Blogs

Entradas con etiqueta ‘Powers Electronics Valencia’

El ejemplo Valencia C.B

Martes, 20 Abril 2010

Powers Electronics Valencia jugará la próxima Euroliga. Lo hará como campeón de la Eurocup. Es el premio a un gran trabajo y a una idea que puede servir como ejemplo a muchos clubes de cómo afrontar momentos más difíciles.

Valencia siempre ha sido una plaza muy difícil para cualquier profesional. Su eterna lucha por alcanzar el nivel de los clubes referentes de nuestro baloncesto les hacía marcarse metas imposibles y metía a sus jugadores y técnicos en una vorágine de extrema presión. El club siempre estaba cerca de los mejores pero no lograba destacarse especialmente por nada, salvo por triturar entrenadores y jugadores a pasos agigantados. Todo el mundo se preocupaba de intentar estar con los mejores pero nadie se pensaba a cómo hacerlo.

En estas, la famosa crisis obligó a una refundación y sorprendentemente clarificó el panorama. Se apostó claramente por un entrenador de primer nivel que asumió el discurso de reducción de gastos del club con profesionalidad y orgullo. La plantilla se hizo más corta, pero con una buena mezcla de jóvenes valores con jugadores experimentados. 

El  hecho de verse liberados de ese eterno cartelito de aspirante ha logrado que los jugadores jueguen sin más presión que la que ellos se imponen. La confección de la plantilla vuelve a las rotaciones de 8-9 jugadores que se ampliarán en función de que alguien derribe esa puerta y se haga merecedor de más minutos. Esta es una de las claves, muchos equipos y entrenadores (un error que cometí en mis ya lejanos tiempos) apuestan por plantillas de 10,11, hasta 12 jugadores de nivel medio pensando que dos jugadores de nivel 6, te hacen cubrir un puesto con nivel 8. Error, mejor tener 8-9 jugadores que sepan siempre su rol que 11, 12 o hasta 13 jugadores que no saben qué papel les tocará en cada partido (y no va por nadie….).

Dos apuntes más para resaltar que en Valencia se han hecho las cosas bien. La primera, apenas se sabe quien es el Director Deportivo porque las voces más altas y bajas siempre las ha dado el entrenador y no ha necesitado explicaciones ni matizaciones. La plantilla tiene muy claro quién manda, y los directivos saben quién toma las decisiones. El segundo aspecto importante es la Prudencia, virtud incalculable en cualquier tipo de gestión y que tan alejada había estado del Mediterráneo en los últimos años.