Blogs

Entradas con etiqueta ‘Victor Claver’

Rebeldes y resignados

Viernes, 17 Octubre 2014

¿Y a ti quién te gusta más, Campazzo o Draper?, me preguntaron el otro día. Pues hombre, igual pagaría algo más por una entrada para ver al talentoso base argentino pero creo que, en caso de jugarme un título, a día de hoy  apostaría por Draper. Y no es que crea que Campazzo no pueda tener una buena contribución en el Real Madrid y tenga capacidad para hacerse un hueco en el equipo (de hecho me parece mejor incorporación ahora que cuando se anunció) sino que Draper tiene una solidez y experiencia de la que hoy carece Campazzo.

Campazzo acaba de aterrizar y habrá que ver cómo maneja los minutos Pablo Laso con él. Sin duda, parte en desventaja con Llull y Rodríguez pero, por el momento, tiene bien claro que la única manera de hacerse un hueco es jugando con atrevimiento en ataque y exprimiéndose al máximo en defensa donde está realizando un esfuerzo muy generoso. Su evaluación llegará dentro de unos meses, cuando habrá que ver si es capaz de ofrecer mucho en poco tiempo, el eterno reto de los suplentes, y si el papel secundario que se le supone acaba consumiendo la energía que parece transmitir ahora mismo.

El primer partido de Draper en la recién comenzada Euroliga pone en perspectiva el nivel del jugador, la calidad de los dos bases que le cerraban el paso en el Real Madrid y también el tremendo reto que debe asumir el hombre que hereda su rol en el Real Madrid, Facundo Campazzo. Draper era el máximo exponente de unos criterios de rotación de Pablo Laso que parece haber abandonado este año. Esa rotación permitía participación en el puesto de base a tres jugadores pero no logró crear una verdadera competencia en el puesto porque los minutos de Llull, Rodriguez y Draper parecían predefinidos antes de cada partido.

Lo cierto es que el famoso tercer cuarto donde jugaba el base “croata” solían ser 10 minutos de buen baloncesto del Real Madrid. De Draper me admiró la capacidad para asumir este papel y me hubiera decepcionado que, en el caso de que el club hubiese querido, continuara en el Real Madrid. De haber aceptado esa situación hubiera significado una especie de resignación incompatible con la “rebeldía” que debe ayudar a la evolución de cualquier jugador profesional.

También rebelde y valiente fue la decisión de Víctor Claver de intentar triunfar en la NBA. Una vez realizada esa apuesta, desespera comprobar su falta de coraje y su resignación para intentar buscar nuevos horizontes. En los que se suponen deben ser los mejores años de su carrera, Claver apenas participa en los partidos de pretemporada con los Blazers. Cada minuto que pasa destierra el debate por ver si es un “tres” o un “cuatro” y deja paso a uno nuevo sobre si podrá ser de nuevo aquel jugador que, sobre todo, destacó en el Valencia de Pesic.

Ricky y Claver

Jueves, 21 Agosto 2014

Camina España en estos partidos de preparación con ese ánimo despreocupado de los equipos que tienen claras sus posibilidades y cuando comienza lo verdaderamente importante. El hecho de disputarse la mayoría de los partidos en “casa” propicia que el equipo se vea en la responsabilidad de “apretar” un rato cada partido, y ese tiempo  suele ser suficiente para marcar diferencias con los rivales, incapaces de aguantar especialmente la calidad en el juego interior de la selección.

Uno de los aspectos que me parece más interesante es la búsqueda del ritmo o de los ritmos de juego más adecuados para este grupo de jugadores. La importancia del juego interior no debe llevar a ese ritmo tan pausado y espeso que muestra el grupo en determinados momentos. Quizás uno de los puntos pendientes será aprovechar la superioridad en el rebote para intentar generar más en situaciones de llegada que aumenten las opciones de anotación de España.

