Blogs

Entradas con etiqueta ‘Nba’

Los Lakers aguantan el tipo

Lunes, 16 Junio 2008

En el mejor partido de Pau Gasol en las series finales, Los Ángeles Lakers consiguieron mantenerse vivos en la eliminatoria y viajarán a Boston con la obligación de ganar los dos partidos si quieren conseguir el título.

El quinto partido dejó malas y buenas noticias para el equipo entrenado por Phil Jackson. Los aspectos positivos tenemos que  buscarlos en la reacción de jugadores como Lamar Odon y Pau Gasol que compensaron el discreto partido de Kobe Bryant  y en la sensación generalizada de que los jugadores de Boston parecen más tocados físicamente y de que están acusando sus duras batallas previas antes de llegar a la final. Sin embargo, el equipo californiano no pareció aprender la lección de lo sucedido en el cuarto partido y volvió a desperdiciar una amplia renta que a punto estuvo de costarles la derrota. Nuevamente asistimos a momentos de tremenda indolencia defensiva de Los Ángeles Lakers, una constante en alguna fase de la temporada y claramente el factor diferencial de estos Play Off por el título donde el trabajo colectivo de Boston en defensa alcanza momentos sublimes.

En la remontada de Boston tuvo un papel capital Paul Pierce un jugador alejado del perfil físico dominante en la Liga pero que está alcanzando en esta temporada sus momentos más épicos y brillantes como jugador.Pierce está siendo un magnífico heredero de los valores que hacen de Boston una franquicia legendaria. Su orgullo competitivo ha sido el espejo donde compañeros de equipo de un nivel mucho menor como Powe, House o Brown  se han mirado para poder tener actuaciones decisivas a lo largo de estas finales. Pierce no es un gran saltador, ni domina el juego por su capacidad atlética pero, como suele ser habitual en esos jugadores en inferioridad física con algunos de sus rivales ha sido capaz de desarrollar a lo largo de su carrera en la NBA una gran capacidad para entender las necesidades reales de su equipo. Por eso, no es raro ver al camaleónico Pierce disfrazarse del mejor perro de presa de la liga estilo Bruce Bowen o demostrar su tremenda capacidad para pasar a los jugadores interiores o mostrarse infalible en los lanzamientos de larga distancia. Pero por encima de todo el capitán de los Celtics ha logrado transmitir una tremenda fe para ayudar a su equipo a superar situaciones tremendamente adversas.

Todo parece muy favorable para que los Celtics consigan un nuevo título de Campeones, a pesar de su última derrota transmite mayor seguridad y confianza que los dubitativos Lakers aunque todo puede cambiar en el sexto partido donde  los de Phil Jackson pondrán a prueba la capacidad de aguantar la presión de las huestes de Glen “Doc” Rivers.

Los Lakers pueden

Lunes, 9 Junio 2008

Vaya por delante que los Lakers pueden ser campeones, que son perfectamente capaces de ganar los tres partidos de la serie en el Staples Center y aprovechar alguno de los dos “match ball” en la vuelta a Boston. Este será el clavo ardiendo al que se estarán agarrando los aficionados del equipo californiano que anoche asistieron a la segunda derrota en el Play off por el Campeonato del Mundo como gusta decir a los estadounidenses.

Dos aspectos están marcando la diferencia entre ambos equipos. Primero la mayor determinación de Boston que juega con un punto mayor de agresividad que hace que lance 28 tiros libres más que los Lakers en el segundo partido (también ha ayudado el tonillo local que está caracterizando el arbitraje de los play off de la NBA). El segundo aspecto determinante es el mayor aprovechamiento de los recursos del que han hecho gala los Celtics que dan la sensación de tener claro a quién buscar en cada momento, algo de lo que no puede presumir el equipo entrenado por Phil Jackson donde Gasol y Bryant están siendo superados con claridad por Garnett y el, hasta ahora, hombre de las finales, Paul Pierce

El caso del pívot español es preocupante, ya que está siendo justo en la serie decisiva cuando su influencia en el juego de su equipo está siendo menor y su papel en el equipo, especialmente en las segundas partes, es meramente testimonial. Los Lakers han funcionado a la perfección cuando han equilibrado las situaciones en las que utilizaban a Pau como jugador en el poste bajo y en las que participaba en situaciones de bloqueo directo. Parece que el guión escrito por Phil Jackson le predestina a ser más importante cerca del aro en los primeros minutos y trabajar más el “dos contra dos” con Kobe Bryant en la segunda parte algo que se está mostrando como poco efectivo ante la calidad defensiva de los Celtics que están mostrando una admirable generosidad en ataque para encontrar el mejor tiro.

Orgullo Celta

Viernes, 6 Junio 2008

Mis primeros recuerdos de baloncesto están muy relacionados con aquellas finales Lakers-Celtics de los ochenta. Las inevitables comparaciones surgieron en cuanto observé el parquet del Banknorth Garden de Boston, parecido, pero no igual al del mítico Boston Garden. Un vistazo a los físicos de los jugadores de ambos equipos me avisaba de la evolución del baloncesto en todos estos años.

El base de aquellos magníficos Celtics era Denis Johnson, un base fuerte, poco definido y, si se me permite la expresión, bastante “culón”, pero con una extraordinaria capacidad competitiva y un apabullante conocimiento del juego. El base del actual equipo de Boston, apenas rebasa los 20 años, tiene brazos kilométricos, poderosos hombros, es tremendamente rápido y su conocimiento del juego se reduce a intentar anotar constantemente y utilizar el bote sin saber muy bien para qué. Responde al nombre de Rajon Rondo y, seguramente, en un par de años será uno de los mejores bases de la liga. Anoche, todo evocaba recuerdos, pero todo era radicalmente distinto.

Sólo hubo un factor que me resultó gratamente familiar, el orgullo de un equipo campeón que supo revolverse ante una situación adversa y honrar a su historia con una demostración de carácter que apabulló por completo al equipo californiano. En el final del segundo cuarto y comienzo del tercero, la sensación era de un dominio absoluto de Los Ángeles Lakers. Bien es cierto que la distancia nunca fue excesiva pero su juego de pases y su paciencia para encontrar la mejor opción de tiro superaba a la precipitación del equipo local. Cuando Pierce anotó dos triples consecutivo después de su “lesión” el partido cambió radicalmente. De repente, los Celtics manejaron excelentemente el pase extra y los Lakers no encontraron la respuesta adecuada en el “Bryantsistema” que esta vez no sólo no resultó suficiente sino que pareció inadecuado dado lo bien que había jugado el equipo cuando había implicado a más jugadores.

Cuestión de fe

Viernes, 30 Mayo 2008

Bueno, nuevamente me he equivocado en un pronóstico y, aunque esperaba una serie durísima que se resolviera en el Séptimo partido entre Los Ángeles Lakers y San Antonio Spurs, el equipo californiano ha logrado clasificarse para la Final por un contundente cuatro a uno que pocos esperábamos.

Los cinco partidos nos han ofrecido detalles verdaderamente interesantes. El primero de ellos, la sensación de estar asistiendo a un relevo que puede ser duradero en el dominio de la conferencia Oeste. Los Spurs han ofrecido una cierta resignación en determinados momentos de la eliminatoria, como si asumieran que sus mejores días pueden estar llegando a su fin y deben dejar paso a estos exuberantes Lakers que, cuando recuperen a Bynnum pueden marcar una época.

El equipo entrenado por Phil Jackson ha demostrado la solidaridad y fe necesarias para dar la vuelta a situaciones tremendamente adversas, especialmente en el primer y quinto partidos, a la postre decisivos para el curso de la eliminatoria, además han contado con un excepcional Kobe Bryant que, no sólo ha anotado, sino que lo ha hecho con buenos porcentajes ante uno de los mejores defensores de la competición como Bruce Bowen. Si Bryant sigue en estado de gracia la apuesta más segura para el Campeón de la NBA es el equipo californiano. El “24” de los Lakers que, tan preocupado estuvo al inicio de su carrera de parecerse a Michael Jordan, ha logrado que muchos de nosotros evocáramos la figura del mítico ex jugador de Chicago con su tremenda actuación durante toda la serie y en especial los últimos 15 minutos del quinto partido

En cuanto a nuestro Pau Gasol, creo que esta eliminatoria le ha hecho dar otro saltito más como jugador. Ha luchado más de 200 minutos contra uno de los mejores jugadores de la historia. Es cierto que muchos de esos minutos ha sido claramente superado pero ha vuelto a demostrar capacidad para entender el juego y madurez suficiente para apartar de su mente los detalles negativos y centrarse en lo que podía ofrecer al equipo en cada momento. Su esfuerzo reboteador en los dos últimos partidos es meritorio y le debe motivar para mostrarse más constante ante el reto de la Final de la NBA ya que sea Boston Celtics o Detroit Pistons tendrá grandes jugadores con los que competir.

Kobe, MVP

Mircoles, 7 Mayo 2008

Kobe Bryant  ha sido designado Jugador Más valioso de la Temporada Regular de la NBA.  El brillante final de temporada del equipo californiano y las grandes actuaciones del escolta han sido decisivas para dar el título de la Conferencia Oeste a su equipo y  han sido reconocidas con este galardón que el genial jugador de los Lakers nunca había obtenido.

Con Bryant tengo bastantes sensaciones contradictorias cuando le veo jugar. Técnicamente nos encontramos con un jugador completísimo, al nivel de los más grandes,  maneja con criterio los diferentes elementos del juego y tiene innumerables recursos para generarse sus opciones de anotación, donde cada año muestra una gran evolución en el lanzamiento de larga distancia. En una competición llena de grandes físicos y de bastante pobreza técnica, da gusto encontrar jugadores que marquen la diferencia por su habilidad además de por sus capacidades atléticas que en el caso de Bryant también son excelentes. Estamos ante un jugador con gran capacidad para el pase en diferentes situaciones, en especial, está destacando en estos play off su conexión en el juego de pick and roll con Pau Gasol.  A todas estas virtudes les añade un espíritu competitivo voraz que le hace  inalterable en su absoluta determinación por rendir siempre al máximo y que no ha disminuido a pesar de los títulos de Campeón de la NBA que atesora.

A pesar de todas estas excelencias hay algo que no me llena en el seguro futuro integrante del  “Hall of Fame”. Quizás sea su discutible capacidad de toma de decisiones en algunos momentos ; o  su tendencia a abusar de los malos tiros cuando tiene mejores opciones, tal vez su desidia defensiva, cuando él mismo ha demostrado ser capaz de defender de manera brillante,  o quizás la permanente sensación que transmite de querer defender a toda costa su elevado ego. Aunque pensándolo bien, a lo mejor escribo todo esto porque yo el MVP se lo hubiera dado a Cris Paul que ha elevado enormemente el nivel de su equipo y que se está permitiendo el lujo de amenazar seriamente la continuidad en la competición de los actuales campeones, los San Antonio Spurs.

Duncan se vende solo

Jueves, 24 Abril 2008

Dentro de mi particular Olimpo Baloncestístico, Tim Duncan ocupa uno de los lugares de privilegio. Probablemente estamos ante uno de los jugadores más importantes de la historia, no sólo por su impresionante palmarés sino por su enorme aportación al crecimiento de su franquicia y su tremenda generosidad en el juego que ha propiciado que alrededor suyo muchos buenos jugadores hayan encontrado el espacio suficiente para desarrollarse en plenitud.

Alejado del brillo mediático de otros jugadores que se amparan en números y acciones espectaculares para defender su espacio en la mejor liga del mundo, el jugador nacido en las Islas Vírgenes demuestra cada partido una especial habilidad para determinar qué necesita el equipo de él en cada compromiso.

Los play offs que están disputando San Antonio Spurs y Phoenix Suns están siendo un perfecto manual de las habilidades del jugador formado en Wake Forest, fundamental para que, hasta el momento su equipo domine dos a cero en la eliminatoria más apasionante de la conferencia oeste. En el primer partido, no sólo dominó por completo a Shaquille O´Neal (¡qué poquito juegan los Suns para él) sino que demostró una tremenda voracidad competitiva en los momentos más comprometidos para su equipo. Hubo un momento del partido en que el equipo tejano necesitaba de alguien que les recordara que ellos son los campeones y Duncan surgió para arrollar a los Suns con una variedad de movimientos de espaldas poco habitual en nuestros días. Cuando el equipo de Mike D´Antoni intentó reaccionar con dobles marcajes, Duncan demostró que, junto a Gasol, son los dos mejores generadores de juego interiores de la NBA

Es evidente que la fuerza de los Spurs no se basa sólo en Duncan sino en el compromiso colectivo del equipo y en las alternativas que también ofrecen Parker y Ginobili, dos de los grandes beneficiados de que Duncan no necesite ser permanentemente el foco de atención mediático e intente acaparar más de lo debido.

Tengo la sensación de que, en ocasiones, no se ha hecho justicia con la verdadera dimensión de este jugador, siempre me ha parecido un excelente producto que la NBA no ha hecho mucho por vender, aunque cuando hablamos de jugadores tan decisivos y tan excepcionales toda “ayuda” parece innecesaria.

Así quedan los Play-off de la NBA (II)

Viernes, 18 Abril 2008

Si en la conferencia Este todo parece encaminado a una final entre Boston y Detroit, resulta bastante aventurado realizar cualquier tipo de pronóstico sobre lo que puede pasar en las eliminatorias por el título de la Conferencia Oeste. Hasta las dos últimas jornadas no se han definido las posiciones de cada equipo lo que augura una gran igualdad y presumiblemente varias eliminatorias que llegarán hasta el séptimo partido.

Los Angeles Lakers se enfrentarán a los Denver Nuggets. Los de Phil Jackson han conseguido el mejor récord de victorias de la conferencia y merecen el papel de claros favoritos en esta eliminatoria. Aún así, Denver no es un rival sencillo por la calidad de sus jugadores y su capacidad ofensiva que pondrá a prueba la, tan cuestionada, solidez en defensa de los de Phill Jackson. Habrá que ver como introduce Phill Jackson a Bynum en el juego del equipo, una vez que éste supere su lesión porque no ha dado muestras de creer mucho en Gasol para defender a jugadores que jueguen de cara al aro. Veremos si finalmente Gasol-Odom y Bynum comparten muchos minutos en cancha o el técnico angelino mantiene la actual estructura con un solo jugador interior y cuatro jugadores más exteriores.

New Orleans y Dallas disputarán una interesante eliminatoria que tuvo su previo en el último encuentro de la fase regular con victoria para los Mavericks. Aunque los Hornets han obtenido la segunda mejor marca de la conferencia y cuentan con el factor campo a favor, por plantilla y experiencia corresponde el papel de favoritos a Dallas. El duelo generacional entre Kidd y Paul será una de las claves de este enfrentamiento en el que el equipo tejano deberá hacer prevalecer su amplitud de banquillo respecto a New Orleans.

El duelo estrella de estos cuartos de final es el que enfrenta a San Antonio y Phoenix. Probablemente los dos estilos más antagónicos de la liga frente a frente. Entre tanta igualdad, quizás el factor campo incline la balanza hacia  los actuales campeones, acostumbrados a crecer en su rendimiento cuando la temporada ha superado el umbral de los 82 partidos. Las opciones de los Suns pasan por un óptimo rendimiento de O´Neal y una aplicación defensiva superior a la que habitualmente exhiben.

Cierra los cuartos de final la eliminatoria entre Utah Jazz y Houston Rockets, con ventaja campo para los de Salt Lake City. Comento este dato porque los Jazz han sido el mejor equipo de la liga en su campo con un excepcional récord de 37 victorias y 4 derrotas. Aún así, el duelo tiene toda la pinta de decidirse en el séptimo partido. Una buena oportunidad de seguir disfrutando con la evolución de Luis Scola ante los atléticos pívots de Utah.

Así quedan los Play-off de la NBA (I)

Jueves, 17 Abril 2008

Este próximo fin de semana darán comienzo los play offs de la NBA. Después de 82 partidos los 8 mejores equipos de cada conferencia intentarán alcanzar el título de Campeones del Mundo como les gusta decir a los americanos.

En la Conferencia Este todo parece encaminado hacia una final de conferencia entre Boston y Detroit. La presencia de otra franquicia entre los finalistas podría calificarse como de gran sorpresa ya que Cleveland Cavaliers no ha mostrado en toda la temporada el nivel de juego que les hizo alcanzar la final de la NBA la pasada temporada. Los “Cavs” de Lebron James se enfrentarán en primera ronda a Washington Wizards, en una eliminatoria donde parten como favoritos. La franquicia de Cleveland no ha respondido a las expectativas que se despertaron después de la llegada de Ben Wallace, Delonte West, Wally Szczerbiak y Joe Smith. El equipo sigue siendo sólido en defensa pero parece carecer de excesivas alternativas ofensivas.

En primera ronda de Play off, Boston debería superar sin problemas a una de las sorpresas agradables de la temporada, los Atlanta Hawks que han iniciado una reconstrucción interesante y que cuentan con jóvenes con grandes cualidades que les anticipan un buen futuro. Los Celtics han realizado una temporada regular soberbia que ha despertado una tremenda ilusión entre los aficionados de Boston y su nivel de juego se antoja imposible de alcanzar para Atlanta que intentará que jugadores como Horford, Childress o Smith puedan ampliar al máximo la experiencia de vivir partidos de play off.

Los Pistons de Detroit tampoco deberían tener muchos problemas en superar a Philadelphia, que ha realizado una segunda mitad de temporada fantástica, muy por encima de las previsiones de principio de temporada. Detroit, por su parte, está ante el reto de alcanzar el título de campeón de conferencia que se le ha escapado en las dos últimas temporadas y muchos de los pronósticos, que no comparto, en la prensa americana le dan como favorito por encima de los Boston Celtics. Detroit sigue siendo un equipo tremendamente sólido y desarrolla un juego colectivo envidiable pero, en ocasiones, echa en falta un punto de talento para alcanzar el nivel de los más grandes.

Por último, en mi opinión el duelo más igualado de la conferencia Este lo disputarán Orlando Magic y Toronto Raptors. A priori, los de Florida deberían hacer prevalecer el factor campo, pero su final de temporada deja bastantes dudas sobre su solvencia en las fases finales. Si Toronto recupera la capacidad defensiva de sus mejores momentos y Nesterovic rinde como en las últimas semanas, los canadienses pueden acceder a semifinales de conferencia. Será interesante observar a quién otorga la titularidad en el puesto de base Sam Mitchell, si a José Manuel Calderón o T.J Ford, en lo que parece serán sus últimos partidos como compañeros de equipo.

¿Qué equipo crees tú que ganará en la Conferencia Este? 

Creer o no creer en los Celtics

Jueves, 3 Abril 2008

Después de varias temporadas de transición, sin la idea de un proyecto sólido a la vista, los Boston Celtics conseguirán alzarse con el mejor  récord de la liga regular en la NBA y dispondrán de ventaja campo en todas las eliminatorias por la lucha por el título. La llegada de jugadores importantes en la competición como Kevin Garnett y Ray Allen y el crecimiento de jóvenes como Perkins, Davis y, en especial Rajon Rondo, (a buen seguro, en dos o tres años, uno de los mejores bases de la competición) han situado a la legendaria franquicia en una situación inmejorable para obtener su decimoséptimo anillo.

Bajo la dirección de Glen Rivers los Celtics han exhibido una solidaridad defensiva envidiable  y, sobre todo, se han mostrado tremendamente fiables en los partidos contra los mejores equipos de la competición, en muchos de ellos con la ausencia de Garnett. Además, los integrantes del “Big Three” formado por el propio Kevin Garnett, Ray Allen y Paul Pierce  han mostrado buena dosis de generosidad en beneficio del bien colectivo.

Sin embargo, ninguno de estos excelentes datos parecen suficientes para otorgar a los del estado de Massachusets el cartel de favoritos al título. Ni su entrenador, ni sus jugadores se libran de cierto aire de sospecha. Sobre su base titular, Rajon Rondo, la propia franquicia ha alimentado las dudas buscando durante la temporada un suplente de garantías hasta que encontraron la oportunidad de fichar a Sam Casell, un jugador en declive que suele dar un gran rendimiento en las rondas finales. Sobre sus tres rutilantes estrellas, Allen, Pierce y Garnett, las sospechas recaen sobre su irregularidad y, hasta ahora, escasa competitividad en los play offs, obviando la motivación que les puede suponer a cada uno de ellos encontrarse en una situación única para conseguir un título que ninguno de ellos posee.

Siempre que se habla del título de la NBA dirigimos nuestras miradas hacia alguno de los flamantes equipos del Oeste pero no se debería despreciar tan a la ligera el trabajo de los Boston Celtics en la liga regular. Quizás no tienen la solidez y experiencia de San Antonio, ni la exuberancia ofensiva de los Lakers,  pero han demostrado un factor diferencial de los equipos campeones, hambre por ganar un título.

Kidd-Nash Vs Paul-Williams

Lunes, 17 Marzo 2008

“Quien tiene un buen base tiene un tesoro”. Es una de las primeras fases que escuché cuando empecé a interesarme por el apasionante mundo del baloncesto. Con el paso de los años la posición de base ha ocupado buena parte de mis inquietudes y siempre he mostrado una cierta pasión por los grandes bases del baloncesto mundial.  

La presente temporada estamos asistiendo al comienzo del relevo generacional de grandes bases en la NBA. Lentamente, con orgullo y con un gran nivel de baloncesto en sus manos y, sobre todo en su cabeza, Steve Nash y Jason Kidd ven su cetro amenazado por Chris Paul y Deron Williams que a pesar de su juventud están dirigiendo brillantemente a sus equipos hasta los puestos de privilegio de la durísima Conferencia Oeste de la NBA.

Chris Paul es un base pequeño que destaca más por sus capacidades técnicas que por las atléticas, excelente manejador de balón y hábil en el pase especialmente para sus jugadores interiores. Tiene capacidad para anotar y domina especialmente el tiro de dos puntos en suspensión,  un detalle técnico en desuso que deberíamos reivindicar cuando cada semana no hacemos más que observar bases que se empeñan en jugar contra los pívots rivales obviando la posibilidad de realizar tiros cortos de igual efectividad.

Deron Williams es un director de juego muy físico, menos grácil que Paul, pero más contundente en sus acciones. Cuando se dirige al aro lo hace con la determinación propia de los que se saben imparables. De apariencia fría, ha sabido ganarse la confianza del exigente Jerry Sloan para conjugar capacidad de liderazgo y dirección con una buena dosis de anotación especialmente en los momentos decisivos del partido.

Williams y Paul son de las mejores cosas que le ha pasado a la NBA en los últimos años, un soplo de aire fresco necesario que reivindique la tan cuestionada figura del base en la liga profesional americana.