Blogs

Cinco días de gloria o de tanatorio

El estilo es el hombre. Guardiola: he aquí un hombre con estilo. El Barça afronta a partir de hoy su semana de oro y laurel o su semana de tanaTorio: el Arsenal y el Real Madrid. Dos titanes con furia (la película, bueno :pasable). Guardiola tiene una plantilla. Matiza que una cosa es el vestuario (el de los titulares, el de los intocables, el de los reputados)  y otra  la plantilla: en ésta integra a los que son y a los que aún no han sido pero empiezan a ser.

-Estamos -ha dicho- justos de fuerzas. El desgaste ha sido grande.

A continuación, en magistral lección psicológica de inteligencia, dice que “está en deuda con Bojan” (por su partido de ayer), y que el Barça no sólo son él y los jugadores consagrados y los jugdores que empiezan a emerger, sino también la gente blaugrana. “Donde no lleguemos nosotros, nos tienen que llevar y animar los que nos quieren”.

Estilo Guardiola; sentido común, fe, humildad. Henry, que podría estar de morretes con él (es un titular decadente), lo ha ponderado  en Inglaterra: “Imposible enfadarse con él; hace siempre lo que debe hacer”. Cuando lo bendicen hasta los “decadentes”, es por algo.

Ese algo es que se enfrenta, en menos de cinco días, a dos bombas de relojería: el Arsenal, que no sabe lo que es rendirse como bien demostró en su casa al evitar el match ball del Barça cuando estaba virtualmente noqueado con el 0-2. Lo igualó y se dijo: “Hasta el partido de vuelta en el Nou Camp, Lucas”.

Guardiola se la juega literalmente esta semana, y el fútbol, no se olvide, es volátil y desagradecido en sus emociones. Ganas, te adoro; sucumbes, adiós, Lucas.

De momento, ante el Athletic, Guardiola, con una alineación tan valiente como impensable, demostró que su estilo enriquece e iguala a todos, a ricos y a no ricos, a gloriosos y a casi nonatos.

Guardiola, por lo que leo en la prensa extranjera, es ya técnico “suficientemente consagrado”. Se valora en él, y mucho, que el Barça, con él, “es una plantilla de iguales”. La cacareada igualdad, la dificil fraternidad convivencial.

-Usted -se me dice de vez en cuando con sonsonete sarcástico - escribe siempre con unción de Guardiola.
Cierto, y es que Guardiola sabe hacerse entender y querer, lo cual en fútbol es casi un arte.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags:

Deja tu comentario