Blogs

2010: Asfalto y césped

Está ahí ya, brote verde de ilusión y vida, esperando que le digamos, “sal, vive, respira año 2010″. Año 2010, año de césped y asfato. Lo del césped por el Mundial  de Fútbol y lo del asfalto por la Fórmula 1 y  la Moto GP.
-Sed buenos y competitivos - dijo hoy en su homilía, comentando el Evangelio, el sacerdote jesuita.
Pensé, por buenos y competitivos, en Xavi, Iniesta, Torres, Villa y compañía, todos ellos borceguíes de laurel y talento; y por competitivos y buenos, pensé en  Fernando Alonso, Pedrosa y Jorge Lorenzo.

2010, según el gurú economista Ramón Tamames, va a ser, en cuanto a paro y todas esas angustias que nos angustian, peor que este 2009 en tiempo de extinción. El profesor Tamames me acollona porque dice lo que sabe, sabe lo que dice y sus decires, por sabios, amedrentan, al menos a un. A otros les oigo pero ni caso, sus decires no me intimidan.
Desde que se descuajeringó el globo del ladrillo, España, como consuelo, sólo ha dado “frutos maduros” en el asfalto y en el césped. El retorno de Schumacher depara, según todos, un cañonazo” de F1 no apto para cardíacos. A la “grupa” de su Ferrari, Fernando Alonso volverá a ser el Principe de Asturias del asfalto que dejó de ser en los últimos años, y Schumacher, que no entiende la vida sin la emoción del riesgo, va a tener que correr como el  formidable “baby” que fue.

“El “baby boom” de la F1 2010 lo componen, con Alonso, Button y Hamilto, y los tres, compitiendo tanto ellos como contra Schumacher, presagian mucha emoción para los teleespectadores y colosales  audiencias  para las televisiones.2010, por lo tanto, año de bienes para la F1 y también para la Moto GP, donde el pequeño  y grande Lorenzo intentará “destronar”, y esta vez a a poder -ojalá, al mágico e incombustible Rossi.
-Este año -por 2009- he aprendido mucho, cada vez me siento más cerca de Rossi (de ganarle, claro) -dijo hace unas semanas el cerebrito Lorenzo, que el chaval, de verdad, tiene un cajón neuronal envidiable. También el otro cajón.
Año el 2010, pues, de bullente emoción en  el asfalto y de interés más que efervescente en el fútbol por el Mundial de Suráfrica, que nunca gana, según acaba de decir Kaká, la selección favorita.

Mi fervoroso y cristiano deseo para 2010: que se equivoquen estridentemente en sus augurios los omnisapientes  predictores Tamames y Kaká.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu comentario