Blogs

Entradas con etiqueta ‘Ukic’

Velickovic y Eliyahu

Martes, 24 Noviembre 2009

Llamados a ser dos de los grandes protagonistas de la ACB, Velickovic y Eliyahu viven momentos radicalmente distintos. Ambos son jóvenes y talentosos pero mientras el serbio del Real Madrid es el hombre de moda en la ACB, el israelí no encuentra su sitio en el Caja Laboral.

No hay término medio en Vitoria con Ivanovic. O te adaptas rápido al método del técnico montenegrino o los días pasarán tremendamente largos. Eliyahu, a día de hoy, está muy cerca de unirse al club de  los Ilyasova, Vázquez, Ukic, Planinic o Lakovic, todos ellos jugadores de primer nivel de los que el técnico del Caja Laboral no consiguió extraer el mejor rendimiento. Hay varios factores en contra del jugador israelí. El primero de ellos es que es bastante difícil hacer cambiar la visión de Ivanovic con la temporada en marcha y el segundo es la omnipresencia de Teletovic en campo. Cada minuto sin Teletovic en campo es un dolor de cabeza para Ivanovic de la misma forma que lo era estar sin Prigioni. Solo hay una opción para Eliyahu, que su capacidad mental, su carácter y su indudable talento le hagan dar la vuelta a la situación. De su talento no hay duda, de su mentalidad, sí.

Velickovic vive cuesta abajo. Está en estado de gracia y eso que Messina le aprieta desde la rueda de calentamiento, pero el serbio aguanta, traga y, sobre todo, escucha (cualidad en desuso, por cierto). Titubeó en los primeros encuentros y está deslumbrando en las últimas semanas. Sabe jugar de cara y de espaldas, es aplicado en defensa y tiene recursos para cada situación que se le plantea. La estructura de juego del Real Madrid es exitosa gracias a la capacidad de entender el juego de sus jugadores y a la mentalidad altruista que Messina ha instaurado. El pase extra ha pasado de ser un concepto residual en los medios de comunicación a usarse de manera abusiva gracias a la brillantez del juego colectivo madridista. Velickovic encaja perfectamente en este equipo porque es talentoso, hábil, intenso y, sobre todo, un brillantísimo pasador.

El suplente de Prigioni

Mircoles, 20 Mayo 2009

Tau y Barça ya están en semifinales. A pesar de sus apuros en los primeros partidos, los dos mejores equipos de la ACB avanzan de manera firme hacia un nuevo duelo por un título como sucediera en la Copa del Rey y la Euroliga. Ahora mismo, cualquier final que no enfrentara a estos equipos podría calificarse de gran sorpresa.

El Tau aplastó a un Iurbentia Bilbao al que hay que reconocerle su brillante trayectoria de las últimas campañas. Los de Ivanovic presentan en estos play offs el enésimo base suplente de Prigioni. El base suplente de Prigioni es ya un clásico de nuestra liga, cada final de campaña el Tau acude al mercado intentando encontrar una alternativa al genial base argentino. Cada temporada parecen dispuestos a hacer un esfuerzo por no depender tanto de la genialidad del bueno de Pablo, y lo cierto es que cada año la figura de Prigioni se hace más imprescindible en el Tau. El nuevo aspirante a jugar más de 10 minutos por partido se llama John Lucas y, de momento, está dando un buen rendimiento. Antes que él han sucumbido Planinic, Ukic, Shakur, Ilievski y alguno más que seguro me olvido. Sólo Calderón supo imponerse a la capacidad de dirección, inteligencia y carácter competidor de Prigioni que le ha hecho ganarse la máxima confianza de Ivanovic al que le muda la cara cada vez que el internacional argentino no está en la cancha.

Prigioni y el Tau esperan rival del ganador del Real Madrid-DKV Joventud. Los de Joan Plaza no consiguieron igualar la intensidad de los verdinegros en el segundo partido y acudirán con más presión al tercer partido. El Real Madrid está recuperando para la causa a jugadores como Massey y Winston que pueden ser muy útiles para contrarrestar los momentos desenfrenados de la Penya.

El otro duelo sin decidir es el Unicaja-Kalisse Gran Canaria. Los canarios desaprovecharon una oportunidad de oro y deberán hacer un gran esfuerzo mental para repetirse que nada está perdido y que la mayor presión la tiene un Unicaja donde Cabezas, con su canasta decisiva, sumó algunos euros más a su renovación.

Prigioni, ¿el último base?

Lunes, 29 Septiembre 2008

El Tau Vitoria ha obtenido su cuarto título consecutivo en la Supercopa ACB, una competición atractiva que se va quitando, poco a poco, el sabor de torneo de pretemporada.

Mucha parte de culpa de este éxito la tiene Pablo Prigioni, justísimo MVP de la final y que demostró, una vez más, que es uno de los mejores bases que actualmente juegan en Europa.

Los cambios más significativos en el baloncesto de los últimos años vienen marcados por dos aspectos esenciales. Uno de ellos es la apuesta de la mayoría de equipos por jugar con practicamente un solo jugador interior y otro pívot versátil con capacidad para abrir el campo con sus lanzamientos exteriores. El otro detalle significativo es la dificultad para encontrar directores de juego con una gran capacidad para un entendimiento global del juego, anulados por la explosión de los bases jugones, hábiles en el uno contra uno y en el “pick and roll” pero con una cuestionable toma de decisiones.

Prigioni representa la mejor versión del añorado director de juego y eso que sus comienzos en España nos presentaban a un base rápido, con buen físico pero con una tendencia exagerada de jugar para él mismo. Ese cambio en su mentalidad, en reconocer que su principal misión es determinar en cada momento qué es lo que necesita su equipo de él transformó al base argentino de un jugador de segunda fila a un jugador absolutamente determinante en nuestro baloncesto.

El Tau ha conquistado su cuarta Supercopa consecutiva con cuatro entrenadores distintos pero con el mismo director de juego en cada caso. Prigoni compitió de tú a tú con Calderón e hizo parecer mucho peores de lo que son a Ukic y Planinic. Por el mismo camino parece ir su actual compañero de puesto Mustafa Shakur que, si fuera inteligente, no sólo debería sacar provecho de los minutos que juega sino tomar buena nota en el banquillo de todo lo que ofrece Prigioni. Si no lo hace, su paso por la ACB me temo que será efímero.

Pívots, pívots, pívots

Lunes, 18 Agosto 2008

Hizo bien España en revelarse ante lo que estaba sucediendo en el campo. Si el partido hubiera transcurrido como los diez primeros minutos, nuestra selección hubiera empezado a tirar por la borda parte del prestigio acumulado en los últimos tiempos.

El demoledor parcial de 83 a 25 en los últimos 30 minutos del partido puso las cosas en su sitio y dio sentido al principal objetivo que debían buscar los nuestros en el partido, la recuperación de sensaciones positivas para afrontar de la mejor manera el momento decisivo de la competición.

Es difícil valorar este tipo de encuentros entre rivales de tan distinta entidad pero los antecedentes de España en los Juegos Olímpicos hacían necesario que todos nos reencontráramos con la mejor versión del combinado de Aíto García Reneses que, habilmente, hizo múltiples guiños a sus jugadores más necesitados de autoestima durante todo el encuentro.

Ahora llega Croacia, y eso será otra historia. El equipo balcánico es el paradigma de la irregularidad pero tiene talento de sobra para complicar enormemente el partido a España. España es muy superior en el juego interior, donde los Gasol y Reyes se antojan demasiado poderosos para el, aún tierno Barac y el todoterreno Banic (una debilidad personal). La clave, por tanto, será que nuestros jugadores exteriores muestren un mayor grado de estabilidad de la mostrada hasta el momento y sean capaces de limitar la capacidad en el juego uno contra uno de los Popovic, Ukic, Planinic y Tomas.

Además, creo que España debe echar un ojo a cómo Argentina logró sacar literalmente del campo a los croatas. Los argentinos que, junto a los griegos, van poquito a poco alcanzando su mejor nivel a medida que se acerca la fase decisiva del campeonato llevaron el partido a un terreno muy físico y castigaron sin remedio a los croatas en situaciones cercanas al aro, en especial aprovechando la ausencia de un tres alto en el equipo balcánico. Es un buen partido, por tanto, para que tanto Mumbrú como Jiménez logren provocar situaciones de ventaja en el poste bajo para que sus compañeros se puedan beneficiarse de esa labor y para que todos los tiros exteriores vengan generados por el trabajo en situaciones cercanas al aro.

Si España juega con equilibrio en ataque empezará a ganar el partido. En unos Juegos Olímpicos que vuelven a demostrar que el baloncesto cada vez se juega menos en el poste bajo y más en los bloqueos directos, nuestra selección debe decantar el partido desde los pívots y matarlo con los jugadores exteriores. Intentarlo de otra manera puede ser empezar a preparar el viaje de vuelta.