Blogs

Entradas con etiqueta ‘phoenix’

Duncan se vende solo

Jueves, 24 Abril 2008

Dentro de mi particular Olimpo Baloncestístico, Tim Duncan ocupa uno de los lugares de privilegio. Probablemente estamos ante uno de los jugadores más importantes de la historia, no sólo por su impresionante palmarés sino por su enorme aportación al crecimiento de su franquicia y su tremenda generosidad en el juego que ha propiciado que alrededor suyo muchos buenos jugadores hayan encontrado el espacio suficiente para desarrollarse en plenitud.

Alejado del brillo mediático de otros jugadores que se amparan en números y acciones espectaculares para defender su espacio en la mejor liga del mundo, el jugador nacido en las Islas Vírgenes demuestra cada partido una especial habilidad para determinar qué necesita el equipo de él en cada compromiso.

Los play offs que están disputando San Antonio Spurs y Phoenix Suns están siendo un perfecto manual de las habilidades del jugador formado en Wake Forest, fundamental para que, hasta el momento su equipo domine dos a cero en la eliminatoria más apasionante de la conferencia oeste. En el primer partido, no sólo dominó por completo a Shaquille O´Neal (¡qué poquito juegan los Suns para él) sino que demostró una tremenda voracidad competitiva en los momentos más comprometidos para su equipo. Hubo un momento del partido en que el equipo tejano necesitaba de alguien que les recordara que ellos son los campeones y Duncan surgió para arrollar a los Suns con una variedad de movimientos de espaldas poco habitual en nuestros días. Cuando el equipo de Mike D´Antoni intentó reaccionar con dobles marcajes, Duncan demostró que, junto a Gasol, son los dos mejores generadores de juego interiores de la NBA

Es evidente que la fuerza de los Spurs no se basa sólo en Duncan sino en el compromiso colectivo del equipo y en las alternativas que también ofrecen Parker y Ginobili, dos de los grandes beneficiados de que Duncan no necesite ser permanentemente el foco de atención mediático e intente acaparar más de lo debido.

Tengo la sensación de que, en ocasiones, no se ha hecho justicia con la verdadera dimensión de este jugador, siempre me ha parecido un excelente producto que la NBA no ha hecho mucho por vender, aunque cuando hablamos de jugadores tan decisivos y tan excepcionales toda “ayuda” parece innecesaria.

Anular o atacar

Lunes, 10 Marzo 2008

Ayer, en Phoenix se enfrentaron dos de los mejores equipos de la NBA y dos de los estilos más antagónicos de la liga americana. Por un lado, los Phoenix Suns se distinguen por un juego poco estructurado en ataque, apostando por el juego en transiciones rápidas y las ventajas que genera Steve Nash en el juego de pick and roll. San Antonio pasa por ser uno de conjuntos más sólidos del campeonato, con una brillante defensa y con mayor equilibrio interior-exterior en ataque.

El partido presentaba el aliciente de ser el primero que enfrentaba a los dos equipos desde que Shaquille O´Neal aterrizó en los Suns. El bueno de Shaq realizó un partido acorde con lo que buscaban los responsables de Phoenix con su adquisición. Dominó el rebote y no permitió la habitual sangría de bandejas que reciben los de Arizona y fue un gran activo de la importante victoria de los “Suns” pero sigue dando la sensación de que su adquisición está más pensada como “antídoto” que como “veneno”.  

Es cierto que la presencia del veterano pívot ayudará a los de Mike D´Antoni a competir físicamente con los poderosos equipos del oeste pero de nada servirá si no utilizan las posibilidades tácticas que puede suponer la presencia de Shaquille en ataque. Parece poco comprensible que, desde la llegada del gigante a Phoenix, O´Neal sea la cuarta opción en ataque del equipo.

Asumiendo que Shaquille no es aquel pívot que dominó la competición durante varias temporadas aún es un jugador muy capaz de generar peligro en ataque, de cargar de faltas a los pívots rivales y de desarrollar la capacidad de pase que Phil Jackson le descubrió.

El ejemplo de Shaquille nos ilustra las diferentes maneras de estructurar y dirigir un colectivo. La diferencia entre los equipos que priorizan un mayor conocimiento del rival y dirigen sus acciones a anular sus virtudes frente a otros que orientan más su atención a explotar plenamente la capacidad de su plantilla sin atender tanto a las maniobras de los rivales.  La diferencia de fichar a Shaquille para rebotear y defender a Gasol o Duncan o fichar a Shaquille para “atacar” a Gasol o Duncan.