Blogs

Bielsa y Del Bosque

La psique humana de muchos está todavía en el nivel del primate: envidia, celos, ego, liderazgo.

-Perdone: yo creo que de muchos no, sino de todos.

Del Bosque es la calma y el sosiego. Su colega Marcelo Bielsa, amigo de Valdano, lector voraz, escéptico, sólo cree en el trabajo. Bielsa es el alma del estilo de juego de Chile. Del Bosque es el continuador del estilo de Luis Aragonés. Bielsa habla poco con los periodistas.

-¿Acaso los detesta usted? -le preguntaron una vez.

-En absoluto. Sólo que ellos ven las cosas de una manera y yo de otra. No hay hostilidad, sólo cierta incompatibilidad.

Dicen que habla como un filósofo y que ha hecho del fútbol su filosofía. El fútbol para él es un juego humano para mitigar la dureza de la vida: “Un juego muy inteligente sociológicamente”, puntualiza.

Razón no le falta, al contrario: le sobra. Bielsa, contra España, se juega la gloria, en la que no cree. “La gloria, en el fútbol, es efímera: es un frágil puente entre dos resultados”.

Efímera,exacto. Del Bosque, hiperbolizado hasta el día del susto con derrota ante la láctea y basáltica Suiza, empieza a ser discutido, mayoritariamente por el descortés Luis Aragonés. La cortesía no es precisamente semilla que germine en España como los olivos en Jaén y los almendros en Allicante.

-A ver, la verdad, hoy, ahora, ¿qué opina  usted de Del Bosque?

-Que volverá a ser glorificado si se gana Chile y que lo machacarán sin piedad si, por el contrario, hay tropezón de derrota. El fútbol es pura y dura pasión, y la pasión no discierne: siente.

Bielsa, en cambio, ha llevado tan alto y tan lejos a Chile, al margen del resultado con España, que hoy y ahora es, sin retincencias, admirado ídolo entre los chilenos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario