Blogs

Entradas con etiqueta ‘’

La verdadera dimensión de Ming

Lunes, 11 Julio 2011

La retirada de Yao Ming deja una cierta sensación a historia inacabada. Las múltiples lesiones, seguramente asociadas a su descomunal tamaño, han marcado la trayectoria de un jugador con muchas más cualidades para dominar el juego que su estatura.

Ming ha sido mucho más que un jugador con un país entero detrás de su espalda, su movilidad para sus casi 2 metros 30 de estatura era admirable y su variedad ofensiva le hacía prácticamente imparable si recibía cerca del aro. Sin embargo, siempre dio la sensación de no ser un competidor excesivamente voraz, como si por momentos se conformase por ser el gran centro de todo un circo mediático y se sintiera cómodo en ese papel de rey Midas asiático. Ming tenía todos los argumentos del juego para dominar pero no supo acompañarlos con una mentalidad adecuada, quizás su papel de icono devoró al Yao Ming jugador.

Mis recuerdos del jugador chino se asociarán al impacto de su llegada a la liga, a la última frontera derribada por la NBA, a su brillante capacidad técnica (bendita utilización de las dos manos para hacer ganchos), a sus duelos con Shaquille O´Neal en la NBA y con Gasol en los Juegos Olímpicos. Pensaré en un jugador tan enorme como sus posibilidades pero limitado por sus rodillas y por esa tímida sonrisa que le hacía presa fácil de los “tiburones” con los que jugaba.

Un buen tipo y algo más…

Jueves, 9 Diciembre 2010

Obviamente no conozco de nada a Derek Fisher, base titular de Los Angeles Lakers pero me cae muy bien. A lo mejor es un ser lamentable, mal compañero, egocéntrico que maltrata psicológicamente a los ‘rookies’. Puede que incluso sea un vago y que su estado físico se lo deba a una genética privilegiada. A las malas incluso podemos decir que juega demasiado y que su rol en el equipo se lo debe a su amistad con Kobe Bryant (reconozco que esto lo he pensado alguna vez).

Lo cierto es que Fisher parece un buen tipo, siempre está pendiente de reforzar positivamente a algún compañero, su actitud en la cancha transmite emotividad y pasión por el juego, motor imprescindible para seguir rindiendo con 36 años y casi siempre ha dado muestras de tener una gran habilidad para llevar a cabo una de las máximas básicas del deporte colectivo, Pensar qué puede hacer él por el grupo en vez del colectivo por él.

Pienso en Fisher cuando veo su canasta ganadora frente a Los Angeles Clippers y le reconozco como un jugador atípico. Estamos ante un jugador de nivel medio en el desarrollo de los partidos y un crack en los momentos decisivos de los mismos. La historia nos ha dejado muchos nombres de infinita mayor calidad que Fisher que no eran capaces de alcanzar su nivel óptimo en los momentos más calientes. El bueno de Fisher que comparte y ha compartido equipo con súper estrellas como Shaquille O´Neal, Kobe Bryant o Pau Gasol (qué bueno poder ponerle en la misma frase con los otros dos) ha realizado tiros ganadores y acciones brillantes en muchos más encuentros de los que su fama merece. Probablemente su camiseta no será retirada por Los Angeles Lakers, desde luego que nunca formará parte del Hall of Fame pero ¿Quién no quiere a un base que permanentemente piensa en los demás, solo tira cuando debe y encima gana partidos cuando nadie lo espera?. Seguramente no está entre los 15 mejores bases de la NBA, pero sus compañeros le cambiarían por muy poquitos, eso es lo importante.

Shaq y “Baby” Shaq

Jueves, 5 Agosto 2010

Ficha Shaquille O´Neal por los Celtics y suena algo raro, quizás porque los mejores años del futuro Sheriff  fueron en Los Lakers o porque todos nos habíamos hecho a la idea de su retirada.

La continuidad de O´Neal en la liga es representativa de varias realidades de la competición Norteamericana. La primera de ellas es su capacidad para encontrar utilidad a jugadores veteranos, algo de lo quizás deberíamos tomar nota en Europa, dónde somos tan dados a la jubilación anticipada. La exhuberancia física de la mayoría de los jugadores de la NBA explica su capacidad para perdurar más en el juego pero también la filosofía de las franquicias es mucho más abierta que en Europa.

 Por otro lado, no debemos olvidar la crisis de jugadores interiores que vive el baloncesto americano, verdadera fábrica de escoltas tiradores (que no metedores), saltarines  y de bases anotadores. Jugadores como Marc Gasol y Tiago Splitter no hubieran sido tan cotizados hace años, aún siendo brillantes jugadores como lo son. Es curioso, en Europa, el denominado “Baby Shaq“, Sofocles Schortsianitis, está siendo ofrecido a muchísimos equipos que están, de momento, descartando su contratación. Curioso cuando menos que nadie se atreva a dar el paso con un jugador que sintiéndose importante marca diferencias. Sus muchos kilos y sus altas exigencias explican este hecho. Quien apueste por él y sepa ganar su confianza hará un gran fichaje.

La respuesta a los Heat. La última arista del fichaje de Shaquille por los Celtics es el deseo de los actuales subcampeones de responder al trío mágico de Miami. En Florida pensarán que O´Neal no fue capaz de ayudar a Cleveland a ser campeón y en Boston se frotarán las manos pensando qué jugador de los Heat será capaz de defender al histórico pívot los 20 minutos que puede estar en el campo. La clave estará en que el equipo tenga la suficiente madurez e inteligencia para saber explotar a Shaquille los minutos que esté en campo. Bajo ese punto de vista Boston parece el mejor sitio posible y la última esperanza del “Perro Grande” de llenar una mano con anillos de campeón.

Draft 2009: Apuntes

Viernes, 26 Junio 2009

Anoche se celebró el Draft 2009. El modélico sistema de elección de jugadores de la NBA ocupaba apenas unas líneas en Europa hace unos años, ahora se retransmite por televisión, se comenta on-line y es portada en muchos medios digitales. Estas son mis reflexiones sobre lo sucedido esta noche.

.- Insisto, amplísima cobertura mediática. Como continue la fuga de jugadores españoles a la NBA, dentro de poco la ACB ocupará el mismo espacio en los medios que tiene ahora la liga LEB.

.- Ricky, número 5, a Minnesota que elige otros dos bases en el Draft. Minnesota no tiene entrenador todavía. Me da que el base continuará en la penya este año. Aunque fuera en el 8, la opción de los Knicks era ilusionante.

.- Nadie habla de las consecuencias de este draft para Marc Gasol. Memphis elige a Thabeet, un pívot intimidador. Huele a traspaso de Marc este año o al siguiente. En el tiempo que ambos jugadores convivan se observará la diferencia entre un jugador formado y que entiende el juego y uno por hacer que únicamente destaca por su capacidad atlética. El primero es Marc, por supuesto.

.- Sergio a Sacramento. Cambia 15 minutos en un equipo al alza y ganador por X minutos en un equipo perdedor que tardará años en jugar Play Offs. Salvo que la X sea alrededor de 25 minutos y le permita revalorizarse en la competición, no comparto el optimismo generalizado con este cambio.

.- Víctor Claver. Portland repite maniobra como hiciera con Batum, Sergio o Rudy. Víctor tiene condiciones para jugar allí pero no acumula mucha experiencia competitiva aún. Un par de años jugando con continuidad serían su mejor aval para aterrizar en la NBA.

.- Sergi Llull elegido por Denver, traspasados sus derechos a Houston. No desperdiciaría la idea de ser entrenado por Messina y apuntarse al nuevo proyecto madridista. La NBA puede esperar. El jugador balear tiene condiciones muy del gusto del espectador americano pero en los dos años que permanecerá aún en Europa debe alcanzar la regularidad de los más grandes.

.- Vince Carter a Orlando, Richard Jefferson a San Antonio, Shaquille O´Neal a Cleveland. Empieza la lucha por el anillo.

Apuntes del All Star

Viernes, 13 Febrero 2009

Incluso para los nostálgicos que añoramos los “All Star” de los 80 y 90 donde el talento aún mandaba sobre los músculos y donde cada partido dejaba un detalle para el recuerdo. La cita de este año de Phoenix tiene el interés de que será la más española de la historia y la indudable calidad de, sobre todo, los quintetos titulares de cada conferencia.

Estas son algunas de mis impresiones previas a uno de los eventos  con mayor trascendencia mediática del año

Rudy deberá buscar en su imaginación algo que le permita competir con la capacidad atlética de sus rivales en el concurso de mates. Seguro que nos sorprende pero que ganara daría mucho, pero que mucho dinero en una hipotética quiniela. (no tiene que ver mucho con el All Star pero sigo inquieto con la especialización de Rudy como triplista. A día de hoy ha lanzado 252 tiros de tres y 150 de dos puntos)

Cuántos tiros hará Marc Gasol en el partido de rookies? Seguro que la madurez de Marc hace que lo lleve con resignación pero jugar un partido que se supone que es una fiesta y compartir equipo otra vez con O.J Mayo ya es mala suerte
Me gustaría que Shaquille O´Neal tuviera una actuación destacada. Está haciendo una más que digna temporada y seguro que lucha por ser el MVP del Partido de las Estrellas a modo de homenaje a la afición de  su ¿penúltimo equipo?.
Nowitzki, Parker y Gasol en el mismo equipo, tres de los mejores jugadores europeos de los últimos tiempos. ¿Para cuándo un Estados Unidos-Resto del Mundo? Lebron, Wade, Kobe, Howard, Duncan o Iverson contra Parker, Ginobili, Gasol, Yao Ming, Nowitzki entre otros muchos. Partidazo seguro.
Phil Jackson dirigiendo otro All Star. Admito que es bueno, muy bueno, que ha ganado muchos títulos pero a veces parece que pasa de todo en el banquillo. Si eso es así en un partido oficial, imagino que no tendrá ninguna gana de dirigir al Oeste.
No espero mucho de Pau Gasol en este partido, seguro que nos deleita con acciones marca de la casa pero creo que su guerra es otra. LLeva jugando más de 40 minutos los últimos partidos y le viene bien cargar las pilas para la segunda mitad de la temporada donde los Lakers deben defender su primer puesto y conseguir llegar con ventaja de campo en todas las eliminatorias de Play Off.  No apostaría por él como candidato a MVP, entre otras cosas porque, a diferencia de alguno de sus compañeros, él no jugará con ese objetivo.

El final del Perro Grande

Viernes, 12 Septiembre 2008

Shaquille O´Neal ha anunciado su retirada para el final de la temporada 2010. Entonces contará con 38 años y pasará a la historia como uno de los mejores pívots de la NBA.

Confieso que más de una vez he utilizado una de sus más famosas aseveraciones en sus famosas guerras dialécticas con Kobe Bryant.  Aquella frase de “si el perro grande no come, el perro grande no muerde” ha sido una de mis coletillas en los distintos equipos de formación en unos tiempos donde el baloncesto se mueve en una etapa poco agraciada para los jugadores interiores.

El gigante pívot de los Suns siempre ha demostrado mucho más ingenio fuera que dentro de la cancha, pero su descomunal fortaleza y habilidad para mover su mastodóntico cuerpo le bastó para dominar la liga en sus años de plenitud. En los últimos años O´Neal ha sufrido el lógico desgaste de un cuerpo enormemente castigado con más de 1.000 partidos a sus espaldas pero siempre he tenido la sensación de que ha sido infrautilizado tanto en su última etapa en los Miami Heat como en Phoenix Suns.

A veces me cuestiono por qué Shaquille O´Neal ocupa un lugar tan preferente en mi Olimpo baloncestístico. Técnicamente es un jugador limitado, con enormes problemas para finalizar con su mano izquierda, carente de un movimiento representativo que le igualara con otras leyendas y  sólo el paso de los años y su convivencia con Phil Jackson hicieron que mejorara su capacidad para entender el juego y, en especial su habilidad para asistir a sus compañeros. Además, ha tenido el dudoso honor de poner a prueba a todos los supuestos especialistas en mejorar su eficacia en los tiros libres, algo que nadie ha conseguido y que hacen de él probablemente uno de los cinco peores tiradores del mundo.

A pesar de todas estas carencias nunca he visto un jugador tan absolutamente imparable como la mejor versión de “Shaq”.  Sus limitaciones técnicas no escondían una gran habilidad para sacar partido de sus condiciones físicas, a las que fue dotando de pequeños trucos con el paso de los años. Si el exuberante O´Neal de sus primeros años en la Liga se dedicaba a romper tableros y mover más de 150 kilos con una soltura asombrosa, el Shaquille de los Lakers se volvió más selectivo a la hora de utilizar su poderío, pero dotó a su juego de nuevas habilidades que le hicieron el mejor jugador de ese momento.

Como buen admirador de Shaquille O´Neal siempre he sido esquivo a admitir su declive y, aunque es evidente que un jugador tan dependiente de su físico es muy vulnerable al paso del tiempo, estoy convencido que, bien dosificado, aún puede ser un jugador importante en la NBA y, por qué no,  añadir un nuevo título a su ya excelso palmarés. Al Perro Grande aún le queda algún mordisco.