Blogs

Entradas con etiqueta ‘Jose Calderón’

Lowry, el penúltimo reto de Calderón

Lunes, 5 Noviembre 2012

Hace tiempo que la situación de Calderón en Toronto tiene un aire incómodo, el equipo ha navegado sin pena ni gloria en las últimas temporadas y no se avecinan tiempo especialmente mejores. El fichaje del pasado verano de Kyle Lowry, un base que venía de dar un gran rendimiento en Houston mandaba un claro mensaje de desconfianza de la franquicia hacia el jugador español, quizás prisionero de su elevado contrato para que otro equipo pudiera estar interesado en su traspaso.

El comienzo de temporada ha confirmado la apuesta de los Raptors por Lowry y el papel secundario de Calderón en un equipo que intentará no estar muy lejos de los últimos puestos que dan acceso al Play Off. El guión de  esta película es más que repetido en la NBA, un titular relegado a la suplencia quizás como paso previo a una salida del equipo. El caso es que Calderón es un jugador maduro y sabrá manejar cualquier situación que se presente pero es evidente que esta temporada tiene un perfil muy distinto a las últimas.

La realidad es que la llegada de Lowry a Toronto no sólo debe traer aspectos negativos para el internacional español. Siempre he tenido la sensación de que Jose Calderón estaba dejándose arrastrar por esa inercia conformista de la franquicia, incapaz de dar un paso adelante en sus pretensiones y reforzar adecuadamente el equipo. De alguna manera, inconscientemente, Calderón lleva viviendo en los Raptors el mismo proceso que padeció Pau Gasol en sus últimos meses en Memphis. En este sentido, Lowry debe ser un estímulo más que beneficioso para el jugador extremeño y puede resultar un reto muy atractivo en este punto de su carrera. Lowry tiene a su favor su edad y su trayectoria ascendente en una Liga en la cuál ha logrado hacerse un hueco a base de pasión, trabajo y una tremenda capacidad para aprovechar todas las oportunidades que le han ido surgiendo, cuando llegó a la NBA parecía difícil aventurar que lograra llegar a su nivel actual. Calderón debe hacer valer su capacidad para involucrar en el juego a más compañeros pero tiene que “reciclarse” y saber jugar sabiendo que no tendrá tanta continuidad en pista. Esto es, producir más en menos tiempo para conseguir no sólo “birlar” minutos a Lowry sino demostrarse útil para compartir tiempo en pista con él, una opción ya explorada por el técnico de Toronto.

La trayectoria del jugador español está fuera de toda duda y quizás Lowry no sea sólo un problema sino el perfecto aliciente para volver a reencontrarse con sensaciones pasadas que pueden conducir a Calderón a su mejor versión. Nada mejor que un poquito de competencia para volver a buscar lo mejor de uno mismo.

¿Y Calderón, qué?

Mircoles, 1 Febrero 2012

No sé si os pasará a vosotros pero es algo recurrente que cuando hablas con alguien sobre la trayectoria de los jugadores españoles en la NBA,  Jose Calderón es el último del que se habla. Parece aquella situación en que vas preguntando por todos los miembros de la familia y dejas para el final el que menos trato tienes.

El enorme rendimiento de los Gasol, la novedad y las prestaciones de Ricky y las dudas sobre el futuro de Rudy no deben engañarnos para reconocer la gran trayectoria del jugador extremeño que en mi opinión debe huir de uno de los peores enemigos del deportista, el acomodamiento.

Nada más lejos de mi intención dedicar estas líneas a hacer una apología de la rebeldía, todo lo contrario, pero la presencia de Calderón en los Toronto Raptors debe tocar a su fin de la manera más inmediata posible. El internacional español es un jugador importantísimo para la franquicia canadiense. Su experiencia y su conocimiento del juego son muy agradecidas en un grupo con grandes atletas como De Rozan y buenos talentos ofensivos como Bargnani. Aún así el colectivo carece de cualquier alma competitiva, consiguen algunas victorias de mérito cuando jugar sin presión se convierte en una ventaja pero en general, por muy duro que sea decirlo, se dejan llevar.

Los Toronto Raptors actuales son una versión empeorada de los Memphis Grizzlies de los últimos meses de Pau Gasol. En esta situación valorar a Calderón se hace difícil porque incluso un jugador tan maduro como él parece arrastrado por momentos en esa sensación de desidia generalizada que transmite el equipo. Con 30 años y pocos partidos de play offs a sus espaldas el base español debe aspirar a mucho más que a acabar su contrato sin tener la oportunidad de medirse a los mejores en partidos de verdadero calado. Esa debe ser su aspiración y debe luchar por conseguirlo.En estos días de explosión de Ricky Rubio es bueno echar la vista atrás y reflexionar cómo ha cambiado el baloncesto de Calderón desde su aterrizaje en la NBA. Si Rubio ha aprovechado los Timberwolves para volver a su versión digamos más desenfadada como la que exhibió en la Penya y en su primera temporada en el Barcelona, Calderón se ha convertido en un jugador más académico y menos espectacular. Pienso que, en su momento, eso le valió para hacerse un hueco en la liga, para hacer notar que su percepción del juego va mucho más allá de las situaciones de uno contra uno ó dos contra dos pero también creo que se ha vuelto un jugador más previsible y menos imaginativo. Al igual que ocurrió con Pau Gasol en sus últimos meses en Memphis, la dinámica del equipo no obliga a los jugadores a rebuscar en el baúl de sus cualidades y les hace conformarse con mostrar aquel repertorio que tienen más interiorizado. Ahora mismo Calderón necesita una barrera que superar, un reto que le haga buscar lo mejor de sí mismo, un estímulo que le haga progresar, los Raptors no son nada de todo eso, son una costumbre, y encima mala…

El insólito Show de Lebron

Mircoles, 7 Julio 2010

Lo que faltaba, ahora Lebron James anunciará su próximo equipo en la televisión a modo de reality Show. Ni los supuestos fines benéficos del programa justifican tanta frivolidad.

El temita del cambio de equipo de James ya cansa. Vale que Estados Unidos es Estados Unidos y que la NBA es como es, pero este tipo de cosas no benefician en nada la imagen de un fenomenal jugador que debería dedicar menos tiempo a shows televisivos y más a perfeccionar y depurar detalles técnicos de su juego. Es difícil averiguar dónde acabará jugando James y si se unirá a su aventura alguna otra súper estrella o supuesta súper estrella (tipo Chris Bosh, sobrevalorado como pocos) pero lo que parece cierto es que su marcha o permanencia de Cleveland determinará muchos movimientos.

Ya intuiamos que este verano iba a ser entretenido en la NBA. La gran cantidad de jugadores de primer nivel que son agentes libres reordenará el mapa de candidatos al título en la competición americana. La propia Liga lo sabe y está tratando este tema de la manera más rentable para sus intereses en un nuevo ejercicio maestro de cómo vender cualquier aspecto del producto.

Mientras algunos jugadores deciden su futuro y otros esperan que decidan por ellos, quizás como en el caso de Calderón y Rudy Fernández, se siguen confirmando bajas para la selección estadounidense que participará en el Mundial de Turquía.  Estados Unidos presentará una selección devaluada, alejada de la mejor que podía llevar que tendrá como máximo aliciente a Kevin Durant. Quizás no sea bastante para ganar el campeonato pero tampoco les importará mucho porque siempre tendrán a Lebron anunciando su nuevo equipo en un programa de Televisión y eso llena muchísismas páginas más en la prensa estadounidense que todo un campeonato del Mundo. Es lo que hay.