Blogs

Entradas con etiqueta ‘Scariolo’

Detrás de las pruebas

Mircoles, 19 Agosto 2015

Conviene abordar con equilibrio todo lo que se pueda interpretar de los partidos de preparación de España camino al Eurobasket. De momento, parece más apropiado intuir cuales pueden ser las señas de identidad del grupo, especialmente sus fortalezas y debilidades y las primeras pistas que parece otorgar Scariolo sobre los roles que quiere repartir entre sus jugadores.

Ritmo. Parece positiva la intención de la selección de jugar con una velocidad más de lo que venía haciendo. El peso de los jugadores del Real Madrid y las características del grupo se adaptan a buscar más opciones de anotación en situaciones de juego en llegada. Para que este juego tenga éxito es imprescindible que la defensa sea más sólida y obligue a peores elecciones de pase y tiro de los atacantes. Es en este punto donde aun queda margen de mejora, y mucho. Los jugadores exteriores deben adaptarse a que, esta vez, no tienen a sus espaldas dos “porteros” como Ibaka o Marc Gasol por lo que su responsabilidad de no ser superados debe ser mayor. También, entiendo, que Pau Gasol, a medida que los partidos tengan más trascendencia incrementará su actividad defensiva y dotará al equipo de mayor intimidación.

Mirotic y Reyes.  La presencia de Mirotic tiene mucho impacto en el juego de España. El jugador de los Bulls está en su propia fase de adaptación pero ya ha dado muestras de su personalidad y su influencia en la manera de jugar del equipo. Es importante que no se dedique exclusivamente a tirar de tres puntos y que aporte en situaciones de rebote porque el grupo no destaca por su capacidad física y puede ser un aspecto decisivo ante selecciones poderosas en este aspecto. Por su parte, Felipe Reyes, sigue a lo suyo. Su particular bienvenida al grupo a Mirotic ha sido defender su espacio con la intensidad y el orgullo que siempre le ha caracterizado. Me gusta la historia de estos dos jugadores que se han “alimentado” mutuamente en beneficio de sus carreras. Reyes contribuyó a la evolución de Mirotic en su etapa en el Real Madrid y la irrupción del joven jugador de origen montenegrino significó un estímulo para Felipe Reyes para defender su estatus de jugador importante en el equipo.

Rotaciones. Llull, Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Mirotic, Reyes y Pau Gasol son los cimientos de esta selección. ¿Suficiente?. Entiendo que no, por la obligación que supone que siempre rindan de manera óptima. La pregunta entonces es quién se quiere sumar a ser un jugador estable de rotación. De momento, la preparación no ha otorgado respuestas. Pienso que Abrines, si supera sus problemas físicos, puede ayudar  por su actividad defensiva y su amenaza en el lanzamiento exterior y Hernangómez debe dar 10 minutos de rotación sólida en la zona siempre y cuando se muestre más concentrado en defensa. Particularmente, también espero a un Pau Ribas más atrevido que deje atrás su percepción de secundario y se anime a ser el jugador que se ha destapado en Valencia. Lo cierto es que no son más que expectativas como lo sigue siendo Claver sobre el que pesan decepciones pasadas que nublan juicios reales. De momento, Scariolo le está haciendo jugar más tiempo en la posición de “tres”, quizás intuyendo que necesitaremos más centímetros en esa posición ante determinados rivales. No lo está haciendo ni mejor ni peor que los compañeros con los que parece jugarse el puesto aunque parece que siempre llevará el “debe” a cuestas de lo que, en un momento, se esperó de él.

Un paisaje distinto

Martes, 11 Agosto 2015

Bélgica, Polonia, Macedonia, Venezuela, República Checa. Sin duda, no podemos hablar de unos partidos de preparación del todo exigentes para nuestra selección. Bien es cierto que la preparación es simplemente eso, ir afinando la puesta a punto física de los jugadores (sobre todo de aquellos que llevan bastante tiempo sin competir) y  aventurar posibles respuestas a las diferentes demandas que surgirán durante el Eurobasket. Probablemente, rivales de mayor entidad y entornos menos cómodos ayudarían algo más para conseguir estos objetivos pero tampoco debemos engañarnos y otorgar mayor importancia a este hecho.

