Blogs

Entradas con etiqueta ‘Guillem Rubio’

El Negocio insostenible

Lunes, 14 Marzo 2011

Leo unas interesantes declaraciones del Presidente del DKV Joventud, Jordi Villacampa que resume de manera explícita cuál es la situación de muchos de los equipos que forman parte de la ACB. Con la obligatoriedad de tener un presupuesto mínimo de 3,5 millones, los equipos se las ven y se las desean para no desaparecer y mantener su plaza en la Liga. Dice Villacampa, acertadamente, que es imposible generar suficientes recursos para tener una plantilla que aspire a competir contra los clubes futboleros, banqueros y azulejeros.

Me pregunto cuál es la respuesta de la ACB ante esta situación. Como en otros aspectos, al organismo le ha fallado previsión y cintura. La crisis económica dura y dura y la ACB no protege a sus equipos ni piensa en el futuro. Se hace difícil de entender que los equipos tengan casi infinitas posibilidades de cambio de jugadores y que se permita fichar a equipos con jugadores con contrato que no cobran. ¿No sería mejor eliminar la opción de cambios en las plantillas salvo lesiones de larga duración?, ¿No ayudaría eso más a los jóvenes jugadores que tendrían más oportunidades? y, sobre todo, ¿no controlaría el terrible derroche de los dirigentes de los clubes?.

Veamos el ejemplo de Unicaja de Málaga. Desde el comienzo de temporada ha cambiado de entrenador, ha fichado a Billy Baptist, Blakney y ahora Garbajosa. Ha utilizado a un total de 18 jugadores, dando de baja a Panchi Barrera, Freire, Printezis y Guillem Rubio. Éste último es uno de los tantos jugadores españoles de nivel medio-alto, pagado como una estrella  por el genial invento de los cupos. Conviene recordar que Rubio fue fichado después de pagar traspaso a Manresa.

Tiene razón Villacampa, el negocio es insostenible, sobre todo con dirigentes como la mayoría de los que habitan en nuestros clubes que se benefician de las absurdas normas opulentas de la Liga. Veremos cuánto tiempo dura el dinero en Málaga…

Épico y Justo

Lunes, 23 Marzo 2009

La épica y la justicia no son siempre grandes amigas. Muchas hazañas deportivas permanecen en el anonimato por el brillo especial del triunfo. Ricoh Manresa sabe algo de eso, nunca antes, en toda la temporada había acaparado el equipo de Jaume Ponsarnau tantos elogios. La sensacional victoria conseguida en el partido frente al Regal Barcelona es un merecido homenaje al equipo de más mérito en toda la competición.

Es curioso el tratamiento mediático a este equipo, que, sorprendentemente, ha dado más titulares por sus iniacitivas para paliar su más que delicada situación económica que por su excelente rendimiento deportivo. En la jornada 27, esa donde muchos equipos aún hacen sus cálculos de cuántas victorias necesitarán para salvarse, Manresa puede soñar, con muchos argumentos para hacerlo, con jugar el play off por el título.

Mucha parte del éxito del grupo se debe, en mi opinión, al excelente trabajo de su técnico Jaume Ponsarnau, (¿cuándo ganará el premio de entrenador del mes?). Ponsarnau ha conseguido lo que todos los entrenadores persiguen, un grupo implicado y decidido donde todos los jugadores se encuentran con la confianza necesaria para expresarse al máximo. Hay muchos ejemplos que hablan de la buena labor de Ponsarnau como revitalizador de carreras a la deriva y de gran formador de jugadores emergentes. Dentro del primer grupo los ejemplos más destacados son Javi Rodríguez y Alfonso Alzamora. Dos jugadores que parecían haber dejado atrás sus mejores años y que son vitales en el proyecto manresano. Rodríguez supera al de sus mejores años en Lugo y es uno de los responsables del buen baloncesto de su equipo y Alzamora recuerda a aquel canterano del Barcelona que parecía dispuesto a comerse el mundo y superar a base de intensidad a pívots que le superaban en físico.

Si Alzamora y Rodríguez vuelven a disfrutar con el baloncesto, después de un periodo oscuro en sus trayectorias, Guillem Rubio y Rodrigo San Miguel están encontrando en Manresa el mejor medio para desarrollar sus aptitudes. Rubio ya no es solo el pívot batallador que cumplía en una tercera o cuarta rotación. Ahora es uno de los “jefes” del equipo, un jugador que, sin perder intensidad, se ha pulido y es capaz cada año de incorporar un detallito más a su juego que le hace mejor jugador. Es la versión Manresana de Felipe Reyes. Rodrigo San Miguel es otro factor diferencial de Manresa porque es uno de los pocos bases suplentes de la competición que está rindiendo de manera constante, algo tremendamente difícil y que habla de la madurez de un jugador que, a buen seguro, jugará muchos años en la mejor liga de Europa.