Blogs

Entradas con etiqueta ‘Kidd’

Los viejos Knicks y los “Cleveland Heat”

Viernes, 7 Diciembre 2012

Tenía mucho interés en observar el Miami Heat-New York Knicks de la pasada madrugada. Por un lado, los actuales campeones con la ayuda del siempre elegante Ray Allen y por otro el equipo que mejor baloncesto está desarrollando en este comienzo de temporada, los sorprendentes New York Knicks.

Los Knicks se presentan sin Carmelo pero exhiben todas las virtudes que les están haciendo sumar tantas victorias hasta el momento. No es un equipo con una gran capacidad atlética pero lo suple con mucho orden en su juego, habilidad para jugar situaciones de “pick and roll” y generosidad de todos los jugadores para encontrar al compañero en mejor disposición para lanzar. Además, estamos ante un equipo versátil capaz de adaptarse a varios ritmos y que cuenta con muchos grandes pasadores (Kidd, Felton, Wallace, Prigioni). Este equipo merece admiración y respeto, quizás aún es demasiado pronto para calificarles como grandes candidatos pero los que veíamos con cierto excepticismo su apuesta a principio de temporada nos estamos llevando un buen “Zas” en toda la boca.

Mr Woodson y Novak. El entrenador de los Knicks se llama Mike Woodson y tiene mucho o todo que ver con el rendimiento de su equipo. El ex entrenador de los Hawks ha logrado plasmar un juego colectivo brillante en un equipo con algún espíritu con tendencia a caminar por libre. Cierto es que la vuelta de Amare Stoudemire será otro gran reto pero la manera en que ha recuperado a jugadores como Wallace y revalorizado a grandes especialistas como Steve Novak hablan de un técnico con las ideas muy claras.

El “Big One”. La defensa de Miami Heat está rayando lo ridículo en este comienzo de temporada, el partido frente a los Knicks ha confirmado que fiar todo a situaciones de cambios automáticos entre jugadores resta agresividad y tensión a un grupo que está mostrando a jugadores muy alejados de su mejor nivel. Los Miami Heat 2012-2013 siguen viendo crecer a un Lebron James poco respaldado por Bosh y especialmente por un Dwayne Wade que exhibe un declive en sus piernas demasiado anticipado para la edad que tiene. Wade apenas consigue tiros librados y para un jugador al que no se le puede calificar como un consumado tirador le limita enormemente su mayor dificultad para conseguir canastas fáciles. Fiar todo a James no bastará a los Heat para repetir campeonato. La ausencia de jugadores grandes que garanticen canastas de alto porcentaje hace al equipo muy dependiente de su lanzamiento exterior y de que la defensa les facilite contraataques. Seguro que en Play offs la intensidad será distinta pero yo soy de los que piensa que es difícil salir de determinadas situaciones cuando conviertes los vicios en hábitos, veremos…

La arruga de la NBA

Viernes, 20 Julio 2012

Entre partido y partido de la Selección y atento a las andanzas del resto de equipos que participarán en los Juegos Olímpicos ( con ese atípico equipo estadounidense que puede empezar a marcar una tendencia de hacia dónde se dirige el baloncesto),  leo y escucho los diferentes movimientos que se producen en las plantillas de los equipos de la NBA para la próxima temporada.

Aburrido ya del tema de Dwight Howard, me llama la atención los numerosos movimientos en forma de renovaciones o nuevos contratos que se están produciendo de jugadores veteranos, que han rebasado ya ampliamente la barrera de los 30 años. Nash, Kidd, Allen, Garnett y Jamison han tenido el respaldo de franquicias para seguir sus carreras en algunos casos con contratos de hasta 3 años e incluso jugadores veteranos que jugaban en Europa como Pablo Prigioni han visto como la oportunidad de jugar en la NBA les ha surgido en la etapa final de su carrera.

Entiendo que cada caso debería afrontarse de una manera particular pero las noticias de este verano obligan a una reflexión global que debe valorar la confianza en estos jugadores desde varias perspectivas. Una de ellas nos conduce obligatoriamente a señalar que en Europa somos más duros en la percepción general del jugador veterano, nos cansamos antes de ver las mismas caras y anticipamos juicios de valor sobre presuntos declives en las aportaciones de los jugadores. Es cierto que las nuevas apariciones siempre ilusionan y que debemos atender a los relevos generacionales que garanticen el nivel de nuestro baloncesto pero no por ello debemos caer en la tentación de faltar al respeto a jugadores de trayectoria envidiable y rendimiento sobradamente contrastado. La cultura estadounidense tiende a valorar más a jugadores de este tipo (en algún caso a sobrevalorar por las extraordinarias cifras de algún contrato), curiosamente un mercado que lanza cada temporada nuevas estrellas/marcas muestra una especial sensibilidad por estos jugadores que andan más cerca de los 40 que de los 30.

La otra perspectiva que debemos valorar sobre el hecho de que cada vez se prolongue más la carrera de los jugadores debemos entenderla desde el hecho del descenso de nivel general de determinadas cualidades en los jugadores que han llegado a la NBA en los últimos años. La liga no deja de generar estrellas pero después de los All Star no todo es tan llamativo. No es de extrañar, por ejemplo, que se apueste por bases del perfil de Nash, Prigioni o Kidd (éste incluso despúes de una mala temporada) ya que su capacidad para entender el juego compensa y supera en muchos casos las explosivas piernas de la mayoría de los “bases” de la Liga.

Lección de Dallas

Lunes, 13 Junio 2011

Más allá de la justicia de que un tipo como Dirk Nowitzki tenga un título de la NBA y de que Dallas Mavericks obtenga una recompensa por su fuerte inversión en las últimas temporadas, la Final de 2011 dejará la sensación de que el baloncesto americano admite otras fórmulas exitosas distintas a las que habitualmente emplean todos los equipos. En una competición que hace de la inercia una forma de vida da gusto que se lleve el título un equipo valiente que evita pasar de puntillas por los partidos sino que intenta tomar la iniciativa desde el primer momento.

- Ritmo: Los Mavericks han ganado sus eliminatorias llevando a sus rivales a jugar a una velocidad a la que no están acostumbrados. Su facilidad en el juego de transición y las ventajas que han generado sus jugadores exteriores han sido definitivas. Cualquier jugador de Dallas se ha sentido como una amenaza para Miami y eso dice mucho de la confianza con la que ha llegado el equipo a la Final. Otro día hablaremos de cómo Miami condena a los mejores atletas de este juego a competir permanentemente en un juego de media cancha.

- Entrenador Carlisle. La imagen del entrenador de los Dallas Mavericks, Rick Carlisle sirve para reivindicar la figura del técnico de la NBA en todo el mundo. Por una vez, las rotaciones no se han establecido en el hotel y las defensas zonales han dejado de ser meras concesiones del reglamento. Carlisle ha encontrado en cada momento la manera de castigar a los Heat en ambos lados del campo y ha exprimido al máximo todos los recursos de los que dispone. Todos los jugadores han tenido su momento y todos han respondido, ha sido el triunfo del Colectivo y también de un entrenador que ha sabido utilizar brillantemente  a todas sus piezas.

- Los pequeños. Nowitzki es un merecidísmo MVP pero los pequeños de Dallas han decidido la final. Barea, Terry y Kidd han sido un permanente dolor de cabeza para Miami. Barea nunca había jugado tan bien como en estas finales, se ha atrevido con todo y contra todos y nada hay más peligroso que un jugador con confianza. Terry tiene la habilidad de elevarse en los momentos complicados de los partidos y su fiabilidad en el lanzamiento lejano ha condicionado totalmente la disposición defensiva de sus rivales. Por último, Jason Kidd, lejos de sus mejores momentos pero tremendamente útil por su experiencia, su capacidad para poner el balón en las manos adecuadas y por su enorme disposición defensiva.

- Señor Nowitzki: El jugador alemán ya se ha ganado un hueco en la historia de la competición. Alejado del histrionismo habitual de otras “estrellas” de la Liga, Nowitzki ha compendiado en seis partidos todas sus habilidades. Ha tenido la paciencia de dejar que el juego le llegara a él, dejando espacio para otros compañeros que estaban castigando a Miami, ha sabido cuándo y cómo aparecer y, por encima de todo, ha dejado la sensación de que la inteligencia y la capacidad técnica siguen siendo argumentos válidos para poder competir contra toda la colección de atletas que nos invaden. Grande.

Paul y el resto

Lunes, 25 Abril 2011

Hacía tiempo que no veía a un jugador dominar la escena de un partido como lo está haciendo Chris Paul en la serie de sus Hornets contra Los Angeles Lakers.  Paul representa en el juego el eslabón perdido entre los bases-bases representados por Kidd y Nash y los bases-escoltas que encuentran en Derrick Rose y el novato John Wall a sus máximos exponentes.

Hasta estos play offs la temporada del menudo base no podía catalogarse de brillante ni mucho menos. Entre sus problemas de lesiones y su exagerada tentación por demostrar que su ciclo en los Hornets había terminado, Paul no parecía lo suficientemente implicado con el grupo. Nada mejor que los Play Off y los Lakers como rival para exhibir todas esas cualidades que hacen de él uno de los mejores bases de los últimos años. Su sola presencia está bastando para desorientar a unos Lakers que, la verdad, no ofrecen sensaciones de equipo campeón.

En los Hornets de Nueva Orleans todo  empieza y acaba con Paul. Su actuación tiene el mérito de mejorar a jugadores ya de por sí buenos como Landry, Okafor o Belinelli y de lograr que otros como Grey (tirando a mediocres) puedan contar a sus nietos que anotaron con regularidad ante un equipo campeón de la NBA. ¿Qué oponen los Lakers frente a Paul? En defensa intentan alternar su marcaje utilizando a Fisher, Bryant y Artest, la medida no está incomodando al genial base porque está siendo capaz de leer las distintas ventajas que tiene sobre todos ellos. En especial, está siendo admirable como está jugando con la ansiedad de un Kobe Bryant que parece especialmente tenso en esta serie.

Quizás los Lakers deberían ser más agresivos intentando trabajar en más espacio para castigar físicamente a Paul y obligarle a soltar el balón antes, también cabe la posibilidad de utilizar a Shanon Brown de base para que Paul deba desgastarse algo más en defensa. Entiendo que Jackson piense que deben ser capaces de ganar a Nueva Orleans a pesar de que Paul realice grandes partidos pero los Play Off avanzan y el laureado entrenador no da señales de reacción.

All Star NBA: El partido por encima de todo

Lunes, 15 Febrero 2010

Me gusta que el All Star de la NBA sea el fin de semana antes de la Copa del Rey. Primero la fiesta y luego el baloncesto de verdad. Porque no nos engañemos, el All Star es una fiesta, cada vez más aburrida y previsible. A diferencia de otros años, la edición del 2010 será recordada por mucho tiempo. Será el All Star de los más de 100.000 espectadores y de uno  de los mejores partidos de la década. Ahí van mis apuntes del fin de semana previo a la Copa.

.- Kaman, Gerald Wallace, Al Horford, David Lee, el actual Jason Kidd. ¿Todavía alguien piensa que el nivel medio de la NBA no está bajando?. Por lo menos, la lesión de Iverson nos privó de verle de nuevo de titular…

- ¿Por qué no los quitan?. El concurso de mates y triples cada vez son más aburridos, largos y previsibles. Una liga que mete 100.000 personas para ver un partido seguro que es capaz de buscar alicientes a estos dos concursos decaidos.

-Los Gasol. Siempre cumplen, incluso cuando les invitan a actuar en el circo, aunque ellos vayan vestidos de etiqueta. La presencia de Zach Randolph en el All Star no sería posible sin el gran trabajo que está realizando Marc.

- Wade y Lebron. El presente y el futuro, gracias a ellos el partido tuvo espectáculo, emoción y calidad.

- Kevin Durant. Este sí que es bueno, bueno. Su primer partido de las estrellas de muchos más que jugará. El siguiente reto es meter a su equipo en unos Play Offs.

- Chauncey Billups. Uno de los jugadores menos valorados por los numerosos expertos de la Liga de nuestro país. Básico en el crecimiento de Denver (no vayáis a pensar que es por Carmelo Anthony). Mientras Deron Williams y Chris Paul parecen algo estancados, Billups es capaz de dirigir y anotar con grandísimo criterio. Brillante partido el suyo para corroborar una brillante temporada.

- Calderón y Rudy Fernández. No estuvieron en el All Star, pero su nombre se escucharía en muchas de las reuniones entre los equipos. Huelen a traspaso (más Calderón que Rudy). Ambos castigados por las lesiones pero no están realizando una buena temporada, aunque cueste decirlo y sobre todo leerlo y escucharlo.

Así quedan los Play-off de la NBA (II)

Viernes, 18 Abril 2008

Si en la conferencia Este todo parece encaminado a una final entre Boston y Detroit, resulta bastante aventurado realizar cualquier tipo de pronóstico sobre lo que puede pasar en las eliminatorias por el título de la Conferencia Oeste. Hasta las dos últimas jornadas no se han definido las posiciones de cada equipo lo que augura una gran igualdad y presumiblemente varias eliminatorias que llegarán hasta el séptimo partido.

Los Angeles Lakers se enfrentarán a los Denver Nuggets. Los de Phil Jackson han conseguido el mejor récord de victorias de la conferencia y merecen el papel de claros favoritos en esta eliminatoria. Aún así, Denver no es un rival sencillo por la calidad de sus jugadores y su capacidad ofensiva que pondrá a prueba la, tan cuestionada, solidez en defensa de los de Phill Jackson. Habrá que ver como introduce Phill Jackson a Bynum en el juego del equipo, una vez que éste supere su lesión porque no ha dado muestras de creer mucho en Gasol para defender a jugadores que jueguen de cara al aro. Veremos si finalmente Gasol-Odom y Bynum comparten muchos minutos en cancha o el técnico angelino mantiene la actual estructura con un solo jugador interior y cuatro jugadores más exteriores.

New Orleans y Dallas disputarán una interesante eliminatoria que tuvo su previo en el último encuentro de la fase regular con victoria para los Mavericks. Aunque los Hornets han obtenido la segunda mejor marca de la conferencia y cuentan con el factor campo a favor, por plantilla y experiencia corresponde el papel de favoritos a Dallas. El duelo generacional entre Kidd y Paul será una de las claves de este enfrentamiento en el que el equipo tejano deberá hacer prevalecer su amplitud de banquillo respecto a New Orleans.

El duelo estrella de estos cuartos de final es el que enfrenta a San Antonio y Phoenix. Probablemente los dos estilos más antagónicos de la liga frente a frente. Entre tanta igualdad, quizás el factor campo incline la balanza hacia  los actuales campeones, acostumbrados a crecer en su rendimiento cuando la temporada ha superado el umbral de los 82 partidos. Las opciones de los Suns pasan por un óptimo rendimiento de O´Neal y una aplicación defensiva superior a la que habitualmente exhiben.

Cierra los cuartos de final la eliminatoria entre Utah Jazz y Houston Rockets, con ventaja campo para los de Salt Lake City. Comento este dato porque los Jazz han sido el mejor equipo de la liga en su campo con un excepcional récord de 37 victorias y 4 derrotas. Aún así, el duelo tiene toda la pinta de decidirse en el séptimo partido. Una buena oportunidad de seguir disfrutando con la evolución de Luis Scola ante los atléticos pívots de Utah.