Blogs

Entradas con etiqueta ‘Nocioni’

Talento y “colmillo”

Jueves, 23 Junio 2016

Se puede profundizar mucho más pero no hay indicadores más llamativos que distancien a Real Madrid y Barcelona. Por un lado,  la capacidad de determinados jugadores del equipo blanco de mantener a su equipo en el partido con acciones geniales cuando el funcionamiento colectivo no es adecuado y por otro, ese punto mayor de competitividad y ambición que marca la diferencia y que pone en evidencia la “frialdad” de determinados jugadores de referencia del conjunto azulgrana.

El definitivo cuarto partido que ha dado el segundo título consecutivo de la Liga Endesa al Real Madrid ha sido un perfecto resumen de las virtudes y defectos que han mostrado estos equipos durante esta temporada.

El Real Madrid ha tenido momentos brillantes, especialmente cuando el balón circula rápido, sus jugadores se pasan y logran conseguir tiros cómodos después de poner el balón en situaciones interiores. También, puntualmente,  ha exhibido cierta falta de tensión defensiva y ha abusado de ataques donde el balón pasa por pocas manos y se han resuelto con tiros poco trabajados. Afortunadamente para los de Pablo Laso la balanza entre los momentos positivos y los menos brillantes se ha decantado en esta final para la versión más sólida del equipo. A pesar del esfuerzo de Satoransky, la genialidad de Llull y Rodríguez marca diferencias y la movilidad de Ayón es un tremendo desahogo para sus compañeros.

Laso ha tenido las ideas más claras que Pascual en esta final. Iniciar los partidos con Jayce Carroll le ha permitido tener la iniciativa táctica y un plan muy definido para los primeros minutos y tipos como Taylor, Maciulis y Nocioni se han adaptado a roles muy concretos pero muy necesarios. Probablemente a todos ellos les gustaría jugar más pero tienen muy claro lo que se espera de ellos. Los dos primeros, representan el pegamento defensivo y gastan pocos tiros mientras que Nocioni (al que eché en falta en momentos de la segunda parte del cuarto partido) eleva el nivel de competitividad y agresividad del grupo. Pablo Laso, que ha logrado cambiar la dinámica de una sección a la deriva, tiene en su haber no sólo los títulos de esta temporada sino la capacidad de haber evolucionado al grupo y encontrar utilidad a casi toda la plantilla, como ha sido el caso de un Thompkins, muy mejorado en facetas defensivas y que, por su talento y  capacidad de evolución, podría ser interesante que continuase en el equipo.

Pablo Laso maneja a la perfección la exigencia de su cargo y lo hace apostando por un baloncesto que ha enganchado a una afición con tendencia a renegar. Apetece ver su próxima obra que contando con el aval del trío más fiel de su etapa (LLull, Chacho, Rudy) seguro que será positiva. Si se confirma la continuidad de Ayón, no hay factor más ilusionante que observar la progresión de Luka Doncic y ver si logra ser un jugador de referencia antes de que el “monstruo” (NBA) le atrape en sus garras.

Creo que Xavi Pascual es uno de los cinco mejores entrenadores de Europa. También creo que el ciclo de Xavi Pascual en el Barcelona está en su tope de rendimiento. El equipo transmite síntomas que indican que el mensaje del entrenador no llega del todo claro. Mientras todos los jugadores del Real Madrid tenían claro lo que se esperaba (o no) de ellos, en el Barcelona no ocurría lo mismo. Abrines, no logra quitarse la etiqueta de promesa porque un día parece imprescindible para Pascual y otro es el último alero en saltar a la pista. Lo mismo se puede decir de Oleson e incluso de un Pau Ribas, claramente de más a menos en la temporada. El pasillo de seguridad lo han formado Satoransky, Doellman y Tomic. Satoransky es mucho mejor jugador ahora que el que llegó a Barcelona en 2014 pero le ha faltado ayuda en esa posición mientras que Doellman y Tomic son dos tipos de una calidad tremenda pero que mezclan mal en defensa y tienen cierta falta de fiabilidad cuando los partidos no dependen exclusivamente de la técnica individual sino de la fe y el deseo. Navarro volvió a dejar una lección de dignidad pero  la primera necesidad del Barcelona es un exterior de referencia que incluso en sus días malos garantice un mínimo de puntos.

Acabo con una mención a Sergio LLull, el merecidísimo MVP de esta final. Llull es el máximo representante de la etapa de Pablo Laso en el Real Madrid. Desde el primer día, el técnico, apostó por el  balear como base, habitualmente es el jugador que más minutos disputa y expone como nadie la ambición del grupo por seguir sumando títulos a pesar de tener la barriga bastante llena. Laso es bastante responsable de la evolución de Llull en estos años y de cómo ha mejorado en la interpretación del juego. Me gusta que Llull reconozca públicamente la aportación de su técnico a los éxitos colectivos y estoy convencido de que valorará como es debido la importancia que ha tenido encontrarse con Laso para el desarrollo de su carrera. Llull no es un base al uso pero es en el puesto de base donde más partido saca de sus cualidades, ahora se puede afirmar este hecho con bastante rotundidad, hace cinco temporadas, Pablo Laso y pocos más pensaban así.

Corazón, carácter y… Laso

Domingo, 17 Mayo 2015

Entiendo que la mayoría de los éxitos deportivos son merecidos, pero en pocas ocasiones he encontrado tan adecuado este calificativo como para esta Euroliga que ha conquistado el Real Madrid. Conozco a Pablo Laso de “Hola y adiós” pero no ha sido difícil empatizar con un técnico que ha creado uno de los proyectos más atractivos que he presenciado en este deporte.

El partido ha comenzado con el barro que ha propuesto Olympiacos ante el que el Real Madrid no ha tardado en oponer un trabajo defensivo impresionante en el que sólo chirriaba la excesiva atención en Spanoulis que dejaba campo libre a otros compañeros. También ha jugado la memoria y la presión que arrastraba el Real Madrid que ha afectado a determinados jugadores en el comienzo del partido. Por eso ha sido importante la aportación de esos jugadores que han llegado esta temporada y que han cumplido con creces su misión de aportar carácter, experiencia y mentalidad ganadora en este tipo de eventos.  Así lo ha entendido Nocioni, capaz de intimidar a un equipo tan físico como los griegos y marcar el nivel de intensidad que debían imitar sus compañeros.

Frente a ellos Olympiacos ha seguido al dedillo su habitual manual de supervivencia. Normalmente, el paso de los minutos desgasta a sus rivales sobre todo mentalmente por lo incómodo que resulta enfrentar a estos guerreros indomables a los que, de vez en cuando, hasta se les escapan sonrisas cuando van por detrás en el marcador. El mérito del Real Madrid ha residido en su fortaleza mental para agarrarse a su defensa cuando los griegos les llevaban a ataques sin fluidez y con poca circulación de balón. Desde la solidez de su trabajo defensivo y con la aportación de los menos habituales Rivers, Slaughter, Maciulis y Nocioni, el equipo dirigido por Pablo Laso superó un momento de duda donde un parcial de 11 a 0 de los griegos amenazaba con una historia ya conocida. Entonces apareció Carroll, que recordó al de sus mejores días y con sus triples arañó la mentalidad de los  griegos a los que castigó verse con la obligación de hacer un nuevo esfuerzo para meterse en el partido. A fe que lo intentaron pero enfrente ya no estaba el equipo que había perdido dos finales sino el grupo que mejor baloncesto ha hecho en los últimos años en Europa.

Mención especial para Pablo Laso. Desde su llegada el Real Madrid ha recuperado la competitividad y ha sido capaz de construir un proyecto en el que ha sabido evolucionar como entrenador y hacer progresar a sus jugadores. Un técnico con cintura para corregir errores como el que les llevó a llegar tiesos al final de la pasada temporada y con habilidad para identificar los aspectos que marcan la diferencia en los partidos. La dimensión de Laso se ha manifestado en detalles como saber sacar rendimiento en defensa de tipos como Carroll o Rivers, leer los quintetos de “pequeños” que planteaban los griegos y confiar en la mayor calidad de sus jugadores de banquillo, aspecto en el que los blancos superaban a sus rivales. Por  encima de todo, un tipo normal, que ha alcanzado la cima del baloncesto europeo desde la serenidad, la confianza en su método y construyendo la mejor pareja de bases del baloncesto europeo que, incluso en un día no especialmente brillante, también han marcado la diferencia con sus rivales.

Vencer a la memoria

Mircoles, 13 Mayo 2015

Me cuesta encontrar un favorito para la Final Four de la Euroliga. Más allá del tópico de que, una vez llegados aquí, cualquier equipo puede ser campeón, es difícil concentrar en un equipo más factores que puedan hacernos pensar que parte con más opciones que el resto. Y claro, yo también pienso como la mayoría que, a priori, en las semifinales tanto Real Madrid como  CSKA Moscú parecen mejores que sus rivales pero entonces recuerdo que el presupuesto del Fenerbahce supera por bastante al de los blancos y que los entrena un tipo que sabe un poquito de qué va este tema y que  Olympiacos tiene un alma de superviviente que se adapta perfectamente a los partidos del “todo o nada”.

Me rindo entonces en la tarea de escoger favorito y prefiero centrarme en aquellos factores que pueden resultar decisivos para resolver la incógnita de quién será el campeón de Europa en el año 2015. Pienso en el Real Madrid y me provoca mucha curiosidad saber cómo lidia con el hecho de ser el equipo local. Merece Pablo Laso culminar su obra con un título que se le resiste. Las opciones del Real Madrid pasarán por ser sólidos en defensa, encontrar al menos un aliado en el juego interior (Ayón parece en buen momento) y, por encima de todo, evitar que la ansiedad y la presión lleven al equipo a esos momentos en los que se utilizan demasiados botes, el balón apenas circula y  se abusa del lanzamiento exterior.

Esta competición está llena de historias de héroes que han resultado decisivos para decantar el título para sus equipos pero el Real Madrid menos brillante de la temporada es el que ha olvidado las bondades del juego colectivo y ha intentado ganar los partidos a través, exclusivamente, de la capacidad en el juego “uno contra uno” de sus jugadores exteriores más importantes. El cuarteto Llull, Rodríguez, Rudy y Reyes es diferencial en el Real Madrid. Desde su talento se ha creado un equipo impresionante que roza la excelencia cuando logra implicar a más jugadores en una dinámica positiva, por eso creo que las posibilidades de título pasan porque jugadores como Ayón, Carroll o Nocioni ofrezcan minutos de calidad y superen esa irregularidad que parece acompañarles este curso.

La semifinal frente a Fenerbahce presenta retos difíciles para Laso y su grupo. Los turcos juegan numerosísimas situaciones de “pick and roll” que medirán al Real Madrid desde los primeros minutos. Queda pendiente ver el plan de partido de Obradovic y si se atreve a retar a los locales jugando “a ritmo” o si opta por arriesgar menos y jugar con la ansiedad que puede suponer a los blancos ver que no anotan con fluidez y no pueden encontrar canastas en transición. El Real Madrid tiene ventaja en la posición de base y los turcos tienen más talento en jugadores como Goudelock, Vesely, Bogdanovic, Preldzic o Bjelica.  No cabe duda del potencial del Fenerbahce pero el Real Madrid se impondrá si domina el rebote (ojo con esto que es el termómetro del Real Madrid esta temporada) y si exprime al máximo esos minutos que tienen los turcos en todos los partidos donde sus jugadores parecen desconectar y hacer la guerra cada uno por su lado.

¿Por fin, Teodosic?.  Personalmente, uno de los alicientes que presenta esta Final Four es observar si Milos Teodosic culmina la que puede haber sido la mejor temporada de su carrera. El base serbio es un talento impresionante pero ha pegado algún petardazo que otro en este tipo de citas. El CSKA comparte con el Real Madrid un par de detalles. Como los blancos, también luchará contra su historia reciente y también, en sus peores momentos, echa en falta mayor aportación anotadora de sus jugadores interiores, aun así, ningún equipo en Europa ha jugado mejor baloncesto hasta ahora del que han exhibido los rusos en varios de sus partidos de esta edición de la  Euroliga .

En honor a Laso

Domingo, 22 Febrero 2015

No hay sufrimiento en defensa y no hay pases en ataques, viene a decir Pablo Laso cuando el Barcelona amenaza con romper el partido mediado el segundo cuarto. Es un gran tiempo muerto del técnico vitoriano que viene a indicar por dónde suele descoserse el equipo blanco. Son los dos detalles que han marcado los peores momentos de un grupo que ha conseguido vencer la Copa del Rey gracias a un descomunal ejercicio de compromiso y solidaridad para superar momentos duros de un partido lleno de alternativas y condicionado por la intensidad de ambas defensas. Merece reconocimiento Laso por la manera en que ha logrado dar respuesta a la aparente superioridad táctica de la que presumía el Barcelona y por la personalidad con la que está conviviendo con ese aire de desconfianza que se ha creado a su alrededor y que combate llevando a su equipo a disputar hasta el final todos los títulos en juego.

El  ”genio”. No ha necesitado el Real Madrid de un buen partido de los dos jugadores que le han sostenido en esta primera mitad de la temporada. Llull ha tenido uno de esos días erráticos donde acusa no tener unos primeros minutos positivos que le ayuden a “meterse” en el partido mientras que Felipe Reyes ha estado correcto pero no tan deslumbrante como en partidos precedentes. Tampoco ha sido brillante la primera aparición en el encuentro de Sergio Rodríguez. Excesivamente blando en defensa y con poca trascendencia en el juego ofensivo no parecía el día del jugador canario. Todo ha cambiado en el segundo periodo donde su actuación ha sido decisiva para el triunfo de su equipo. Antes de la jugada con la que definió el partido su agresividad condicionó los movimientos de Pascual y generó dudas en la preparadísima defensa azulgrana. Como suele suceder entre estos dos equipos, el rendimiento de los bases resultó definitivo y el “Chacho” superó todo lo bueno realizado por Satoransky hasta ese momento.

“El competidor”. Supongo que cuando los dirigentes del Real Madrid se plantearon la incorporación de Nocioni lo hacían pensando en partidos de esta índole. El argentino no ha defraudado en absoluto y frente a la calidad, talento y cierto individualismo de Doellman ha ofrecido una buena dosis de intensidad y carácter.

“El todoterreno”. Rudy Fernández  es un jugador extraordinario porque es capaz de tener impacto en el juego sin necesidad de estar anotando constantemente. Algunos señalarán que no ha estado acertado al final del partido pero es necesario remarcar su influencia para mantener a su equipo con opciones  cuando el Barcelona, liderado por Tomic,  amagaba con romper el partido. Este partido reivindica la hiperactividad de Rudy y lo determinante que resulta un jugador de sus características en el baloncesto europeo. En plena madurez física y de conocimiento del juego se pueden esperar muchas actuaciones de este nivel del jugador balear y con ellas se reforzarán las opciones del Real Madrid en los dos títulos pendientes.

Sin bases.  Sorprendente la decisión de Xavi Pascual de jugar los últimos instantes sin Marcelinho ni Satoransky. Navarro se ha ganado con creces confiar en él cuando se deciden los partidos pero sus piernas no parecen preparadas para más esfuerzos de los necesarios, sobre todo en defensa, donde está lejos del rendimiento de sus compañeros de puesto. El extraordinario esfuerzo de Tomic ha encontrado pocos aliados constantes. Alguna cosa de Abrines, detalles de Satoransky y Thomas y el talento desordenado de Doellman han sido lo mejor de un Barcelona lleno de talento en las posiciones exteriores pero al que le ha faltado algún detalle táctico recurrente al que agarrarse para superar la agresividad, intensidad y deseo de su rival.

El lenguaje del líder

Mircoles, 10 Diciembre 2014

El Real Madrid lidera la Liga Endesa y su grupo de la Euroliga. Este es un hecho indiscutible que conviene recordar cuando se habla de un equipo que ha afrontado bastantes cambios en la confección de su plantilla después de las últimas semanas decepcionantes de la pasada temporada.

Tan incuestionables son la mayoría de sus victorias como que cuesta encontrar un partido redondo en los que ha disputado el equipo hasta este momento. El grupo mantiene muchas de las señas de identidad del ciclo de Pablo Laso. Obliga a los rivales a anotar muchos puntos para derrotarle, lleva los encuentros a un alto número de posesiones y estructura su ataque a partir de soluciones sencillas y la creatividad de sus jugadores exteriores, especialmente de sus bases. Además, la incorporación de Ayón y Nocioni ha reforzado las opciones de contraataque por su facilidad para correr el campo.

Sin embargo, hay algunos aspectos que diferencian estas primeras semanas de competición con aquellas que ofreció el Real Madrid el curso precedente. La actividad defensiva es bastante pobre, empezando por la defensa al jugador con balón y continuando con la implicación de los jugadores en el lado débil. El colectivo es poco constante en el esfuerzo defensivo y está viendo como muchas de sus acciones son penalizadas con faltas personales derivadas de la poca concentración y tensión con la que trabajan en defensa. La sensación de debilidad defensiva que transmite el Real Madrid proporciona una enorme confianza a sus rivales que afrontan los partidos con planes bastante definidos que empiezan a ser rutinarios en todos los encuentros del equipo dirigido por Pablo Laso. Así, la presencia en cancha de Carroll o Mejri es una señal de aviso para los entrenadores rivales de jugadores con enormes dificultades para defender. Este plan no es ajeno para ninguno de los jugadores, empezando por los dos afectados, demasiado nerviosos y alterados en este comienzo de temporada, especialmente Mejri que no logra exprimir sus extraordinarias condiciones por el exceso de tensión con que afronta la competición.

Si en defensa el margen de mejora es enorme, en ataque, los puntos anotados no deben esconder determinadas realidades. La dependencia de Llull y Rodríguez parece haber aumentado esta temporada, el equipo sigue construyendo a partir del bote más que del pase y no acaba de consolidarse una relación sólida entre el juego exterior e interior donde Bourousis y  Ayón alternan buenos partidos con actuaciones intrascendentes. Sólo Felipe Reyes, porque es el que menos alterado tiene su rol, responde con asiduidad.   Pablo Laso, por su parte,  ha roto con la rigidez de temporadas pasadas y utiliza más combinaciones para comenzar los partidos aunque últimamente parece confiar menos en la posibilidad de que Ayón y Bourousis compartan minutos en pista e intenta dosificar los minutos de Nocioni para intentar asegurar las prestaciones del argentino en los partidos de más enjundia.

Por encima de consideraciones tácticas, hay un aspecto sobre el Real Madrid que no quiero dejar pasar. La comunicación del equipo en los partidos parece escasa. Los jugadores de banquillo parecen demasiado desconectados del partido, falta un punto de pasión que no sé si obedece a cierta prudencia generada por la dura experiencia del final de la temporada pasada o a una falta de sintonía entre los propios jugadores, quizás más pendientes de sus situaciones personales que de su aportación al grupo. El tiempo, como casi siempre, nos dará una respuesta que explique esta aparente frialdad que a veces transmite el Real Madrid en la competición.

“Al mejor de tres”

Jueves, 29 Mayo 2014

La Liga Endesa comienza su recta final con los Play Offs de Cuartos de Final. El formato a tres partidos otorga un plus añadido a estos cruces ya que el margen de error es mínimo y ninguno de los favoritos quiere verse en el brete de jugarse su continuidad en la competición en el campo de sus rivales. La mentalidad y capacidad de los equipos para jugar frente a estas circunstancias son los factores decisivos en esta primera eliminatoria que no suele deparar encuentros de muchísimo nivel pero en la que, históricamente, también ha sido difícil encontrar partidos excesivamente desiguales.

Centro mi análisis en estos Cuartos de Final en aquellos aspectos que más me llaman la atención de cada cruce, en las inquietudes y curiosidades que me provocan y en los factores que pueden resultar decisivos para la resolución de cada eliminatoria.

Después de la Euroliga. El Real Madrid afronta el reto de revalidar el título de Liga. Su primer obstáculo en el camino es el meritorio Cai Zaragoza, un club consolidado que ha vuelto a realizar una buena temporada y que, sin duda, tendrá en el recuerdo su hazaña de la temporada precedente que le llevó hasta semifinales. A priori, estamos ante la Serie con pronóstico más claro. En el Real Madrid, los Play offs servirán para medir si la derrota europea ha generado alguna duda o grieta en el grupo, si Carroll puede recuperar el nivel de su primera temporada de blanco y si Draper, Darden y Slaughter aseguran o ponen en duda su continuidad.

Dos propuestas brillantes. Valencia y Cajasol son dos de los equipos con mayúsculas de esta temporada. Los valencianos se sienten con capacidad de disputar el título de Liga y suelen destrozar a base de ritmo y actividad a sus rivales. Sin duda, favoritos en esta eliminatoria. Estamos, por lo que dicen, ante los últimos partidos de Doellman con esta camiseta, el norteamericano se enfrentará durante muchos minutos de la serie a Porzingins, uno de los jóvenes que más ha crecido en su juego esta temporada. Las opciones de Cajasol vendrán determinadas en cómo relacionan pensar en lo que se juegan o pensar en jugar. 

El Barça y el orgullo del “Chapu”. La irregular temporada del Caja Laboral le ha regalado un cruce muy complicado contra el Barcelona. Sin embargo, hay matices que nos obligan a ser prudentes en el pronóstico. El conjunto vasco ya ha ganado un par de veces a los azulgranas esta temporada y tiene varios jugadores que se crecen en estos momentos. Asumiendo que Nocioni rendirá a buen nivel, la posibilidad de que la eliminatoria llegue a un tercer partido depende del verdadero termómetro del equipo de Scariolo, sus irregulares bases y el pívot aleman Tibor Pleiss. En el Barça tengo curiosidad por ver si se confirma una de las consecuencias que parecen haberse derivado de la Final Four, el mayor peso en el equipo de Macej Lampe en la posición de “cuatro”.

Imagen de sus técnicos. Cuesta pensar en un desenlace entre Unicaja y Herbalife Gran Canaria  que no esté ligado a un final apretado en un tercer partido. Unicaja ha realizado una temporada en plena progresión y llega en un buen momento a estos play offs. El equipo acusa en muchos partidos no tener un anotador consistente aunque parece que Toolson quiere dar un paso adelante en este sentido. Los dos equipos tienen muchos aspectos positivos en común, solidez defensiva, capacidad para alternar ritmos, parejas de bases estables  con un buen control de las pérdidas de balón y versatilidad para alternar distintas opciones en el juego interior. Creo que Gran Canaria tiene un mejor uso del pase y que Unicaja cuenta con algo más de talento en algunas posiciones. Una eliminatoria que merece seguirse con el máximo interés.

¿Odom?

Martes, 18 Febrero 2014

Me despierto con un gusanillo ilusionante cuando leo la noticia de que Lamar Odom puede recalar en el Baskonia. Compruebo que con el paso de los minutos esa ilusión va dejando paso a cierto escepticismo. Cierto es que Odom ha sido un jugador extraordinario pero ya hace mucho tiempo que no disfrutamos de su mejor baloncesto. Supongo que no seré el único que se mueva entre ambos sentimientos pero lo que tengo claro es que de manera unánime triunfará la curiosidad que provocaría ver a un jugador de este perfil en nuestra competición por lo que la noticia sería muy positiva para la Liga Endesa y también para Laboral Kutxa, noticia  estos días por sus malos resultados.

Una buena versión de Lamar Odom colocaría a Baskonia en un escalón cercano a los máximos favoritos por su propio impacto y porque supliría algunas de las carencias que está mostrando el grupo. En primer lugar, permitiría que Nocioni ocupara más tiempo la posición de “tres” dando más consistencia física a un equipo que se está mostrando blando en muchas fases de los partidos. Además, Odom siempre ha destacado por ser un buen pasador y esa virtud enriquecería a Pleiss y daría más espacio para que los jugadores exteriores pudieran lanzar con más tiempo. La pregunta que nos hacemos es si realmente hay motivos para pensar que podamos ver una buena versión de Odom. No hace muchos meses conocíamos su ingreso y fuga de un centro de rehabilitación y la Liga Endesa tiene un gran nivel como para pensar que una versión disminuida de Odom puede causar impacto, ese pensamiento está completamente alejado de la realidad. En el nivel que pueda mostrar el campeón de la NBA influirá su estado físico (las últimas imágenes le mostraban algo pasado de peso) y la mentalidad con la que afronte esta aventura. Esperemos que Odom haya estado bien asesorado y tenga claro lo que representa jugar en nuestra competición y en un club histórico como Baskonia. Personalmente, Odom siempre ha sido una debilidad y creo que se valoró poco en su momento su aportación en los últimos anillos de los Lakers.

La apuesta de Querejeta es imaginativa e inteligente porque analizada con detenimiento  no tiene mucho riesgo. El perfil del jugador y todos los pensamientos expuestos con anterioridad juegan a favor del máximo dirigente de Baskonia porque pocos piensan que lo de Odom pueda funcionar. El Mago Querejeta se ha atrevido con un truco nuevo que si sale mal no le va a costar nada. Además, de esta manera consigue diversificar el debate en torno a su equipo y ganar tiempo para una renovación profunda que tarde o temprano deberá acometer.

Reflexiones sobre “El Quinteto”

Mircoles, 22 Mayo 2013

Es época de premios y reconocimientos y faltaba por conocer el designado como el mejor Quinteto de la Fase Regular de la Liga Endesa. Más allá de la justicia o no de la designación, que en alguna posición podía haber sido sensible a jugadores de equipos más modestos,  me interesa detenerme en la figura de estos jugadores, el momento que atraviesan en sus carreras y si realmente este reconocimiento viene a representar que están aportando todo lo que pueden a su equipo.

Sergio Rodríguez. Magia y rendimiento. No hay ningún base en la competición que llene tanto los ojos como el jugador canario. El final de la pasada temporada apuntó a un jugador más maduro y constante en la brillantez. Siempre ha tenido talento y creatividad pero nunca lo ha mostrado de manera tan continua como ahora. Su mérito es aún mayor porque es capaz de optimizar su rendimiento sin un rol de titular consolidado en su equipo, eso sí, es un habitual en los finales de partido.  La realidad es que Sergio produce mucho en menos de 20 minutos por partido, o quizás ¿produce mucho porque juega 20 minutos por partido?…., bueno, en cualquier caso,  gran mérito y muy merecido este reconocimiento. 

Rudy Fernández. Sí, pero bueno. No diré yo que la temporada de Rudy Fernández no haya sido buena pero tampoco negaré que quizás esperaba un poco más y que aún no reconozco en esta versión del jugador balear aquella deslumbrante de la “Penya“. Probablemente los Play Offs ayudarán a consolidar la opinión definitiva sobre la temporada de Rudy que tiene condiciones para elevar su juego un nivel más al que está mostrando. En su favor diré que hay muchos aspectos de su incidencia en el colectivo que a veces no se reconocen lo suficiente pero estamos hablando de uno de los pocos jugadores que por si sólo puede transmitir la sensación de dominar un partido.

El Chapu, y punto.  Andrés Nocioni es el corazón de Baskonia y uno de los responsables del gran segundo puesto obtenido por el conjunto vasco en la Liga Regular. La temporada del jugador argentino lleva una línea ascendente muy relacionada con la ausencia de problemas físicos que le han permitido una gran continuidad en las últimas semanas. Con Pete Mickeal lesionado, el mejor “tres” de la Liga es Nocioni, sobre todo, si las piernas les respaldan para poder desarrollar esa intensidad y pasión con la que siempre ha contagiado a sus equipos. Su rendimiento junto con el de Bjelica y Lampe marcará la frontera hasta dónde puede llegar Caja Laboral.

Mirotic, un pasito más.  Se espera de los jugadores jóvenes que, cada temporada, demuestren progresión en su juego, capacidad para realizar más cosas en la pista sin dejar de aportar donde siempre han sido importantes. Mirado de esta manera, la temporada de Mirotic ha cumplido con las expectativas y ha progresado en su defensa de jugadores interiores, en su capacidad para rebotear en ataque e incluso ha mostrado más recursos para generarse sus propias canastas. Empieza a acecharle el run run de su rendimiento en partidos importantes pero creo que me parece un debate algo precipitado, quizás estos Play Offs que se avecinan logren acallar esos incipientes susurros que pronto acabarán en gritos. Soy muy de Mirotic pero hubiera preferido que este reconocimiento lo recibiera Nacho Martín, igual así parecía que en la competición jugaban más equipos además de los de Euroliga.

Tomic, ¿entonces qué?. Buena temporada de Tomic en el Barcelona dónde ha tenido continuidad y balones que le han ayudado enormemente en su adaptación. Inevitable preguntarse si el Real Madrid se equivocó permitiendo su salida. Mi opinión, el Barcelona acertó en su contratación y el Real Madrid se equivocó sustituyéndole, pelín gallega la respuesta, pero vosotros lo entendéis…

Por cosas como éstas

Mircoles, 13 Marzo 2013

Andan las cosas movidillas en el baloncesto nacional, se cuentan con los dedos de una mano (¿y sobran?) los equipos que pagan al día, se empieza a tener la sensación de que muchos partidos tienen poca o ninguna trascendencia y aquella prometida renovación, reinvención o revolución, que de todas las maneras se llamó, de la que tanto se habló hace un par de temporadas se ha quedado en nada. Es tiempo de espantadas, de equipos que no pagan pero fichan, de partidos en streaming entre el primer y el segundo clasificado y de batallas por evitar la desaparición, aunque se disfrace con la palabra descenso.

Y aún así, todo esto sigue mereciendo la pena porque siempre quedará el juego y esos detalles que merecen recuperarse de cada jornada. Comparto algunos de los últimos que más me han llamado la atención.

Qyntel Woods. Woods es uno de los jugadores de más talento de la competición que juega en uno de los equipos que mejor pueden aprovechar sus cualidades, Lagún Aro de San Sebastián. Las cualidades técnicas del jugador norteamericano le valdrían para jugar en cualquier equipo de Euroliga, pero hace mucho tiempo que a sus habilidades no le acompaña cierta voracidad competitiva. Aún así, cada partido deja dos o tres cositas de esas en las que de repente te ves de pie y no sabes por qué. Un lujo con cierto aire de culto, de esos con los que a veces hay que cerrar un poquito los ojos cuando defiende o eso que hace cuando su equipo no ataca.

C.B Canarias, EQUIPO. Si nos fijamos en los resultados del conjunto dirigido por Alejandro Martínez, su temporada debe calificarse como excelente. Si analizamos su juego la valoración anterior se queda bastante corta. Su apuesta por consolidar un sitio en esta liga no pasa por la especulación sino por la rebeldía y por asumir que las limitaciones no son impedimentos. Ganan y pierden pero casi siempre juegan bien.  Que nadie olvide que no sólo los equipos de Euroliga hacen grande una competición sino actitudes como las que transmite C.B. Canarias.

Manresa, porque sí.  Entenderé que a alguno le parezca presuntuoso incluir a BasquetManresa en una lista de este tipo, pero uno tiene memoria y mucho respeto hacia la trayectoria de un equipo y un club admirable, plataforma de lanzamiento de muchos buenos jugadores de esta competición y por qué no decirlo de otros muchos nombres que sólo tendrían la opción de jugar en una liga tan complicada como la española en el equipo catalán. Me gusta de Manresa hasta su último fichaje, Nemanja Aleksandrov, jugador deslumbrante en categorías inferiores, castigado por las lesiones y por prematuras expectativas que, como otros muchos, puede encontrar en la localidad catalana un lugar adecuado para poder mostrar todo su potencial.

El PARTIDO. El Caja Laboral-Real Madrid fue algo extraordinario. Dos equipos por encima del 50% en tiros de campo, momentos puntuales de brillantez de todos los grandes jugadores que se juntaron. Que si empieza golpeando Nocioni, coge el testigo San Emeterio y siempre está Nemanja Bjelica, ¡ talentazo¡ pero el Real Madrid sigue a lo suyo, confía tanto en su método que cualquier desventaja le parece poca, y aparece Rudy, el mejor Rudy, muchos puntos y pocos gestos, se suman por momentos los bases y como casi siempre está Carroll y su punto por minuto, pues eso, el juego, siempre el juego al rescate.

Mucha suerte Sr Ivanovic

Lunes, 19 Noviembre 2012

La confirmada destitución de Dusko Ivanovic al frente de Caja Laboral es sin duda una de las noticias del año en nuestro baloncesto. El binomio Ivanovic-Caja Laboral es uno de los referentes de la última década y su ruptura obedece al desgaste propio de una larga estancia en el mismo banquillo y a la paulatina pérdida de confianza de Querejeta en un técnico al que promocionó, reforzó e incluso idealizó en los momentos en que Ivanovic abandonó el equipo vitoriano para dirigir al Barcelona.

La figura de Dusko Ivanovic como entrenador siempre ha estado demasiado mediatizada por su fama de entrenador exigente que llevaba al límite físico y psicológico a sus jugadores en cada sesión. Las anécdotas que circulan por el “mundillo” son tan sorprendentes que alguna de ellas seguro que ya ha alcanzado el calificativo de leyenda. Lo cierto es que quizás se ha dedicado demasiado tiempo a indagar sobre su método que quizás no se ha valorado demasiado su obra, y la obra de Ivanovic en el Baskonia es impresionante. El técnico montenegrino convirtió en habitual lo esporádico y logró exprimir al máximo la mayoría del talento que ha pasado por sus manos, también se le acusó de que muchos jugadores que abandonaron Vitoria lo hicieron hartos de sus planteamientos pero Prigioni y Nocioni volvieron a ponerse a sus órdenes. Ivanovic no sólo ha ganado muchos partidos como técnico del Baskonia sino que ha ofrecido un baloncesto de calidad marcando la diferencia con sus rivales en la intensidad y actividad con la que realizaba sus movimientos.

Dicho todo esto, la realidad es que su destitución es fruto de un desgaste que se puede considerar natural y que se hizo evidente cuando terminada la pasada temporada hubo rumores de que Querejeta buscaba otro entrenador. Algo habría de todo aquello si Querejeta, absoluto “Duskista” ha tomado la decisión de destituir al entrenador montenegrino a estas alturas de la temporada. Es verdad que la plantilla de Caja Laboral de esta temporada ha sufrido bastantes cambios y que ha tenido problemas de lesiones que permiten afirmar que necesitará tiempo para alcanzar su nivel pero no es menos cierto que el equipo no mostraba la pasión y actividad que se espera de un equipo de Ivanovic. En resumen, un proyecto con aires nuevos transmitiendo una sensación rutinaria y carente de alma en el campo.

Desconozco hasta dónde llegan las comentadas anécdotas de Ivanovic en entrenamientos, viajes y convivencia con el equipo. La realidad es que en las distancias cortas es un técnico tremendamente educado al que no he visto ni un mal gesto con ningún entrenador o jugador rival en su larga trayectoria. Durante algún tiempo el baloncesto de su equipo fue una referencia absoluta en Europa y volverá a serlo en un lugar dónde encuentre nuevos retos y pueda construir su mensaje desde el comienzo, en Vitoria a Ivanovic con todo lo que parece que grita ya se le escuchaba bastante lejos….