Blogs

Entradas con etiqueta ‘Raúl López’

De magos, olas gigantes y canastas milagrosas

Martes, 24 Mayo 2016

No recuerdo una última jornada de la Liga Regular con tantas cosas en juego como la disputada el pasado fin de semana. Desde el primer puesto que confirmó el Barcelona y la consiguiente ventaja campo en todos los cruces de Play Off (me sigue pareciendo poco premio para un equipo que gana una competición de 34 jornadas), pasando por las últimas plazas entre los ocho primeros  y terminando por el nombre del segundo equipo abocado a un supuesto descenso.

Empiezo por esto último porque la sangre manda y aun ando un poco en shock. El descenso de Movistar Estudiantes es justo, mucho, en el fondo y cruel en la forma, en tanto en cuanto perdió un partido que nunca debió dejar marchar. Ese parcial final de 15-0 con el que el Retabet GBC derrotó a los madrileños es un fiel reflejo de muchos de los males que han acompañado a la plantilla durante toda la temporada. Un equipo huérfano de líderes, incapaz de dominar ningún partido por la fragilidad de sus jugadores de referencia y la inmadurez de jóvenes prometedores. El Estu se bloqueó cuando lo tenía todo a favor, fue víctima de sus errores,  decisiones desacertadas  y la falta de autoestima generada durante toda la temporada.  La ola gigante de la que habló Juancho Hernangómez viene gestándose desde hace mucho tiempo.

No debería temer Estudiantes tanto la LEB si la permanencia en la ACB vuelve a convertirse en una especie de anestesia para aplicar aquello de “cambiar para que nada cambie”. Es comprensible el deseo de muchos aficionados de que ese paso atrás en la gestión se refleje también en la categoría deportiva en la que juega el equipo.  No llega  un club a esta situación por responsabilidad de una persona en concreto entre otras cosas porque hace mucho tiempo que no se tiene clara la firma de determinadas decisiones. Me pareció acertado el diseño original de la plantilla en cuanto permitía espacio a jugadores jóvenes con condiciones para desarrollar varios años de su carrera en la máxima categoría. Falló estrepitosamente la elección de los jugadores destinados a proteger a estos chicos y la dinámica perdedora no sólo provocó un cambio de entrenador sino un interminable goteo de fichajes que mejoraron los resultados del equipo aunque no llegaron a consolidar  un rendimiento positivo constante. Algunas incorporaciones resultaron útiles como Simpson y Laprovittola (aunque su exceso de protagonismo ha podido restar en cuanto al ritmo que obligaba a jugar al equipo), otras más intrascendentes (Rey, Pumprla) y alguna extraña (fichar a Kendall para que apenas participe). Su entregada afición y el apoyo de los patrocinadores  son los pilares más sólidos que tiene Movistar Estudiantes para afrontar modificaciones necesarias. Falta lo más importante, tener la decisión de afrontarlas.

No llega a ser tan cruel por lo que supone un “descenso” pero la derrota de Dominion Bilbao Basket frente al Cai Zaragoza por un triple lejanísimo de Joan Sastre tiene su miga porque supone que los de Sito Alonso no disputarán el Play off por el título al que sí optarán UCAM Murcia y Montakit Fuenlabrada (probablemente libra por libra, el mejor equipo de la Fase Regular).

En una última jornada llena de emociones y de acciones que se recordarán con el paso del tiempo, Raúl López se merece cada línea y espacio que ha ocupado en los medios estos días y el unánime reconocimiento que ha recibido de todo el baloncesto español. Me alegra que se haya abandonado por fin la coletilla de lo que pudo ser y valoremos de manera extraordinaria todo lo que ha sido y su humildad para afrontar los éxitos y obstáculos en su trayectoria. Un ejemplo, se le echará de menos en las pistas.

Raúl y la nostalgia

Domingo, 10 Abril 2016

Hace tiempo, demasiado, que acompaña a Raúl  López la etiqueta de “lo que  podría haber sido”.  Seguro que no faltan argumentos para aquellos que repiten estas palabras machaconamente pero prefiero alinearme entre los que no especulan con unas rodillas liberadas de terribles lesiones y se centran en valorar la larga carrera de un jugador especial que ha lidiado, combatido y sufrido la evolución del juego y su puesto en los últimos años.

Raúl López ha evolucionado en su trascendencia de ser un jugador de masas a uno de culto.  Su talento e inteligencia le han ayudado a disimular parcialmente las limitaciones de sus piernas pero recuerdo pocos partidos suyos donde no haya dejado detalles que me recuerden que la toma de decisiones sigue siendo un factor diferencial en el juego. Esa pausa antes de dar un pase o esa ajustadísima utilización del dribling (Ay¡  cuánto bote de más se utiliza ) son detalles no muy habituales en los bases actuales que, en su mayoría, a diferencia de López  no reconocen en su juego más alternativas que el lanzamiento de tres o la penetración hasta debajo del aro. No debemos dejar de reivindicar figuras como las del jugador de Dominion Bilbao Basket que permanentemente nos recuerdan el valor del talento y la inteligencia aunque los dólares y euros se repartan desproporcionadamente en favor de las piernas y el tamaño.

Me apena la retirada de Raúl López y me gusta el respeto con el que le están tratando profesionales y  aficionados. No tengo el placer de conocer al base catalán pero siempre me ha generado una gran empatía, quizás porque no ha dedicado ni un segundo a dar más importancia de la debida a su profesión ni a las circunstancias que han rodeado su trayectoria profesional. Siempre me ha parecido un tipo agradecido por poder dedicarse a lo que le gusta más que a un eterno insatisfecho por su mala suerte. En un mundo sobrado de egos es gratificante observar a un chaval que solo piensa en jugar y que se muestra incómodo cuando le señalan al margen del colectivo.

Permitidme que de su último partido disputado contra el Real Madrid no recomiende ninguna de sus acciones ( que las ha tenido, y buenas) sino la entrevista que ha concedido al finalizar el encuentro. Ni en uno de sus últimos partidos se ha permitido hablar de sí mismo sino de recordar reiteradamente los objetivos del equipo. Lo dicho, un fenómeno.

La Copa en ocho nombres

Mircoles, 18 Febrero 2015

Las últimas ediciones de la “Copa”  han alejado a esta competición de ciertos tópicos que la venían acompañando. Aquello de “la competición de las sorpresas” o “la plataforma de lanzamiento de nuevas estrellas” ha dado paso en los últimos años a desenlaces más previsibles y a demasiados encuentros, sobre todo de cuartos de final, resueltos demasiado pronto. Tengo gran confianza en que este año, la igualdad que está presidiendo la Liga Endesa, pueda trasladarse a la Copa del Rey y aquellos conjuntos que están haciendo de la rebeldía y el desenfado su seña de identidad sepan agarrarse a la oportunidad única que supone disputar una competición tan atractiva.

Claro está, que favoritos, solo hay dos, Real Madrid y Barcelona pero equipos como  Bilbao Basket o Joventut se merecen refrendar en Gran Canaria el enorme mérito de su rendimiento en la temporada y la personalidad que tienen sus respectivas propuestas de juego. Por tanto, la primera incógnita de esta edición viene determinada por cómo afecta la entidad de la competición y su formato a conjuntos que se han establecido en la élite de nuestro baloncesto a través del riesgo, la valentía y la determinación en creer en sus propuestas para superar sus limitaciones.

Además de cómo afecta el formato de la Copa a los distintos equipos, uno intenta imaginar en los días previos cuáles pueden ser los distintos protagonistas de cada conjunto. No son necesariamente los mejores jugadores de sus equipos, o sí en algún caso, pero por debilidad personal o por su impacto en el rendimiento de su grupo, este año estaré atento a estos nombres.

- Justin Doellman. Si nos preguntan por el rendimiento de Doellman en el Barcelona no tendremos una respuesta muy rápida. Diría que el norteamericano se ha dejado llevar por la dinámica del equipo y, a las buenas, ha destacado y en los peores momentos no ha dado un paso adelante. Su versatilidad debe marcar diferencias en el puesto de “cuatro” aunque hay ciertos momentos en los que no parece al nivel defensivo de sus compañeros. La Copa puede darnos algo de luz sobre el impacto de Doellman en el Barça.

- Jaycee Carroll. Los esfuerzos de Pablo Laso por recuperar a Carroll para la causa parece que empiezan a dar sus frutos y el escolta está empezando a dar señales de vida. Ayuda que alguna vez empiece de inicio y no tenga siempre que “meterse” en los partidos sobre la marcha. Los rivales tienen como consigna clara jugar contra él para aprovecharse de su debilidad defensiva pero un Carroll enchufado y con confianza compensa esa limitación.

- Nemanja Nedovic. Esperaba algo más de Nedovic. Cuando Valencia anunció su fichaje pensé que tendría un impacto inmediato y que el estilo de juego del Valencia Basket iba a favorecer a sus cualidades. Es cierto que parece que está progresando en las últimas semanas pero aún es un jugador poco sólido, con tendencia a tomar decisiones equivocadas. Si los valencianos quieren sorprender al Barcelona, Nedovic se antoja fundamental para intentar igualar la aportación de la pareja Huertas-Satoransky.

- Raúl López. Porque sí. Ya es hora de dejar de aludir a aquello de “lo que podía haber sido sin lesiones” y disfrutar su talento, sus detalles técnicos y la pasión con la que vive cada minuto que juega.

- Carlos Suárez. El pegamento de Unicaja. Jugador imprescindible para Joan Plaza. Un buen momento para recordar a todos que sigue aquí, que es un jugador muy útil y que merece volver a estar en la terna de “seleccionables”.

- Tariq Kirksay.  Un tipo ejemplar, el rey de los intangibles que ha encontrado en Badalona el lugar perfecto para seguir disfrutando del baloncesto. Da la sensación de que está en el partido un poco de paso, como el que juega una pachanga con sus amigos. Pero ese desenfado no puede ocultar la realidad de un competidor tremendo que ha dejado buenísimos recuerdos en todos los equipos de nuestra Liga en los que ha jugado.

- Steven Jelovac. El CAI Zaragoza vuelve a estar presente en la Copa del Rey. Conviene recordarlo y valorarlo en su justa medida por el mérito que supone la estabilidad entre los mejores. Jelovac se ha consagrado en pocos meses como un referente en un equipo que necesitará mucho más que la aportación del jugador serbio para derrotar al Real Madrid en su cruce de cuartos.

- Walter Tavares. Me gusta la progresión de Tavares. Creo que las carreras largas se consolidan con pasos pequeños y el gigante de Cabo Verde cada vez muestra más seguridad en la cancha. Quién sabe si será su última Copa antes de su aventura en la NBA pero lo cierto es que apetece y mucho disfrutar de sus progresos y de ese duelo con Savané donde el veterano jugador de la Penya a buen seguro que le dejará de recuerdo algún otro truquito para llevarse en la maleta rumbo a Atlanta.

Los Otros

Martes, 30 Diciembre 2014

Conviene no reducir la Liga Endesa a las andanzas de los equipos de la Euroliga. Escribo esto como una pequeña autocrítica repasando que hace mucho tiempo que no dedico unas líneas a alguno de los equipos que están contribuyendo a una edición bastante interesante de nuestra competición, donde, a diferencia de cursos anteriores, pronosticar tiene un componente de riesgo bastante elevado.

En su momento ya mencioné lo meritorio de la propuesta del FIATC Joventut pero el equipo de Badalona sigue mereciendo todos los elogios posibles. Maldonado ha construido un equipo sin apenas jugadores de “entre tiempo”. Sus veteranos han encontrado en Badalona el mejor escenario posible para exigir un poco más a sus cuerpos y los jóvenes crecen arropados por tipos de sobrada profesionalidad que no dudarán en enseñarles el camino correcto al mínimo despiste que tengan. La manera de jugar de la Penya engancha por desenfadada y dinámica, esperemos que el vértigo que les puede dar cuando miren la clasificación no afecte al equipo.

Si el Joventut tiene bastante amarrada su presencia en la Copa del Rey algo parecido pueden decir en Bilbao, donde Sito Alonso no ha tardado mucho en consolidar una dinámica positiva. Nuevamente, como en Badalona, son algunos veteranos como Mumbrú, Hervelle y Raúl López los que aportan una dosis de estabilidad importante complementados por jóvenes prometedores como Marko y Dejan Todorovic. Merece destacarse el rendimiento que está mostrando Quino Colom, probablemente en su mejor etapa como jugador ACB.

Si la lucha por entrar en la Copa promete emociones fuertes (Valencia y Baskonia tienen muy poco margen de error), la competición paralela de todos los años por evitar el “descenso” tiene la novedad de que no hay ningún equipo que se descuelgue de manera prematura. A priori, La Bruixa D´Or Manresa parecía el equipo menos sólido pero los catalanes están progresando y cuentan con el aval de ser dirigidos por Pedro Martínez. Los manresanos compiten contra cualquier rival cuando juegan como locales y da la sensación de que seguirán sumando victorias en el Nou Congost, la duda es si el equipo también tiene interiorizada esa sensación y eso les hace ser más débiles e inconsistentes cuando juegan fuera de casa. Ahí tienen su asignatura pendiente, en cualquier caso merece destacarse la gallardía con la que se agarra a la competición un club con medios tan limitados.

Tampoco Movistar Estudiantes sabe lo que es ganar fuera de casa y eso que ha estado cerca de lograrlo en varias ocasiones. Su clasificación está por debajo de lo que transmite un equipo que, si se confirma la continuidad de Slokar, cuenta con una plantilla amplia y  capacitada como para que podamos pensar que progresarán con el paso de las jornadas.

Sorprende que cierre la clasificación Baloncesto Sevilla pero en realidad es un hecho que confirma la tendencia y dinámica de las últimas semanas donde es el equipo de los de “abajo” que peor está compitiendo. La defensa del conjunto sevillano está lejos del nivel necesario en la ACB y  se echan en falta referentes que proporcionen estabilidad en este tipo de situaciones.  Antes hemos mencionado el caso de Joventut y Bilbao donde los jóvenes crecen protegidos por las victorias que se logran en gran parte gracias a la aportación de veteranos conocedores de la Liga. En Sevilla, no existe este perfil de jugador y cuentan con muchos jugadores que no conocen la competición o que han desarrollado roles secundarios, sólo Berni Rodríguez podría ayudar en este sentido pero la dinámica del equipo también se lo ha “tragado”. Huele a cambios en Sevilla, veremos cuándo y cuántos, teniendo en cuenta que el primero que debe afectar al equipo es el de actitud. Andorra, Estudiantes, Manresa, Fuenlabada y Gipuzkoa Basket parecen tener más claro a lo que se enfrentan, es hora de que en Sevilla se olviden, por lo menos este año, de los sueños de grandeza, están de lleno metidos en el barro, es hora de tirar a la basura los trajes de gala.

10 Detalles para no perderse en la Copa

Jueves, 7 Febrero 2013

Bases, bases: El partido entre Real Madrid y Barcelona de Cuartos de Final sirve de ejemplo para el desarrollo de la competición. Se puede hablar de las parejas Rudy-Navarro, Mirotic-Lorbek o Suárez-Mickeal pero el Barcelona ha superado a los blancos cuando Marcelinho y Sada han igualado el habitual buen hacer de Llull y Rodríguez. Ojo también con el papel que pueda jugar Jasikevicius al que le va la marcha en este tipo de competiciones.

Lampe-Bjelica. Estos dos jugadores comparten el don de talento y un cierto aire indolente que les hace parecer menos competitivos. Buena parte de las opciones del Caja Laboral pasan por una aportación constante de esta pareja en todos los partidos.

Valencia Basket, confirmación o dudas.  La racha de derrotas consecutivas con la que llega Valencia Basket a la Copa otorga un carácter aún más importante a su actuación en Vitoria. Una derrota contra Asefa Estudiantes puede provocar incertidumbre en un proyecto que merece continuidad y confianza.

English, Gabriel - Lucas y Jaime. Carl English y Germán Gabriel tienen mucho que ver en que Asefa Estudiantes esté presente en la Copa, pero en Vitoria debemos prestar atención a cómo responden dos jóvenes proyectos como Lucas Nogueira y Jaime Fernández que acumularán experiencia en su camino a ser las banderas de un club necesitado de iconos y sobrado de entusiasmo.

Aguilar, Rabaseda, Bellas, Xavi Rey y el siguiente nivel. Jugadores nacionales que merecen un gran reconocimiento y que buscarán en Vitoria confirmar las buenas sensaciones que transmiten las últimas semanas. Permitidme que me detenga en el base de Herbalife Gran Canaria Tomás Bellas, un jugador que merece muchísimo respeto por su continua evolución, su liderazgo apenas perceptible y la madurez que demuestra jugando.

El arbitraje.  Nuestros árbitros se merecen confianza. Es de esperar unidad de criterios y un cierto espíritu de “dejar jugar” que contribuya a que se vean los mejores partidos posibles.

Talento maduro. Ahora me detendré en algunas debilidades. Raúl López, una apuesta muy fiable en este tipo de partidos, Germán Gabriel, cada año más lento pero mejor jugador y Rafa Martínez un ejemplo de actividad constante en ambos lados de la cancha. Disfrutadlos.

Lamont Hamilton. Me suena que ya lo he escrito más veces. Da igual, lo repito, bueno, bueno, de verdad. 

Entrenadores: La Copa del Rey reúne a ocho técnicos contrastados que viven la competición de diferentes maneras. Pablo Laso se ha ganado el crédito suficiente como para que no le pueda pesar una derrota temprana. Tampoco le falta crédito a Xavi Pascual pero su situación tiene matices distintos por las ocho derrotas en la Liga Endesa. Tabak se enfrenta a su primera opción real de un título en una situación de anfitrión que a veces no es fácil de manejar. José Luis Abós y Txus Vidorreta no se conformarán con la presencia de sus equipos en la Copa y, a buen seguro, que tienen preparadas sorpresas tácticas para inquietar a Caja Laboral y un Valencia Basket donde Perasovic viene realizando un gran trabajo. Los cuartos de Final los cerrarán Uxue Bilbao Basket y Herbalife Gran Canaria o lo que es lo mismo, Katsikaris y Pedro Martínez. El primero intentará recuperar la intensidad en defensa como seña de identidad de su equipo mientras Pedro Martínez exhibirá en Vitoria la versatilidad y buen uso del pase de la que hace gala su equipo.

La Copa. Esta competición se ha ganado el derecho a ser protagonista por sí misma. Dice Albert Agustí que la Copa es la Joya de la Corona de la ACB. Estoy muy de acuerdo con la afirmación aunque si rascamos en lo que hay detrás de este hecho sólo veamos motivos para preocuparnos..

Leyendazas

Lunes, 8 Octubre 2012

Camina la Liga Endesa con una cierta normalidad salvo en el número de victorias del Barcelona Regal. Los equipos que parecía que habían hecho un buen trabajo en verano (Asefa Estudiantes, Valencia y Herbalife Gran Canaria) están confirmando que sus equipos  son más sólidos que en las temporadas precedentes mientras que aquellos que han visto reducido su presupuesto o ya lo tenían muy limitado como Lagún Aro y Canarias empiezan a comprobar la dureza de una competición que castiga cruelmente cualquier agujero en la plantilla. Muy meritorio también el comienzo de Blu Sens Monbus que ha derrotado a dos rivales de su liga y jugará con mucha más confianza en las próximas jornadas. Los gallegos también parece que han acertado con sus movimientos veraniegos manteniendo el bloque de jugadores decisivo para la permanencia y añadiendo piezas que mejoran aquellos aspectos en los que andaban más justos.

Permitidme, sin embargo, que más allá de apuntes colectivos que no dejan de ser meras sensaciones por el escaso número de jornadas disputadas, me quede con dos bocados de la jornada de unas debilidades personales creo que ampliamente compartidas. Dos jugadores nacionales, partícipes de grandes éxitos de nuestro baloncesto y en los que prefiero fijarme sin ningún sentimiento nostálgico que me prive del placer que supone verles seguir dando lecciones en la cancha. Me refiero a Raúl López y Carlos Jiménez.

Hay una sensación que no me abandona desde hace tiempo cuando pienso en Raúl LópezAquello de ”lo que pudo ser este chico sin las lesiones” ha prevalecido demasiado en la manera de analizar su juego. Como aventurar cuál hubiera sido su carrera sin tener sus rodillas machacadas no conduce a mucho, parece más útil detenerse en como este base “de culto” sigue siendo capaz de influir en los partidos de manera decisiva, como emplea gestos técnicos cada vez más en desuso y como la convivencia con jugadores con el colmillo retorcido como Mumbrú y Grimau ha influido positivamente en su capacidad competitiva. Hay un grupo de jugadores que deberían ser referencia para todos nuestros jóvenes y que los entrenadores de formación deberíamos insistir en que sean observados y analizados, Raúl pertenece sin duda a este grupo.

Carlos Jiménez tiene poco que ver con Raúl López. Su carrera no se ha soportado en el talento sino en su capacidad para oxigenar a sus equipos en aquellos aspectos dónde necesitaban más aire. Si hacía falta rebote, era el primero en asegurarlos, si se necesitaba defensa, él se bastaba con lo suyo y con lo de algunos más y, ahora, si hace falta jugar un mes más, ahí está Carlos Jiménez. Si a Raúl le ha pesado la sombra de una carrera virtual sin lesiones, a Carlos Jiménez no se le ha ponderado en ocasiones por esa actitud suya de no darse importancia que relativizaba números y actuaciones extraordinarias. Aún hoy, con 36 años, gana partidos para un Unicaja dirigido por un técnico de prestigio como Repesa que este año añadirá una línea más a su palmáres,  ya puede decir que ha entrenado a Carlos Jiménez.

Más de lo mismo, o no.

Domingo, 2 Octubre 2011

Interesante Súpercopa Endesa. Cuatro grandes equipos, jugadores de gran talento, altibajos en el juego propios del momento actual de la temporada y el mismo ganador de casi siempre, el Barcelona Regal. Sus rivales podrán argumentar que han tenido el partido ganado contra ellos, sin embargo el equipo catalán se va con el título y con la sensación, por momentos, de haber sido el equipo que más lejos ha estado de su mejor nivel. Demoledor.

El chip del Barça. El fin de semana es ejemplificador respecto al plus que otorga a un equipo/club una dinámica ganadora. En los momentos decisivos de los partidos, sus rivales se sienten intimidados y tiemblan ante la posibilidad de ganar mientras que el Barça juega con la seguridad que le proporcionan sus éxitos recientes y la ventaja que otorga tener a Juan Carlos Navarro en sus filas.  De los fichajes del club catalán el más determinante ha sido Marcelinho Huertas que ha empezado a justificar lo costoso de su traspaso con una brillante dirección en los momentos decisivos de los partidos. Sabe que cuando el partido aprieta, Navarro es la primera opción pero ha tenido la habilidad de aparecer cuando el escolta necesitaba un respiro.

Caja Laboral. Muchos y buenos. La sensación que me ha dejado la plantilla vitoriana es que estamos ante la más completa de los últimos años. El equipo tiene físico, talento, capacidad de anotación y muchas alternativas. El reto de Ivanovic es mayúsculo este año ya que muchos jugadores demandarán su espacio. El equipo necesita tiempo pero tiene una pinta buenísima y, si Lampe reaparece en la temporada en buenas condiciones, será aún más temible.

El run run del base. Buenas y malas noticias para el Real Madrid en la Súpercopa. Los nuevos fichajes rindieron a buen nivel, Begic ha mejorado enormemente y la propuesta de Laso es atractiva. Sin embargo, perdieron de manera dolorosa un partido controlado. El debate de si el equipo necesita un base aumentará después de este fin de semana. Llull y Rodríguez son dos grandes jugadores en campo abierto con más problemas para elegir opciones en el juego posicional, decisivo en los tramos decisivos de los partidos. Mirado así, una incorporación ayudaría pero el argumento de Laso también es válido. No hay muchos mejores jugadores que los suyos en el mercado. Hay una evidente crisis de bases como lo demuestra el precio que pagó el Barcelona por Huertas, por eso si se cuestiona que el Real Madrid necesita un base habría que proponer soluciones y cuesta encontrar alguna sin contrato o que cueste un precio asequible, esa es la realidad.

Bizkaia Bilbao Basket, uno de los grandes. Que el proyecto de baloncesto en Bilbao es un éxito es una realidad. Un pabellón magnífico, una afición entregada y unos dirigentes ambiciosos. Lo mejor que se puede decir del equipo es que está a la altura de todo ello. Es cierto que durante 30 minutos acusó la responsabilidad frente a Caja Laboral pero su arreón final demuestra agallas, orgullo y pasión de un grupo de jugadores con el hambre intacto pese a los éxitos recientes. La recuperación de Raúl López puede hacer crecer aún más a un grupo que será uno de los protagonistas del año, sin duda.

Lo que va de Navarro a Spanoulis

Sbado, 4 Septiembre 2010

Oficio, confianza y calidad. España se ha clasificado para Cuartos de Final del Mundial de Turquía después de un partido duro contra Grecia dónde los nuestros supieron hacer valer su mayor talento y carácter ganador. La diferencia entre España y Grecia es lo que separa a Navarro y Spanoulis. El griego es un jugador brillante, el español es un jugador histórico, cada año mejor porque añade un extraordinario sentido de la responsabilidad en el juego que le distancian frente a otros jugadores parecidos.

Scariolo Vs Kazlauskas. Me parece justo reconocer la labor del técnico español. Más allá de la confianza que ha demostrado en sus jugadores, en especial en el banquillo y de su habilidad para plantear una zona que frenó los dos mejores momentos griegos en el partido, el técnico italiano ha demostrado en su ciclo al frente de la selección dos cualidades básicas. Flexibilidad para  modelar su manera de dirigir un colectivo y personalidad para defender sus irrenunciables ideas. Kazlauskas, el seleccionador griego empezó a perder el partido permitiendo el bochorno de su equipo en la derrota ante Rusia. Frente a España ha permitido que Spanoulis hiciera la tercera falta en la última defensa antes del descanso y no ha sabido encontrar una forma fiable de atacar la defensa zonal de los españoles.

Asignaturas pendientes. Siendo un claro aspirante al título, España debe seguir progresando para avanzar en la competición. La prioridad pasa por ser más constantes y sólidos. El equipo ha vuelto a zozobrar durante algunos minutos donde concede demasiadas opciones claras de anotación a los equipos rivales. Las miras se dirigen a la fragilidad reboteadora de los pívots pero más bien debemos fijarnos en la inconsistencia defensiva de nuestra primera línea de exteriores. Aunque el campeonato de Raúl López está siendo bueno sigo pensando que Llull podría ayudar jugando en algún momento de base.

Serbia. Si nos fiamos por el partido que ha jugado frente a Croacia, tenemos poco que temer pero el choque pinta a ser duro de verdad porque los balcánicos cuentan con una defensa bien trabajada y dominan el juego 2×2 con Krstic y Perovic. España afrontará el choque con más confianza y con más jugadores sumados a la causa y además, tenemos a Navarro.

España de Oro: Balance

Lunes, 21 Septiembre 2009

España es campeona de Europa. A la séptima fue la vencida y sólo el título Olímpico separa a este equipo de un palmarés único en el deporte español. La victoria de España y el desarrollo del Eurobasket dejan varios apuntes que merece la pena que destaquemos.

Ganas a España. El Eurobasket paralelo al deportivo que ha jugado España ha sido digno de análisis. Los partidos perdidos frente a Serbia y Turquía desataron comentarios y rumores de manera desmedida. Había ganas de decir muchas cosas que sólo tenían sentido en la derrota, el Eurobasket de Madrid no terminó en aquel tiro de Gasol. Como cualquier colectivo España debe estar sometida a la crítica, más si el juego de España es tan pobre como en los tres primeros partidos, eso sí, aprovechar el viento de las derrotas para destapar ciertos asuntos de la convivencia del grupo huele más a oportunismo.

