Blogs

Entradas con etiqueta ‘rudy’

Sacando Pecho

Viernes, 4 Marzo 2011

Hace unos meses planteaba la pregunta de si el nivel de los equipos españoles había descendido en comparación a los del resto de Europa. Lo hice de manera oportunista, a la moda, en una semana llena de derrotas de nuestros equipos en sus partidos “continentales”. Meses después, la ecuación está más que resuelta y el dominio de la ACB sigue siendo abrumador respecto al resto de ligas. Cuatro equipos españoles pelean por la Euroliga y Cajasol y Estudiantes tienen serias opciones de jugar la Final Four de Treviso en la Eurocup.

La clasificación de Power Electronics Valencia para los cuartos de Final es un éxito enorme de un proyecto ya longevo que se antoja muy necesario para el baloncesto español. Es cierto que el club valenciano ha caminado con enormes altibajos pero la realidad es que su ambición ha permitido consolidar el deporte en la ciudad y ser siempre una alternativa al binomio de clubes futboleros. Su presencia entre los ocho mejores equipos de Europa tiene mucho que ver con la llegada de Svetislav Pesic al banquillo. El técnico serbio cambió la dinámica pesimista del grupo de manera rápida y ha logrado inculcar en el colectivo una confianza abrumadora.

La autoestima. Power Electronics Valencia será el rival del Real Madrid en uno de los cruces de Cuartos. Si en octubre le dan a firmar este cruce, con ventaja campo, a cualquier miembro de la plantilla blanca lo hubieran firmado sin duda. El problema es que el Real Madrid se ha convertido en algo indescifrable. El equipo se comporta como si viviera la mayor de las crisis, los jugadores están apagados, mandan mensajes desoladores en la prensa y  Messina aparenta desconcierto e incredulidad. El club lleva 17 años sin jugar la Final Four de la Euroliga, se encuentra ante una oportunidad histórica pero las caras transmiten que ahí nadie se fia de nadie. El entorno, empezando por la ya famosa “Caja Trágica” y continuando por Directivos engañados por el concepto de “grandeza” tampoco ayuda.

Don Fernando. Con el Regal Barcelona ya clasificado, el Caja Laboral logró el doble objetivo de clasificarse y evitar a los catalanes en el cruce de Cuartos. Es cierto que su rival, Maccabi es tremendamente peligroso pero que los vitorianos estén de nuevo entre los mejores equipos de Europa refuerza la magnífica capacidad de este club para reinventarse año tras año. Mención especial para Fernando San Emeterio, excepcional en su papel asumiendo responsabilidad ofensiva y sumando en muchos aspectos del juego. San Emeterio, Llull,  Carlos Suárez, Claver, Rafa Martínez, ¿caben todos en la Selección Nacional?. Si asumimos que Navarro y Rudy son fijos, alguno de ellos se quedará fuera, bendito problema.

Grande España

Domingo, 24 Agosto 2008

Si la final de Los Ángeles 84 ha perdurado en el tiempo, con más razón debería hacerlo esta final de los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín. Hoy podemos decir con todo nuestro orgullo que tal y como pedía Gasol en su anuncio, el mundo admirará a nuestro país.

El mérito del subcampeonato de España viene dado porque ha realizado el mejor partido, con mucho, del torneo frente al mejor rival, frente a todo un equipazo que ha presentado al mundo los nuevos valores de la NBA. Estados Unidos ha necesitado de un súper esfuerzo en defensa y un extraordinario acierto en ataque para vencer a nuestra selección que ha perdido ante la mejor selección americana desde 1992 y al mejor conjunto de atletas que jamás hayan jugado juntos.

España solventó muchos de los errores del primer partido, mejoró en la defensa de los bloqueos directos poniendo a Felipe Reyes a defender a Howard y supo leer mejor las situaciones defensivas de Estados Unidos con un punto mayor de paciencia y de equilibrio en el juego. Además contó con una mayor aportación de Juan Carlos Navarro que, sin duda, merecía un partido como éste y que recordó sus tiempos de júnior ayudando en la posición de base. Navarro se unió en este encuentro a la habitual aportación de Gasol, Rudy, Jiménez y Felipe Reyes que han confirmado en la final su excepcional torneo.

En mi opinión, lo más admirable de nuestra selección en el partido de hoy ha sido su enorme fortaleza mental, capaz de asumir ir perdiendo casi todo el partido frente a un equipo con extraordinario acierto y poderío.

Aunque el partido ha estado marcado por la cuestionable labor arbitral, no hay que poner ni un pero a la victoria americana. Sus jugadores han mostrado un gran sentido colectivo, en especial contra las defensas zonales, donde han castigado los dos espacios más dañinos contra este tipo de defensas, la línea de fondo y el poste alto. También doy mucho mérito a su entrenador, capaz de asignar roles bien definidos a sus 12 estrellas y conseguir que funcionasen brillantemente de manera colectiva.

Esta final será recordada como un brillante fin de trienio mágico para los nuestros. España no debe tener miedo al futuro. Los Ricky Rubio, Rudy, Marc Gasol y los ausentes Sergio Rodríguez, Sada, Claver, Fran Vázquez,  Triguero y Carlos Suárez entre otros aseguran la continuidad de los éxitos que deben seguir contando con la imprescindible aportación de los jugadores de la irrepetible generación del 80.

Por último permitidme un último reconocimiento a la selección argentina, brillante medalla de bronce. Nuevamente el equipo sudamericano ha dado una lección de capacidad competitiva en un grupo que, a diferencia de lo que espero que pase con España, puede estar viviendo sus últimos momentos de gran éxito.

Orgullo, Corazón y el Señor Jiménez

Viernes, 22 Agosto 2008

España jugará la final de los Juegos Olímpicos después de 24 años cerrando un ciclo mágico de los nuestros con tres finales consecutivas en el Campeonato del Mundo, Europeo y finalmente estos Juegos de Pekín.

Nuestra selección ha conseguido la victoria en un partido emocionante, lleno de matices de interés y mostrando una gran capacidad para sobreponerse al extraordiario acierto de los lituanos.

Lituania ha creado muchos problemas a España a través de situaciones de bloqueos centrales aprovechando la extraordinaria capacidad de Jasikevicius en este tipo de juego. Durante más de 30 minutos, los nuestros se vieron incapaces de encontrar una alternativa eficaz para defender esta situación que obligaba a nuestra defensa a abrise demasiado y a conceder demasiado espacio para los terribles tiradores bálticos. España logró mantenerse en el partido gracias al trabajo de sus, con todo el respeto, “obreros”, en especial de Felipe Reyes y Carlos Jiménez y dio la puntilla a los lituanos a través de Gasol y Rudy Fernández que fue el encargado de anotar cuando España consiguió la renta definitiva.

Permitidme unas líneas para el capitán de la selección, Carlos Jiménez. Sí, ya sé que llevo muchos días hablando de él y destacando su trabajo, pero hoy ha vuelto a estar excelso en muchísimas facetas del juego. Jiménez es un jugador de entrenadores más que del gran público pero espero que este encuentro sirva para un reconocimiento más amplio para un jugador que no sólo se ha mostrado ejemplar en el campo sino que empezó a cambiar el rumbo del equipo con sus declaraciones avisando de cuál debía ser el camino correcto del conjunto si quería alcanzar el éxito.

El partido dejó de nuevo la confirmación de que estamos ante una generación de ganadores, capaces de sobreponerse a situaciones adversas en un partido que pintaba bastante mal ante la comodidad ofensiva de Lituania. La final olímpica es un justo premio para dos entrenadores brillantísimos. El primero Aíto García Reneses, que vivirá una final olímpica como premio a una extraordinaria trayectoria, hoy nos dejó una gotita más de su sabiduría cambiando el ritmo del partido con una defensa zonal en el momento oportuno que incomodó sin duda a Lituania. El segundo entrenador, que no debemos olvidar, es Pepu Hernández, de cuya labor durante los dos años anteriores seguro que se ha beneficiado el propio Aíto y que, a buen seguro, está disfrutando del éxito de este grupo que también es un poco suyo.

La decisión de Marc

Lunes, 23 Junio 2008

A día de hoy, lo que sabemos del futuro de Marc Gasol es que ha decidido dar el salto a la NBA. Parece que el Barcelona ya es conocedor de las intenciones del jugador y ha reaccionado brillantemente con la incorporación del excelente pívot australiano David Andersen.

