Blogs

Entradas con etiqueta ‘Lillard’

Los descartes de USA

Martes, 5 Agosto 2014

John Wall, Bradley Beal y Paul Millsap han sido los tres últimos descartes de la selección de Estados Unidos que está preparando el Campeonato del Mundo que comenzará a finales del mes de agosto. Después de esta decisión y de la tremenda y gravísima lesión de Paul George, son 16 los jugadores que forman parte de la convocatoria de un equipo que, como siempre, tendrá muchísimos puntos de interés y que mantiene en el fondo de la elección de jugadores un máximo respeto por el evento y por los rivales que podrá encontrarse en el camino.

Cantidad y calidad en los bases. Sin duda, estamos ante el puesto de más talento de todo el equipo. El descarte de un gran jugador como Wall es comprensible porque el base de los Wizards no es una amenaza en el lanzamiento exterior. Kryzewski es muy consciente que el plan contra los americanos pasará por defensas cerradas que dejen el desenlace de los partidos (en muchos casos la diferencia de la derrota) en el mayor o menor acierto de Estados Unidos desde más allá de la línea de tres puntos. Derrick Rose y Stephen Curry parecen seguros en el puesto y quizás Irving parta con ventaja sobre Lillard. Por estructura, parecería claro el descarte de otro base, pero será bastante habitual que Estados Unidos juegue con dos pequeños de manera simultánea.

Korver como síntoma. La presencia de Kyle Korver se debe interpretar como otro aspecto que denota la obsesión de Coach K de contar con muchos tiradores en el equipo. Personalmente creo que Korver y Hayward, aún siendo buenos jugadores (obviedad) no pintan mucho en la selección. Klay Thompson también es un gran tirador y es más completo y versátil que ellos. Tampoco tengo claro el papel que podría desempeñar Demar De Rozan. Quizás podría ayudar ante exteriores más físicos aunque a día de hoy me cuesta pensar que no sea uno de los descartes.

Salvar al soldado Cousins. Asumiendo que Kevin Durant jugará muchos (o todos) los minutos en la posición de “cuatro”, el espacio para los jugadores interiores se reduce bastante en número y en protagonismo si atendemos a la propuesta de juego que ha desarrollado Estados Unidos en las últimas competiciones. Anthony Davis es fijo y la incorporación a última hora de Mason Plumlee, jugador de confianza de Kryzewski parece otorgarle muchas opciones de formar parte de la lista definitiva. Este hecho pone en peligro la presencia del jugador interior de más calidad de toda la lista, Demarcus Cousins. Personalmente significaría una decepción porque Cousins sabe jugar de espaldas, generarse sus canastas y producir espacios para los jugadores exteriores. Eso sí, si la idea únicamente es tener un jugador para poner bloqueos y finalizar las ventajas creadas por los exteriores, Drummond y Plumlee pueden valer como especialistas teniendo en cuenta que en defensa son algo más productivos que Cousins. Completa el juego interior otro jugador que, en mi opinión debe ser fijo como Faried. El jugador de los Nuggets aportará actividad, capacidad para correr el campo y una buena dosis de defensa y rebotes. El juego interior de España condicionará seguramente la decisión definitiva de Kryzewski.

Estaremos atentos a los próximos movimientos en forma de descartes de Estados Unidos. Seguramente no acertaré, pero descartaría a Korver, Hayward, Drummond y uno entre De Rozan y Parsons. Muchos bases en el equipo pero son todos tan buenos..¿ o no lleva España cuatro bases por lo mismo?. En cualquier caso, la selección americana no es la mejor que pueden presentar pero es un equipo tremendo, liderados por el mejor anotador del planeta, Kevin Durant. Máximos favoritos, conviene pensarlo y también decirlo. Desde esa posición España tendrá muchas más opciones.

Pasen y Vean

Lunes, 28 Abril 2014

No pertenezco al grupo de personas que venera la NBA por encima de todo y entiende que, por sistema, todo lo que emana de Estados Unidos es maravilloso. Considero que la temporada regular da espacio para muchos partidos sin interés, que el nivel medio de los jugadores no está progresando y que la mayoría de las propuestas de juego están poco trabajadas y derivan en muchos malos tiros cada noche. Eso sí, la NBA es un modelo organizativo y una permanente escuela de cómo vender su producto, pero tampoco vendría mal que revisaran algunos aspectos de su competición.

Dicho todo esto, la primera ronda de los Play Offs está siendo absolutamente maravillosa. La competitividad que están exhibiendo todos los equipos, la lucha entre diferentes propuestas, las series entre equipos con modelos de juego parecidos, las estrellas y las que quieren serlo, los gatillazos de los mejores, la reivindicación de algún veterano y el colorido en las gradas están haciendo de estos días una auténtica fiesta del baloncesto.

Salvo los actuales campeones, Miami Heat, que tampoco se han librado de momentos de apuro frente a los voluntariosos Bobcats, todos los favoritos están viviendo momentos muy tensos y caminan con muy poco margen para el error. La emoción y el interés alcanza ambas conferencias pero es indudable que el atractivo se centra en la Conferencia Oeste donde coinciden ocho equipos espléndidos.

El mérito de Memphis. Los Thunder de Durant, Westbrook e Ibaka están padeciendo, nuevamente, lo incómodo que resulta jugar contra los Memphis Grizzlies.  El conjunto de Marc Gasol es el equipo más atípico de los que disputan los Play Offs en el Oeste. En cierto modo, Memphis es un guiño a un pasado algo lejano, por la cantidad de balones que hacen llegar a situaciones interiores. Desde allí, Gasol y Randolph anotan, generan y, sobre todo llevan el partido a un ritmo en el que no se encuentran cómodos estos Thunder. Los Grizzlies es el típico equipo al que hay que darle mérito porque son capaces, con su propuesta, de hacer que casi todos los conjuntos jueguen mal contra ellos, especialmente en los momentos decisivos de la temporada.

No esperaba que los Spurs sufrieran tanto ante estos Mavericks. Los de Popovich llegaban a los Play Offs en una dinámica muy positiva y exhibiendo la mejor circulación de balón de la Liga pero los de Dallas no han afrontado la serie como aquellos que se han clasificado en el último partido para los Play Offs sino como los campeones que ganaron el título hace tres cursos. En este contexto, los Mavericks son peligrosísimos, más aún, si Calderón muestra su faceta más atrevida y ganadora y marca diferencias con el siempre imprevisible Devin Harris. Pienso que los Spurs harán valer sus mayores recursos pero se agradece esta muestra de orgullo que está exhibiendo Dallas.

Que me perdonen los seguidores de los Clippers pero cuesta no engancharse a los Warriors mientras jueguen para ellos dos tipos como Stephen Curry y Klay Thompson. A lo mejor no les llega para seguir en la competición, pero el talento de estos dos chicos, esa manera de levantarse para tirar y la elegancia con la que desarrollan sus gestos técnicos son muy cautivadoras. Para la anécdota, merece destacarse el proceso “Benjamin Button” de Jermaine O´Neal ofreciendo muchos minutos de calidad en el mermado juego interior de los de Oakland.

Dejo para el final, el extraordinario enfrentamiento que estamos viviendo entre Blazers y Rockets. Tres partidos decididos en la prórroga, los Rockets a una derrota de ser eliminados y momentos espectaculares llenos de matices. Los Blazers empezaron golpeando por dentro con el descomunal Aldridge y los Rockets reaccionaron dando más protagonismo a Asik. Harden hace muchas cosas, no todas ellas bien, mientras que Howard está haciendo un esfuerzo importante para evitar ser muy señalado. En Portland, Lillard, se empeña en demostrar cada noche que la mayor diferencia entre los dos equipos está en la posición de base.  Una serie espectacular que merece no acabar nunca.