Blogs

Entradas con etiqueta ‘Hettsheimeir’

El Madrid y los Pívots

Mircoles, 20 Febrero 2013

En la impresionante plantilla del Real Madrid siempre se ha señalado a los jugadores interiores como los elementos más débiles. La pasada derrota en la Copa del Rey frente al Barcelona ha vuelto a poner en el centro del debate la necesidad o no de un refuerzo en esa posición. Manteniendo que los clubes del nivel del Real Madrid siempre deben estar atentos a lo que pueda ofrecer el mercado considero que en todo este debate de los pívots ha vuelto a aparecer en cierta medida ese exagerado tremendismo que acompaña cualquier tropiezo de los grandes.

Tomic y los sustitutos. El rendimiento de Ante Tomic en su temporada en el Real Madrid no daba para pensar en una apuesta firme por él en forma de un contrato alto, eso es así. El jugador croata necesita continuidad en el juego y tener mucho contacto con el balón para mantenerse mentalmente en los partidos. Compro la idea de que ninguno de los jugadores que ocupan los minutos que jugaba Tomic parece mejor jugador que el croata pero debemos tener en cuenta factores que pueden influir en su rendimiento. Por un lado debemos valorar que, salvo Mirotic y Reyes, el resto de jugadores interiores de los blancos (Begic, Hettsheimeir y Slaughter) no tienen una estabilidad de minutos garantizados y su rol depende de las necesidades del partido, de las características del rival y de su rendimiento cuando aparecen en pista. A veces disponer de una plantilla amplia tiene un lado perverso que obliga a los jugadores a estar preparados para rendir al máximo independientemente del tiempo que les toque jugar, no todos los jugadores lo logran, de hecho creo que especialmente Begic y Hettsheimeir tienen un cierto déficit de confianza cuando entran con los partidos en marcha y muestran un mejor rendimiento cuando forman parte del quinteto inicial.

El plan de juego. No creo que el sistema de juego del Real Madrid impida el brillo de los jugadores interiores,  lo que sucede es que sus jugadores exteriores son de tal calidad que no se puede pensar que pasen por los partidos de puntillas. Llull, Sergio Rodríguez, Carroll y Rudy Fernández necesitan tener el balón en sus manos. Con esta premisa, los interiores son más finalizadores que generadores aunque es verdad que en determinados momentos de los partidos de máximo nivel quizás se eche en falta un jugador que libere a los exteriores y que sea una verdadera amenaza cuando le pones el balón en el poste medio. Por ahí quizás esté el margen de mejora para próximas temporadas y digo para próximas porque creo que la marcha del equipo no da para que ningún jugador sea sustituido.

Uno a uno. Asumiendo que Mirotic es un jugador de perfil diferente de sus compañeros por su capacidad para generar dentro y fuera y que Felipe Reyes juega bien o muy bien 9 de cada 10 partidos, participe 15, 20 ó 25 minutos, queda detenerse en Begic, Slaughter y Hettsheimeir. Mirza Begic está rindiendo peor que cuando competía por minutos contra Tomic. Una paradoja o quizás no, ya que puede que esa supuesta mayor responsabilidad que él puede haber interiorizado le esté frenando más que ayudando. Slaughter está cumpliendo con lo que se esperaba de él, es un especialista que permite alternativas defensivas agresivas, un jugador interior móvil que puede acabar contraataques y jugar por encima del aro pero al que hay que darle las canastas más que hechas. Hettsheimeir aún está buscando su sitio y sería bueno que lo encontrara cuánto antes porque es un jugador con margen de mejora y que puede dar un salto de calidad a un equipo ya de por sí admirable. El brasileño es un buen reboteador y puede anotar desde varias distancias pero se está echando en falta cierta energía en el juego que sí desplegaba en sus anteriores clubes. Quien sabe si la responsabilidad le está bloqueando o aún es demasiado pronto para medirle teniendo en cuenta su reciente inactividad pero yo soy de los que piensa que el ex jugador de Cai Zaragoza tiene cualidades para ser un jugador importante en este equipo, veremos.

Lo que hay y lo que viene

Mircoles, 3 Agosto 2011

Los éxitos de las selecciones españolas sub 20 y sub 18 no hacen sino corroborar el excelente trabajo que se está desarrollando en el baloncesto formativo español en los últimos años. No se puede hablar únicamente de un éxito de la Federación Española de Baloncesto sino como un reconocimiento a entrenadores de formación de clubes y también colegios,  Federaciones territoriales y sobre todo a esos niños y niñas que dedican innumerables horas de su infancia y adolescencia a desarrollarse en una de sus pasiones.

Hay un factor diferencial en estas nuevas generaciones, su carácter competitivo. La mayoría de estos jóvenes está creciendo viendo como muchos compatriotas ganan de manera asidua. Ahora no solo sabemos jugar sino también ganar, ya no parecen temblar las piernas cuando los partidos entran en su fase decisiva.

Cuidado.  Es la hora sin embargo de alejarse de la euforia y de intentar advertir de situaciones adversas que se pueden avecinar. Sería conveniente huir de comparaciones alejadas de la realidad que solo pueden llegar a confundir a los chavales y a su entorno. Que convivan en un mismo equipo jugadores como los Gasol, Navarro y Rudy Fernández es un hecho excepcional que puede que no se repita nunca. Estamos hablando de tener al mismo tiempo a cuatro de los diez mejores jugadores del continente. Quiero decir con esto que debemos saber valorar lo que tenemos y no desvirtuar la percepción de los jugadores que vienen. Parece claro que vienen muchos proyectos de buenos jugadores pero el salto a la excepcionalidad no es nada fácil. Además, si echamos un vistazo a las selecciones inferiores observamos que empezamos a volver a acusar la ausencia de jugadores interiores grandes. Para solucionarlo, la FEB ha estado lista y ha empezado a asimilar jugadores extranjeros captados por equipos españoles en categorías de formación. No solo se trata de Ibaka o Mirotic, los más conocidos sino otros casos como Malick Fall, de Unicaja e Ilmane Diop, jugador de Baskonia, actualmente disputando el Europeo U 16 con España. Absolutamente nada en contra de la medida que solo habla de manera positiva de la previsión de clubes y Federación de anticiparse a carencias futuras que se avecinan. El siguiente paso necesario será conseguir que la FIBA autorice más de un nacionalizado por combinado, en caso contrario el debate Mirotic-Ibaka (sorprendentemente silenciado este año) será uno de los clásicos del verano.