Blogs

Miedo al estadio Calderón

Miedo al estadio Calderón. Miedo al público del Calderón

El Calderón acollona. Agarrota.

-Vaya, que la culpa de los malos partidos del Atlético es el Calderón.

Quique Sánchez Flores, en plan catarata, ha dicho que no es fácil jugar en el Calderón; que en el Calderón, ayer, el equipo jugó acoquinado; que lo peor no ha pasado aún y que la afición del Calderón está cansada, desilusionada y decepcionada.

-Miedo escénico. Complejo de estadio. Síndrome de pánico a los “nuestros” .Lo que faltaba.

Pues sí o pues no. O vaya usted a saber. El fútbol, se mire como se mire,no es fácil de analizar psicológicamente. Quique Sánchez Flóres está claro que no puede con el Atlético, con “este “Atlético,como tan poco pudo con “este” Atlético su antecesor. ¿Echar a Quique? No. La solución no es ésa, pero ¿cuál es? Que levante la mano quien la tenga,a ver, usted que me lee, amigo, lector, ¿tiene usted remedio para este Atlético que en teoría tiene una plantilla más que aceptable? O eso creeemos.

-A Pellegrini -me refería ayer un directivo del Real Madrid-, tras lo de Alcorcón, quisimos echarle casi todos. No vale. El Real Madrid es mucho equipo y él es poco entrenador para este Real Madrid,s e dijo, dijimos. Florentino Pérez, menos mal, dijo: “Nada de echarle.Locuras, no”. Contra el Valencia, y en Valencia, y sin Kaká y sin Cristiano, el Real Madrid del discutido Pellegrini hace sin embargo un partidazo de garra, testoterona y admiración sublime. “Como en los viejos tiempos de Bernabéu”, pensé. ¿Qué,hubieramos acertado poniendo en la calle a Pellegrini?.

Poliédrica y enigmática la psicología del fútbol. Y el fútbol en sí. El mejor Real Madrid de la temporada, el másaguerrido y espartano, se ha visto en Valencia con Cristiano y Kaká de espectadores Fútbol es fútbol, sí, señor Boskov, de igual modo que ZP es ZP .Fútbol y ZP, tal para cual.

El Atlético,para uno -lo repito de nuevo- no es el entrenador,tampoco es el equipo. Desde que lo soberanizó la dinastía Gil y Gil y sus herederos, el Atlético es una “cosa” desnortada. El “fuego de hogar” es importante,  también en el fútbol.Y en el Atlético, en mi sentir y ver y por lo que sé, falta ese fuego de hogar,entre otros fuegos.

¿Echar también a Quique? Tengo mis dudas. La enfermedad del Atlético es psicológica y de fuego de hogar. Su mal está en “las alturas”. En la cúspide de la organización: Marin, Carezo…¿Claro que quién los echa, o cómo se les echa?.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu comentario