Blogs

Entradas con etiqueta ‘Jasikevicius’

La Final en 10 ideas

Jueves, 20 Junio 2013

1- Merecimiento. El triunfo del Real Madrid honra una idea de baloncesto que merecía ser refrendada con un título como el de Campeón de Liga. Hubiera sido durísimo que el equipo madrileño dejara escapar cuatro oportunidades repartidas en dos temporadas para conquistar una Liga. Creo que este campeonato otorga solidez al club y refuerza el camino comenzado hace dos temporadas.

2. Lecciones. El desarrollo de la Final ha sido muy útil para definir los siguientes pasos que debe dar el Real Madrid para conseguir optar a títulos de manera continua durante un largo ciclo de tiempo. La realidad es que este Real Madrid 2012-2013 no ha mejorado en juego la versión 2011-2012 pero ha conseguido un campeonato de Liga y disputar la Final de la Euroliga. Seguro que, además de celebrar convenientemente un título tan importante, los responsables deportivos blancos analizan en profundidad detalles decisivos que pueden ayudar a evolucionar el equipo.

3. La fe de Laso en LLull. No tenía muchas dudas pero la Serie Final ha dejado a las claras que el jugador predilecto de Pablo Laso es Sergi Llull. La fe del entrenador vitoriano en Llull afecta considerablemente a la valoración que se debe hacer de otros jugadores como Sergio Rodríguez o Draper. Creo que ambos merecen mucho reconocimiento por su temporada, exprimiendo al máximo los minutos que han jugado y cambiando en muchos momentos el destino de varios partidos.

4. Los invitados sorpresas.  Darden y Slaughter han sido jugadores importantes para decidir la serie. Junto con el ya mencionado Draper, merecerían continuidad en el equipo a pesar de que se alejan de ese perfil de americano que tiene que marcar diferencias y se acercan más a especialistas de primer nivel. Los tres han contribuido al salto cualitativo de la defensa del Real Madrid (aspecto en el que sí ha evolucionado el grupo este año) y Darden ha demostrado que con más continuidad es un jugador diferencial por su capacidad atlética, su actividad y su buena elección de los tiros. No me extrañaría que si no sigue en el Real Madrid repitiera el camino realizado por Tomic..

5. Rudy Fernández. Sí pero no. Rudy es mucho más que un anotador y su presencia en ambos lados del campo siempre suele ser positiva. Creo que sus molestias en la espalda afectan a su rendimiento y también que este título le va a liberar y la próxima temporada rendirá mejor. Eso sí, parece que nadie con peso en el club o con ascendencia hacia su persona ha hablado con él y le ha comentado lo perjudicial que es para él mismo, su club y el baloncesto la permanente sobreactuación que demuestra en cada partido. Cuidado, ya no es un crío….

6. Los entrenadores.  La Final no deja derrotados entre los entrenadores. Pablo Laso ha demostrado personalidad, recursos y entereza para superar la presión de saberse señalado como favorito. Xavi Pascual ha conseguido convencer a su grupo de que el reto era posible, ha llevado al límite a su rival y ha descubierto elementos muy válidos para el futuro como Todorovic.

7. La ¿última? balada de Saras. El quinto partido de la Final ha dejado un partido emocionante de Jasikevicius. El jugador lituano se empeñó en mantener vivo a su equipo, rompió la monotonía del juego con dos pases excepcionales y generó dudas sobre si podía haber tenido un papel más importante durante el año. Grande.

8. El Barcelona. Dignísimo finalista, hasta el final ha metido el miedo en el cuerpo a jugadores y seguidores madridistas. Creo que sus jugadores tenían más claro el plan a seguir pero no ha sido suficiente porque contaban con menos recursos que su rival. Aún así, también tiene deberes para la próxima temporada, fundamentalmente buscar más jugadores capaces de generarse sus propias canastas.

9. Tomic. Esto ya lo escribí el año pasado. No tengo claro si ha jugado bien o mal, por lo que entiendo que eso no debe ser buena cosa. Creo que es un gran  jugador que no compite del todo bien. Con N´Dong y Vázquez el Real Madrid no hubiera competido contra el Barcelona con ese porcentaje de tiro de tres porque era mucho más difícil anotar canastas debajo del aro.

10. Don Felipe. Merecidísimo MVP. Ha sido factor decisivo en las tres victorias blancas y de los pocos que ha dado la cara en las dos derrotas. Tremendo en rebote, sólido en su tiro de media distancia y muy brillante en la faceta defensiva. Ejemplar.

Dos equipos en apuros

Martes, 18 Junio 2013

Eso de que coincidan en el tiempo la Final de la Liga Endesa con la de la NBA da para que, irremediablemente, encuentres analogías entre distintas situaciones, te avergüences de otras (véase tratamiento televisivo, difusión, cierto cariño por el producto en definitiva) e intentes encontrar aspectos similares entre las vivencias que pueden estar sintiendo los distintos equipos.

