Blogs

Entradas con etiqueta ‘Neven Spahija’

Ilegal

Lunes, 25 Enero 2010

Maravilloso triple de Rafa Martínez para derrotar al Regal Barcelona. Una acción técnica de primer nivel pero que, en mi opinión, debió resultar anulada si atendemos al reglamento y a la lógica. Es verdad que fijándonos en la luz luminosa del tablero el balón salió de las manos del escolta del Powers Electronics antes de que se encendieran las luces pero no es menos cierto que el tiempo empezó a correr tarde y que eso posibilitó la supuesta validez del tiro. Aquí entramos en el debate de qué se puede o no se puede hacer en siete décimas y parece poco probable que toda la acción de Martínez pueda caber en ese tiempo.

No sé si el triple hizo justicia al juego de los dos equipos pero sí que significa un merecidísimo momento de gloria para un excelente jugador que es un claro ejemplo de permanente evolución e implicación en cada una de sus temporadas en la ACB. Martínez es un jugador más del agrado de los entrenadores que del gran público, es un jugador de detalles con una gran virtud por encima de todas, su capacidad para  seguir siendo un tremendo especialista defensivo a la vez que mejora más y más cada campaña en la faceta ofensiva.

La derrota del Regal Barcelona tiene un efecto positivo para la competición, que ve cómo también puede haber pelea por el primer puesto de la Liga Regular, y a la larga será positiva también para el propio equipo catalán que sabrá encontrar los beneficios de sentirse invencible. Powers Electronics Valencia dio alguna pista de cómo se puede inquietar al Barça, agresividad al límite en defensa y equilibrio y paciencia extrema en ataque. Spahija, el técnico del conjunto valenciano no se dejó intimidar por el poderío físico azulgrana y supo poner en juego a sus hombres grandes, una decisión inteligente, la mejor defensa ante los pívots poderosos es jugarles sin miedo en ataque.

Fácil de escribir y muy complicado de realizar, no en vano los dos partidos que ha perdido el Regal Barcelona han sido con canastas en los últimos instantes del partido, o del postpartido….

El peligro de saberlo todo

Viernes, 16 Octubre 2009

Decía el bueno de Neven Spahija antes de enfrentarse al Regal Barcelona (o por lo menos así lo recogieron diferentes medios) que lo sabía todo del equipo catalán. No dudo de las palabras del entrenador croata, al que por cierto, tengo en gran estima profesional, pero a veces vale más tirar de prudencia que alardear de conocimiento de un rival que está perfectamente capacitado para sacar del campo a casi todos los equipos del continente.

El trabajo de “Scouting” o estudio sobre el rival es una de las facetas en constante evolución de nuestro baloncesto. Cada vez son más los elementos tecnológicos que ayudan a esta tarea que también está obligando a muchos equipos a buscar soluciones para intentar camuflar en la medida de lo posible sus movimientos.

Así, encontraremos equipos que nunca señalizarán sus movimientos (como hacía Salva Maldonado en Gran Canaria) sino que los verbalizan y otros que cambiarán de seña cada partido buscando tirar por la borda las muchas horas de trabajo que dedican los ayudantes a identificar las señas de cada sistema.

La importancia del estudio del rival varía de unos entrenadores a otros. Sergio Scariolo representa el perfil de entrenador que da gran importancia a todo lo que realiza el rival, haciendo que sus jugadores conozcan a la perfección todos los sistemas y variantes del equipo contrario. Aíto García Reneses se sitúa en el extremo contrario dando menos trascendencia al scouting y más a perfeccionar aquellas acciones de su propio equipo.

Ninguna de las dos opciones es garantía de éxito pero, volviendo a las palabras de Spahija, lo que parece claro es que tan importante como estudiar al equipo contrario es conocer perfectamente cuales son las características de tu propio equipo para saber cómo explotar las virtudes y camuflar sus defectos.

 A día de hoy esa es la diferencia entre el Regal Barcelona y el Valencia. Al Barça cuesta encontrarle defectos y al Valencia, como a tantos otros en esta clase de partidos, cuesta encontrarle virtudes.

Fe y Zona

Domingo, 15 Febrero 2009

Tiene mucho mérito el Real Madrid, de eso no hay duda. Estamos ante un equipo con dificultades para practicar un baloncesto sólido durante muchos minutos pero con una fe y confianza en sus posibilidades ilimitada capaz de sobreponerse a situaciones adversas que cualquier equipo daría por definitivas. Todos los que contamos las horas para que llegue la Copa del Rey tuvimos un excepcional aperitivo que no hizo sino aumentar nuestra impaciencia por la CITA de la temporada.

El Tau pasó por Vistalegre con la autoridad de ser el líder incontestable de la ACB, exhibiendo una gran variedad de recursos ofensivos que le hacen ser probablemente el mejor equipo en ataque de Europa. Además tácticamente consiguió limitar el juego en el poste bajo de los pívots y aleros blancos con las habituales ayudas que plantea Ivanovic por la línea de fondo.

El Real Madrid se movió a impulsos durante 30 minutos, impulsos descontrolados e inconstantes que nunca inquietaron a los vitorianos, nuevamente dependientes en exceso de Prigioni y con un gran Sergi Vidal encargado de reivindicar la importancia de la intendencia.

El último cuarto el Real Madrid se plantó en una zona 2-3 definitiva para el desarrollo del partido. El Tau solo supo castigarla cuando conectó a sus jugadores interiores pero la mayoría de las veces no consiguió circular el balón con la velocidad adecuada. Amparado en el éxito de su defensa, el equipo de Joan Plaza anotó series de hasta cinco triples en cinco ataques consecutivos y se alzaron con un triunfo de un valor anímico incuestionable por lo que supone ahora mismo ganar al Tau, por la forma en que lo hicieron y porque jugadores como Axel Hervelle parecen acercarse a su mejor momento.

Los dos equipos llegarán reforzados a la Copa, el Real Madrid parece el equipo del momento, aunque su juego aún ofrece alguna duda y los rumores sobre la continuidad de jugadores como Pepe Sánchez y Quinton Hosley no son positivos para el grupo. El Tau, por su parte, tiene como aval su extraordinario rendimiento de estos meses y el buen momento de sus jugadores importantes. Aún así harán bien en no confiarse contra un Pamesa Valencia en progresivo crecimiento y con un gran conocedor del equipo vitoriano en su banquillo, Neven Spahija.

El ejemplo Oleson

Domingo, 16 Noviembre 2008

Uno de los nombres de la temporada en la ACB es sin duda el del escolta americano del A.G Fuenlabrada Brad Oleson. El jugador de Alaska es el máximo anotador de la competición y es pieza clave en la buena marcha de su equipo que consiguió una victoria de enorme mérito frente al MMT Estudiantes.

Las actuaciones de Oleson deben apuntarse también en el haber de la Dirección Deportiva del equipo madrileño que ha tenido el valor de otorgar un papel fundamental en la estructura de su equipo a un jugador que hace dos temporadas formaba parte de la tercera competición nacional. El rubio escolta norteamericano es una agradable noticia para la ACB por todo lo que representa. Por un lado es un jugador que juega con un enorme deseo propio del que sabe valorar todo lo que ha vivido para jugar en la segunda mejor competición del mundo y además representa un punto más de estímulo para todos aquellos jugadores que destacan en las ligas LEB y que sueñan con demostrar su categoría frente a los mejores equipos de la liga.

La octava jornada nos ha dejado el regreso a la competición del técnico actual campeón de la  ACB, Neven Spahija. El gran técnico croata se ha visto perjudicado y beneficiado en apenas cuatro meses de los caprichosos designios de nuestros directivos que decidieron su sustitución después de conseguir el campeonato y que le reclamaron cuando el Pamesa después de seis jornadas decidió fulminar al técnico por el que más habían apostado en los últimos años. 

Spahija no pudo comenzar con victoria su nueva etapa en el baloncesto español y cayó frente al sólido Unicaja de Aíto García Reneses que compensa las lesiones que está padeciendo con las buenas prestaciones de un excepcional Marcus Haislip, probablemente el mejor “cuatro” de la liga en las ocho jornadas disputadas.