Siempre que un jugador español ha decidido dar el salto a la NBA han surgido diferentes opiniones sobre la idoneidad de su decisión. Hasta Pau Gasol, el que, sin duda, ha desarrollado una carrera de mayor éxito en la Liga Profesional Americana vio como Aíto García Reneseses cuestionaba su elección afirmando que necesitaría un año más en Europa para terminar de crecer como jugador.

Rudy Fernández ha decidido desembarcar en Portland sin el temor a que su caso sea parecido al de Sergio Rodríguez cuyo protagonismo es meramente simbólico en la franquicia de Oregón. Parece que Rudy cuenta con más opciones de disputar minutos aunque contará con dos inconvenientes, uno que el mejor jugador de Portland, Brandon Roy, juega en su puesto y otro el escaso riesgo que suele asumir Nate McMillan que ya ha hablado de una temporada de aprendizaje y de adaptación para el ya ex jugador de la “penya”.

Navarro y Garbajosa han decidido regresar al baloncesto español a sabiendas de que la depreciación del dólar hace que puedan igualar e incluso superar los ingresos en Europa y buscando reencontrarse con la agradable sensación de jugar en un equipo que aspire al título en dos competiciones tan atractivas como la ACB y la Euroliga. Los dos han demostrado tener sitio de sobra en la mejor liga del mundo pero han conocido la desagradable sensación de jugar muchos partidos sin tener un objetivo competitivo determinado.

Marc Gasol parece decidido a aceptar un contrato de tres años en Memphis. Después de una grandísima temporada en Girona, el pívot catalán ha renunciado a conocer la Euroliga y codearse de tú a tú con los mejores pívots de Europa por emprender la aventura americana. Marc ha decidido intentar contribuir a enderezar el rumbo en una franquicia perdedora que optar a conseguir títulos en Europa y económicamente no parece que la diferencia entre las distintas propuestas fueran tan abismales. En la decisión del mediano de los Gasol parece haber influido el espejo de la trayectoria de su hermano y el atractivo de codearse con los grandes jugadores que habitan en la NBA, así como la posibilidad de disfrutar de un gran número de minutos habida cuenta de la escasez de hombres grandes en los Grizzlies.

Nadie mejor que Marc Gasol para saber lo que le conviene en su desarrollo como jugador. Condiciones no le faltan para realizar una brillante carrera en la NBA y sólo hace falta escucharle para saber que estamos ante un jugador maduro y muy seguro de sí mismo. Su juventud es su mejor aval y una responsabilidad a la hora de decidir ya que estamos ante un jugador de gran nivel, pero también con gran margen de progreso. ¿Será Memphis Grizzlies el mejor sitio para que Marc Gasol encuentre ese desarrollo final como jugador?

Otra Copa para Aíto

Lunes, 14 Abril 2008

El DKV Joventut se ha proclamado brillante campeón de la Copa ULEB y con ello ha asegurado su presencia en la Euroliga para la próxima temporada. Como ya avisábamos en pasadas semanas, el título de la Copa del Rey, lejos de mermar la ambición de los catalanes, ha provocado un considerable refuerzo en sus ideas y, a buen seguro, que será un firme candidato para el título de la ACB.

A pesar de la inmensa calidad de Rudy Fernández y el excelente grupo de jugadores que le acompañen, permitidme que califique al conjunto español como el equipo de Aíto García Reneses. Estamos, sin duda, ante una de las figuras más cruciales y relevantes de la historia del baloncesto español, no sólo por su descomunal palmarés sino por su gran aportación en el desarrollo y formación como jugadores de cuatro de los más grandes talentos de nuestro baloncesto como son Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Rudy Fernández y Ricky Rubio.

El juego del DKV Joventut está plenamente influido por la personalidad del técnico madrileño que, después de unos inicios muy complicados en esta etapa en la “penya” está logrando que cada año su equipo despliegue mejor baloncesto que se traduzca en grandes éxitos como el del pasado fin de semana en Turín.

De la Final a ocho de la ULEB hay varios aspectos que me gustaría señalar, uno, el fracaso del Dynamo de Moscú de Svetislav Pesic, que con el mayor presupuesto de los presentes no alcanzó la final, confirmando que este no es un buen año para los entrenadores balcánicos (Ivanovic destituido, Maljkovic en paro, Obradovic fuera de Europa…).