Siempre he prestado atención al manejo de los tres bases por parte del seleccionador y a cómo se organiza el equipo en torno a ellos. Las actuaciones de Ricky Rubio empiezan a deslizar de manera constante la peor sensación posible que se puede tener sobre un jugador, la intrascendencia. Evidentemente, el jugador de los Timberwolves no es un cualquiera y atesora condiciones de sobra para formar parte de este grupo. Es un titular indiscutible en la NBA pero quizás, solo quizás, resultaría más productivo para el equipo si alguien le recordara cuales son las cualidades que tiene que más pueden aportar al grupo y que le diferencian de sus compañeros de puesto.

Con Ricky me pasa como con Rudy Fernández, su mejor versión siempre me ha parecido la de aquella Penya de Aíto (reconozco que la primera temporada de Rubio en el Barcelona fue excelente). Ahora, camino de cumplir 24 años, queda bastante poco de aquella alegría y despreocupación que transmitía, incluso su actividad en la pista es menor. Para gustos, los colores, pero yo preferiría que Ricky se equivocara mucho más por atreverse a hacer más cosas y no mostrara una versión tan rígida.

Otro jugador que siempre me despierta curiosidad es Víctor Claver. Pertenezco al grupo de los decepcionados con su carrera pero que mantiene esperanzas en que pueda ser un jugador muy útil e importante para cualquier equipo…. europeo. Claver, como Rubio se está viendo muy penalizado por su falta de acierto en el lanzamiento exterior pero tiene condiciones, que, a priori, pueden resultar muy útiles en un campeonato largo. Está mostrando mucha solidez en defensa y eso ayudará frente a aleros altos y pívots que jueguen abiertos (dos agujerillos defensivos del equipo). Eso sí, para demostrar esas cualidades deberá superar una asignatura que todavía no ha salvado, ser capaz de rendir a buen nivel teniendo poca continuidad en pista. Veremos.

Preparados, o casi

Martes, 27 Agosto 2013

Pues sí, España está lista, o eso parece, aunque la verdad siempre he pensado que estos partidos de preparación son sólo eso, meros fuegos artificiales que sólo deben servir para detectar carencias, aprender a camuflarlas y reconocer aquellos aspectos que más dañan a los rivales.

Por eso, más allá de aventurarnos sobre futuros éxitos o elucubrar sobre posibles rivales prefiero plantear el análisis sobre España pensando en cómo se están definiendo los roles de los distintos jugadores, quién ha ganado espacio desde el comienzo de la preparación, quién parece haber perdido protagonismo y cómo está organizando el seleccionador, Juan Antonio Orenga el juego del equipo.

La sensibilidad que está mostrando Orenga por intentar implicar a los tres bases en el juego de la selección es reseñable. Es cierto que esa decisión limita los minutos a jugadores como Rudy Fernández, Sergi Llull o Fernando San Emeterio pero la medida se está justificando por el rendimiento de Calderón, Rodríguez y Rubio, éste último fundamental por los “cambios de ritmo defensivos” que imprime a los partidos. Eso sí, Orenga rota y rota pero, a día de hoy, tiene claro con quién se quiere jugar los minutos decisivos de los partidos y Sergio Rodríguez está respondiendo con nota.

Los “Hormiguitas”. Hay dos jugadores que están consolidando su aportación con el paso de los partidos y que parecen muy cómodos en el papel que tienen que representar. El primero de ellos es Alex Mumbrú cuya experiencia es muy útil en momentos determinados de los partidos así como su capacidad para jugar en el poste bajo. Dado que ni Aguilar ni Claver están tirando la puerta abajo (ni mucho menos) no es nada descartable que le veamos jugar de “cuatro” en momentos puntuales. El otro jugador que me gustaría destacar es Xavi Rey. No es fácil ser el suplente de Marc Gasol, sobre todo de esta versión tan excepcional del jugador de los Grizzlies que, incluso jugando contra Francia, se muestra tan descaradamente “abusón”. Rey cumple perfectamente con lo que se espera de él, solidez defensiva, trabajo cerca del aro y buena calidad en los bloqueos y además tiene la virtud de “engancharse” rápidamente a los partidos. Claro, no es Ibaka ni Pau Gasol pero el peso de las ausencias no debe evitarnos ser justos y ponderar a tipos que más allá de componentes estéticos demuestran oficio y sentido colectivo.

