Blogs

Gracias, señor Boluda

Sin la distancia más corta entre dos puntos es la recta, Vicente Boluda era la recta entre el denigrado Real Madrid de Ramón Calderón y el Real Madid del “deseado” Florentino Pérez.

Confirmar a Vicente Boluda era la condición “sine qua non” para dejar atrás la “noche negra” (así la calificó un compromisario) de Ramón Calderón.

Vicente Boluda, en la Asamblea, ha sentado cátedra de elegancia y respeto. Algún que otro interviniente trató de removerle las bilis,”¡a ver si salta!”, pero ni por ésas.Boluda es un demócrata de casta.

-¿Cómo es un democráta de casta?

El que no se sirve de los demás. Dijo un cínico que la democracia es el arte de servirse de los demás haciéndoles creer que se les sirve, y dijo Oscar Wilde que sólo los cínicos dicen las verdades que nadie se atreve a decir.

Vicente Boluda puede gritar: “Estoy aquí sirviéndo al Real Madrid a cambio de nada”. Con nadie se desmelenó, ni siquiera con los grosero, que los hubo. A nadie le alzó la voz.A todos, uno a uno,contestó. Elegante, respetuoso, incluso con quien le soltó: “Ratificarle a usted es facilitarle el camino a Florentino Pérez“. A los que le acusaron, más o menos veladamente, de florentinista, les contestó con sosiego: “Como usted, igual que usted, yo lo único que quiero es que haya eleccciones, y mejor cuanto antes. Luego me iré”.

Sugirió un interviniente, también, que sería deseable una rebaja del 20 por ciento en las cuotas de los socios, “que la crisis es muy grave”. Otro se refirió a la necesidad, urgente, de que el Real Madrid recupere su señorío, y deploró que un grupo de seguidores blancos llamasen “hijo de puta” a Fernando Torres, en Liverpool.

El clima de la Asamblea fue,en general, modélico. Y Vicente Bolunda, el presidente interino entre el ayer de Ramón Calderón y el futuro de Florentino Pérez,”firmó” un trabajo más que excelente. Salvado por Boluda, en fin, el climaterio de su interinidad, que, desgraciadamente, pocos le agradecerán.

-Es que las unanimidades son aburridas.

Quizá sí.

A Florentino, de cuyo retorno no duda nadie, le aguarda un futuro nada fácil de trabajo y restauración.

-Y es de esperar -voceó un asambleista- que no tenga que vender más patrimonio para “rehacer el equipo” o condonar deudas. Que así también yo soy presidente.

Boluda, hecho insólito, hay que destacarlo una vez más, ha hecho “gratis” su trabajo. Quiere para él lo mismo que para el Real Madrid: “Unidad, paz, amistad”.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario