Blogs

El ‘evalua’ a Madrid

Hay que recelar del número dos. Yo recelo. El pasado 2 de Mayo, sábado, el Barça fosfatinó en el Bernabéu a Madrid, que Madrid es el ex oso, el ex madroño y el Real Madrid. Y el próximo 2 de Octubre, que afortunadamente no cae en sábado sino en viernes, el Comité Olímpico Internacinal decidirá la sede de los Juegos Olímpicos de 2016, a la que aspiran, con Madrid, Río de Janiero, Tokio y Chicago.

Visitan la ciudad de Madrid, desde hoy al viernes,13 (otro número sombrón y cenizo) hombres “evaluadores” del COI.

-¿Por qué no justos, oiga?.

El COI -sé lo que me digo,pues lo digo por experiencia- es un cuerpo híbrido de señores arrogantes y cofrades del buen vivir.

-Como soy del COI -me decía uno de esos cofrades, en Méjico, cuando los Juegos Olímpicos de este país-, allí donde voy el anfitrión me recibe con alfombra roja y halagos indescriptibles.

Cierto, ciertísimo. El príncipe Alberto de Mónaco, tan príncipe como gurrumino, hizo mucho daño a la candidatura de España 2012 con un comentario tan sorprendentemene enemistoso como enemistosame doloso. Unido ese comentario, que caló, a la chuminada de ZP (no despegó su nalgatorio del asiento cuando pasó por delante de su naso y de sus circunflejas cejas la bandera de USA) y a la “influencia majestuosa y diplomática” de los ingleses, lo que parecía factible, muy factible (por casi todas las exigencias normativas del COI) para España, los chamanes del híbrido organismo se lo dieron a Lóndres. ¡Hombres justos!.

El COI, además, miente más que ZP; y políticamente su color es el color del “que tiene más poder”. Y Obama es Chicago, o sea que si Obama, de verdad, susurra: “Cómo me gustaría ver a Chicago vestida de ciudad olímpica 2016″, su susurro, su silbidito, ni se dude, calará en el COI, tan “políticamente justa”, o sea “tan incorrectamente justa”.

Madrid,según su eslogan, tiene “una corazonada” y una “cajita mágica”. (La “Caja Mágica” del tenis: maravillosa arquitectónicamente). No perdamos, por lo tanto, la fe.

-Mire usted, yo soy muy moderno, muy laico, pero mi mujer y yo vamos a misa casi todos los domingos, la costumbre, ¿sabe usted?, y cuando tenemos preocupaciones gordas rezamos y Dios, que como es tan bueno nos escucha. Pero como voto al PSOE, pues, claro, soy laico .-me razonaba recientemente un conocido.

Rezemos. Y respetemos la fe de los laicos que votan al PSOE.A ver si el COI, por una vez, es “mágico y justo”.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario