Blogs

Entradas con etiqueta ‘Massey’

El suplente de Prigioni

Mircoles, 20 Mayo 2009

Tau y Barça ya están en semifinales. A pesar de sus apuros en los primeros partidos, los dos mejores equipos de la ACB avanzan de manera firme hacia un nuevo duelo por un título como sucediera en la Copa del Rey y la Euroliga. Ahora mismo, cualquier final que no enfrentara a estos equipos podría calificarse de gran sorpresa.

El Tau aplastó a un Iurbentia Bilbao al que hay que reconocerle su brillante trayectoria de las últimas campañas. Los de Ivanovic presentan en estos play offs el enésimo base suplente de Prigioni. El base suplente de Prigioni es ya un clásico de nuestra liga, cada final de campaña el Tau acude al mercado intentando encontrar una alternativa al genial base argentino. Cada temporada parecen dispuestos a hacer un esfuerzo por no depender tanto de la genialidad del bueno de Pablo, y lo cierto es que cada año la figura de Prigioni se hace más imprescindible en el Tau. El nuevo aspirante a jugar más de 10 minutos por partido se llama John Lucas y, de momento, está dando un buen rendimiento. Antes que él han sucumbido Planinic, Ukic, Shakur, Ilievski y alguno más que seguro me olvido. Sólo Calderón supo imponerse a la capacidad de dirección, inteligencia y carácter competidor de Prigioni que le ha hecho ganarse la máxima confianza de Ivanovic al que le muda la cara cada vez que el internacional argentino no está en la cancha.

Prigioni y el Tau esperan rival del ganador del Real Madrid-DKV Joventud. Los de Joan Plaza no consiguieron igualar la intensidad de los verdinegros en el segundo partido y acudirán con más presión al tercer partido. El Real Madrid está recuperando para la causa a jugadores como Massey y Winston que pueden ser muy útiles para contrarrestar los momentos desenfrenados de la Penya.

El otro duelo sin decidir es el Unicaja-Kalisse Gran Canaria. Los canarios desaprovecharon una oportunidad de oro y deberán hacer un gran esfuerzo mental para repetirse que nada está perdido y que la mayor presión la tiene un Unicaja donde Cabezas, con su canasta decisiva, sumó algunos euros más a su renovación.

Algo más que una derrota

Viernes, 20 Febrero 2009

Regal Barcelona y Tau Vitoria son los dos primeros semifinalistas de la ACB. A veces, incluso la lógica se cumple y demostraron ser superiores a sus rivales.

El Real Madrid no fue capaz de variar sus sensaciones de los últimos partidos, se movió a impulsos de coraje amparados en algunas acciones buenas en defensa pero le faltaron recursos en ataque para acompañar a los omnipresentes Bullock y Reyes. El partido dejó muchos mensajes nada halagüeños para el equipo blanco. Por un lado, Joan Plaza dejó bien a las claras quienes son sus jugadores de confianza, los mismos que ganaron la Liga y la ULEB hace dos temporadas. Después de los Reyes, Bullock, Mumbrú, Hervelle, Llull y el lesionado Raúl López, parece que hay  un vacio enorme y da la sensación de que la química del equipo se está resintiendo, algo, sin duda, mucho más peligroso que una derrota en la Copa del Rey. Restañar la confianza de Tomas, Massey o Hosley debe ser uno de los objetivos de los técnicos blancos que necesitan sumar esfuerzos en el equipo con todos los atractivos objetivos que les quedan por delante.

Con toda esta apreciable falta de química, el Real Madrid tuvo orgullo para no salir más escaldado del partido de ayer. Su derrota pudo ser más contundente debido a la calidad de la defensa azulgrana y al poderío intimidador de su juego interior. No me olvido de Navarro, letal y decisivo, pero que anotó en demasiadas situaciones sin necesidad de fabricarse sus acciones, sino después de un buen trabajo colectivo de todo el grupo capaz de generar inestabilidad en la, por momentos endeble, defensa del Real Madrid.

El Tau confirmó su condición de favorito derrotando a un entusiasta Pamesa Valencia, que preparó muy bien el partido pero que se vino abajo por lo corto de su banquillo y por la incapacidad de aguantar la tremenda actividad en ambos lados del campo de los de Ivanovic que ganaron con comodidad en uno de los partidos más flojos que recuerdo de Prigioni y con un discretísimo Rakocevic. Cuestión de recursos.

Una de épica

Mircoles, 28 Enero 2009

Confieso que viendo el Real Madrid-Barcelona de esta noche he tenido un cierto tufillo futbolero. No solo por la propia denominación de los equipos sino por ver en la pista a un equipo lleno de recursos y talento en todos sus puestos  y un equipo de menor calidad formado por buenos jugadores que, a falta de momentos continuos de buen juego, han hecho del orgullo y la fe su bandera, les suena, verdad?.

El Real Madrid salvó realmente un match ball teniendo en cuenta lo perjudicial que resulta perder un partido en casa en el Top 16. El partido contribuye a reforzar el ánimo de un equipo que supo sobreponerse a ir a remolque durante casi todo el partido y al que le costó culminar la remontada por no poner el balón en las manos adecuadas en los momentos decisivos.

Mucha parte de culpa en la victoria blanca hay que atribuírsela a un joven de 21 años que supo elevar el ánimo de los suyos cuando peor pintaban las cosas. El esfuerzo de Sergi Llull bien merecía el premio de la victoria del Real Madrid que, épica aparte, demostró algunas carencias que vienen repitiéndose a lo largo de la temporada, esto es, ausencia de lanzamiento exterior, irregularidad de jugadores como Mumbrú, Massey y Hosley y momentos de indolencia defensiva sobre todo de la línea exterior.

El Regal Barcelona ha dejado escapar una gran oportunidad de dar un paso de gigante hacia los cuartos de final de a la Euroliga. Realmente perder por dos puntos en campo del Real Madrid hace accesible superar a los de Joan Plaza en un hipotético empate pero seguro que Xavi Pascual no está contento de esos minutos finales de su equipo donde asomaron demasiadas dudas y se tomaron muy malas decisiones.

El equipo catalán dejó sello de equipo grande durante 36 minutos pero se vio desbordado  por el vendaval Llull. Los catalanes acusaron quizás la escasa aportación de su banquillo donde solo se salvó Fran Vázquez y la discreta actuación de sus bases, especialmente de Lakovic, que parece demasiado empeñado en olvidar que es un jugador de primer nivel.