Scariolo. Hemos visto a un Scariolo mucho más contenido que entrenando clubes. Intentó ir contra natura en su filosofía de los últimos años y empezó utilizando mucho tiempo a los hermanos Gasol a la vez, lo que afectaba a la distribución de espacios en ataque. La preparación de los últimos cuatro partidos (mérito también de sus ayudantes) ha sido brillante, de igual manera que la gestión de las rotaciones. España ha sacado del campo físicamente a sus rivales. Su gestión de los momentos difíciles ha sido inteligente y, como siempre, ha sido el menos escuchado ya que siempre dijo que España marcaría diferencias cuando recuperara el tono físico. Sería importante que tuviera continuidad en el cargo, tiene contrato pero todo es posible.

Pau Gasol. Probablemento no ha sido el Pau Gasol más brillante pero sí el más dominante jugando con España. Está en el mejor momento de su carrera. Cuesta encontrar algún defensor que le haya incomodado mínimamente. Dentro del buen funcionamiento colectivo, su actuación merece destacarse. Esperemos que siga encontrando retos para acudir a la selección nacional. Junto a él Rudy Fernández merece destacarse por saber implicarse en aspectos del juego como la defensa y el rebote donde España era más débil. Podría haber hecho más puntos pero hubiera sido de menos utilidad para el equipo.

Los bases. El salto de calidad de España ha venido con la progresión de los bases. Ricky Rubio ha ido de menos a más. La experiencia que ha acumulado en este campeonato le será de gran utilidad a él y a España para futuros eventos. Raúl López y Cabezas han superado las dudas iniciales y han sabido adaptarse a un rol muy complicado como es el de jugar muy pocos minutos.

Y ahora qué. El verano que viene vendrá el mundial y se pondrá a prueba el hambre de esta selección. El grupo es joven y se va refrescando con jugadores como Llull o Claver que dentro de un año serán mucho más útiles. Sería conveniente que no hubiera culebrón respecto al seleccionador. ¿Se tomará Pau Gasol dos veranos libres hasta las Olimpiadas de Londres?. De momento, a disfrutar lo que tenemos y el tiempo irá dando respuesta a todas las incógnitas.

Objetivo, los cuartos

Sbado, 12 Septiembre 2009

Esa es la realidad. Ahora mismo, España tiene que cambiar los galones por el mono de trabajo y asegurarse su clasificación para Cuartos de Final.

El partido contra Turquía ha sido un perfecto cuadro de la situación de nuestra selección. Ahora mismo, el grupo de Scariolo apunta momentos de recuperación pero carece de continuidad en su juego y acusa problemas para esconder sus carencias en momentos decisivos de los encuentros. Hasta este Europeo, nadie había conseguido destapar los defectos de nuestro combinado nacional. La cita de Polonia está mostrando un grupo inseguro, errático y, sobre todo, excesivamente blando en el contacto, en la pelea por los balones divididos. Su talento le está permitiendo sobrevivir y ser, todavía, un firme candidato al título a pesar de que cada encuentro está dando la sensación de minar la confianza de los jugadores. Urge un gran partido contra Lituania para recuperar algo más que opciones de luchar por el Oro.

Vaya por delante que Turquía es una gran selección, que imitó muchos de los planteamientos tácticos de Serbia. Supo cómo ayudar en la defensa de los jugadores interiores concediendo lanzamientos a jugadores españoles que acusan un exceso de responsabilidad (el caso más representativo es Ricky Rubio). No le interesa a España llevar los partidos a un continuo juego de cinco contra cinco pero es difícil anotar en superioridad si no se rebotea con autoridad y la defensa no provoca pérdidas de balón del contrario.

El síntoma. Dentro del mar de dudas que es España hubo un dato significativo, en una selección con Rubio, López y Cabezas, LLull acabó jugando de base el último minuto.Irreprochable la última acción del joven jugador, valiente y decidida aunque sorprendente por los compañeros que le acompañaban en los últimos segundos.