Blogs

Entradas con etiqueta ‘Victor Sada’

Sobre obsesiones, Tomic y un genio

Lunes, 10 Junio 2013

No defraudó el primer partido entre el Real Madrid y el Barcelona por las alternativas en el marcador, los recursos tácticos empleados por los dos técnicos y ese “emocionante” final que denota la tensión con la que están viviendo estos eternos rivales la lucha por el último título de la temporada. Aún así, tengo la sensación, poco compartida eso sí, que estos dos equipos son peores que los que disputaron la final la temporada pasada. Entonces los buenos minutos de ambos conjuntos eran más prolongados, ahora viven más de los momentos de inspiración individual de sus estrellas o de secundarios que alteran el guión previsto como Víctor Sada. No obstante, el partido dio para mucho incluso por exceso.

- El Barcelona y los árbitros.  Hace tiempo que técnicos y jugadores del Barcelona afrontan los partidos contra el Real Madrid con cierto aire de sospecha sobre la labor de los colegiados. Creo que esta sospecha que va camino de convertirse en obsesión les hace estar en desventaja con su rival. El Barcelona fue mejor muchos minutos del partido pero especuló con la ventaja y dejó de ser agresivo cuando el Real Madrid presentó defensas zonales en el último cuarto. Además, sigue sin ser capaz de dominar el rebote defensivo, hecho que resultó decisivo en la resolución del encuentro. Comprendo que la última jugada provocara airadas reacciones por la trascendencia de la decisión y porque lo habitual en estas jugadas es señalar falta  pero no entiendo la predisposición sobre la actuación arbitral que demuestra el equipo de Xavi Pascual cada vez que juega contra el Real Madrid.

- Mirotic y Carroll. Empiezan a tener el cartel de sospechosos habituales en las grandes citas y estoy convencido que lograrán desquitarse en algún partido. Para eso, bien haría Mirotic en volver a lo básico, controlar su ansiedad y dejar que su momento llegue. Carroll está señalado por Pascual como un elemento débil de la defensa madridista y en ataque no encuentra su espacio porque Rudy, Llull y Rodríguez (aunque éste con mucho mejor criterio) abusan de utilizar demasiados botes perjudicando la circulación de balón. Su momento llegará, seguro.

- Tomic, ¿Lo ves?. Seguro que esa corta frase salió de la boca de algún entrenador y directivo del equipo madrileño. El rendimiento de Tomic lleva una línea descendente en este Play Off. En justicia, hay que decir que el Barcelona no fue capaz de encontrarle (de hecho ni lo intentó) en los momentos decisivos del partido cuando era la principal ventaja ofensiva de su equipo. Tomic es un factor diferencial del Barcelona respecto al Real Madrid, además es un jugador que necesita para no “irse” de los partidos ser frecuentemente alimentado en situaciones cercanas al aro por eso sorprendió que, emparejado con Reyes o Slaughter, no formara parte recurrentemente del plan del Barça en ataque.

- Sergio Rodríguez y punto. Más allá de los números, la actuación del base canario fue espectacular por la demostración de personalidad, atrevimiento y seguridad con la que dirigió a su equipo en los minutos finales. Entiendo que aquello de “echarse el equipo a la espalda” debe ser esto. La evolución de Sergio Rodríguez tiene un plus fundamental, ha sido capaz de convertirse en un jugador sólido sin perder capacidad creativa, esto es, ha limitado su margen de error sin convertir su baloncesto en rutinario y previsible. Grande.

El Método Sada

Martes, 1 Marzo 2011

Víctor Sada es el jugador del momento. Siempre ha sido respetado y valorado pero quizás nunca con la unanimidad actual. Dudo que haya muchos posters del base del Regal Barcelona colgados en las habitaciones de los jóvenes amantes del baloncesto pero serían de obligada lectura todos los valores que Víctor representa.

1. ¿Qué puedo aportar al equipo o qué puede aportarme el equipo a mí?. La segunda opción ni se la plantea Sada. Su elección está clara, no quiere hacerse un hueco brillando en acciones individuales sino añadiendo pegamento a la solidez defensiva del Regal Barcelona y atendiendo todos los egos ofensivos de sus talentosos compañeros

2. Lo importante no es ser titular sino acabar los partidos. Hay muchos jugadores obsesionados con el hecho de formar parte del cinco inicial cuando la elección importante que tienen que realizar los entrenadores es decidir con quién acaban en la pista los partidos igualados. Sada raramente es titular, en ocasiones ha sido hasta el tercer base,  pero es un habitual disputando los verdaderos minutos de calidad.

3. Respeto. Me cuesta encontrar un mal gesto de Sada ante algún compañero, árbitro o rival. Es un chico que valora lo duro que le ha resultado llegar donde está, que dudante muchos años ha vivido con el sambenito de prescindible y viendo pasar innumerables fichajes en su posición. Además no se puede decir, que hasta ahora, haya gozado de un gran reconocimiento mediático. Sin embargo, no se comporta con el ánimo de pasar cuentas a nadie, sigue haciendo su trabajo con tremenda humildad y es el primero que celebra desde el banco las buenas acciones de sus compañeros.

4. Su influencia en el colectivo. La actitud de los llamados secundarios es básica para construir un grupo de éxito. A principio de temporada todos los jugadores tienen unos roles determinados. Si los llamados a ser menos importantes caen en la resignación, el victimismo y el pasotismo constante, el empuje del grupo decae. Si, por ejemplo, tienes un tercer base suplente de los bases titulares de España y Eslovenia y cada entrenamiento y cada partido su actitud es ejemplar, ¿con qué cara el quinto alero y el quinto pívot podrán permitirse “dimitir” en su empeño de aumentar la competitividad del grupo?. Respuesta: el quinto alero y el quinto pívot muerden como lo hace el tercer base y obligan a que el resto de la plantilla esté permanentemente concentrada y en tensión.

Seguro que los rivales del Regal Barcelona no dedican mucho tiempo del scouting a Víctor Sada. Sus acciones no ganan partidos, sus valores sin embargo ganan muchos y muchos campeonatos.

Músculo y talento

Lunes, 5 Octubre 2009

Detalles. Como casi siempre en equipos igualados y de primer nivel, la Supercopa se decidió por pequeños aspectos del juego que decidieron el primer título de la temporada en favor del Regal Barcelona.

El partido tuvo la tensión propia de una Final y los desajustes e imprecisiones asociados a  la pretemporada, aún así hubo muchos detalles dignos de destacarse.

.- Por dentro. La excelente y previsible gran actuación de Navarro no debe cegarnos. A día de hoy la gran diferencia entre los dos equipos está en el juego interior. El Barça tiene de todo, envergadura, calidad en el juego de bloqueo directo y el mejor jugador de Europa de espaldas a canasta, Erazem Lorbek. El Real Madrid opone la inteligencia de Garbajosa y Velickovic y el corazón de Felipe Reyes. Sin duda, grandes avales pero insuficientes ante la batería interior de los catalanes. Tengo la sensación de que Van de Spiegel y Lavrinovic no solventarán el problema tampoco.

.- Bullock. Quizás estamos asistiendo al inicio de un nuevo rol del brillante jugador estadounidense. Messina le ha mandado varios avisos en la Supercopa con cambios después de errores en defensa. Habrá que seguir atentos a cómo se adapta Bullock ante la nueva situación.

.- EL “Tres o alero alto”. El Real Madrid renunció a Dasic en el partido e intentó pelear contra Mickeal con el aplicado Hansen. Mickeal no fue decisivo pero generó superioridades en el ataque del Regal Barcelona. Conclusión. Menos en la posición de escolta en el resto de emparejamientos el equipo de Xavi Pascual superaba físicamente al Real Madrid. A igualdad de talento, el poderío físico resultó decisivo.

.- Víctor Sada. Ya sé que no fue el mejor de los vencedores. Pero merece un reconocimiento el trabajo de este chico, capaz  de superar y competir contra cualquier compañero de puesto y hacer valer sus innumerables virtudes. No me parece relevante que empezara como titular el partido, lo meritorio es que fuera capaz de ser el base del Barça en los momentos decisivos.

Conclusiones coperas

Lunes, 23 Febrero 2009

El Tau Vitoria ha sido un justísimo campeón de una edición en la que el partido de la Final ha valido por toda la competición que no ha vivido grandísimos momentos de baloncesto hasta su último partido.

Los vitorianos demostraron ser el mejor equipo del momento, dieron una lección de recursos durante todos sus partidos y cerraron el título gracias a la extraordinaria prórroga jugada por Pete Mickeal. Curioso caso el de este jugador, estrella de equipos pequeños que ha sabido asumir un papel distinto pero igualmente decisivo en el Tau. Mickeal fue el hombre de la final de la liga ACB pasada, me consta que su actuación influyó de manera decisiva en la confección de la plantilla de los rivales del Tau, hecho justificado si analizamos las prestaciones de un jugador consistente en los pequeños y en los grandes detalles.

Dignísimo finalista Unicaja de Málaga, un equipo con el sello de su entrenador que empezó a preparar a su equipo para la Copa del Rey tocándole el orgullo a sus jugadores con sus declaraciones después de la derrota frente a Murcia. Es Unicaja un grupo con muchos jugadores de notable, quizás con uno sobresaliente (Haislip) pero que apunta a proyecto sólido si se le da continuidad a la maestría de Aíto en el banquillo.

La Copa debe servir también para que MMT Estudiantes siga dando pasitos en busca de la identidad perdida. Sus dos partidos en esta edición solo deben dejar noticias positivas que deben tener su continuidad en la ACB.

Real Madrid y Regal Barcelona se han dejado algo más que un título en el Palacio de los Deportes. Los blancos, como ya hemos comentado, han transmitido poca química, irregularidad en el juego y falta de alternativas a los perennes Bullock y Reyes. La plantilla tiene un orgullo estimable que la hace ser competitiva pero son demasiados jugadores los que no parecen del agrado del entrenador y aún queda mucha temporada por delante.

El Regal Barcelona estuvo sólido frente al Real Madrid, pero decepcionó frente al Tau Vitoria. El título se le empezó a escapar al equipo catalán desde el puesto de base donde Sada, un gran segundo base, ha tenido que asumir más minutos por la ausencia de Lakovic y la falta de confianza de Xavi Pascual en Barret. La plantilla del Barça es de una gran calidad pero falta un punto de competitividad en determinados jugadores, algo que ya se ha demostrado en determinados partidos en esta temporada. Además, uno de sus grandes jugadores como Andersen está pisando cada vez menos el territorio donde es más dañino y se empeña en convertir en activo fundamental de su juego acciones que deberían constituir un recurso.