He de reconocer que el próximo campeonato de Europa es el más atractivo que recuerdo desde hace bastante tiempo. Su condición de “preolímpico”  y el buen nivel de selecciones como Francia, Serbia y Grecia en el pasado campeonato del Mundo dotan a esta cita de un aroma distinto a recientes citas continentales que se afrontaban, desde nuestro prisma, pensando en qué selección podría estar cerca del nivel de España.

El panorama ha cambiado bastante. España es una candidata más, tan candidata como cualquiera, pero no para mirar por encima del hombro a otras selecciones. Además, el equipo afronta situaciones novedosas que originan nuevos retos pero también algún interrogante adicional con el que no solíamos acudir a eventos de este tipo. Muchos jugadores con experiencia pero roles distintos, incorporaciones de impacto y curiosidad por ver qué modelo de juego logra encajar todo el talento del grupo.

Me parece relevante que en la inmensa mayoría de las declaraciones escuchadas hasta el momento, se repita de manera constante la palabra “humildad”. Es un buen punto de partida, sin duda, y una velada autocrítica hacia determinadas actitudes, seguramente inconscientes, que invadieron el colectivo y su entorno en eventos anteriores. Desde la actitud adecuada, España necesitará conjugar un alto ritmo de juego que beneficia a los “Sergios” y Rudy Fernández (los tres jugadores exteriores probables en los momentos decisivos del partido) con la influencia que debe ejercer Pau Gasol en el ataque español. A diferencia del Real Madrid donde a los interiores se les pone en juego a través de bloqueos, Gasol necesita producir recibiendo de espaldas por lo que se impone equilibrio  para que los exteriores no abusen de intentar generar ventajas siempre y  paciencia para aprovechar la atención que recibe Gasol en situaciones cercanas.

Y en estas, Mirotic. La “aparición” de Nikola Mirotic tiene un impacto en el fondo y forma de España. La convivencia de los hermanos Gasol en cancha y su complemento con Ibaka significaba una cierta (y bendita) anomalía respecto a la tendencia actual del juego que identifica en la posición de “cuatro” a tipos rápidos con capacidad para abrir el campo a través de su lanzamiento exterior. Mirotic y su versatilidad harán de España un equipo distinto, probablemente menos previsible en ataque pero con mayor capacidad para anotar en situaciones rápidas aunque también concederá más canastas “fáciles”.

Un reto bonito el que afronta Scariolo, intentar arrebatar a la mejor Francia ¿de siempre?  el título en su país y con una selección con la misma esencia pero aires novedosos y atractivos.  Los “Sergios” a los mandos, el debut de Mirotic y el esperadísimo paso delante de jugadores que vienen empujando desde hace algún tiempo. Y si no empujan estos, siempre estará Felipe Reyes.

Scariolo y los retos pendientes

Viernes, 8 Mayo 2015

Bueno, pues ya tenemos seleccionador. Sergio Scariolo será el encargado de dirigir al combinado español en su camino para disputar los Juegos Olímpicos a través, esperemos, del próximo Europeo que se celebrará este verano. La elección del técnico italiano no puede considerarse una sorpresa a tenor de las particularísimas limitaciones que rodean a la designación del seleccionador. Por tanto, la pregunta que nos debemos hacer, ya que el abanico de candidatos estaba restringido, es si Scariolo era la mejor opción posible de las disponibles y la respuesta es que hay argumentos bastante sólidos para pensar que, por lo menos, era tan buena como otras que se pudieran presentar.

La Federación Española de  Baloncesto ha optado por un  técnico que demostró entender a un grupo peculiar y supo sacar, en muchas ocasiones, un gran rendimiento a todo el potencial del que disponía. La delicada situación que se originó tras el fiasco del último Mundial obligaba a una reflexión respecto a cómo afrontar los siguientes pasos. Una alternativa era apostar por una cara nueva, alejada para lo bueno y para lo malo de la inercia de la FEB y que pudiera aportar nuevas ideas y revitalizar a un grupo cuyo núcleo duro cuenta  con muchos partidos internacionales a sus espaldas. Particularmente, esta idea me parecía atractiva. Esta opción se limitó desde el momento en que no ha existido ninguna voluntad por parte de nadie de cambiar la norma que impide a técnicos de la Liga Endesa que puedan ejercer su labor como seleccionadores (aunque en otras ocasiones, cuando interesó de verdad, se buscaron “recursos” para burlar la ley).

Por tanto, el pasado de Scariolo al frente de la selección y el aval de los jugadores parecen motivos suficientes para no calificar como ninguna locura su elección. A partir de aquí, a pesar del potencial de los nuestros, cabe pensar que la tarea del nuevo técnico no será sencilla con muchos retos por resolver.

Dos almas. La sensación que ha dado el equipo en las últimas citas ha sido de cierta inconsistencia en momentos trascendentales y de que la abundancia de recursos ha sido en muchas ocasiones una debilidad más que una virtud. Scariolo tiene el reto de conjugar un determinado estilo de juego que lidera el Real Madrid con el extraordinario juego interior que puede presentar España. Las características de los Llull, Rodríguez y Rudy Fernández hace pensar que esta selección tiene capacidad para ejecutar un juego más dinámico y agresivo. Esta opción debe compensarse con la capacidad e influencia en el juego de los hermanos Gasol, auténticos faros de este grupo.

¿Quién y cómo?. Resuelto el interrogante del capitán,  queda resolver el dilema de los tripulantes. Parece que la presencia de Scariolo y el reto de obtener un pasaporte para los Juegos Olímpicos ayudará a que los hermanos Gasol, Navarro, Reyes y compañía puedan prolongar su compromiso con España. Descartado, o casi, Ricky Rubio y con muchas dudas, Calderón, el dilema Ibaka-Mirotic parece resolverse en favor del segundo por los problemas físicos de Ibaka y porque Mirotic es un jugador con unas características a las que Scariolo ha sabido sacar partido habitualmente. Si se confirma su presencia, España contará con un “cuatro” que habilite espacios a los hermanos Gasol y que amenace desde posiciones exteriores aunque perderá la capacidad intimidatoria de Ibaka. Indudablemente, la primera presencia de Mirotic con la selección absoluta generaría una gran expectación.

La transición pendiente. Es evidente que se ha echado de menos en los últimos campeonatos algún paso adelante de “nuevos” jugadores. Estamos sin duda ante una asignatura pendiente que se debe resolver en este ciclo. Una cosa es que no debamos de jubilar antes de tiempo a tipos que están rayando a un nivel excepcional y otra que no aparezcan jugadores que puedan asentarse en un rol sólido en el grupo. Scariolo deberá empezar a resolver si jugadores como Llull (en otro rol), Claver, Suárez, Pau Ribas, Abrines, Dani Díez o Guillermo Hernangómez están listos para empezar a ser jugadores útiles en este equipo y, amparados en el paraguas de los Gasol, Rodríguez, Rudy, Navarro y compañía, acumular experiencias para liderar a España en el futuro. Hace falta que España (y me refiero al equipo y todo lo que le rodea) abra sus ventanas y deje entrar nuevos aires y nuevas ilusiones que se llenen de la confianza del grupo y que le quiten un pelín de soberbia.

Perdedores, pero no tanto

Mircoles, 4 Junio 2014

Interesantes (y muy  clandestinos) Cuartos de Final de la Liga Endesa. La eliminatoria “estrella” resultó todo un fiasco porque Baskonia dejó de creer en sus posibilidades en los primeros minutos del segundo partido y el Barcelona no desaprovechó el regalo para regalarse varios días de preparación para su tremendo choque de semifinales. El resto de emparejamientos ha deparado muchos momentos de interés y curiosamente ha reforzado la posición tanto de ganadores como de perdedores, que han encontrado en estas eliminatorias muchos motivos para asentar sus diferentes proyectos.

La mencionada derrota de Caja Laboral cierra una temporada bastante discreta del equipo vasco. Es cierto que durante el año ha tenido arrebatos de gallardía que defendían el prestigio de un club indispensable en el crecimiento de esta competición en la última década, pero el equipo ha carecido de continuidad tanto en su juego como en su entusiasmo. Muchas voces avecinan una renovación profunda en Vitoria, los recursos económicos no son los de otras temporadas y habrá que acudir a la imaginación, al arrojo y a esa ambición que fue el motor que elevó a este club a ser referencia del baloncesto europeo. Parece que no será Sergio Scariolo quién dirija el nuevo proyecto, ni tampoco Sito Alonso, veremos si Querejeta acierta con un técnico que logre ser referencia y estímulo para los jugadores que permanezcan, sepa integrar a las nuevas incorporaciones y se atreva a dar salida a los jóvenes con calidad con los que cuenta en las categorías inferiores el Caja Laboral.