No merece tanto elogio Víctor Claver aunque tampoco ensañamiento y juicios desmedidos. El jugador valenciano no acaba de encontrar un buen nivel de manera constante. Su aventura americana no le ha servido para corregir la excesiva dependencia que supone para su rendimiento el resultado de las primeras acciones que realiza. Si Claver entra con buen pie en los partidos parece que redobla su energía y encuentra impulso para exhibir sus magníficas condiciones. Por el contrario, si no tiene acierto en sus primeros minutos vuelve el jugador cabizbajo y lleno de dudas tan frecuente en el equipo nacional. Es lógico dudar de Claver pero aún está a tiempo de identificar este Eurobasket como una gran oportunidad para reivindicarse y consolidarse en una selección en la que siempre ha tenido un papel muy secundario. Yo no pierdo la esperanza.

Claver, el precio de un sueño

Viernes, 9 Noviembre 2012

Estoy absolutamente convencido de que la etapa de Víctor Claver en Valencia había tocado a su fin. Asentado como un jugador importante del equipo, sin embargo, no había logrado “romper” con continuidad en el jugador que se suponía dadas sus condiciones. Su última temporada fue inferior a la anterior y su presencia en el equipo nacional en los últimos veranos habían contribuido más que nada a aumentar la confusión sobre las verdaderas posibilidades de un jugador llamado junto con los LLull, Rodríguez, Rudy, Marc Gasol, Suárez y compañía a perpetuar el máximo nivel en el que ha situado a nuestro baloncesto la generación del 80.

El fichaje de Víctor Claver  por Portland Trail Blazers parecía a priori una buena oportunidad para intentar dar la vuelta a esa tendencia que conducía al jugador valenciano hacia un peligroso estancamiento. Un nuevo equipo en otra ciudad, en una liga muy distinta que cumplía el sueño de casi todos los jugadores de conocer de cerca la NBA. Desde el principio, no obstante, hubo en su fichaje una sensación que mezclaba una verdadera apuesta deportiva con cierto aroma a huida. El comienzo de temporada de la NBA ha servido para corroborar que el camino del internacional español no será nada fácil y que tendrá que pelear mucho para conseguir minutos de juego imprescindibles para seguir evolucionando y para demostrar que puede tener sitio en la competición. La última versión de Claver, ya lejana, mostraba a un jugador con dudas, con capacidad para hacer muchas cosas de manera correcta pero con mucha dificultad para hacer algo de manera excepcional. Probablemente todo haya sido una cuestión de expectativas y muchos, entre los que me incluyo, hayamos aventurado demasiado pronto cualidades excepcionales sin haberse visto reforzadas por una mentalidad competitiva más pronunciada.

En cualquier caso, es inevitable mirar con preocupación la situación de Claver porque siempre ha dado la sensación de ser un jugador con un potencial enorme. Su edad y sus condiciones nos obligan a mirar el futuro con optimismo incluso sabiendo que su situación actual pondrá a prueba su carácter y su fortaleza mental, quizás los aspectos en los que más dudas ha generado hasta el momento. De momento, hace bien en intentar vivir su sueño mientras éste no le aleje cada vez más de la realidad. Mucho ánimo para él.

