Blogs

Salvar la cabeza

En aquella película había que salvar al soldado Ryan. ¿La recuerdan?. En el Real Madrid hay que salvar la cabeza de Ramón Calderón. Hay que conseguir, cueste lo que cueste, que la guillotina del 7-D (asamblea de compromisarios) no separe  la cabeza de Ramón Calderón del “cuerpo presidencial” del Real Madrid.
-¿Nos cargamos a Schuster hoy? ¿Esperamos al sábado? ¿Qué hacemos?-andan deshojando.
Cábalas. Si hoy y su sustituto no resuelve la crisis, malo. Si el sabado y el equipo no deja de perder, malo, malo: dos veces malo. -Lo mejor es no perder la calma. “Sosegaos”, que decía Felipe II a sus dignatarios.

El fútbol, en esto de guillotinar cabezas, es más soso y rutinario que un mono enjaulado. Culpable Schuster, se lee, acusan voces, se escribe. Schuster, a la arena del circo para  saciar las iras de las “fieras” y “salvar” la cabeza del presidente. Y no, no es eso, o, bueno, no, no debe  ser eso. Pero si no eso, ¿qué hay que hacer para salvar la cabeza del presidente?.

Pura irracionalidad. Como siempre. Conste: Schuster  es seco y huraño y soberbio. Pero sólo es una parte de la culpa.
-¿Acaso hay más culpables? Sí. Dos más: el primero de todos, por no “racionalizar el trabajo y las funciones y los deberes de cuerpo técnico”, el presidente. Que habla cuando debería callar y calla -o se esconde- cuando debería hablar. El Real Madrid de Schuster es más bien el Real Madrid de Mijatovic, hay que recordar una vez más. Mijatovic compró jugadores que no le había pedido Schuster, y Schuster, responsable del “rendimiento” del equipo, ha tenido que pechar, a la trágala, con lo que no había pedido: ésta es la gran realidad. El otro culpable,  por lo tanto, es, sin discusión, Mijatovic.
-Sin embargo,en su momento (hoy,mañana,el sabado,cuando sea),siguiendo la necia e inquisitorial tradición,la cabeza seccionada será la de Schuster.

Así es. El futbol ni tan siquiera  es “neoconservador” (lo que se lleva ahora), es cavernícolamente “retroconservador”.
Y Mijatovic, angelito, seguirá fichando caro, frágil y vetusto”. Y el presidente Calderón, “el presidente pisaverde”,s egún  David Gistau en “El Mundo”, exhibiéndo su abufandado cuello  en saraos, pasarelas y entierros (el de Schuster).

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , ,

Una respuesta a “Salvar la cabeza”

  1. antonio lorenzo dice:

    Admirado Miguel, dirás lo que quieras de Ramón Calderón y coincido en muchas de tus apreciaciones, pero… ¡por favor!, que no venga otro Florentino. Ese sí que es soberbio.
    Recuerdo lejanamente que a Rijkaard estuvieron a punto de guillotinarle en su primero o segundo año por una racha nefasta de resultados. Tuvieron paciencia y la apuesta fue acertada. Por cierto… ¿que te parecería fichar a Rijkaard para el Madrid?

Deja tu comentario