El sabor de la derrota del Cai Zaragoza frente al Real Madrid es poco amargo. El equipo dirigido por José Luis Abós ha competido de manera admirable en los dos partidos. Este es un equipo que merece mucho respeto porque los dos encuentros han dado para que en un momento determinado el Cai bajara los brazos pero su empeño en mantenerse con opciones ha sido admirable. Lo más importante que se puede decir del club aragonés es la sensación que transmite que nos hace pensar que estamos ante un proyecto bien construido, medido, ambicioso y capaz de regenerarse temporada tras temporada.

 Cai Zaragoza ha llegado para quedarse y lo mismo se puede decir de Herbalife Gran Canaria. Su eliminatoria contra el meritorio Unicaja de Joan Plaza ha sido dura, de esas en las que cada canasta deja litros de sudor en el camino. En el desenlace ha tenido mucho que ver el factor cancha y el mayor talento de los jugadores de Unicaja. No hay ningún motivo para pensar que los canarios no estarán dando guerra la próxima temporada sobre todo si mantienen el núcleo de jugadores principales (esa pareja de bases Oliver-Bellas está pero que muy bien) y logran incorporar algún jugador con buena capacidad para generarse sus puntos en posiciones exteriores. Otra conclusión del Play Off es que Tavares está muy bien, tiene un potencial tremendo y también que otra temporada en las Islas le vendría de maravilla.

Aíto y punto. Cajasol ha obligado a Valencia Basket a luchar hasta el último minuto por estar en semifinales. Nada que reprochar a un conjunto que en sus dos últimos partidos del curso se desenvuelve de manera tan admirable. Aíto ha conseguido que sus jóvenes jueguen y compitan, ganarse el respeto de todo el mundo del baloncesto y algo mucho más importante e impagable, hacer de su club un referente para aquellos jóvenes que busquen una oportunidad para su talento. Todos los elogios se quedan cortos para técnico y plantilla y por qué no decirlo también para unos dirigentes que en estas dos temporadas tuvieron la paciencia suficiente para seguir apostando por una idea representada en el técnico cuando las derrotas abundaban más que las victorias.

E-XI-TA-ZO

Viernes, 10 Agosto 2012

Y no hay más. Alcanzar una Final en los Juegos Olímpicos no se puede calificar de otra manera. Tiempo habrá para detenerse en muchos detalles que están marcando el juego de la selección española en esta cita y que aventuran alguna de las carencias que tendremos que solucionar en el futuro. Lo cierto es que las debilidades que está mostrando el equipo y el resultado obtenido no hacen más que poner en relieve el nivelazo de este grupo de jugadores históricos que recordaremos eternamente.

El físico y la lucha interna de Scariolo. España no ha llegado con buenas piernas a los juegos. Los problemas físicos de tres pilares fundamentales como Marc Gasol, Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro en la preparación tienen una gran influencia en la versión actual de nuestro equipo.

Cuando las piernas no responden se tiende a dudar mucho más y el balón apenas circula. Es por eso que jugadores que destacan por su actividad como Llull o Felipe Reyes resultan importantes porque aportan un punto de frescura e improvisación que ayudan a que el equipo sea menos previsible. En este punto merece apuntarse como Scariolo intenta conjugar mantener los status del grupo y no despreciar el valor, que tantos éxitos le ha dado, de jugar con los dos Gasol juntos con otras alternativas que hacen al equipo más móvil en defensa y más rápido en la transición ofensiva. El partido de la primera fase ya apuntó que Rusia no era el mejor rival para abusar de la fórmula de los Gasol a la vez de una manera muy continua y estas semifinales han sido la prueba definitiva.

El Lado perverso de las defensas zonales y  Calderón como síntoma. Soy un gran convencido de las bondades de las defensas alternativas pero reconozco que, en ocasiones, pueden desencadenar en un cierto abandono de las responsabilidades individuales de cada jugador. En mi opinión la defensa zonal nos ha dado menos de lo que nos quitado hasta ahora porque el equipo necesita de estímulos que contribuyan a desarrollar su actividad. La defensa individual de la segunda parte ha sido brillante porque la circulación de balón de los rusos ha dejado de ser tan fluida. Cerrada la herida atrás el segundo paso para dar la vuelta al partido era conseguir anotar de una manera constante. Si juegas con dos de los mejores pívots pasadores del planeta necesitas exteriores valientes que no  piensen en el fallo anterior sino en aprovechar los tiros librados que les ofrecen sus compañeros. Calderón lo ha entendido así y su racha de acierto ha metido al equipo definitivamente en el partido.

