Blogs

Entradas con etiqueta ‘Macedonia’

Olímpicos y grande Macedonia

Viernes, 16 Septiembre 2011

España jugará los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Viene bien recordarlo porque este  era el principal objetivo  de este Campeonato de Europa. De manera directa, sin Pre Olímpico que valga, España luchará por conquistar el único título de prestigio que le resta, un aliciente más para estos jugadores que señalarán el próximo verano como un objetivo vital en sus carreras.

Tensión. El partido no ha sido fácil para España, el equipo ha jugado con un cierto grado de tensión, lógico al verse señalado unánimemente como favorito. Las celebraciones efusivas de Scariolo en el segundo cuarto, la excesiva atención a los árbitros por momentos y cierto desconcierto ante la apática manera de jugar de Macedonia han sido síntomas que expresaban que el equipo no acababa de encontrarse del todo cómodo y que vivía el partido con un punto de nervios mayor de lo habitual.

Conviene detenerse en el equipo Macedonio, el rival con menos nombre al que nos hemos enfrentado y sin duda, el más digno. Un equipo apático, con aire ochentero por no llamarlo pachanguero, difícil de descifrar en sus sistemas ofensivos (si los tiene) pero que juega con mucho, mucho corazón. Excelentemente dirigida desde el banquillo, ha sabido jugar en muchos momentos con la paciencia de España atacando con circulaciones de balón irrelevantes hasta encontrar el momento de anotar con comodidad. Por momentos, España ha mostrado la versión defensiva del mundial de Turquía, dónde recibíamos canastas fáciles con inusitada frecuencia. En el día en que Serbia se ha despedido de los Juegos Olímpicos es bueno reivindicar el valor del deseo y el orgullo como elementos imprescindibles para desarrollar cualquier actividad.

Macedonia tuvo un buen momento para empezar a pensar en la Medalla de Bronce cuando España adquirió su primera gran diferencia en el segundo cuarto. Entonces, cuando Serbia empezó a pensar en Turquía y Francia a seguir con su plan previsto, los macedonios tiraron de casta y se fueron al descanso con ventaja, estaba en juego algo más importante que los Juegos Olímpicos, estaba en juego su dignidad.

La actuación del rival hace aún más meritoria la victoria de España. El hecho de convertir en rutinario jugar finales de Campeonatos de Europa no debe quitarle valor en ningún caso. El grupo no ofrece una versión tan coral como en otras ediciones porque Navarro se va agrandando a medida que va oliendo el título y los Gasol juegan en otra Liga que las otras parejas de pívots del campeonato. Aún así, son destacables las aportaciones de Llull, Ricky Rubio e Ibaka que han ofrecido buenos momentos desde el banquillo y llegarán a la final con un mayor grado de confianza.

Sé que debería dedicar algunas líneas más a Navarro, su actuación ha sido prodigiosa y decisiva. La final contra Rusia o Francia, equipos de indudable capacidad atlética será otro reto más para este histórico jugador. Seguro que lo supera, disfrutaremos viendo cómo lo hace.