Blogs

Entradas con etiqueta ‘Obradovic’

Real Madrid, Preguntas

Martes, 7 Junio 2011

1. ¿Modelo?. En fútbol, ya lo tenemos, modelo inglés, o el ya mítico LQDM (Lo que diga Mourinho) y en baloncesto, ¿lo que diga quién?, ¿Por qué unas bajas se deciden de antemano y otras dependerán de la opinión del entrenador? Da la sensación de que se volverá a caer en el error de no saber quién manda realmente, es como el fichaje de Begic, que aún no tiene padre.

2. Imagen. Parece lógico que no siga Molin pero basta con tomar la decisión, sobran declaraciones aludiendo a que probablemente se equivocaron al dejarle con la responsabilidad del equipo. Recuerda al librillo antiguo de Del Bosque, el club tiene todo el derecho a no renovarle pero no hay que echar más tierra de la necesaria encima de nadie.

3. Estrella. Nunca se ha escuchado un diagnóstico tan unánime sobre un equipo, al Real Madrid le faltan dos jugadores de primerísimo nivel europeo, dos estrellas. ¿No parece lógico que en estos fichajes se llevara trabajando algún tiempo?, ¿por qué dejar todo en manos de un posible cierre patronal en la NBA?. La rumorología es traicionera pero en el Barça, campeón de la Copa del Rey y favorito al título de liga se escuchan los nombres de Eidson, Freeland, Ilyasova y Teodosic. En el Real Madrid los de Carrol y Draper, supongo que no habrá colas para hacerse los abonos.

4. Velickovic. ¿Permitirá el Real Madrid que su mejor “cuatro” abandone el club sin disponer de una temporada entera en su verdadera posición para demostrar sus cualidades?

5. LLull. ¿Después de cuatro temporadas aún no hay nadie en el club que haya diagnosticado cuál es su mejor posición? Parecería irrelevante si no habláramos de que una posición que puede ocupar es la de base. Los bases de los equipos que jugaron la Final Four de Barcelona con el Real Madrid eran Pargo, Diamantidis y McCalebb, ¿es o no es importante disponer de un jugador-referencia en este puesto?

6. ¿Cuál es la necesidad principal del Real Madrid, un buen entrenador o un buen Director Deportivo?. En los últimos años han salido del Real Madrid, y casi todos no muy bien,  Messina, Plaza, Scariolo, Maljkovic y Obradovic entre otros. Cualquier entrenador que venga no se podrá decir que es mejor que alguno de estos, luego, ¿dónde está el problema?

Obradovic, Jackson y Molin

Lunes, 9 Mayo 2011

Hoy va de entrenadores, de tres técnicos que por uno u otro motivo no olvidarán este fin de semana.

Obradovic, y van ocho. Zeljko Obradovic es el gran triunfador, ganó media Final Four cuando su Panathinaikos eliminó al Regal Barcelona en los Play Offs de Cuartos de Final, y ha culminado el trabajo de forma extraordinaria. Curiosamente, la temporada que tenía la plantilla menos mediática de los últimos años es la que ha conseguido desarrollar un mejor baloncesto basado en una extraordinaria capacidad defensiva (qué control más brillante de las distancias defensivas sobre Pargo tan distinto al desarrollado por el Real Madrid) y en una distribuición perfecta de los roles ofensivos de sus jugadores que tienen la paciencia para saber que el lanzamiento oportuno les llegará y no hay que tener ansiedad por encontrarlo. Me irrita el Obradovic agresivo con los árbitros que intenta intimidarlos en cada jugada pero hay que reconocer las enormes cualidades de este técnico legendario, referencia de muchísimos entrenadores.

Enmanuel Molin no recordará esta Final Four de la Euroliga con la misma alegría que Obradovic. Su ilusión y buenísima predisposición sacó al Real Madrid de un apuro después de la dimisión de Messina. La realidad es que el técnico italiano no ha podido solventar las evidentes limitaciones de una plantilla en absoluto preparada para un reto como la Final Four de la Euroliga. Molin ha intentado subir un punto el ritmo del equipo pero se ha encontrado con las limitaciones que impone Prigioni en este sentido. Un equipo joven que juega ataca y defiende permanentemente en media pista es una contradicción evidente si además carece de tiradores fiables y de capacidad atlética para encontrar ventajas cerca del aro. El Real Madrid tiene un problema fácil de diagnosticar y difícil de solucionar. Necesita dos o tres jugadores del máximo nivel europeo, de esos que jugarían más de 25 minutos en cualquier equipo de Europa.

Phil Jackson, el técnico de los 11 anillos deja Los Angeles Lakers después de ser barrido por Dallas Mavericks por cuatro a cero en las semifinales de conferencia de la NBA. Seguro que no era el final esperado por Jackson pero lo cierto es que la temporada de los Lakers no barruntaba nada bueno, el equipo ha jugado durante todo el año con una falta de energía alarmante y ha dado la sensación de que cuando el nivel ha subido no han estado preparados para la máxima exigencia. Jackson es una leyenda, sin duda, pero tampoco su temporada ha sido buena, ha explotado su habitual tendencia a dejar que los problemas se resuelvan solos y no ha sabido encontrar respuesta táctica a la variedad defensiva y velocidad del juego de los Mavericks. Cambio de ciclo en los Lakers y el triángulo Gasol, Bynum, Odom en todas las quinielas para posibles cambios.

Añorando a Pete

Martes, 12 Abril 2011

Las derrotas llevan consigo dudas, nervios y una irremediable sensación de añoranza. El Barça atraviesa su momento más desconcertante de la era Xavi Pascual, alejado de “SU” Final Four, el equipo dista mucho de aquel que parecía imbatible unas semanas atrás. No está Navarro, el mejor jugador que juega en Europa, y eso no es poca cosa, y tampoco está Pete Mickeal, ninguneado por la explosión de Anderson en la Final de Copa pero, sin duda, el elemento diferenciador más importante del Regal Barcelona respecto a sus rivales.

Cuentan que Zeljko Obradovic en las maratonianas sesiones de vídeo con sus ayudantes y jugadores insistía que el Barça de este año era mucho más accesible que el del año pasado por la ausencia de Mickeal, en la preparación mental de su grupo de cara al Play Off  caló el mensaje de que el nivel del Barça campeón de Europa tenía mucho que ver con las prestaciones de Mickeal. Ya me hubiera gustado a mí estar presente en esas reuniones pero imagino que Obradovic insistiría en la pérdida de capacidad física de los de Xavi Pascual, en la versatilidad interior-exterior de Mickeal y en su habilidad para corregir errores de sus compañeros en defensa. En lo que respecta al juego, Mickeal era la unión perfecta entre el juego exterior e interior de su equipo. Su presencia en situaciones cercanas contribuía a dejar espacio a jugadores exteriores y a que los interiores más hábiles en el lanzamiento exterior (Morris y Lorbek) dispusieran de más espacio para afinar sus tiros.

Si con balón Pete Mickeal es capaz de ser una amenaza constante, en el juego sin balón aún es más decisivo. Tremendamente listo para acompañar las penetraciones de sus compañeros, paciente para aguantar en la esquina más alejada al balón para anotar triples en momentos decisivos del partido y voraz cuando se trata de cargar el rebote desde el lado débil.

El Regal Barcelona fichó a Pete Mickeal harto de buscar en el mercado alguien que pudiera contrarrestar sus virtudes. Como no lo encontró, decidió fichar al original. Es cierto, hay muy buenos jugadores en su puesto (un tal Alan Anderson por ejemplo), pero ninguno aporta en los dos lados del campo tanto como Mickeal, lo sabía Obradovic y lo sabe Xavi Pascual.

Vivir sin Prigioni, morir sin Navarro

Mircoles, 30 Marzo 2011

Problemas para el Regal Barcelona y aire para el Real Madrid en el tercer partido de los cuartos de final de la Euroliga. Si la situación fuera a la inversa, el entorno del equipo madrileño crearía un ambiente irrespirable. Me lo imagino, ya se estarían filtrando fichajes de jugadores y entrenadores, poniendo en cuestión el rendimiento de la plantilla y clamando por la puesta en marcha de un enésimo proyecto. El Barça tiene muchos títulos recientes de respaldo que ayudan a convivir con la presión que supone tener un “match ball” en contra en Grecia, aunque sería un palo bastante duro quedarse fuera de la Final Four que se disputa en su ciudad. Nada está decidido en ninguna de las eliminatorias así que bien haría el Real Madrid en no confiarse e intentar cerrar la serie en Valencia (no me parece muy contundente el mensaje de Molin tras la victoria donde dice estar contento de asegurar que la serie terminaría en Madrid, aunque sea cierto).

Pasar y pasar. El Real Madrid venció al Power Electronics Valencia cuando mejoró su capacidad para circular el balón. Las 25 asistencias son una buena muestra de la generosidad con la que se manejaron los jugadores de Molin que desesperaron a Power Electronics Valencia en los momentos decisivos del partido. La lectura más interesante del partido nos indica que en el Real Madrid hay vida después de Prigioni. Que el argentino es ahora mismo el mejor base del Real Madrid parece poco discutible pero que el equipo puede ofrecer una versión más desenfadada, rápida e imprevisible sin él también es cierto. Llull es probablemente mejor escolta que base pero como “director de juego” es un recurso más que válido que no conviene despreciar para que Prigioni llegue con los pulmones a punto a los momentos decisivos.

Obradovic vio la Final de Copa. ¿Lo dudáis?. La táctica del entrenador serbio del Panathinaikos en su Serie contra el Regal Barcelona está pasando por someter a un mermado Navarro a una defensa asfixiante que limita su participación en el juego aún a costa de dejar más espacio para la acción a sus compañeros. El Panathinaikos era un gigante dormido que ha despertado porque el equipo catalán le ha mostrado alguna debilidad y le ha permitido meterse en la Serie. Los griegos están dominando los aspectos del juego más relacionados con el físico, algo tremendamente extraño si tenemos en cuenta que nadie cuenta en Europa con el potencial atlético del Barça. Tengo la sensación de que estamos ante un match ball para ambos equipos (no veo a Panathinaikos repitiendo triunfo en Barcelona) por lo que el grupo que mejor domine la presión será el que se lleve el triunfo. De momento, Xavi Pascual ha empezado a preparar el partido con sus declaraciones post-derrota. Sus palabras transmiten tranquilidad, confianza en sus jugadores y un buen análisis de por donde pasan sus opciones de triunfo. Brillante, como también lo está siendo la dirección de su rival, Obradovic.

¿Quién no quiere Play Offs?

Viernes, 25 Marzo 2011

Maravillosos ‘play off’ de cuartos de final de la Euroliga, todas las eliminatorias igualadas y de difícil pronóstico y el famoso tercer partido más decisivo que nunca. Sorprende que otras competiciones se planteen quitar este formato o lo hayan reducido en los últimos tiempos, claramente los cruces donde cada derrota tiene su penalización es el modelo dónde mejor se expresa la emoción de este deporte y en los que más se pone a prueba el valor, la determinación, la calidad y el carácter competitivo de jugadores y equipos.

El precio de recuperar a Tucker. No se puede acusar a Lele Molin de falta de personalidad, Clay Tucker es un jugador señalado por afición y prensa pero el técnico italiano le otorga protagonismo y minutos en los momentos decisivos.  En la derrota del segundo encuentro Tucker jugó todo el último cuarto y dejó en el banquillo a Carlos Suárez, probablemente, con la baja de Claver el mayor factor diferencial entre ambos equipos. Si a eso unimos el desgaste físico de Prigioni, que llegó con las pilas agotadas a los últimos minutos y la brillantez en el planteamiento de Power Electronics no es difícil entender que la eliminatoria esté ahora igualada. Creo que el Real Madrid tiene mayores recursos pero mentalmente no parece un equipo muy sólido y eso puede ser decisivo ante el equipo valenciano  que aprobó con nota su asignatura pendiente, el carácter.

Al ataque. Caja Laboral y Maccabi están disputando la serie más atractiva en cuanto a juego ofensivo. Los dos partidos han tenido momentos brillantes de juego en velocidad y el equipo israelí ha demostrado que es un firme aspirante al título. La serie está reivindicando una vez más a Fernando San Emeterio, sin duda, el verdadero líder de un Baskonia que luchará por llevar la eliminatoria hasta el quinto partido porque este era el cruce donde a priori podía resultar más perjudicial dejarse uno de los dos primeros partidos en casa.

El Viejo Zeljko y Diamantidis. Reconozco que para mí ha sido una sorpresa el rendimiento de Panathinaikos en los dos primeros partidos. La sensación que viene dando el equipo griego en los últimos años es la de una lenta desaceleración en sus prestaciones que lo alejan de los mejores equipos del continente. Lo cierto es que Obradovic ha sabido recuperar el carácter competitivo de jugadores como Diamantidis y Batiste. Sigo pensando que el Regal Barcelona jugará la Final Four porque la amplitud de su plantilla no tiene comparación en Europa pero hay que resaltar un hecho que no se había producido en estas dos últimas temporadas, el Regal Barcelona ha perdido un partido que dominaba con claridad en el tercer cuarto. El equipo de Pascual siempre se ha destacado por no dar opciones de remontada y mostrarse contundente con el marcador a favor. De momento, deberá evitar entrar en el lento ritmo de los griegos e imponer su velocidad para marcar las diferencias que esperamos.

Lo mejor y peor hasta el momento de estos cuartos de final lo ha he hecho el Montepaschi de Siena. Su ridículo del primer partido dejaba en mal lugar al equipo y a la competición. Su brillante reacción basada en una extraordinaria defensa y en el equilibrio entre el juego interior y exterior han conseguido dar un vuelco real y  mental a la serie. Brillantes los italianos, brillante Euroliga, benditos Play Offs

Messina y Obradovic. Para nada iguales

Viernes, 18 Diciembre 2009

La rivalidad deportiva entre Ettore Messina y Zeljko Obradovic vivió un nuevo capítulo en el triunfo del Real Madrid en la difícil y mitificada pista del Panathinaikos. La historia de la Euroliga siempre recordará los partidos entre equipos dirigidos por estos dos grandes talentos que acaparan casi en su totalidad la mayoría de títulos de esta competición.

El partido de ayer, irrelevante para el desenlace final de la competición, dejó detalles de la personalidad distinta de ambos entrenadores, no sólo en lo referente al manejo de distintas situaciones tácticas sino también en la manera de revelarse ante los problemas. Los dos entrenadores cuentan con el respeto y admiración de sus jugadores y eso les permite un margen amplísimo para exprimirles al máximo y castigar con el banquillo cualquier decisión que no entre en lo planeado. Obradovic intenta controlar obsesivamente todo el “entorno” del partido y cuando se ve con el marcador en contra no solo se centra en resolver los problemas del juego sino en intentar influir obsesivamente en los árbitros para que le ayuden en su remontada. El desconcertante criterio de los colegiados a la hora de señalar faltas técnicas juega a su favor tanto como saberse respetado y, en ocasiones temido. Es cierto que ayer le señalaron una técnica en el primer tiempo pero también lo es que solo él y unos pocos más puede aplaudir en la cara de los árbitros sin ser descalificado.

La permisibilidad arbitral durante tantos años ha creado un personaje dificilmente contenible que acumula grandísimos éxitos en su trayectoria, que ha marcado tendencia en la manera de jugar al baloncesto en Europa y que ha sabido camuflar, justificar e incluso esconder sus grandes fracasos, que también los ha tenido.

Messina es otra historia. Su atención se centra más exclusivamente en el juego en sí. Es exigente al máximo con la intensidad y  sobre todo con la concentración de sus jugadores. Pero , lo más importante, también es exigente  consigo mismo. Sabe cómo utilizar su prestigio y reconocimiento ganado durante tantos años y respeta los valores elementales de cualquier práctica deportiva. El técnico italiano rompe muchos de los falsos mitos creados durante años. Es tan exigente, duro y detallista como los entrenadores balcánicos y pasional, elegante y cercano como los latinos.

Obradovic y van 7

Lunes, 4 Mayo 2009

Gran Final Four la que hemos visto este fin de semana en Berlín. Dejando a un lado el innecesario tercer y cuarto puesto con victoria del Regal Barcelona, hemos asistido a tres encuentros de emoción, intensidad y grandes detalles que nos reafirman en la calidad del baloncesto europeo.

Panathinaikos y CSKA, Obradovic y Messina, un guión ya conocido que deparó una extraordinaria final, desigual en su desarrollo pero de enorme interés debido a la calidad de los equipos, a sus innumerables recursos y al orgullo de campeón del CSKA de Moscú que siguió peleando hasta rozar el triunfo aún llegando a tener 23 puntos de desventaja. Como suele suceder con este tipo de eventos, el partido dejará tendencias y conceptos del juego que serán imitados en todo el continente.

Los grandes equipos y los grandes entrenadores siempre marcan la pauta a la hora de las innovaciones en el juego. La Final de Berlín ha mandado mensajes contradictorios sobre la tan debatida figura del pívot. Obradovic tiene mucho que agradecer de su triunfo al trabajo de Batiste y, especialmente de Pekovic pero en los últimos minutos decidió no utilizarlos demasiado en sus opciones ofensivas. Por otro lado, la distribución de los jugadores exteriores empieza a olvidarse del uno-dos y tres y, aunque Siskauskas, el mejor ”tres” de Europa,  ha sido uno de los jugadores del campeonato, ahora se apuesta por jugar con los mejores juntos, independientemente de que se puedan juntar en pista dos bases y un escolta pequeño.

Por último, me gustaría resaltar a los héroes de Berlín. Por un lado, Zeljko Obradovic, que consigue su séptimo título, el año que quizás menos ha sonado la candidatura del Panathinaikos. El genial técnico ha manejado con habilidad a su plantilla y sigue disfrutando de una especial permisividad que le permite protestar todas y cada una de las decisiones arbitrales en su contra. Supongo que serán privilegios que dan los títulos. De sus jugadores me quedo con tres, el primero Jasikevicius, dosificado en sus esfuerzos, penalizado en minutos por su fragilidad defensiva pero letal en el lanzamiento y en el juego de “pick and roll”. El segundo Nikola Pekovic, el pívot más dominante de Europa, absolutamente imparable ganando la posición cerca del aro. El tercero, Perperoglou, como sinónimo de todos aquellos jugadores de equipos imprescindibles para alcanzar el éxito colectivo. Ni un mal tiro, ni una mala decisión, insuperable en defensa, sin duda, el Carlos Jiménez griego.