En este punto de ambas series, con la iniciativa moral del Barcelona frente al Real Madrid y la real de los Spurs contra los Heat conviene analizar aquellos aspectos comunes  por los que los dos equipos que partían como favoritos han permitido llevar las eliminatorias ante un punto límite que no les permite ningún margen en forma de derrota.

 Los rivales:  Sería injusto para San Antonio y Barcelona no reconocerles el enorme mérito de sus actuaciones. Los Spurs están logrando llevar la iniciativa táctica de la Serie apoyándose en la constancia de Duncan y Parker, en los momentos brillantes de Ginóbili y, por encima de todos, en Greene y ese Kawai Leonard que hace de todo y muy bien. El punto de coincidencia con el Barcelona viene porque da la impresión de que sus jugadores tienen mucho más claro lo que se espera de ellos que los de sus rivales y también porque están sabiendo jugar con esa sensación de que Real Madrid y Miami Heat tienen mucho más que perder que ellos.

Roles. En el Real Madrid los roles están menos claros, Darden ha pasado en cuatro partidos de ser un jugador de últimas rotaciones a jugar momentos decisivos, Carroll ha llevado el proceso contrario, casi como Sergio Rodríguez, héroe en la primera victoria blanca y muy señalado en la última derrota con sorprendente poca presencia y viviendo desde el banquillo minutos en los que suele ser protagonista. Esto es, no ha habido una real suma de jugadores a la causa, los que se han sumado ha sido a costa de otros, será muy interesante observar la gestión de los minutos por parte de Pablo Laso en el último partido. En el Barcelona casi podemos adivinar la presencia que tendrá cada jugador. Mavrokefalidis está siendo un jugador importante por su capacidad para combinar con cualquier jugador interior mientras que Jasikevicius cobrará más protagonismo por los problemas físicos de Navarro. Aún así, nadie puede dudar ya de que Marcelinho es el termómetro de este equipo.

Popovich y Pascual. Creo mucho en Pablo Laso y en Spoelstra y en los grandes proyectos que están construyendo en sus equipos pero, hasta ahora, parece que están siendo superados por los entrenadores rivales. El matiz con el que están compitiendo Popovich y Pascual es distinto. El entrenador de los Spurs apela mucho a las emociones pero hace jugar a su equipo con el orgullo de sus cuatro anillos ganados, esto es, no asume tácticamente ningún tipo de inferioridad y busca castigar a Miami retando el orgullo de sus estrellas concediendo tiros lejanos a Wade y Lebron pero poniendo mucho énfasis en no permitirles canastas de alto porcentaje. Esos últimos minutos del quinto partido con San Antonio huyendo de especular con el marcador y con Parker percutiendo constantemente contra sus defensores son un claro ejemplo de la manera con la que los Spurs intentan conseguir el título. Si Popovich no se encuentra a gusto con márgenes cortos en el marcador, Xavi Pascual parece tener otro pensamiento. Ha logrado calar en el equipo que todo lo que sea llegar con opciones a los últimos minutos es muy positivo, planteamiento de aquél que se sabe inferior y que ve en esta idea la única opción de conseguir la victoria. El Barcelona está viviendo de su solidez defensiva y de la enorme tensión con la que juega el Real Madrid que, salvo contados minutos, no ha sabido liberarse de la presión de saberse favoritos. Cada fallo en el lanzamiento exterior de los blancos es una piedrita más en la mochila de la tensión que lleva a los partidos a decidirse en situaciones cercanas al aro, terreno donde el Barcelona sabe que tiene muchas más opciones.

Aún así creo que Real Madrid y Miami Heat van a conseguir el título. El Real Madrid, casi por un tema de probabilidades, no puede seguir tirando tan mal (aunque ojo, ya van cuatro partidos..) y tiene muchos más recursos que el Barcelona, sólo tiene que ponerlos en orden. Los Heat llevan seis meses sin perder dos partidos seguidos por lo que parece bastante probable que lleven la eliminatoria al decisivo séptimo encuentro. En ese contexto, jugando en casa y con el mejor jugador del momento parece un atrevimiento no considerarles favoritos aunque yo no me fiaría de Popovich….

Saras, Carroll y… Sinanovic

Martes, 2 Octubre 2012

La derrota del Barcelona Regal contra el Blancos de Rueda Valladolid es una de las grandes sorpresas de los últimos años y un interesante aviso a los “grandes” a los que viene bien recordarles de vez en cuando que sólo aplicándose al máximo harán valer la diferencia presupuestaria. Como siempre se suelen reducir los análisis en función de los favoritos deberíamos ser más justos y poner en valor la victoria de un equipo construido en muy poco tiempo y que demostró una enorme personalidad para remontar un marcador adverso y mantener la diferencia en el último cuarto. No es nada fácil ganar en el Palau, incluso con ya su habitual pobre entrada, por lo que debe resaltarse un triunfo con el plus añadido de que presumiblemente ninguno de los rivales de la “liga del Blancos de Rueda” pesque algo en esa cancha. El héroe del Palau se llama Sinanovic, un gigantón exponente de como se han depreciado los centímetros en el mercado últimamente. No repetirá probablemente un partido como el del pasado fin de semana en toda la temporada pero sorprende que estuviera libre hasta hace unos días. Lo dicho, se mira a los grandes con mucho más recelo que hace unos años. (more…)

Factor Marcelinho

Martes, 18 Septiembre 2012

Se aproxima el inicio de la competición oficial y por ende abundan los análisis y predicciones sobre lo que nos puede deparar una temporada que tiene su origen en la brillante final que protagonizaron Barcelona Regal y Real Madrid hace ya unos meses. No me parecen descabellados aquellos análisis que otorgan el favoritismo al Real Madrid porque su propuesta de juego caló en aficionados y crítica y porque demostró que no es incompatible con un buen rendimiento, por lo menos en las competiciones nacionales, pero me cuesta, por lo menos de inicio, situarle muy claramente en un plano superior al del actual campeón. (more…)

La Final Four en claves

Jueves, 10 Mayo 2012

El partido: Respetando el Olympiacos-Barcelona Regal, la semifinal que enfrentará a Panathinaikos y CSKA de Moscú tiene el aroma de un partido ya clásico por la rivalidad de los dos equipos en la última década y por la curiosidad que produce ver que recursos utilizará Obradovic para compensar el teórico favoritismo de la súper plantilla rusa. Hay partidos para ver y otros para ver y grabar, creo que éste es uno de ellos.

El Barça. Nadie podrá acusar a Xavi Pascual y su equipo de haber hecho una mala preparación. LLegan en el mejor momento del año y al habitual talento de Navarro y Lorbek suma la capacidad competitiva de Mickeal y Eidson o el poderío físico de Vázquez, N´Dong y Perovic. Puede haber alguien tan favorito como ellos, pero no más, se lo han ganado.

Los bases. Su rendimiento suele ser decisivo en estos partidos pero hay que poner esta reflexión en cuarentena. Panathinaikos y CSKA crecen cuando Diamantidis y Teodosic están muy acertados pero el Barcelona es un equipo poco dependiente del rendimiento de Marcelinho y Sada. De hecho los bases del equipo catalán no acaban de redondear una buena temporada. Veremos si en Estambul el equipo necesita más de ellos.

Olympiacos, un escalón por debajo. Siempre hay que respetar a un campeón de Europa, pero sería una  gran sorpresa que el conjunto entrenado por Ivkovic obtuviera el título. En cualquier caso, su temporada es muy positiva, en noviembre parecía un equipo sin alma, debilitado y con un entrenador pasado de rosca, mañana jugará por acceder a la Final de la Competición, las cosas del deporte. Aún así si simplificamos la comparación con sus rivales en términos como talento y capacidad atlética, está  por debajo de ellos.

CSKA. Probablemente los momentos de juego más brillantes en la competición los ha ofrecido el equipo ruso. Tiene de todo, buenos pasadores, muchos tiradores y referencias dominantes en el juego interior. La Final Four pone a prueba su alma y su capacidad competitiva, por ahí es por dónde se pueden agarrar al partido el Panathinaikos y el Barça en una hipotética final. Hubo algún detalle en la serie contra Gescrap Bizkaia que me dejó alguna duda sobre el empaque de este equipo cuando no todo va rodado.

¿Y el relevo? Analizando los nombres que serán protagonistas en Estambul te das cuenta de que estamos ante una generación magnífica de jugadores a los que está costando encontrar relevos. Salvo el ruso Shved y la mayor juventud de Teodosic, los Navarro, Spanoulis, Siskauskas, Diamantidis, Jasikevicius y compañía siguen siendo los jugadores-referencia de sus equipos. Jugadores veteranos pero de un nivel máximo que les ha permitido ser competitivos durante mucho tiempo y obligar a sus equipos a rodearles de jugadores que les permitieran llegar a esta cita. No es que los que vienen sean malos, es que ellos son absolutamente extraordinarios, merece la pena disfrutarlos una vez más.

Obradovic y van 7

Lunes, 4 Mayo 2009

Gran Final Four la que hemos visto este fin de semana en Berlín. Dejando a un lado el innecesario tercer y cuarto puesto con victoria del Regal Barcelona, hemos asistido a tres encuentros de emoción, intensidad y grandes detalles que nos reafirman en la calidad del baloncesto europeo.

