Blogs

Entradas con etiqueta ‘Preldzic’

Vencer a la memoria

Mircoles, 13 Mayo 2015

Me cuesta encontrar un favorito para la Final Four de la Euroliga. Más allá del tópico de que, una vez llegados aquí, cualquier equipo puede ser campeón, es difícil concentrar en un equipo más factores que puedan hacernos pensar que parte con más opciones que el resto. Y claro, yo también pienso como la mayoría que, a priori, en las semifinales tanto Real Madrid como  CSKA Moscú parecen mejores que sus rivales pero entonces recuerdo que el presupuesto del Fenerbahce supera por bastante al de los blancos y que los entrena un tipo que sabe un poquito de qué va este tema y que  Olympiacos tiene un alma de superviviente que se adapta perfectamente a los partidos del “todo o nada”.

Me rindo entonces en la tarea de escoger favorito y prefiero centrarme en aquellos factores que pueden resultar decisivos para resolver la incógnita de quién será el campeón de Europa en el año 2015. Pienso en el Real Madrid y me provoca mucha curiosidad saber cómo lidia con el hecho de ser el equipo local. Merece Pablo Laso culminar su obra con un título que se le resiste. Las opciones del Real Madrid pasarán por ser sólidos en defensa, encontrar al menos un aliado en el juego interior (Ayón parece en buen momento) y, por encima de todo, evitar que la ansiedad y la presión lleven al equipo a esos momentos en los que se utilizan demasiados botes, el balón apenas circula y  se abusa del lanzamiento exterior.

Esta competición está llena de historias de héroes que han resultado decisivos para decantar el título para sus equipos pero el Real Madrid menos brillante de la temporada es el que ha olvidado las bondades del juego colectivo y ha intentado ganar los partidos a través, exclusivamente, de la capacidad en el juego “uno contra uno” de sus jugadores exteriores más importantes. El cuarteto Llull, Rodríguez, Rudy y Reyes es diferencial en el Real Madrid. Desde su talento se ha creado un equipo impresionante que roza la excelencia cuando logra implicar a más jugadores en una dinámica positiva, por eso creo que las posibilidades de título pasan porque jugadores como Ayón, Carroll o Nocioni ofrezcan minutos de calidad y superen esa irregularidad que parece acompañarles este curso.

La semifinal frente a Fenerbahce presenta retos difíciles para Laso y su grupo. Los turcos juegan numerosísimas situaciones de “pick and roll” que medirán al Real Madrid desde los primeros minutos. Queda pendiente ver el plan de partido de Obradovic y si se atreve a retar a los locales jugando “a ritmo” o si opta por arriesgar menos y jugar con la ansiedad que puede suponer a los blancos ver que no anotan con fluidez y no pueden encontrar canastas en transición. El Real Madrid tiene ventaja en la posición de base y los turcos tienen más talento en jugadores como Goudelock, Vesely, Bogdanovic, Preldzic o Bjelica.  No cabe duda del potencial del Fenerbahce pero el Real Madrid se impondrá si domina el rebote (ojo con esto que es el termómetro del Real Madrid esta temporada) y si exprime al máximo esos minutos que tienen los turcos en todos los partidos donde sus jugadores parecen desconectar y hacer la guerra cada uno por su lado.

¿Por fin, Teodosic?.  Personalmente, uno de los alicientes que presenta esta Final Four es observar si Milos Teodosic culmina la que puede haber sido la mejor temporada de su carrera. El base serbio es un talento impresionante pero ha pegado algún petardazo que otro en este tipo de citas. El CSKA comparte con el Real Madrid un par de detalles. Como los blancos, también luchará contra su historia reciente y también, en sus peores momentos, echa en falta mayor aportación anotadora de sus jugadores interiores, aun así, ningún equipo en Europa ha jugado mejor baloncesto hasta ahora del que han exhibido los rusos en varios de sus partidos de esta edición de la  Euroliga .

El siguiente nivel

Lunes, 2 Septiembre 2013

Leo y escucho muchas referencias a los jugadores que no estarán presentes en el Eurobasket y es cierto que la nómina es impresionante. Aún así, el Campeonato presenta alicientes suficientes y nombres llamativos que no compensarán pero sí aliviarán el vacío de referentes del baloncesto europeo.

Los siguientes jugadores que voy a mencionar no son necesariamente los 8 mejores jugadores que participarán en el Campeonato de Europa. Hablamos de excelentes jugadores que, por uno u otro motivo, tienen en la cita eslovena una oportunidad de reivindicarse,  cambiar el paso de su selección,  consolidarse definitivamente en la élite, impulsar su carrera a un nivel diferente o en algún caso llevarlo al nivel que se esperaba, aquel que tienen los Spanoulis, Parker, Navarro, Pau y Marc Gasol, el de los elegidos en definitiva.

.- Bojan Bogdanovic. Dentro de la desconcertante selección croata, Bogdanovic debe ser su máxima referencia en el juego exterior. Frustrado su paso a la NBA, el escolta tiene una gran oportunidad de llevar a su selección a pelear por puestos de privilegio. Para ello deberá demostrar que el paso de los años está aumentando su conocimiento en el juego y es capaz de integrarse mejor en dinámicas colectivas.

.- Mirza Teletovic. El ex jugador de Baskonia es uno de los atractivos de este Eurobasket, por lo menos, para los que siempre hemos valorado sus condiciones. Su año de ostracismo en los Nets parece haber influido en el ánimo de un jugador que debe ser referencia en su puesto en el baloncesto europeo. Parece que él insiste e insiste en su sueño de triunfar en la NBA, muy loable,pero los partidos de preparación con su selección nos están dando a entender que el sueño está teniendo un precio demasiado alto.

.- Kostas Papanikolau.  Dentro de la peligrosa selección griega apetece ver las prestaciones del flamante fichaje del Barcelona. Hace tiempo que Grecia no llegaba a una competición de este tipo con un rol de aspirante tan claro. Sin duda, la presencia de Papanikolau contribuye a esta percepción ya que pocos equipos cuentan con un “tres” más influyente en el juego.

.- Bostjan Nachbar. ¿Significará el Eurobasket el definitivo despertar de Nachbar?. Veremos, pero lo que parece claro es que el jugador esloveno es un claro ejemplo de lo beneficioso que puede resultar dar dos pasitos hacia atrás para tomar impulso. Su temporada en el Brose Basket sólo ha reportado beneficios a un jugador que apuntaba mucho en sus inicios y cuando regresó a Europa después de su paso por la NBA daba la sensación de estar muy de vuelta de todo.

.- Marco Belinelli.  Otra de mis debilidades, el jugador italiano ha sacado provecho a sus minutos en los Bulls para madurar, competir y ganarse un respeto en la NBA que ha llamado la atención de los mismísimos San Antonio Spurs ( o sea Popovich). Aún así, intuyo que la presencia de Belinelli no será suficiente para que Italia opte a puestos de prestigio.

.- Petteri Koponen. El jugador finlandés representa a esas selecciones que no ganarán el campeonato pero que tienen como interés ver cómo se está desarrollando el baloncesto en sus países (vamos, por no decir que el campeonato será demasiado largo y tendrá demasiados equipos que darán partidos con diferencias abultadas). Koponen ya lleva avisando en el Khimki que es un base interesante, con buenas capacidades técnicas y físicas que merece la pena seguir.

.- Jonas Valanciunas.  Dominador en categorías inferiores, probablemente éste será el primer Eurobasket de muchos donde el jugador lituano sea uno de los jugadores de referencia. Después de Marc Gasol (otra historia), probablemente el pívot lituano sea el jugador interior más determinante del Torneo y uno de los motivos por los que Lituania puede considerarse un aspirante a todo.

.- Emir Preldzic. Reconozco que esperaba algo más del jugador turco y que su última temporada ha sido algo decepcionante. Nada mejor que un Eurobasket para lamerse las heridas de la decepcionante temporada en Fenerbahce y consolidar a Turquía como una de las potencias continentales.

España pierde la música

Lunes, 5 Septiembre 2011

Nada mejor que estas 24 horas para ejemplificar la grandeza del baloncesto. Un equipo moribundo, al borde del abismo hace menos de un día, ha derrotado al grupo que mejor baloncesto ha desarrollado en Europa en el último lustro. El subcampeón mundial ha vencido a un campeón de Europa que ha dado la sensación de no tener bien asimilada la importancia del encuentro. La derrota limita el margen de error de España en lo que queda de Europeo y alimenta las esperanzas de Francia, Alemania y Serbia, nuestros siguientes rivales.

El escenario. El partido es frío, frío. Poca gente, los dos equipos clasificados, demasiado olor a primera fase cuando realmente es un partido de la segunda. Además, no juega Pau, se le reserva… No juzgo, desconozco la realidad de su lesión, solo digo que ganando hoy y el miércoles había dos partidos para reservarle.. Es un primer mensaje que quita importancia al partido. Perdón, he acabado juzgando.

El desarrollo. Turquía empieza relajada los primeros minutos y España entra en su juego con relativa facilidad. Todo cambia cuando los turcos aterrizan en el partido gracias a Preldzic y empiezan a pensar en la posibilidad de ganar. Turquía no es Italia, sabe competir y pelear, ni siquiera es Lituania, tienen menos talento pero anotarles canastas fáciles es misión complicada. Son subcampeones del Mundo y les hemos dado la opción de pensar que pueden ganarnos, peligro.

Dos puntos. Y llega el último cuarto. Hasta entonces, nada brillantes pero sobrios, sólidos y con pocos errores en defensa. Partido para Felipe, que nos emociona pensando en lo duro que han sido estos días para él. Es difícil describir el último cuarto, la defensa de Turquía es excelente, dura, al límite, como si se jugaran la clasificación para los cuartos de final. España está a otra cosa, no logra subir su tensión competitiva y el partido le supera. Cada jugador busca una cara amiga que le quite el problema de tener el balón y no tenemos ni un mísero contraataque al que agarrarnos porque volvemos a naufragar en el rebote. Los jugadores españoles se muestran sorprendidos y, con el marcador en contra, no encuentran ninguna solución. Rudy falla tiros libres, Marc Gasol lanza de tres puntos y los turcos tienen bien claro que la amenaza es Navarro. España olvida su versión coral del partido contra Lituania, el balón se mueve despacio y se usan demasiados botes sin ningún sentido. España tira muy bien cuando pasa muy bien.

Y ahora. Podemos ser campeones de Europa, claro que sí. Hemos jugado 20 minutos primorosos que nadie más alcanzará en este Campeonato de Europa, ni siquiera España, pero ya estamos advertidos. No hay nada que reservar, unos Juegos Olímpicos es demasiado botín para despreciarlo.