Blogs

Entradas con etiqueta ‘pesic’

El triunfo de la necesidad

Jueves, 7 Abril 2011

Por una vez la necesidad y la presión han resultado aliados para un triunfo. El Real Madrid ha conseguido su clasificación para la Final Four de Barcelona después de un partido muy en la línea de la Serie, dominado por la ansiedad, la emoción y solo con pinceladas de buen baloncesto. El Power Electronics Valencia intentó trasladar toda la presión al Real Madrid antes y durante el partido. El plan ha funcionado hasta que se ha visto por debajo en el marcador, entonces ha mostrado dudas y ha echado en falta una referencia en algunos de sus dos bases, determinantes para llevar el Play Off al quinto partido y muy erráticos en el encuentro definitivo.

Deseo. Rebotear es un acto de físico, ambición y fe. El Madrid ha impuesto sus centímetros y ha logrado transformar la necesidad en deseo. Su superioridad en el rebote ha sido decisiva en dos de sus tres victorias. La Serie no da para despejar las dudas que expresa el juego del Real Madrid, en especial sus apagones ofensivos donde el balón circula demasiado lento y su dificultad para ser constante en la defensa del bloqueo directo, pero sí refuerza la capacidad del grupo para competir, sufrir y adaptarse a condiciones muy adversas. El partido ha sido un Masters en toda regla para los Mirotic, Llul, Suarez y Tomic que les ayudará enormemente en el futuro.

Detalles Pesic. El técnico serbio es ya uno de los protagonistas de la temporada, su manera de reflotar mental y tácticamente este equipo ha sido excepcional. Su dirección de partido deja detalles magníficos. El equipo tenía perfectamente delimitado los puntos débiles de la defensa madrileña (Prigioni, Tomic y Felipe Reyes en situaciones exteriores) y por momentos ha parecido controlar el ritmo del partido. Su empeño en mantener en pista a Javtokas hablan de la necesidad de competir físicamente en el rebote con el Real Madrid pero ponen en entredicho el fondo de armario de un Power Electronics Valencia que ha dignificado con su actuación un proyecto imprescindible en nuestro baloncesto.

Y ahora. El Real Madrid disputará la Final Four más abierta de los últimos años. La sección necesitaba una noticia así después de tantos años de altibajos y de la traumática despedida de Messina. Las palabras de Felipe Reyes, comparando la tensión y la euforia post partido con sus victorias en Campeonatos Europeos y Mundiales hablan bien a las claras de lo que soportaba un equipo que tiene una base sólida para crecer soportada por una estructura muy débil con tendencia a reacciones exageradas en la victoria y en la derrota. 

Sacando Pecho

Viernes, 4 Marzo 2011

Hace unos meses planteaba la pregunta de si el nivel de los equipos españoles había descendido en comparación a los del resto de Europa. Lo hice de manera oportunista, a la moda, en una semana llena de derrotas de nuestros equipos en sus partidos “continentales”. Meses después, la ecuación está más que resuelta y el dominio de la ACB sigue siendo abrumador respecto al resto de ligas. Cuatro equipos españoles pelean por la Euroliga y Cajasol y Estudiantes tienen serias opciones de jugar la Final Four de Treviso en la Eurocup.

La clasificación de Power Electronics Valencia para los cuartos de Final es un éxito enorme de un proyecto ya longevo que se antoja muy necesario para el baloncesto español. Es cierto que el club valenciano ha caminado con enormes altibajos pero la realidad es que su ambición ha permitido consolidar el deporte en la ciudad y ser siempre una alternativa al binomio de clubes futboleros. Su presencia entre los ocho mejores equipos de Europa tiene mucho que ver con la llegada de Svetislav Pesic al banquillo. El técnico serbio cambió la dinámica pesimista del grupo de manera rápida y ha logrado inculcar en el colectivo una confianza abrumadora.

La autoestima. Power Electronics Valencia será el rival del Real Madrid en uno de los cruces de Cuartos. Si en octubre le dan a firmar este cruce, con ventaja campo, a cualquier miembro de la plantilla blanca lo hubieran firmado sin duda. El problema es que el Real Madrid se ha convertido en algo indescifrable. El equipo se comporta como si viviera la mayor de las crisis, los jugadores están apagados, mandan mensajes desoladores en la prensa y  Messina aparenta desconcierto e incredulidad. El club lleva 17 años sin jugar la Final Four de la Euroliga, se encuentra ante una oportunidad histórica pero las caras transmiten que ahí nadie se fia de nadie. El entorno, empezando por la ya famosa “Caja Trágica” y continuando por Directivos engañados por el concepto de “grandeza” tampoco ayuda.

Don Fernando. Con el Regal Barcelona ya clasificado, el Caja Laboral logró el doble objetivo de clasificarse y evitar a los catalanes en el cruce de Cuartos. Es cierto que su rival, Maccabi es tremendamente peligroso pero que los vitorianos estén de nuevo entre los mejores equipos de Europa refuerza la magnífica capacidad de este club para reinventarse año tras año. Mención especial para Fernando San Emeterio, excepcional en su papel asumiendo responsabilidad ofensiva y sumando en muchos aspectos del juego. San Emeterio, Llull,  Carlos Suárez, Claver, Rafa Martínez, ¿caben todos en la Selección Nacional?. Si asumimos que Navarro y Rudy son fijos, alguno de ellos se quedará fuera, bendito problema.

¿Ya no somos tan buenos?

Jueves, 18 Noviembre 2010

Habría que buscar, y mucho, en los archivos para encontrar una semana europea con tantas derrotas de equipos españoles. Gran Canaria, Real Madrid, Caja Laboral, Power Electronics y Regal Barcelona han mordido el polvo, en algún caso de manera sonrojante. ¿Casualidad?, ¿un mal día?, ¿cambio de tendencia?.

La realidad es que el nivel de la liga ACB sigue siendo bastante superior al de cualquier otra competición europea porque no hay ninguna otra liga que tenga tantos equipos de un nivel parecido pero tampoco es menos cierto que este año nuestros equipos no están mostrando una significativa autoridad contra los equipos continentales.

Pocos cambios en  Europa. El baloncesto europeo tampoco ha sido inmune a la famosa crisis. Los petrodólares rusos parecen haberse agotados y solo el Khimki y el CSKA aguantan el tipo aunque no parecen candidatos a grandes logros esta temporada. De los países del este, tenemos que prestar atención al baloncesto letón, polaco y ucraniano que buscan un club hegemónico que pueda representarles en la máxima competición con dignidad aprovechando la calidad de los jóvenes jugadores que tienen y que vendrán. De Italia, sigue sin haber noticias más allá de Siena. Duele ver a Bolonia y Treviso, dos santuarios del baloncesto lejos de sus mejores tiempos. Vienen buenos jugadores italianos en las categorías inferiores pero la LEGA  necesitará reforzarse para que sus estímulos diarios les ayuden más en su progreso. Del resto de países sigue destacando el bipolarismo griego (tan dañino para el resto de clubes y su competición) y el entusiasmo con el que se vive el deporte en Bélgica, país que ha mejorado sensiblemente el nivel de su competición doméstica y de su selección nacional en los últimos años. Por su parte, los clubes balcánicos siguen fabricando grandes talentos que no pueden aguantar mucho tiempo en sus filas por lo que costará encontrar en años un club de primera fila que luche verdaderamente por los títulos continentales.

Bajan los españoles. Visto lo visto, la respuesta a las reiteradas derrotas de los clubes españoles hay que buscarla en un descendo del rendimiento de todos ellos. El Regal Barcelona sigue siendo el máximo favorito para todas las competiciones que dispute pero aún no ha encontrado el nivel óptimo de juego que exhibió toda la pasada temporada (menos los tres últimos partidos), el Caja Laboral sigue añorando a Splitter mientras espera que Marcelinho Huertas, verdadero termómetro de su equipo actual, mejora sus prestaciones. El Power Electronics Valencia ha repetido errores clásicos de gestión. No quiere pagar a Spahija un contrato de entrenador de primer nivel por problemas presupuestarios, ficha a un entrenador con caché más bajo que afronta un calendario durísimo con muchos problemas de lesiones, le despide y se gasta más de lo que le hubiera costado mantener a Spahija en el despido del entrenador y en la contratación de Pesic. ¿Alguien tenía dudas de que esto iba a pasar?.

Y el Madrid. Lo del Real Madrid en Bélgica fue la versión 2.0 de la derrota en Alicante. El equipo tiene problemas serios, el primero de ellos es su nivel de acierto. Si analizamos el partido contra el Charleroi, los blancos lanzaron en posiciones cómodas muchísimas veces. No anotaron. Hay una evidente desconfianza en los jugadores que se manifiesta en cómo abusan del dribling, las numerosas fintas de tiro que realizan y los problemas en la circulación de balón. Todo ello liderando la ACB lo que da que pensar respecto a la fortaleza mental del grupo. Si con una buena dinámica de victorias, el equipo duda tanto….