Los minutos finales del partido han tenido un sabor muy distinto a los del encuentro frente a Francia. Si contra los galos cada ataque se convertía en una especie de parto, contra Rusia se han visto acciones muy positivas que son el punto de partida ideal para afrontar la final del próximo domingo. No tengo ninguna duda de que la España de la Final  se parecerá mucho más al de la segunda parte frente a Rusia que al de la primera, veremos..

El valor del pasado

Mircoles, 8 Agosto 2012

Hay muchas frases tópicas que se suelen utilizar de manera despreocupada, aquello de que “cada partido es distinto” o “el pasado no cuenta para nada”. Una vez visto el España-Francia pienso que los precedentes entre ambos equipos y el curriculum reciente de ambas selecciones han tenido mucho que ver en el desenlace final de un encuentro en el que la selección dirigida por Sergio Scariolo ha tirado de  carácter y acierto en  decisiones puntuales desde el banquillo para obtener un nuevo e indudable éxito como es luchar por las medallas de unos Juegos Olímpicos.

Y Llull jugó de base. Llevar tres bases y utilizar en los momentos decisivos a un escolta de base puede interpretarse como un síntoma de improvisación o como una manera de exprimir todos los recursos disponibles en la plantilla.  Me quedo con la segunda opción, por coherencia con lo escrito en los días anteriores donde aludíamos a que la sobreexplotación de determinados jugadores podía limitar la variedad de recursos de los que disponía el grupo.

Lo cierto es que Parker dirigía irremediablemente a Francia a la victoria hasta que Llull ha logrado incomodarle recordando principios defensivos básicos “no hay que defender cuando el atacante recibe sino defender para que no reciba”. Con Parker fuera del partido, Francia ha empezado a ver el campo más pequeño y la memoria ha hecho el resto, ni rastro ha quedado de la facilidad para circular el balón de los franceses, encogidos ante el panorama de una nueva derrota frente al rival al que más desearían ganar. La frustración demostrada en las acciones violentas del final del partido de Turiaf y Batum explican muy bien el estado mental con el que Francia ha competido los últimos minutos.

Nombres y detalles. La victoria constata, una vez más, la capacidad competitiva del grupo y las dudas que arrastra España durante todo el campeonato. En ataque el desacierto en el tiro exterior desgasta mentalmente al equipo. Los minutos de Ibaka deben valorarse por lo que condiciona el ataque de los rivales y las opciones de transiciones rápidas que posibilita. La aportación de Marc Gasol ha sido positiva y quizás lo sería más si no acumulara ciclos de muchos minutos seguidos y Navarro sigue con su particular puesta a punto después de sus problemas físicos anticipando que en la semifinal estará aún mucho mejor. No bastan estos aspectos para reconocer aún a este equipo al nivel del pasado Campeonato de Europa pero pueden ser un buen punto de partida para afrontar los dos últimos partidos.

Lo que no me perdería de un España-USA, incluso amistoso.

Martes, 24 Julio 2012

Hay en la víspera del partido de esta noche frente a Estados Unidos una sensación especial que evita calificar únicamente el duelo como “amistoso”. En realidad, el resultado de esta noche tiene nula trascendencia y aunque se presente (peligrosamente) este encuentro como un anticipo de la Final Olímpica es cierto que estamos ante las dos mejores selecciones del mundo por lo que cualquier enfrentamiento entre ellas siempre tiene uno o muchos elementos adicionales de interés.

Calderón y los bases USA. Los dos últimos partidos del base extremeño nos han reconciliado con su mejor versión. Aceptamos que debe estar lejos de ser la primera referencia ofensiva del equipo pero no debe olvidar jugar con agresividad para evitar que se focalice en exceso la atención defensiva de nuestros rivales sobre el juego interior. Enfrente Chris Paul y Deron Williams, dos excelentes jugadores que, rodeados de Bryant, James o Durant adoptan un rol muy diferente al que desarrollan en la NBA.

Lebron, ese gran desconocido. A veces cuando leo y escucho sobre Lebron James pienso sobre cómo el envoltorio no deja ver el regalo. James es altivo y convirtió su cambio de equipo en un momento televisivo lamentable pero es un jugador extraordinario del que se pondera poco su capacidad para influir en muchas facetas del juego. Su versatilidad defensiva encaja a la perfección en los constantes cambios de asignación que ordena el seleccionador norteamericano. Por eso, le veremos defendiendo a Pau Gasol y a Juan Carlos Navarro y en ataque proporcionará numerosos tiros abiertos a sus compañeros (¿alguien ha comentado quien dio el pase previo de la mayoría de los triples de Durant frente a Argentina?).

El factor mental. Todo el mundo juega contra Estados Unidos sabiendo que cada pérdida de balón será enormemente penalizada. Este hecho condiciona el ataque de la mayoría de los equipos que se “protegen” abusando del dribling y cuidando poco los detalles en el trabajo previo a recibir el balón. Es la hora de ser valientes,  de usar el dribling sólo para generar ventajas  y de tener paciencia porque a Estados Unidos le cuesta mantener la concentración mucho tiempo seguido.

Gasol y Gasol. No me refiero en este caso a los dos hermanos Gasol, entre otras cosas porque Marc parece que no será de la partida sino a cómo condiciona el partido la presencia de Pau Gasol en ataque y en defensa. El entrenador de Estados Unidos, Mike Krzyzewski pensará en soluciones de ayudas colectivas para defender el juego del internacional español cerca del aro mientras que Sergio Scariolo acudirá a defensas zonales para evitar que el pívot de los Lakers tenga que defender a James o Anthony demasiado lejos del aro. La estructura del equipo estadounidense hace que Gasol sea un factor aún más decisivo.

Los “inesperados“.  Estos partidos suelen deparar apariciones estelares de algunos jugadores que no aparecen en el cartel de promoción del encuentro. En España apuesto por LLull y Felipe Reyes como jugadores cuyas características encajan con lo que se requiere para jugar contra Estados Unidos, pasión, versatilidad defensiva y mucha decisión ofensiva. En Estados Unidos habrá que ver qué tal día tiene el irregular Westbrook, no soy un apasionado de este jugador pero no le niego su variedad ofensiva apoyada en sus prodigiosas piernas.

Kevin Durant, por supuesto: Un manual de gestos técnicos brillantes por la pista. La distancia de triples FIBA y la altura desde la que lanza le hacen prácticamente imparable. Nosotros tenemos que disfrutarle, los jugadores españoles pensar que va a hacer puntos seguro pero que es el defensor más vulnerable de Estados Unidos.

Sobre España, giras y demás

Martes, 10 Julio 2012

Comienza la serie de partidos de España preparatorios para los Juegos Olímpicos con un cierto aire de rutina. Empiezan estas Giras a tener ciertas similitudes con el Tour de Francia dónde uno dosifica sus apariciones frente al televisor esperando sólo lo mejor en momentos señalados.

El grupo está más que hecho,  lleva mucho tiempo jugando junto y no se percibe un cambio de rol destacable respecto al Campeonato de Europa salvo que las lesione de Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro perduren. Sólo la vuelta de Sergio Rodríguez al equipo nacional y sus primeras sensaciones en estos partidos añaden algo de picante a la preparación. Sergio completará la sobriedad de Calderón y la exhuberancia física de Sada dotando de un punto de improvisación y genialidad a un equipo poderoso en media pista que no debe olvidar que su mejor versión se ha visto cuando su despliegue defensivo ha propiciado muchas canastas fáciles. Ahí está el reto de Scariolo, conjugar la necesidad de alimentar al iniguable juego interior de España con desarrollar situaciones que permitan descolgarse en el juego a toda pista a los desatados Llull, Rodríguez, Navarro y Rudy (cuando vuelvan). El primer partido de preparación dejó detalles interesantes en este sentido como un Sergi LLull algo más contenido y metiendo más balones interiores que en toda la temporada en el Real Madrid.

USA y los demás... Que el partido de la Final Olímpica de Pekín es una referencia de nuestro baloncesto nadie lo pone en duda, de ahí a convertir ese encuentro en dogma absoluto y reducir el baloncesto mundial a dos equipos media un abismo. La ilusión de medirse a Estados Unidos no debe hacernos olvidar el potencial de otras selecciones, lo difícil que es mantenerse permanentemente en la élite y por qué no decirlo alguna duda sobre si los referentes de esta selección llegarán en plenitud de condiciones a la cita olímpica. Tal y como está la cosa de desatada sonará a sacrilegio lo que voy a afirmar pero creo que mejor le irá a España si piensa que está más cerca de perder contra Rusia, Lituania, Argentina o Francia que de ganar a Estados Unidos.

Es tanto el recuerdo que hay de la pasada final de Pekín que hay una excesiva tendencia a plantear los Juegos Olímpicos en un paseo hasta la Final contra Estados Unidos. Aquel fue un partido excepcional extremadamente difícil de repetir y en que se tuvieron opciones porque España explotó todas las ventajas de jugar sin nada que perder y Estados Unidos jugó con demasiada altanería en defensa para la magnitud del rival. Vender otra cosa es un error. La madurez de este equipo hace pensar que se mantendrán ajenos a esta euforia externa, de lo contrario, seguramente jugaremos contra Estados Unidos, pero a lo mejor no en la Final…

La Lista de Sergio

Martes, 19 Junio 2012

Aún respirando las últimas bocanadas de la extraordinaria final de la Liga Endesa, los Juegos Olímpicos empiezan a abrirse paso en el horizonte con la lista de jugadores españoles que acudirán a la cita en Londres. Aunque la convocatoria no es oficial se da por seguro el único cambio de Sergio Rodríguez por Ricky Rubio respecto al pasado Europeo. Una lista continuista que intentará conseguir para España el único gran título que falta a su baloncesto. (more…)

Simplemente, España

Domingo, 18 Septiembre 2011

España ha revalidado el título de Campeón de Europa de una manera brillante. Está bien detenernos en el “cómo”, porque éste, como todos los equipos de Leyenda no sólo será recordado por los títulos sino por la excelente manera de conseguirlos.

La verdad es que uno pensaba que esta Final destaparía uno de los aspectos menos conocidos de esta generación, la épica. Francia era un rival a la altura, capacidad física, talento y química entre sus mejores jugadores. Un equipo con los suficientes ingredientes para poner en dificultades a España y exigirla al máximo. Craso error el mío porque España tiene la virtud de elevar sus prestaciones según aumenta la importancia del evento y en esta ocasión no ha sido menos.

Tácticamente el partido ha respondido a un patrón extraño para tratarse de una final, ninguno de los dos equipos ha tenido excesivos problemas para anotar en su inicio y en ese perfil  de juego España es imbatible por cualquier equipo Europeo.

Rodillo y resignación. El desarrollo del partido ha seguido un modelo bastante conocido. España se ha adaptado al rival para superarle. El equipo más físico del campeonato, Francia, ha recibido 10 tapones, el equipo que más contraataques había realizado no ha sido capaz de defender el juego de transición español. Visto así, el mensaje es desolador para los rivales que como los galos “reman” con poca fe cuando se ven con el marcador en contra. Por eso fue tan destacable cómo se manejaron los macedonios en la semifinal y por eso es tan meritoria la manera en que España está escribiendo la historia.

Los nombres de la historia. Todos estos héroes merecen elogios sin parar. Navarro y  Pau Gasol son referencias del baloncesto mundial (sí, mundial), Marc Gasol ha realizado su competición más completa con España, pero me gustaría centrarme en algunos nombres que ocuparán menos espacio pero que han tenido su momento decisivo en el partido. Por un lado, José Manuel Calderón, que dio las primeras pistas al equipo demostrando a Parker que admiramos lo bueno que es pero que también sabemos sus debilidades. Después llegó el momento Ibaka, fundamental para el primer arreón de España. Emotivos minutos del congoleño cuya sonrisa es realmente iluminadora. Por último, Víctor Sada, una de mis reconocidas debilidades, prácticamente inédito en el campeonato, pero nuevamente excelente cuando le ha tocado participar.

Y Scariolo. Es justo reconocer el gran trabajo del seleccionador español. La idea general es minusvalorar el trabajo de los entrenadores cuando tienen grandes jugadores. Mi percepción es la contraria. Los grandes jugadores tienden a descubrir la carencia de los entrenadores. Scariolo ha sabido adaptarse al grupo, ha tenido paciencia para perseverar en sus ideas y personalidad para aislarse de las poco argumentadas críticas.

Y ahora. Ahora nos queda disfrutar de este éxito, guardar todas las bellas imágenes que nos ha dejado este Europeo en la memoria y contar los días para que estos muchachos se junten en busca de su reto pendiente, los Juegos Olímpicos. Mientras tanto, GRACIAS a todos ellos y a todos los que estuvieron antes ganaran o no.