Rafa, Víctor y.. Nemanja

Lunes, 28 Mayo 2012

Rafa Martínez y Víctor Claver forman una de las mejores parejas exteriores titulares de toda la Liga Endesa. Dos jugadores con buena capacidad física y que, a pesar de su diferencia de edad, comparten muchos partidos de máximo nivel en su club. Aparte de estos dos aspectos, es díficil encontrar alguna similitud más  entre ellos. Las diferencias entre Martínez y Claver van mucho más allá de la distinta posición que ocupan en el campo y vienen fundamentalmente determinadas por su manera de afrontar la competición. Quizás, sólo quizás, sus distintas trayectorias han determinado lo que son ellos actualmente.Siempre que pienso en jugadores “competitivos”, Rafa Martínez viene pronto a mi cabeza. Su ascenso hasta la élite de nuestro baloncesto ha sido ganado metro a metro (o pulgada a pulgada para los devotos del famoso discurso de Pacino en ‘Un Domingo Cualquiera’), nadie le ha regalado nada y antes de luchar por el título de la competición ha jugado muchos partidos por salvar la categoría. Rafa decidió hace mucho que su época de comparsa había terminado y que no dejaría que el azar tuviera un papel importante en su trayectoria deportiva. Por eso, cuando el partido se aprieta y cuando cada fallo pesa más en la cabeza no tiene miedo en participar, en crearse sus tiros y en auxiliar a su equipo. Un jugador de primer nivel que tiene el plus de su buena mentalidad para el trabajo defensivo. (more…)

“Matar” al veterano

Viernes, 24 Febrero 2012

Pasada la Copa del Rey, anda uno repasando las imágenes que nos dejó la cita de Barcelona y empezando a imaginarse como será el resto de la temporada. Además, no olvidamos que es año Olímpico y la especial ilusión que nos hace la próxima cita en Londres. Empezamos a elucubrar con posibles candidatos para formar la selección nacional y cuesta encontrar alguna aparición rutilante que cuestione el grupo de 15 ó 16 candidatos que se manejan en los últimos tiempos. Dos reflexiones sobre esto, los que están son muy buenos y tenemos que disfrutar al máximo lo que nos queda de alguno de ellos porque el futuro, en este caso, no va a ser mejor.

Pero más allá de quién forme el grupo final, que tiempo habrá para analizarlo, pienso hasta qué punto se ha valorado y se valora la trayectoria de determinados jugadores veteranos que han sufrido demasiado desgaste mediático por el mero hecho de llevar mucho tiempo en la élite. Estamos en un país con demasiada tendencia a cansarnos pronto de determinadas caras y todos ( repasando alguno de mis escritos me incluyo) quizás realizamos aseveraciones demasiado categóricas sobre jugadores que merecen mucho más respeto por conseguir lo más difícil de esta profesión, mantenerse durante mucho tiempo en el máximo nivel.

Tengo la sensación de que además, en muchos casos, no hemos hecho un gran favor a los jugadores llamados a reemplazar a estos veteranos ya que les hemos  ponderado mucho más por el mero hecho de representar la novedad  que por verdaderos méritos deportivos. Hay varios ejemplos representativos, me centraré en un par de ellos.

- “Los tres de España”. Pienso en Carlos Suárez, Víctor Claver, Alex Mumbrú, Carlos Jiménez y, aún en menor medida, en Rabaseda. Me alegró muy especialmente el partidazo de Carlos Suárez en la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Desde que le conozco siempre me ha parecido un jugador extraordinariamente competitivo, no recuerdo en su etapa de formación un partido de máxima importancia en el que no rindiera al máximo. Sin embargo, en muchos momentos de estas temporadas no ha mostrado ese deseo de ser protagonista de un partido como lo hizo en Barcelona, su presencia fue decisiva en los dos lados del campo. A Carlos Suárez y Víctor Claver les lanzamos entre todos como relevos de los ya curtidos Mumbrú y Jiménez. En esa “campaña” probablemente pecamos de injustos relativizando la aportación de éstos. La verdad es que ni Claver ni Suárez han tenido un rendimiento tan constante como para afirmar con rotundidad que “han retirado” a Mumbrú y Jiménez que, sobre todo en el caso del primero, vienen realizando una temporada excepcional. La presencia de Suárez y Claver en el equipo nacional es muy necesaria para que vayan teniendo más experiencias que puedan ayudar en los diferentes procesos de transición en el equipo nacional pero debemos ser más exigentes con jugadores de su enorme capacidad, que la tienen. Creer en ellos no significa “matar” a veteranos para que se les haga hueco sino exigirles que realmente muestren que son superiores a ellos.

Felipe y Nikola. El caso de Mirotic y Felipe Reyes tiene el interés añadido de que además comparten equipo. La irrupción de Mirotic pareció descentrar en algún momento a Felipe Reyes. El jugador de origen montenegrino es un talento superior de aquellos que pueden marcar una época. Sin embargo, las ganas que tenemos de “más Mirotic” no deben hacernos caer en la injusticia de no valorar en su justa medida a Reyes. La temporada del capitán del Real Madrid sólo puede calificarse de fantástica. Ante la irrupción de Mirotic ha hecho lo más beneficioso para él, para su equipo y para su compañero de puesto, competir como un animal y “marcar distancias” con el aún inexperto Mirotic en los aspectos del juego dónde es superior. En ese rebote ofensivo que no pelea Niko, aparece Reyes; cuando Lorbek castiga con dos triples porque Mirotic hace ayudas demasiado largas, ahí está Felipe para cortar esa sangría; cuando el partido está más en el barro que para pasos de ballet siempre está Don Felipe Reyes. A todos nos gusta ver acciones plásticas técnicamente o demostraciones de exhuberancia física pero no debemos dejar de ponderar los mensajes actitudinales de muchos jugadores. Felipe Reyes quiere jugar los Juegos Olímpicos y seguir teniendo protagonismo en el Real Madrid, quién no quiera que sea así, que demuestre lo contrario, en el campo, por favor.

Preguntas sin respuesta, o con ella…

Martes, 14 Diciembre 2010

¿Por qué el Real Madrid está en estado de permanente sospecha?. Líderes en la ACB, practicamente clasificados para el Top 16 de la Euroliga pero incapaces de quitarse de encima esa sensación de que todo podía ser mejor de lo que es. El equipo está mejorando, los progresos en la circulación de balón son notables y el esfuerzo defensivo está empezando a definir la identidad del equipo. Pero poco se habla de esto, siempre hay algo que va mal que tapa los aspectos positivos. Curioso fenómeno sin duda. El Real Madrid ha perdido el control sobre sus altavoces.

-¿Es verdad que ha resucitado Pesic a Claver?. Pesic ha conseguido buenos resultados desde que se ha incorporado al Power Electronics Valencia. El equipo ha obtenido victorias de mérito y destaca la aportación de Víctor Claver. El alero valenciano está acertadísimo en el tiro y se ha convertido en un referente ofensivo de su equipo. Claver juega con una confianza ilimitada y se nota en sus acciones. Convendría sin embargo que no utilizara su acierto en el triple para limitar su aportación cerca de la canasta. Su número de rebotes por partido sigue siendo pobrísmo.

- ¿Qué pasa en Málaga? Desde mi profunda admiración al maestro Aíto. Mi opinión es que el equipo no está preparado para asumir las amplias rotaciones que siempre han caracterizado a los equipos del técnico madrileño. La actividad en el juego no se corresponde con el número de jugadores empleados y hay jugadores que precisan de mayor continuidad para desarrollar su talento. Creo que el grupo mejoraría volviendo a una rotación más “ochentera” (si se permite el término) con dos bases-tres exteriores y tres interiores. Con la mejora consolidada sería más fácil introducir a más jugadores.

- ¿Qué representa Navarro para el Regal Barcelona?. Son ya varios partidos sin el escolta internacional. Los suficientes para aseverar que estamos ante un factor diferencial de primer orden. Sin Navarro el Barça está entre los 10 mejores equipos del continente. Con Navarro es el mejor equipo de Europa.

- ¿Tiene España seleccionador?. Ando un poco perdido, creo que no soy el único. ¿Está pendiente todo de una reunión entre Sáez y Scariolo?. ¿Si se confía en Scariolo no hubiera ayudado más una ratificación pública después del pasado Campeonato del Mundo que acallara los rumores?. ¿No estará esperando el Presidente de la FEB a que acabe la temporada para ver qué entrenadores hay disponibles?

- ¿Qué ha aportado el alejamiento de la línea de tres puntos?. Pues eso, ¿Qué ha aportado?

