es que el jugador italiano nunca ha tenido un rendimiento acorde a su elección de draft y, lo que es peor, a sus condiciones. Bargani es uno de los aspectos que me hace sospechar de una Italia talentosa pero con tendencia a diluirse en esfuerzos individuales y a exhibir poco esfuerzo en defensa.

- El “fenómeno griego”. Gianis Antentokoumpo está llamado a ser uno de los referentes del baloncesto europeo en la próxima década. Los partidos de preparación han dejado claro que su peso en Grecia será mucho mayor que en el pasado campeonato del Mundo. Las reglas FIBA penalizan algo más su escasa amenaza en el lanzamiento exterior pero su impacto en el juego es total por su envergadura, velocidad y capacidad para romper defensas.

- Gobert y Koufos.  Rudy Gobert fue  uno de los grandes culpables de la dolorosa derrota de España en el pasado Campeonato del Mundo. Su trabajo defensivo y su actividad en el rebote compensó la teórica ventaja que exhibía España con los Gasol e Ibaka. A priori, la versión de Gobert que veremos en este Eurobasket debe ser aun mejor. Su temporada en la NBA ha sido muy  buena y poco a poco está siendo capaz de ir depurando sus limitaciones técnicas. Pocos jugadores juegan tan por encima del aro como el jugador francés cuya trayectoria ejemplifica la paciencia que se debe tener con los jugadores grandes que no tienen una evolución tan previsible. Kostas Koufos disputará su primera gran competición con la selección absoluta griega. A diferencia de Gobert, Koufos pareció no cumplir con las expectativas que apuntaba en edad juvenil. Ahora es un jugador algo más asentado que apetece verle medirse contra los grandes jugadores interiores del continente en una edición que presenta una  nómina de jugadores interiores impresionante.

- El reto de Hezonja. Tengo curiosidad por ver si Hezonja será ya un jugador importante en este Eurobasket. Lo lógico es que tenga minutos en los que deslumbre y otros en los que exhiba aquellos aspectos mejorables  (manejo de balón, lectura del juego y pase) propios de su edad y su carácter. Croacia será uno de los equipos a seguir aunque a priori está un escalón por debajo de selecciones como Francia, España, Grecia y Serbia.

- El tiro, el pase, el talento. Nowitzki, Diaw y Mirotic comparten posición y mucho talento en sus manos. El alemán vuelve a implicarse con su selección para buscar otra experiencia olímpica. Que todos deseemos que aparezcan “nuevos” jugadores no debe hacernos despreciar a tipos como Nowitzki, historia de este deporte. Boris Diaw es otro “clásico” para paladares algo más exquisitos, un “base” desde el poste bajo que rinde al máximo en su selección nacional. Mirotic, por su parte, representa el cambio del modelo de España. Su compenetración con Pau Gasol será fundamental para que España consiga sus objetivos.