Otro dato destacable es el buen rendimiento de Akasvayu Girona hasta la final. El equipo de Pedro Martínez se irá con un sabor agridulce por la abultada derrota en el partido decisivo pero ha obtenido dos victorias de mucho mérito y descubierto la utilidad de un jugador como Radenovic. Será interesante observar la reacción de los catalanes en la liga ACB donde se están jugando un puesto en los play off por el título.

Por último, el Pamesa Valencia ha evidenciado los mismos problemas que en la Copa del Rey, poco carácter competitivo en las grandes citas. Una lástima porque el buen trabajo del técnico Katsikaris no está luciendo en los momentos importantes de la temporada.

El modelo Joventut

Mircoles, 19 Marzo 2008

Con la clasificación del Pamesa para la final a ocho de la Copa ULEB serán tres los equipos españoles presentes en este evento, consolidando el potencial de la ACB como la liga con el mayor nivel medio de Europa. Una nueva oportunidad para el baloncesto español de ganar un título europeo, y un nuevo reto para el DKV Joventut de sumar un nuevo éxito después de la Copa del Rey de Vitoria.

Dentro de unos años se valorará con mayor justicia y perspectiva la extraordinaria aportación del equipo catalán por la calidad de su juego y por el modelo de reconstrucción de un equipo que ha establecido el club presidido por Jordi Villacampa.

Hay pocos equipos en Europa que jueguen tan buen baloncesto como “la Penya”, su media de anotación es la más alta de las grandes ligas europeas, quizás porque a diferencia de otros equipos dedica poco tiempo a pensar en el rival y mucho más tiempo a cómo explotar todo el talento de su grupo. Además, su extraordinaria actividad defensiva tiene un efecto demoledor sobre sus rivales que habitualmente doblan sus promedios de pérdidas de balón ante el equipo entrenado por Aíto García Reneses, verdadero constructor de esta magnífica obra.

Por otra parte, la dinámica del juego del Joventut ha facilitado el acoplamiento de las nuevas incorporaciones, terreno en el que los responsables del equipo de Badalona se han movido con gran criterio. Es evidente que con el paso del tiempo y la benevolencia de los resultados cualquier opinión parece oportunista pero jugadores como Mallet, Jagla o, el más anterior Barton, no eran grandes conocidos del gran público. No estamos hablando de grandes estrellas pero sí parecen lo que el equipo necesitaba y, sobre todo, un gran complemento para el rutilante Rudy Fernández que, sin duda, cuando decidió renovar en verano, ya barruntaba que este podía ser un año histórico para su equipo.

La ley del deseo

Mircoles, 5 Marzo 2008

Quién nos iba a decir hace unos años que serían los jugadores españoles los que dominarían los principales apartados estadísticos de la competición, y mucho más importante, que muchos de ellos tuvieran una influencia tan decisiva en los equipos punteros de la ACB.

felipe.jpgCada jornada asistimos entusiasmados al derroche de talento de Rudy Fernández y Ricky Rubio, al poderío de Marc Gasol, a la evolución ofensiva de Sergi Vidal, al paulatino salto a la madurez en el juego de Juanjo Triguero y a la contundencia del deseo, a Felipe Reyes.

Hay un aspecto irreprochable en la trayectoria del capitán del Real Madrid, sin duda es el mejor jugador que podía ser. Esta afirmación que parece irrelevante, no lo es teniendo en cuenta la gran cantidad de jugadores que con más potencial que el cordobés no han alcanzado, ni de lejos, su rendimiento.

Felipe no destaca por sus habilidades técnicas, habitualmente lucha contra rivales con más poderío físico que él pero mentalmente muestra una ambición superior a la media y un carácter competitivo que le ha hecho consolidarse como uno de los mejores pívots del continente. Además nos sirve como clara referencia para todos los que afirmamos con convicción que, con trabajo y constancia un jugador es capaz de desarrollar durante su carrera un mayor número de habilidades cada año. El pívot internacional no es de esa clase de jugadores que entra por los ojos desde el primer día pero es de los que te gana poquito a poco por su eterno combate contra los que, deslumbrados por el poder de la estética, no llegan a valorar la verdadera dimensión de su juego.