Blogs

El ‘quid divinus’ de Villa

Villa es la figura, el crack, de la selección nacional. Es imagen y efigie en España y en todo el mundo. Hasta la BBC, tan oxfordiana y tacaña en lisonjas con lo foráneo, admira el “genio” del neoazulgrana. “Está dotado para el gol”, destaca.
Villa, en efecto, posee “quid divinus”, o sea talento divino. Magia celestial. Hay quien nace príncipe por la gracia de Dios, como “nuestro” Felipe, y hay quien nace bienaventurado para el gol como Villa.
-El gol “se tiene o no se tiene”.
Se lo oí por primera vez a Di Stefano. Molowny, otro sabio, lo decía de este otro modo:
-Hugo Sánchez y el gol nacieron el uno para el otro.
¿Estaría España en los cuartos de final sin el “quid divinus” de Villa? Enigma ¿Por qué se les ha “grifado” el “quid divinus” al venerado  Cristiano Ronaldo y al idolotarado Rooney? Si fútbol es fútbolo, también fútbol es más que fútbol: luego más enigma.
El fútbol es enigmático, sí. El Real Madrid fichó y desechó a Robinho, a Robben y a Sneijder. Los tres pasaron por el glorioso Real Madrid sin gloria ¿Fracasaron? Si hay que evaluarlos por el dividendo del rendimiento, sí. Los tres, sin embargo, están haciéndolo de cine 3D en el Mundial de África. En cuanto a Cristiano Ronaldo, ciertamente ha sido un  impensado  e impensable fiasco para Portugal: gris, poco diligente y sólo un gol de “churrete” ¿Ha fracasado Cristiano? Para los portugueses, sí; no así para el Real Madrid, donde hace goles y a veces hasta  hace atléticamente el Batman, sobre todo cuando resopla y abre ceremoniosa majestuosamente en compas las piernas para ejecutar una falta.
Villa, en fin, es el fichaje estrella, para uno, de la temporada. El Barça, sencillamente, se lo ha pisado al Real Madrid, cuyos nada divinos técnicos en fichajes -insisto en esto- postergaron a Villa en beneficio del carisímo, neditísimo y “reserva” Benzema.
-Y menos mal que nos quedamos con Higuaín -me susurra un compañero de junta directiva de Florentino Pérez-, que hubo un momento en que casi se le colgó el cartel de “se vende”.
Con Villa, Xavi e Iniesta, el Barça, sencillamente, tiene una trinidad divina.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario