Blogs

Entradas con etiqueta ‘Oliver’

El tren de la Copa

Jueves, 16 Febrero 2017

Repaso lo que he escrito en años anteriores los días previos a la Copa del Rey y afronto estas líneas con la idea de no repetirme y excederme en todas las bondades de esta competición. Me encanta “la Copa”, como a muchos otros, pero empiezo a detectar que su paraguas no es lo suficientemente grande para tapar algunas miserias de nuestro baloncesto.

Es inevitable acercarse a las horas previas al inicio de la competición con el ánimo de especular sobre lo que nos podemos encontrar en Vitoria. El formato y la historia, ésta cada vez menos,  aventuran la posibilidad de sorpresas y el nivel de los participantes augura que viviremos grandes partidos en los que la influencia de determinados detalles decantará los vencedores.

Clase Preferente . Juega  la Copa del Rey el actual líder de la Liga Endesa y de la Euroliga, el Real Madrid, luego si hay algún equipo que merece la condición de candidato principal al título, es el grupo que dirige Pablo Laso. Los blancos llegan en buen momento, con el colmillo defensivo más afilado que a principio de temporada y con “sospechosos habituales” como Randolph y Taylor  muy asentados en sus respectivos roles. El factor que más define el nivel de los madrileños es la velocidad de circulación de balón en ataque. Los momentos de duda del Real Madrid coinciden con abuso de dribling y ataques reducidos a situaciones de uno contra uno. El mejor Real Madrid castiga en campo abierto y explota al máximo  la capacidad para pasar de sus jugadores.

En Primera.  Valencia Basket llega con menos peso en la mochila que en la edición del año anterior donde su racha triunfal de victorias les situó en el centro de los focos. El caso es que Valencia Basket juega tan bien como el año pasado. Es un EQUIPO en el que todos aportan y que, por madurez y continuidad en una idea tiene todas las condiciones para optar al título. Baskonia no llega en un momento tan fino como el que exhibía hace algunas semanas. Los de Sito Alonso serían candidatos en cualquier sede, más aún siendo locales. Para lograr su objetivo deberán controlar que su ritmo de juego sea un aliado y no un medio que conduzca a la anarquía, al desequilibrio y al desánimo que acarrea el poco control del balón.

Vagón con peligro. Barcelona, Unicaja y Herbalife Gran Canaria forman el tercer grupo de candidatos. Llama la atención que coloque al Barcelona en este lugar y doy fe que he dudado en situarle a la altura de Valencia y Baskonia pero consideraba justo reforzar el trabajo que vienen haciendo estos dos equipos. Obvio que el Barcelona es un candidato y la Copa ya ha dado ejemplos de “resurrecciones” pero el equipo de Bartzokas no ha dado ninguna señal para pensar que  puede hacer  tres partidos de muy buen  nivel de manera consecutiva, y eso es lo que se necesita para ser campeón.

Unicaja será un rival durísimo para los catalanes en el duelo de cuartos. Reforzados por su reciente victoria frente al Real Madrid, los de Joan Plaza tienen profundidad y variedad, sobre todo en su juego exterior, para castigar al Barça. ¿Por qué Unicaja no está con Valencia y Baskonia?. La respuesta es porque hay varios jugadores del equipo andaluz que, sin dudar de su calidad, me generan incertidumbre por su habitual irregularidad.

Herbalife Gran Canaria es el actual campeón de la Súpercopa y su evolución en las últimas semanas indica que llega en buen momento al evento. Comparte con su rival  en cuartos de final, Valencia Basket, esa sensación de que no depende de ningún jugador sino que cuenta con varios que “te la pueden liar”.  El desenlace de este encuentro dependerá en gran parte del rendimiento de los bases. Oliver y McCalebb deberán estar a un gran nivel para igualar el potencial de Valencia en ese puesto.

El vagón del Milagro. No gustará a los seguidores del segundo clasificado de la Liga, el Iberostar Tenerife, que los coloque en el grupo con menos opciones para conseguir el título. En ningún caso es un desprecio sino una manera de exculpar a los de Txus Vidorreta de cualquier responsabilidad. La versatilidad de la plantilla canaria y su excelente nivel defensivo aventuran que competirá hasta el final contra Baskonia,  este debe ser su primer objetivo, alargar el desenlace hasta un punto donde el hecho de ser local deja de ser una ventaja sino una losa.

Morabanc Andorra recordará esta edición siempre. Seguro que Peñarroya ha preparado al máximo el partido contra el Real Madrid para corroborar en Vitoria la gran temporada que viene realizando. Apuesto a por minutos utilizando defensas zonales y mucho protagonismo de Shermadini en ataque porque es un jugador que suele castigar mucho a los blancos. Lo normal es que la amplitud de recursos del Real Madrid se imponga, otra cosa sería una enorme sopresa.

La sonrisa del maestro

Jueves, 9 Abril 2015

Mira que el partido tuvo momentos interesantes y la gesta de Gran Canaria merece de por sí todos los elogios, pero siempre asociaré el encuentro que clasificó al “Granca” para la Final de la Eurocup con  esa imagen de Aíto García Reneses retirándose en soledad a los vestuarios mientras sus jugadores celebran eufóricos su hazaña.

Esa medio sonrisa que acompaña su pausado caminar mientras mira al público y les aplaude agradecido, es la imagen que explica por qué un señor que ha conseguido todo tiene la motivación de seguir enseñando y disfrutando de una profesión que le debe muchísimo. Y reconozco que yo soy de los que en su momento pequé y en algún instante de las aventuras andaluzas de don Alejandro llegué a pensar aquello de “qué necesidad”, porque  quizás había perdido algo de poder de transmisión a los grupos. Afortunadamente, el tiempo nos ha permitido la oportunidad de seguir disfrutando de las ideas de un técnico particularísimo, al que, como tantos otros, no se le ha valorado en su justa medida.

Hay en esta etapa de Aíto todas las ideas que han marcado su trayectoria adaptadas a su propio ciclo vital. Sus gestos están medidos porque no tiene necesidad de atender a más factores que a los necesarios, enseña más que entrena y logra inculcar a sus grupos las ideas que han definido su trayectoria, trabajo en toda la cancha, ritmo alto de juego, poco espacio para la ausencia de actividad  y esa habilidad para pulir talentos. Este “Granca” de Aíto es un dragón de tres cabezas, las de su técnico y las de dos bases nacionales ideales para construir grupos sólidos. Albert Oliver y Tomás Bellas son parecidos, a la vez que complementarios,  y  tienen su mejor cualidad en que cuesta encontrarles alguna carencia. El reto que les espera en la final es mayúsculo con el base de Khimki, Tyrese Rice, habituado a ser decisivo en encuentros de máxima trascendencia.

El mérito de Gran Canaria viene determinado también por el camino escogido para afrontar los retos. Nada de esperar a que el otro falle sino una clara intención de llevar la iniciativa en todos sus partidos y de exprimir al máximo los recursos de los que dispone la plantilla. Un equipo sin figuras, con un proyecto de estrella como Tavares, que ya ha marcado diferencias en muchos partidos,  y con muchos jugadores ambiciosos con ganas de no dejar pasar la oportunidad de vivir un momento excepcional en sus carreras. El nuevo ciclo del club después de abandonar el Centro Insular de Deportes no puede comenzar mejor y, seguramente, la plantilla seguirá creciendo después de esta dosis de confianza para poder disputar los Play Offs de la Liga Endesa. Y ahora vendría aquello de que la final ya es un premio y todas esas cosas pero no pienso escribirlo no sea que, por casualidad, le de por leer este blog al entrenador de Gran Canaria, a ver si os vais a pensar que por no pasarse todo el partido gritando o con un pie dentro de la cancha no le gusta ganar más que a nadie.

Perdedores, pero no tanto

Mircoles, 4 Junio 2014

Interesantes (y muy  clandestinos) Cuartos de Final de la Liga Endesa. La eliminatoria “estrella” resultó todo un fiasco porque Baskonia dejó de creer en sus posibilidades en los primeros minutos del segundo partido y el Barcelona no desaprovechó el regalo para regalarse varios días de preparación para su tremendo choque de semifinales. El resto de emparejamientos ha deparado muchos momentos de interés y curiosamente ha reforzado la posición tanto de ganadores como de perdedores, que han encontrado en estas eliminatorias muchos motivos para asentar sus diferentes proyectos.

La mencionada derrota de Caja Laboral cierra una temporada bastante discreta del equipo vasco. Es cierto que durante el año ha tenido arrebatos de gallardía que defendían el prestigio de un club indispensable en el crecimiento de esta competición en la última década, pero el equipo ha carecido de continuidad tanto en su juego como en su entusiasmo. Muchas voces avecinan una renovación profunda en Vitoria, los recursos económicos no son los de otras temporadas y habrá que acudir a la imaginación, al arrojo y a esa ambición que fue el motor que elevó a este club a ser referencia del baloncesto europeo. Parece que no será Sergio Scariolo quién dirija el nuevo proyecto, ni tampoco Sito Alonso, veremos si Querejeta acierta con un técnico que logre ser referencia y estímulo para los jugadores que permanezcan, sepa integrar a las nuevas incorporaciones y se atreva a dar salida a los jóvenes con calidad con los que cuenta en las categorías inferiores el Caja Laboral.

El sabor de la derrota del Cai Zaragoza frente al Real Madrid es poco amargo. El equipo dirigido por José Luis Abós ha competido de manera admirable en los dos partidos. Este es un equipo que merece mucho respeto porque los dos encuentros han dado para que en un momento determinado el Cai bajara los brazos pero su empeño en mantenerse con opciones ha sido admirable. Lo más importante que se puede decir del club aragonés es la sensación que transmite que nos hace pensar que estamos ante un proyecto bien construido, medido, ambicioso y capaz de regenerarse temporada tras temporada.

 Cai Zaragoza ha llegado para quedarse y lo mismo se puede decir de Herbalife Gran Canaria. Su eliminatoria contra el meritorio Unicaja de Joan Plaza ha sido dura, de esas en las que cada canasta deja litros de sudor en el camino. En el desenlace ha tenido mucho que ver el factor cancha y el mayor talento de los jugadores de Unicaja. No hay ningún motivo para pensar que los canarios no estarán dando guerra la próxima temporada sobre todo si mantienen el núcleo de jugadores principales (esa pareja de bases Oliver-Bellas está pero que muy bien) y logran incorporar algún jugador con buena capacidad para generarse sus puntos en posiciones exteriores. Otra conclusión del Play Off es que Tavares está muy bien, tiene un potencial tremendo y también que otra temporada en las Islas le vendría de maravilla.

Aíto y punto. Cajasol ha obligado a Valencia Basket a luchar hasta el último minuto por estar en semifinales. Nada que reprochar a un conjunto que en sus dos últimos partidos del curso se desenvuelve de manera tan admirable. Aíto ha conseguido que sus jóvenes jueguen y compitan, ganarse el respeto de todo el mundo del baloncesto y algo mucho más importante e impagable, hacer de su club un referente para aquellos jóvenes que busquen una oportunidad para su talento. Todos los elogios se quedan cortos para técnico y plantilla y por qué no decirlo también para unos dirigentes que en estas dos temporadas tuvieron la paciencia suficiente para seguir apostando por una idea representada en el técnico cuando las derrotas abundaban más que las victorias.

La Copa desde el Base

Mircoles, 5 Febrero 2014

Bueno, pues ya está aquí, una nueva edición de la Copa nos espera con grandes alicientes y pocas certezas. Siempre que se avecina un acontecimiento de este tipo hago el ejercicio de seleccionar aquellos aspectos en los que me apetece fijarme de cada evento. Porque más allá del ganador y los perdedores, la Copa siempre deja historias, propuestas, momentos, nombres y anécdotas que formarán parte del particular banco de imágenes de cada uno.

Pienso en esta Copa y creo que la actuación de los bases tendrá que ver mucho con su desenlace. Creo que el Real Madrid marca diferencias en esa posición porque tiene al mejor base del momento, Sergio Rodríguez y porque los minutos que no juega el canario cuenta con la actividad de Llull (en dinámica muy positiva) y el meritorio trabajo de Draper, capaz de sacrificar la llamada de su ego por atender las necesidades del colectivo.

Es por eso que cuando valoro a otros candidatos sólo me los imagino como campeones con un rendimiento óptimo de sus directores de juego. Será interesante ver si Marcelinho Huertas es capaz de enlazar tres partidos al máximo nivel y cómo y con quién administra Xavi Pascual sus descansos, si con el sólido pero previsible Sada o con el “Guadiana” Pullen. La conexión Marcelinho-Tomic ocupará bastante tiempo de análisis por parte de los entrenadores. También en Málaga veremos si jugadores como Lafayette confirman lo apuntado en las últimas semanas en un evento de esta magnitud. Desde luego, sería muy injusto no calificar a su equipo,  Valencia Basket como un serio aspirante al título.

Del rendimiento de sus bases también dependerán y mucho, dos equipos que saben lo que es ganar este trofeo como Laboral Kutxa y el anfitrión Unicaja. En el equipo vitoriano, Heurtel es un jugador más asentado y maduro al que aún le falta algo de constancia en su rendimiento. Cualidades tiene para ser otro ejemplo de jugadores que aprovechan la Copa para revalorizarse e impulsar su carrera. Nocioni y Pleiss necesitan apoyo para elevar el nivel de su equipo, si Heurtel está por la labor el equipo vitoriano se tornará mucho más peligroso. El peso de la dirección en Unicaja recaerá en un Jayson Granger que ha justificado de sobra su fichaje por el equipo andaluz. El base uruguayo tiene personalidad y carácter de sobra aunque tiene esa sombra de ser el base con peor porcentaje de tres puntos entre los presentes, algo que le puede penalizar en los momentos decisivos de los partidos donde hacer bandejas es muy complicado. (No creo que tenga lectores en Siena pero no les hará mucha gracia este último párrafo).

También en Zaragoza saben lo que es ganar la Copa del Rey, y sí, eran otros tiempos, pero la historia que está construyendo este Cai es igual de meritoria por el camino que ha tenido que recorrer para llegar a su momento actual. Pedro Llompart ha sabido aprovechar la marcha de Van Roosom para consolidar su posición en el equipo y mejorar su rendimiento respecto a la temporada pasada. Llompart siempre ha rendido mejor cuando se ha sentido titular y ha llevado peor las dinámicas de “compartir minutos”.

La pareja Bellas-Oliver es una de las claves del rendimiento de Herbalife. Se ha dado por seguro que a Pedro Martínez le tocó el rival que menos le apetecía pero no tengo tan claro que Pablo Laso no pensara lo mismo. El equipo canario tiene la virtud de que siempre “hace partido” a sus rivales y tengo pocas dudas de que esta vez ocurrirá lo mismo. Tanto Tomás Bellas como Albert Oliver garantizan buena toma de decisiones, atrevimiento en los minutos finales y una solidez (no llegan a las 4 pérdidas por partido entre los dos) de la que pueden presumir pocos equipos.

El base titular de Iberostar Tenerife es un claro ejemplo de lo que ha significado este equipo y de la capacidad que ha tenido su entrenador, Alejandro Martínez para convencer a buenos jugadores, como Ricardo Úriz, de que aún no habían alcanzado el máximo nivel en su juego. No voy a mentir, nunca pensé que Úriz pudiera ser el base-referente de un equipo que jugara la Copa del Rey pero nadie alcanza este objetivo por casualidad. No es el mejor base de la Copa pero su temporada probablemente sea la de más mérito, quién sabe si su historia también tendrá otra página brillante en Málaga.

“Pío, Pío”

Lunes, 28 Octubre 2013

Cuatro jornadas después, dos valientes osan disputar el primer puesto de la competición a Real Madrid y Barcelona. Evidentemente, sería muy injusto exigir a Canarias y Herbalife Gran Canaria luchar por el título de Liga pero no por ello debemos dejar de valorar su extraordinario comienzo de temporada, su buen juego y los modelos acertados de gestión deportiva que representan con sus distintas peculiaridades.

El comienzo de temporada de Herbalife Gran Canaria es una continuidad de la buena dinámica generada el curso anterior reforzado por varios aspectos que merecen resaltarse. El primero de ellos es que ha logrado vencer en dos plazas tan duras como Vitoria y Bilbao, con el valor que hay que otorgar a esas victorias que pocos equipos repetirán en esos campos. La diferencia entre optar a Play Offs y no luchar por la “permanencia” radica en vencer fuera de casa y el conjunto de Las Palmas hace tiempo que dejó de ser ese equipo que exprimía al máximo el factor cancha y competía con algo menos de pasión fuera de las Islas.  El segundo matiz es la facilidad con la que han impactado las nuevas incorporaciones como Oliver, O´Leary y un Nacho Martín extraordinario que ha sabido llevar a las Islas la confianza, personalidad y espíritu competitivo que adquirió en su última etapa de Valladolid.

En realidad, no debemos extrañarnos de que Herbalife Gran Canaria acierte en los fichajes. Habitualmente es un club con gran capacidad en este sentido porque parte de situaciones realistas donde les otorga a sus incorporaciones roles muy habituales a los que venían desempeñando. Eso provoca que el margen de error sea mínimo porque además el núcleo de jugadores que llevan más tiempo en el club (Bellas, Beirán, Rey) tienen pinta de ser modélicos en su trabajo y dejan claro a las incorporaciones cuál es la manera de desempeñarse en el club. Todos ellos están magníficamente dirigidos por Pedro Martínez, uno de los entrenadores-referencia de nuestro baloncesto avalado por su extensa trayectoria en la mejor competición europea de baloncesto.

CB Canarias comparte con sus vecinos la capacidad para mantener la inercia de su tremenda segunda vuelta de la temporada pasada. Entonces, el equipo dubitativo que comenzó su andadura en la Liga Endesa, dio paso a un conjunto desinhibido, capaz de realizar uno de los juegos más atractivos de la competición aprovechando el hambre de jugadores que venían de tragar mucha arena en las ligas LEB o de vivir experiencias algo decepcionantes en la máxima categoría.

El pasillo de seguridad del Canarias lo forman Richotti, Saúl Blanco y Blagota Sekulic y alrededor de ellos un grupo de jugadores que se agarran a la oportunidad de jugar en la Liga Endesa derrochando corazón, entusiasmo y conocimiento del juego. Esta obra está diseñada por Alejandro Martínez, con el que casi cualquier elogio se quedará corto. Su gestión está llevando el entusiasmo a Tenerife, una Isla con una gran pasión por el baloncesto y que merecía un proyecto tan bien dirigido como el del C.B Canarias.

Seguro que vendrán días más duros donde la realidad económica se imponga y el frasquito de los milagros se agote pero mientras tanto qué menos que unas líneas de reconocimiento y admiración para “los Martínez” y sus equipos.

¿Y después de Pancho, quién?

Mircoles, 8 Junio 2011

Pancho Jasen quiere abandonar el Estudiantes. Sorprende, pero no tanto. Guardo grandes recuerdos de mi convivencia con el capitán del ‘Estu’, un buen profesional en el día a día y un animal cuando huele el menor indicio de competición. Pancho supone un reto para cualquier persona que trabaje con él, es un jugador que necesita del estímulo permanente para rendir y que necesita que los que le rodean compartan su pasión, no tanto por el juego, sino por la superación del contrario.

No es buena noticia para el ‘Estu’ que Pancho Jasen quiera abandonar el club. Un equipo acostumbrado a retirar a sus ídolos con su camiseta puesta ve como su máxima referencia siente que su vínculo afectivo no es suficiente motivo para permanecer en sus filas.  Probablemente la respuesta a la marcha de Jasen sea que se ha quedado sin retos y se ve arrastrado por una deriva conformista propia de una entidad que ha hecho de la supervivencia su único modo de vida en los últimos años.

Deportivamente Jasen es una baja sensible para Estudiantes, no es excelente ni estético en nada pero suma en aspectos del juego tangibles como la anotación, rebotes y recuperaciones y en otros menos valorados como su versatilidad defensiva. Pero más allá de eso, su marcha deja al equipo sin gran parte de su alma.

Hace unos años Estudiantes superó la marcha de Antúnez porque tenía un jugador carismático como Azofra, después se marchó Herreros pero ahí estaba Jiménez, también Jiménez decidió probar otras cosas pero ahí estaba Pancho Jasen, ahora Jasen quiere irse y ¿quién está?. Veamos. Tenemos a Oliver y Granger de bases, un jugador que ha conocido el Estu en la fase final de su carrera y un joven canterano que no parece muy decidido a seguir en el club. Welsch, Ellis y Blanch no seguirán la próxima temporada luego habrá que reconstruir todo el juego exterior. En los pívots, los jóvenes Clark y Driesen tampoco parecen preparados para ser ninguna referencia entre otras cosas porque ninguno tiene claro que quiera serlo, Caner-Medley ha sido clave para que el equipo se salvara con holgura pero buscará nuevos estímulos. Josh Asselin no continuará por su bajo rendimiento y queda Germán Gabriel, a día de hoy, el único jugador confirmado junto a los jóvenes Jaime Fernández y Edu Martínez como miembro de la plantilla 2011-2012. ¿ Por qué ya no mola tanto estar en el Estu?

Dos realidades en crisis

Martes, 2 Noviembre 2010

Real Madrid y Estudiantes, dos realidades necesarias en el baloncesto. Dos concepciones muy distintas pero igualmente válidas. El Real Madrid nació bajo el cobijo del omnipresente club de fútbol que siempre mira el baloncesto como el hermano feo y pobre que no hace más que abusar de los recursos familiares. Estudiantes nació en unas aulas, en un cole, siempre presumió de humildad pero una vez se creyó rico, pagó lo que no tenía y arrastra una deuda tremenda que les tiene más ocupados en intentar sobrevivir que en competir.

El Real Madrid es un caso único en el mundo. Es la única entidad que puede pasar de ser líder de una competición a verse inmerso en una tremenda crisis (o parecerlo) en solo dos horas. Que el partido de los de Messina en Alicante fue pésimo es tan innegable como que el equipo comparte el primer puesto de la tabla. Tengo la sensación de que Messina está empezando a ser un problema para el club. Un problema para los directivos actuales que desde principio de temporada mandan mensajes desalentadores para la sección del tipo. “queremos el baloncesto pero nos cuesta mucho”. Vamos que sí, que tienen la sección por cariño y por historia pero que ese dinero vendría fenomenal para fichar a otro Drenthe “Fitipaldi”  o Diarrá de turno. Resumen: el club no cree en el baloncesto, el máximo responsable directivo (Juan Carlos Sánchez) no parece creer mucho en Messina, los jugadores presuntamente menos y la prensa forofa sigue contribuyendo a la causa con mensajes apocalípticos, predicciones carentes de rigor y amortizando jugadores que apenas se han enfundado la camiseta blanca. Todo el mundo pide paciencia pero se predica poco con el ejemplo.

Asefa Estudiantes parece abonarse a los malos comienzos desde hace varias temporadas. Este año  da la sensación de que se están pagando dudas en la planificación y el mal resultado de fichajes que parecen haber agotado sus mejores minutos en la ACB como son Ellis, Asselin y Welch. Los Jasen, Oliver, Gabriel y compañía parecen acusar la decepción de verse metidos otra vez en los puestos de abajo y la última derrota en Granada después de dominar el partido con claridad es de las que hace daño. La situación es completamente reversible pero vuelve a perjudicar el escenario de jóvenes como Clark, Granger, Fernández o Driesen que tendrán que seguir evolucinando y demostrar que están listos para ayudar en un contexto difícil como es el de luchar por evitar los puestos de descenso.

Si el proyecto del Real Madrid exige paciencia y dirigentes responsables que sepan dónde quieren ir, Asefa Estudiantes empieza un proyecto cada temporada debido a los malos comienzos deportivos y a la difícil situación económica que padece. Es difícil pensar en el largo plazo cuando el presente es tan complicado pero quizás sea el momento de reconocer que la falta de perspectiva ha contribuido a tomar decisiones erróneas que han complicado muchísimo el presente y borrado por completo el fututo.

El Despertador

Lunes, 25 Octubre 2010

Llevamos cuatro jornadas de ACB y alguno no se ha enterado. Ya hay cuchicheos en muchos despachos sobre la idoneidad de haber fichado o renovado a Éste o aquel jugador. No es tiempo de decisiones drásticas, ni de preocuparse más de lo debido, es tiempo de DESPERTAR¡¡¡

- Promesa Velickovic. El serbio tiene todas las condiciones del mundo pero me da a mí que le sobra ego y le falta sacrificio. Como siempre, en el debate sobre su falta de minutos, la mayoría de las opiniones crucifican al entrenador y nadie se atreve a analizar su indolencia defensiva, su permanente falta de concentración en los pequeños detalles y su mala toma de decisiones. En estos momentos duros, Velickovic debería preocuparse de no conceder canastas fáciles, ayudar a muerte en el rebote y poco a poco recuperar sensaciones ofensivas, vamos, todo lo contrario de lo que está haciendo.

- Claver o el paso adelante. Ya sé que sus números no son malos, pero es raro el momento dónde no parezca que puede hacer algo más. Estamos ante un alero de 2,05 que apenas utiliza el poste bajo, que visita muy poco la línea de tiros libres y que desaparece en los momentos importantes. Su solidez en el lanzamiento es más que admirable pero tiene tantas condiciones que no se debe conformar con eso. Está en un momento de su carrera donde debe decidir si quiere ser un buen jugador o una estrella de este deporte.

-Tripkovic. Tirador o Metedor. Hasta su lesión, Tripkovic había calcado en Málaga las sensaciones que dejó en Badalona. Habilidoso con el balón, rápido, técnicamente muy dotado pero excesivamente frío, poco competidor y errático en el lanzamiento exterior. Malo cuando ya se empieza a hablar en Málaga de la necesidad de un anotador de perímetro para completar la plantilla.

- Oliver-Ellis-Assellin o el base, el anotador y la referencia interior tan importante en todos los equipos. Asefa Estudiantes no conoce la victoria y en gran parte se debe a la pobre actuación de estos tres jugadores. Ellis ha anotado 15 puntos en cuatro partidos, Oliver sufre problemas físicos que pueden justificar sus continuas valoraciones negativas y Asselin, bueno Asselin hace lo mismo que ha hecho las dos últimas temporadas…

-Edu Hernández Sonseca. Olvidamos que por su edad (27 años) debería estar en el mejor momento de su carrera. No es así. Todo lo contrario, la sensación es que o espabila o desaparecerá rápidamente de la rotación del Bizkaia Bilbao Basket. Con el tiempo ha sumado recursos a su juego pero no son acompañados con la actitud adecuada y con un elemento imprescindible para triunfar en cualquier ámbito, el hambre.

-Bjelica. Frío, frío. Muchos intuíamos que la adaptación de Bjelica no sería fácil. Ivanovic no se casa con nadie y da igual que tengas mucha proyección, muchas condiciones o seas muy elegante jugando, quiere rendimiento y eso se lo da Fernando San Emeterio que con su 1,97 rebotea casi tres veces más que el famoso alero de 2,09 metros. Es cuestión de deseo, simple y llanamente