Panathinaikos y CSKA, Obradovic y Messina, un guión ya conocido que deparó una extraordinaria final, desigual en su desarrollo pero de enorme interés debido a la calidad de los equipos, a sus innumerables recursos y al orgullo de campeón del CSKA de Moscú que siguió peleando hasta rozar el triunfo aún llegando a tener 23 puntos de desventaja. Como suele suceder con este tipo de eventos, el partido dejará tendencias y conceptos del juego que serán imitados en todo el continente.

Los grandes equipos y los grandes entrenadores siempre marcan la pauta a la hora de las innovaciones en el juego. La Final de Berlín ha mandado mensajes contradictorios sobre la tan debatida figura del pívot. Obradovic tiene mucho que agradecer de su triunfo al trabajo de Batiste y, especialmente de Pekovic pero en los últimos minutos decidió no utilizarlos demasiado en sus opciones ofensivas. Por otro lado, la distribución de los jugadores exteriores empieza a olvidarse del uno-dos y tres y, aunque Siskauskas, el mejor ”tres” de Europa,  ha sido uno de los jugadores del campeonato, ahora se apuesta por jugar con los mejores juntos, independientemente de que se puedan juntar en pista dos bases y un escolta pequeño.

Por último, me gustaría resaltar a los héroes de Berlín. Por un lado, Zeljko Obradovic, que consigue su séptimo título, el año que quizás menos ha sonado la candidatura del Panathinaikos. El genial técnico ha manejado con habilidad a su plantilla y sigue disfrutando de una especial permisividad que le permite protestar todas y cada una de las decisiones arbitrales en su contra. Supongo que serán privilegios que dan los títulos. De sus jugadores me quedo con tres, el primero Jasikevicius, dosificado en sus esfuerzos, penalizado en minutos por su fragilidad defensiva pero letal en el lanzamiento y en el juego de “pick and roll”. El segundo Nikola Pekovic, el pívot más dominante de Europa, absolutamente imparable ganando la posición cerca del aro. El tercero, Perperoglou, como sinónimo de todos aquellos jugadores de equipos imprescindibles para alcanzar el éxito colectivo. Ni un mal tiro, ni una mala decisión, insuperable en defensa, sin duda, el Carlos Jiménez griego.

Orgullo, Corazón y el Señor Jiménez

Viernes, 22 Agosto 2008

España jugará la final de los Juegos Olímpicos después de 24 años cerrando un ciclo mágico de los nuestros con tres finales consecutivas en el Campeonato del Mundo, Europeo y finalmente estos Juegos de Pekín.

Nuestra selección ha conseguido la victoria en un partido emocionante, lleno de matices de interés y mostrando una gran capacidad para sobreponerse al extraordiario acierto de los lituanos.

Lituania ha creado muchos problemas a España a través de situaciones de bloqueos centrales aprovechando la extraordinaria capacidad de Jasikevicius en este tipo de juego. Durante más de 30 minutos, los nuestros se vieron incapaces de encontrar una alternativa eficaz para defender esta situación que obligaba a nuestra defensa a abrise demasiado y a conceder demasiado espacio para los terribles tiradores bálticos. España logró mantenerse en el partido gracias al trabajo de sus, con todo el respeto, “obreros”, en especial de Felipe Reyes y Carlos Jiménez y dio la puntilla a los lituanos a través de Gasol y Rudy Fernández que fue el encargado de anotar cuando España consiguió la renta definitiva.

Permitidme unas líneas para el capitán de la selección, Carlos Jiménez. Sí, ya sé que llevo muchos días hablando de él y destacando su trabajo, pero hoy ha vuelto a estar excelso en muchísimas facetas del juego. Jiménez es un jugador de entrenadores más que del gran público pero espero que este encuentro sirva para un reconocimiento más amplio para un jugador que no sólo se ha mostrado ejemplar en el campo sino que empezó a cambiar el rumbo del equipo con sus declaraciones avisando de cuál debía ser el camino correcto del conjunto si quería alcanzar el éxito.

El partido dejó de nuevo la confirmación de que estamos ante una generación de ganadores, capaces de sobreponerse a situaciones adversas en un partido que pintaba bastante mal ante la comodidad ofensiva de Lituania. La final olímpica es un justo premio para dos entrenadores brillantísimos. El primero Aíto García Reneses, que vivirá una final olímpica como premio a una extraordinaria trayectoria, hoy nos dejó una gotita más de su sabiduría cambiando el ritmo del partido con una defensa zonal en el momento oportuno que incomodó sin duda a Lituania. El segundo entrenador, que no debemos olvidar, es Pepu Hernández, de cuya labor durante los dos años anteriores seguro que se ha beneficiado el propio Aíto y que, a buen seguro, está disfrutando del éxito de este grupo que también es un poco suyo.