Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gregg Popovich’

Pau y “Pops”

Viernes, 11 Noviembre 2016

El mejor pívot pasador del mundo (con permiso de su hermano, Marc) en el reino del “Passing Game”. Los mejores pies jugando de espaldas en un equipo que no limita la aportación de los pívots a jugar situaciones de “pick and roll”. El jugador de mejor rendimiento en las competiciones de selecciones FIBA en los últimos 15 años en la franquicia  que más respeto e influencia ha demostrado por el baloncesto fuera de la NBA.

Todo parece encajar para que la aventura de Pau Gasol en los Spurs sea todo un éxito pero los comienzos distan de ser los esperados. Es pronto, muy pero que muy pronto, estoy convencido de que Gasol encajará a la perfección en el equipo tejano pero los primeros partidos de la temporada me están dejando algo frío respecto al engranaje de Gasol en el ecosistema de Gregg Popovich.

Gasol juega menos que nunca (21 minutos de media) y ahí parece que está el origen de esta “incomodidad” en la pista que manifiesta. La falta de continuidad afecta a cualquier jugador, sobre todo a aquellos que vienen de una dinámica diferente, y Gasol no acaba de acostumbrarse a disputar menos minutos y tener poca presencia ofensiva en ese tiempo. Leonard y Aldridge son opciones prioritarias en el juego de los Spurs en el que el catalán  también es víctima del “small ball” que parece ganar terreno en la NBA lo que obliga a Popovich a apostar por quintetos más pequeños para defender a sus rivales donde Aldridge ocupa la posición de “cinco” y desplaza al jugador español al banquillo.

El último partido de los Spurs frente a los Rockets fue significativo en este sentido, con Gasol jugando 13 minutos y unos Rockets desatados castigando a los veteranos Spurs con un ritmo alto de juego y con Harden generando ventajas de manera constante.

Tengo a Gasol por una de las mentes más brillantes que ha dado este juego en mucho tiempo por lo que me interesa mucho ver cómo es capaz de “convencer” a Popovich de que su presencia en la pista es necesaria para incrementar el nivel de juego de los Spurs. Ya escribí que no soy muy optimista con las opciones de título de los Spurs, muchos de sus mejores jugadores tienen las piernas castigadas y físicamente parecen lejos de las mejores franquicias de la Liga. Aun así, con Gasol a pleno rendimiento tendrían recursos suficientes para ser un equipo altamente competitivo.

Ahora mismo, Popovich opta por igualar las propuestas de los rivales antes que explorar la convivencia durante más tiempo de Aldridge y Gasol. De momento, el laureado técnico parece penalizar la defensa de Gasol antes que valorar el resto de sus amplias virtudes. La ecuación Aldridge-Gasol es la más urgente que debe solucionar Popovich. Donde ve un problema puede encontrar el valor fundamental para que los Spurs sean más sólidos. Para ello, sería conveniente que los dos jugadores tuvieran la oportunidad de jugar más minutos juntos y explorar cómo pueden beneficiarse de sus cualidades. En la época que prima los espacios y la búsqueda de las “divisiones” para encontrar tiros abiertos, es posible, claro que sí, jugar un buen baloncesto con dos grandes jugadores en el poste medio.

El reto para Gasol es mayúsculo y pondrá a prueba una de sus cualidades injustamente menos valoradas, su competitividad. Nadie tiene el rendimiento de Gasol a los 36 años sin un alto grado de ambición y constancia por lo que estoy seguro que será capaz de revolverse ante esta situación y hacerse un hueco como jugador franquicia en los Spurs. Para ser justos, sus situación tampoco se puede achacar en exclusiva a Popovich sino también a que ha llegado a este comienzo de temporada menos “fino” que otros años. Habrá que seguir con atención este proceso de adaptación de Gasol en el que si no acaba de afianzarse veremos como Popovich deja de ser ese entrenador laureado y admirado para convertirse en un sospechoso habitual, al tiempo….

Duncan no está en campaña

Jueves, 13 Diciembre 2012

Agrada ver que en una colección de egos descomunales como es la NBA aún hay tipos que se dejan llevar por la lógica y saben distinguir la paja del trigo. Uno no llega a ser probablemente el mejor “cuatro” de la historia de la NBA sin una buena mentalidad que complete unas grandes condiciones en el juego.

Hablamos de Tim Duncan, por supuesto, un jugador capaz de mejorar sensiblemente sus números respecto a la temporada anterior con 36 años en las piernas, porque sigue empeñado en hacer que el equipo de toda su vida, los Spurs, continuen siendo una referencia dentro de la competición. Duncan es una estrella al servicio de una causa que asume el paso del tiempo y la pérdida de protagonismo ante otros “productos” de la Liga pero que no se resigna a poder seguir compitiendo contra ellos. Poco aporta a Duncan el “All Star” y por eso hace bien en manifestar que no tiene un gran interés en participar. Esos días de descanso le vendrán muy bien a él y a su equipo.

La actitud de Duncan no debe despistarnos. Que él quiera alejarse de los focos no significa que dejemos de ponderar su excepcional temporada y cómo ha influido su personalidad en la manera en que se han definido los Spurs de los últimos años. Su “matrimonio” con su entrenador Gregg Popovich han logrado crear una franquicia con una gran personalidad que, en su momento, fue poco valorada. Los Spurs de Duncan y Popovich privilegian el pase sobre el bote y el juego colectivo sobre el permanente aclarado. El único límite que tiene un jugador de San Antonio para desarrollar su talento es impedir que sus compañeros también puedan realizarlo. Es por eso que todo jugador del equipo tejano tendrá posibilidad de destacar independientemente de su sueldo, procedencia o formación y eso es así porque han coincidido en el tiempo un entrenador como Popovich y un jugador tan solidario como Duncan.

Me alegra ver que en los últimos años ha aumentado el reconocimiento hacia los Spurs. Durante algún tiempo se les identificó como una alternativa poco atractiva y puede ser verdad que buscando el entretenimiento puro y duro no sería la primera elección de casi nadie. Si hablamos de buen baloncesto la historia cambia. Dicen que San Antonio Spurs son el equipo más europeo de la NBA, yo diría que son el más americano o por lo menos el más americano si nos creemos sus propios lemas, aquellos del sueño americano y de una verdadera igualdad de oportunidades. Pero mejor no entrar en ese debate (que daría para muchos post)  y disfrutar de los Spurs y del legendario Duncan.