Blogs

Al margen de gustos

España hoy, al margen de gustos, es ZP en la Moncloa, es Torrente en el cine, es Belén Esteban en Telecinco, es otra vez, como en 1936, chicos y chicas -digamoslo así, sin ira- profanando la Casa de Dios (uno es católico, a pesar de que uno, como muchos seres, es también un ser de dudas). Y España, en fin, es la televisión.
-Salgo en la televisión, soy alguien -que proclaman actores,presentadores, periodistas y tertulianos, entre otros oficiantes.
La televisión, sencillamente, universaliza. Si el Barça y el Real Madrid son en la aldea global lo que son es por el telefútbol que manufarcturan y seduce, y si España es conocida en aldeas nimias pero con televisión de la aldea global es gracias al bello y triunfador futbol que telehilan el Barça y el Real Madrid.
-¿No exagera usted?
- Ni un insignificante granito de arena
Uno, de vez en cuando, cruza los Pirineos por tierra y aire (por mar, imposible). Y lee y escucha (oir es otra cosa). Y deduce: España le debe muchísimo al fútbol, “ese juego, esa chorrada, esa pérdida de tiempo de demediados mentales “, que despectivamente exclama de él la casposa capa (tan ancha y dilatada) de la progresista casta.
Hace dos o tres días publicaron “en pequeñito” algunos periódicos, que no todos, la noticia de la sanción de tres partidos y multa de 34.500 euros a Sir Fergusón, nada menos, por un tendencioso comentario que hizo del árbitro Martin Atkinson.
-Oiga, ¿por qué no destacan ustedes en los medios estas cosas? -me sugiere hoy mismo por teléfono un lector de esta página digital de “El Economista”.
Me he dicho en el acto : tiene razón. Y la tiene porque ayer mismo, acabado el partido entre el Atlético y el Real Madrid, por ejemplo, Quique S. Flores se quejó del árbitro con esta no menos tendenciosa y desacreditadora frase: “Sería mejor para todos que Teixeira no volviese a arbitrar al Atlético”. Comparen la “sutileza del uno y del otro. Lo que Sir Ferguson dijo de Martin Arkinson fue esto tan “pueril”: “Cuando supe que nos iba a arbitrar, me lo temí”.
-Qué tontería -pensarán ustedes.
Tal vez. Pero, ¿por qué no escardar del fútbol las frases que atentan contra la dignidad de las personas y los insultos como “Múerete, Cristiano” o “Marcelo ,eres un mono”? ¿Y por qué no castigar también,por descontado, a los jugadores que, con gestos provocativos como los del magno crack CR7, provocan a los públicos?
Es que estas cosas salen y se ven también en la universalizadora televisión.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario