Blogs

Entradas con etiqueta ‘Koufos’

10 NBA que apetecen

Viernes, 28 Agosto 2015

No son necesariamente los mejores,  pero por diferentes motivos, son los jugadores que juegan en la NBA que más curiosidad y atractivo me provocan de cara al próximo Eurobasket. Dentro de una amplia nómina de jugadores extraordinarios, estos 10 hombres enriquecen la competición y elevan el nivel de sus diferentes selecciones.

- El trono de Parker.  Tony Parker es un clásico de estas listas. No aporta novedad su presencia pero sí que lidere a la selección favorita de esta edición. Después de un irregular curso en los Spurs, Parker ha demostrado en la preparación estar listo para dar ese punto de conocimiento del  juego y equilibrio que tanto valora una Francia llena de talento y de poderío físico. Dennis Schröeder hará su “presentación” en Europa tratando de ayudar a Nowitzki y compañía para que Alemania opte a puestos de privilegio. Los mejores bases de Europa no son ningunos niños y ya tenían ese estatus hace cinco años. Schröeder tiene 21 años y este Eurobasket ayudará a especular sobre su verdadera dimensión. El chico tiene personalidad y arrojo pero por muchos partidos que lleve en la mejor liga del Mundo en esta competición se encontrará con otro tipo de estímulos que ayudarán a conocer su nivel.

- Bargnani o “la tomadura de pelo”. Igual el bueno de Phil Jackson se ha pasado un poco en sus calificativos a Bargnani pero lo cierto es que el jugador italiano nunca ha tenido un rendimiento acorde a su elección de draft y, lo que es peor, a sus condiciones. Bargani es uno de los aspectos que me hace sospechar de una Italia talentosa pero con tendencia a diluirse en esfuerzos individuales y a exhibir poco esfuerzo en defensa.

- El “fenómeno griego”. Gianis Antentokoumpo está llamado a ser uno de los referentes del baloncesto europeo en la próxima década. Los partidos de preparación han dejado claro que su peso en Grecia será mucho mayor que en el pasado campeonato del Mundo. Las reglas FIBA penalizan algo más su escasa amenaza en el lanzamiento exterior pero su impacto en el juego es total por su envergadura, velocidad y capacidad para romper defensas.

- Gobert y Koufos.  Rudy Gobert fue  uno de los grandes culpables de la dolorosa derrota de España en el pasado Campeonato del Mundo. Su trabajo defensivo y su actividad en el rebote compensó la teórica ventaja que exhibía España con los Gasol e Ibaka. A priori, la versión de Gobert que veremos en este Eurobasket debe ser aun mejor. Su temporada en la NBA ha sido muy  buena y poco a poco está siendo capaz de ir depurando sus limitaciones técnicas. Pocos jugadores juegan tan por encima del aro como el jugador francés cuya trayectoria ejemplifica la paciencia que se debe tener con los jugadores grandes que no tienen una evolución tan previsible. Kostas Koufos disputará su primera gran competición con la selección absoluta griega. A diferencia de Gobert, Koufos pareció no cumplir con las expectativas que apuntaba en edad juvenil. Ahora es un jugador algo más asentado que apetece verle medirse contra los grandes jugadores interiores del continente en una edición que presenta una  nómina de jugadores interiores impresionante.

- El reto de Hezonja. Tengo curiosidad por ver si Hezonja será ya un jugador importante en este Eurobasket. Lo lógico es que tenga minutos en los que deslumbre y otros en los que exhiba aquellos aspectos mejorables  (manejo de balón, lectura del juego y pase) propios de su edad y su carácter. Croacia será uno de los equipos a seguir aunque a priori está un escalón por debajo de selecciones como Francia, España, Grecia y Serbia.

- El tiro, el pase, el talento. Nowitzki, Diaw y Mirotic comparten posición y mucho talento en sus manos. El alemán vuelve a implicarse con su selección para buscar otra experiencia olímpica. Que todos deseemos que aparezcan “nuevos” jugadores no debe hacernos despreciar a tipos como Nowitzki, historia de este deporte. Boris Diaw es otro “clásico” para paladares algo más exquisitos, un “base” desde el poste bajo que rinde al máximo en su selección nacional. Mirotic, por su parte, representa el cambio del modelo de España. Su compenetración con Pau Gasol será fundamental para que España consiga sus objetivos.

Draft 2011. Rudy y el kilo de pívot europeo.

Viernes, 24 Junio 2011

La noticia del traspaso de Rudy Fernández ha dado más relevancia en España al sorteo de un Draft que no parece que figure entre los más brillantes de la historia y que ha constatado varias tendencias que se vienen observando en los últimos años.

Los Mavericks, a medida de Rudy, ¿o no tanto?. La salida de Rudy Fernández de Portland es una buena noticia, mirada desde cualquier punto de vista. Su rol estaba absolutamente estancado y con pocas perspectivas de mejorar. El equipo del estado de Oregón ha acumulado bastante talento exterior en las últimas temporadas y el jugador español estaba muy encasillado en su juego tanto táctica como emocionalmente. El estilo de los actuales campeones favorece el dinamismo y la actividad de Rudy que deberá recordar su capacidad para generar ventajas con el balón en las manos después de mucho tiempo en Portland esperando en una esquina a que el balón le llegara. Aterrizar en un equipo campeón tiene un punto de motivación extra pero el inconveniente de que cuándo surjan las primeras dudas las miradas siempre se dirigirán a los nuevos. El tiempo dictará el grado de apuesta que realizan Rick Carlisle y compañía por Rudy.

El Draft ha vuelto a constatar que los pívots que juegan en Europa son foco principal de atención de todas las franquicias americanas. Parece evidente que el baloncesto formativo estadounidense tiene un problema a la hora de crear grandes jugadores interiores. La consecuencia es la elección en puestos altos de jugadores como Biyombo, Kanter, Valanciounas e incluso Mirotic, todos ellos jugadores de enorme proyección pero aún tiernos como para destacar en cualquier equipo de la NBA. Es bastante paradójico que el Draft preste tanta atención a los jugadores grandes mientras el juego de los equipos se aleja cada vez más de hacerles protagonistas. En el caso de estos jugadores conviene tener un punto de prudencia y recordar que los jugadores altos son los que más tardan en alcanzar su madurez y que tienen un desarrollo más lento. Los ejemplos de Gasol y Nowitzki que tratan de imitar todas las franquicias deben recordarse como jugadores que llegaron a la liga ya maduros y con suficiente bagaje competitivo, otros casos como los del griego Koufos y el barcelonista Perovic deben mantener en alerta a todos estos jóvenes así como a sus familias y a sus agentes que “seguro” quieren lo mejor para ellos.