Error, cambio

Lunes, 27 Septiembre 2010


Admitiré que no pensaba que el Real Madrid ganara al Regal Barcelona en las Semifinales de la Súpercopa. Un equipo hecho con la mejor plantilla de Europa frente a otro equipo nuevo con todo por hacer. Eso sí, la amplísima derrota del equipo de Messina fue una decepción por la falta de orgullo que mostró el equipo, empeñado en tirar los partidos contra el Barça en cuanto los catalanes sueltan el primer arreón.

El título del Barça significa que los de Xavi Pascual están preparados para todos los retos y con el cuchillo entre los dientes para recuperar el trono de la ACB. Por lo visto en Vitoria, el resto de candidatos tienen muchísima tarea por delante.

- Messina y la impaciencia. El técnico italiano está olvidando la importancia de crear un grupo y establecer unos roles. El partido del viernes daba para ello pero debería reflexionar sobre la conveniencia de perpetuar la dinámica error-cambio. De esta manera no logrará la confianza de los jugadores ni que estos refuercen la autoestima. Hay un grupo de jugadores jóvenes que necesitan mayor estabilidad y saber a lo que atenerse para progresar. Los recursos que se convierten en norma no suelen llevar a nada.

- La línea de tres y los espacios. No es sorprendente que los porcentajes no empeoren sensiblemente, la línea está más lejos pero hay más tiempo para lanzar porque los espacios a defender también se amplían. En el caso del Real Madrid es un grandísimo problema. Jugar con Velickovic-Reyes y Tomic juntos hace el campo pequeño. Reyes y Velickovic pueden anotar desde el 6,25 pero tienen más problemas en el 6,75. Si Messina utiliza a Velickovic de “Tres”, la presencia en el campo de Garbajosa parece obligatoria.

- Mensajes a Scariolo. Inevitable comparar el rendimiento de los jugadores del Barça en su equipo con el mostrado recientemente en la selección. Ricky Rubio ha estado excelente porque ha tenido más libertad de interpretar el ritmo del juego y porque ha tenido más referencias interiores. Vázquez ha jugado a la vez con Perovic y con N´Dong por lo que también puede hacerlo con los hermanos Gasol.

- Solidaridad. El Barça es el equipo que mejor defiende porque todos los jugadores se responsabilizan al máximo de lo que tienen que hacer sin esperar la ayuda de los compañeros, que en caso de necesitarla la tendrán. En ataque botan poco  y se pasan mucho, nada que ver con los desesperantes ataques del Real Madrid donde el balón se eternizaba en las manos de sus jugadores.

- Esperando a Claver. En la Final tuvo algún destello pero en un tiempo donde muchos nos empeñamos en reivindicarle como pieza fundamental en el futuro de nuestro baloncesto, sería bueno que Claver mostrara una mayor determinación y continuidad en sus acciones.

28 partidos después

Lunes, 5 Abril 2010

La ACB camina bajo la sombra de una lógica aplastante. Los diez primeros clasificados son las diez mejores plantillas y los dos equipos en puestos de descenso luchan contra la debilidad de sus plantillas, el infortunio y la tan manida mala dinámica. Pocos millonarios darán las apuestas en la ACB esta temporada.

Aún así hay elementos de la competición que merecen nuestra atención y que no dejan de sorprendernos.

- Canastas fuera de tiempo. Si se aplica el criterio de no rearbitrar los partidos, todo perfecto. Cuesta explicar que haya unas normas distintas para cada competición. En la Copa del Rey, el “Instant Replay” hubiera permitido anular la canasta de Salgado de hace unas semanas. ¿Y si la permanencia de un equipo dependiera de una canasta de este tipo? ¿No es tan importante como un título de Copa del Rey?. O se permite siempre la posibilidad de acudir a las cámaras de TV o nunca, pero la ACB se tira tiros en su propio pie distinguiendo entre la categoría de sus competiciones.

- Apariciones estelares. Es el principio de lo que nos viene. España sigue fabricando un gran número de buenos jugadores pero tendremos que acostumbrarnos a que no todos serán súper clases como los que han formado la mejor selección española de siempre. Estamos ante el año de la confirmación de Llull, Carlos Suárez y San Emeterio. Detrás de ellos interesantes aportaciones de Rodrigo San Miguel, Josep Franch y Txemi Urtasun en sus equipos y año irregular de Pere Tomás,  Pablo Aguilar y un Víctor Claver del que cabe esperar más.

- Premio a la paciencia. No todos los cambios de entrenadores han sido positivos. El mayor efecto se ha notado en Bilbao donde Katsikaris está confirmando todo lo bueno que apuntó en Valencia. En Fuenlabrada y Badalona no se acaba de consolidar una tendencia demasiado diferente y los problemas parecen apuntar más a deficiencias estructurales en las plantillas. Parece que en Meridiano Alicante y Lagún Aro GBC van a ver premiada su confianza en forma de permanencia . En Málaga no sabemos si por pacientes o por el contrato de Aíto lo cierto es que Unicaja parece que jugará Play Offs y seguro que no es un rival apetecible para nadie.

España de Oro: Balance

Lunes, 21 Septiembre 2009

España es campeona de Europa. A la séptima fue la vencida y sólo el título Olímpico separa a este equipo de un palmarés único en el deporte español. La victoria de España y el desarrollo del Eurobasket dejan varios apuntes que merece la pena que destaquemos.

Ganas a España. El Eurobasket paralelo al deportivo que ha jugado España ha sido digno de análisis. Los partidos perdidos frente a Serbia y Turquía desataron comentarios y rumores de manera desmedida. Había ganas de decir muchas cosas que sólo tenían sentido en la derrota, el Eurobasket de Madrid no terminó en aquel tiro de Gasol. Como cualquier colectivo España debe estar sometida a la crítica, más si el juego de España es tan pobre como en los tres primeros partidos, eso sí, aprovechar el viento de las derrotas para destapar ciertos asuntos de la convivencia del grupo huele más a oportunismo.

Scariolo. Hemos visto a un Scariolo mucho más contenido que entrenando clubes. Intentó ir contra natura en su filosofía de los últimos años y empezó utilizando mucho tiempo a los hermanos Gasol a la vez, lo que afectaba a la distribución de espacios en ataque. La preparación de los últimos cuatro partidos (mérito también de sus ayudantes) ha sido brillante, de igual manera que la gestión de las rotaciones. España ha sacado del campo físicamente a sus rivales. Su gestión de los momentos difíciles ha sido inteligente y, como siempre, ha sido el menos escuchado ya que siempre dijo que España marcaría diferencias cuando recuperara el tono físico. Sería importante que tuviera continuidad en el cargo, tiene contrato pero todo es posible.

Pau Gasol. Probablemento no ha sido el Pau Gasol más brillante pero sí el más dominante jugando con España. Está en el mejor momento de su carrera. Cuesta encontrar algún defensor que le haya incomodado mínimamente. Dentro del buen funcionamiento colectivo, su actuación merece destacarse. Esperemos que siga encontrando retos para acudir a la selección nacional. Junto a él Rudy Fernández merece destacarse por saber implicarse en aspectos del juego como la defensa y el rebote donde España era más débil. Podría haber hecho más puntos pero hubiera sido de menos utilidad para el equipo.

Los bases. El salto de calidad de España ha venido con la progresión de los bases. Ricky Rubio ha ido de menos a más. La experiencia que ha acumulado en este campeonato le será de gran utilidad a él y a España para futuros eventos. Raúl López y Cabezas han superado las dudas iniciales y han sabido adaptarse a un rol muy complicado como es el de jugar muy pocos minutos.

Y ahora qué. El verano que viene vendrá el mundial y se pondrá a prueba el hambre de esta selección. El grupo es joven y se va refrescando con jugadores como Llull o Claver que dentro de un año serán mucho más útiles. Sería conveniente que no hubiera culebrón respecto al seleccionador. ¿Se tomará Pau Gasol dos veranos libres hasta las Olimpiadas de Londres?. De momento, a disfrutar lo que tenemos y el tiempo irá dando respuesta a todas las incógnitas.