Blogs

La Liga de Fútbol Profesional contra el pueblo soberano

Cine y fútbol. Hollywood, en su adolescencia, era arte. El cine era el Séptimo Arte. Ya no: ahora el cine es industria, y Hollywood la industria del cine.

-Qué razón tenía el filósofo: nada muere, todo se transforma.
Como el fútbol. ¿Es deporte el fútbol, es industria? El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, José Luis Astiazarán, al referirse al fútbol, no dice “el deporte del fútbol, sino la industria del fútbol”. El fútbol, pues, como el cine.

El fútbol, en España, está empeñado hasta las arrugas del entrecejo.
-Globalmente, sin señalar a ningún club, ¿a cuánto asciende su deuda?
-Más o menos, más bien más que menos, a unos siete mil millones de euros.

La derogación de la Ley Beckham, tan injusta, afecta sólo a unos cincuenta futbolistas, pero la LFP ha puesto en belicosa y briosa erección su disgusto.Y ha decido que el Gobierno, a cambio de la abolición de la Ley Beckham, debe ser generoso con el fútbol. ¿Con el fútbol o con los clubes?

Pide la LFP varias cosas: menos IVA (creo que tiene razón), más dinero de las Quinielas (ahora, de ese juego, las Diputaciones reciben el 10%, el fútbol el 7%: creo que tiene razón también y nada de fútbol gratis en las cadenas de televisión, incluso pretende -al parecer- cobrar de los resúmenes de tres minutos. ¡A esto no! ¡No y no! El fútbol es el “ocio del pueblo, y sin pueblo, no hay fútbol.

-¿Está usted haciéndo demagogia?
Si se quiere ver así, sí; pero sin demagogia, a veces, no hay equidad ni justicia ni sentido común. Convertir el fútbol (lo que pretende la LFP) en una  máquina o industria de fabricar dinero para despilfarrarlo haciendo millonarios a cincuenta o cien fútbolistas a costa del “pueblo soberano”¡no y no!.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , ,

Deja tu comentario